La homeopatía es un método terapéutico que puede complementar a otros métodos. Es un tema algo controvertido, porque tiene defensores y detractores por todas partes.

Muchos médicos afirman que la homeopatía es un timo y que no hace absolutamente nada….sin embargo, también hay muchos otros médicos, enfermeras y farmacéuticos que pensamos diferente. Lo cierto es que si nos paramos a pensar en sus características, puede parecer algo extraño pero es que FUNCIONA y eso es algo que se debe tener en cuenta.


De hecho, aunque hay personas reticentes a la hora de probar un tratamiento de homeopatía la primera vez, una vez que lo han probado y han visto su eficacia suelen repetir.

En la farmacia de mi barrio siempre me comentan que cuando alguien prueba la homeopatía, después ya no quieres otra cosa 🙂

¿Cómo actúa la homeopatía?

– Los principios activos que se utilizan en homeopatía se diluyen muchísimo, hasta dosis infinitesimales, pero siguen teniendo efectos terapéuticos.

– Se basa en el principio de la similitud que significa que las sustancias que se dan en forma diluida, si se administraran en altas dosis, podrían provocar la enfermedad que están curando. La medicina tradicional se basa en que «lo diferente cura» y la homeopatía cree que «lo que es igual, cura». Un ejemplo para explicarme mejor: si una persona tiene nauseas y vómitos, la medicina tradicional le dará algo que elimina las nauseas y los vómitos, pero la homeopatía le dará algo que «provoca» nauseas y vomitos sólo que será en dosis infinitesimales para actuar en el mismo sentido que las defensas de la persona y siendo curativo.

– La idea es estimular las propias defensas de nuestro organismo para que sean más eficaces siendo la propia persona la que se cura a si misma, con algo de ayuda de la homeopatía.

– Al diluir tanto los principios activos homeopáticos no producen efectos secundarios, por lo que pueden tomarse durante el embarazo sin ningún problema.

¿Qué molestias del embarazo mejoran con la homeopatía?

– Las nauseas y vómitos. Tanto las matinales como las que mejoran comiendo

– La acidez de estómago

– La aerofagia

– El estreñimiento

– Las hemorroides

– Las varices

– Calambres

– Cistitis

– Lumbalgia

– Ansiedad

– Gripe, catarro, tos…

– Vaginitis

¿Y en el parto y postparto?

También podemos ayudarnos con la homeopatía porque se puede mejorar la dilatación del cuello del útero, prevenir las hemorragias, mejorar el cansancio tras el parto, favorecer la cicatrización si hay episiotomía, mejorar la depresión post-parto, mejorar la incontinencia urinaria…

Conclusión

La homeopatía se utiliza por muchos ginecólogos y matronas para ayudar a mejorar las molestias del embarazo, para ayudar en el parto y también en el postparto.

Si la medicina tradicional no está funcionando contigo ¿por qué no probar algo diferente? pregunta a tu médico porque quizás te sorprendas.

 

Foto: Zole4 en FreeDigitalPhotos.net