Hoy contamos con la experta Cristina Silvente para el artículo de la Serie: con los niños NO y tengo que decir que es un honor contar con su experiencia porque es una profesional increíble (que además fué profesora mía hace tres años jeje).

Ella es psicóloga de la Salud y Perinatal. Atiende en su consulta privada y además imparte cursos sobre psicología en la Universidad, participa en foros y congresos relacionados con la maternidad y la psicología perinatal. Puedes leer sus articulos en su blog.

Os dejo con la entrevista:

Cristina, hoy quiero que hablemos de un tema del que casi nadie habla: los abusos sexuales a menores ¿Por qué crees que nos cuesta tanto hablar de este tema y enfrentarnos a él?

No es un tema agradable. Abusar sexualmente de un niño nos pone en jaque. Quiere decir admitir que una persona es capaz de hacer algo horrendo, y que hay niños y niños a los que no hemos evitado el mal. Es algo demasiado impactante, y como tal, nuestra mente puede negar antes que admitirlo y hacer algo.

¿Existe un perfil de abusador? ¿podemos “detectarlo” de alguna manera?

Es complicado. Normalmente el abusador suele aparecer como una persona normal, o incluso con muy buena aceptación social en algunos casos. Son personas cercanas al niño o niña, bien de la familia, de su entorno inmediato, que normalmente nadie se imagina que harían nada, pues si fuera así, nadie dejaría a sus hijos cerca.

¿Existen personas más accesibles que otras para un abusador? Es decir ¿los abusadores buscan un perfil concreto de persona o cualquiera podría ser víctima de un abuso?

[pullquote]el abusador normalmente busca lo que tiene cerca, accesible, y que sea fácil de mantener el «secreto» [/pullquote]

No sé si buscan un perfil concreto, creo que eso ya vendría dado más por la historia propia del abusador. Lo que sí es que el abusador normalmente busca lo que tiene cerca, accesible, y que sea fácil de mantener el «secreto».  Un porcentaje alto de abusadores son del entorno inmediato del niño o la niña (sobre un 70%).

La mayoría de los abusos se producen en el entorno de amigos o familiares del niño ¿Por qué crees que ocurre esto? ¿el abusador no teme que el niño le delate?

Más o menos ya lo he dicho, el abusador actúa con lo accesible, y pensando en que el niño o niña no le delatará. Y si lo hace, siempre lo negará.

¿Por qué crees que la mayoría de la gente sigue teniendo tanto miedo a que sus hijos hablen con desconocidos cuando la mayoría de abusadores son amigos o familiares?

Supongo que es un mito como hay tantos. Pero también hay desconocidos que abusan. Deberíamos focalizar más la atención en darles herramientas a nuestros hijos.

¿Existe alguna forma de prevenir el abuso? ¿Qué se puede hacer en el seno familiar para dotar a nuestros hijos con estrategias de prevención?

Establecer un apego seguro sería la base de su fortaleza psicológica. Atender sus emociones, darles la importancia que tienen para ellos, creerles. Crear autoestima y seguridad. Respetar su cuerpo y su sentir, esto es, no obligarles a dar besos ni hacerles chantaje con el que «sino no te querrán», enseñarles de alguna manera que nadie tiene derecho a tocarles sin su permiso. También respetar cuando no se quieren quedar con alguien. [pullquote]Establecer un apego seguro sería la base de su fortaleza psicológica[/pullquote]

Es necesario darse cuenta de que estos hechos ocurren y hablar con los niños/as para que ellos puedan avisaros en caso de que pase algo que no les gusta o incomoda.

Parece ser que cuando un niño se atreve a confesar un abuso, es difícil que le crean ¿Por qué crees que los padres no creen a sus hijos en este caso?

Porque normalmente son personas cercanas, conocidas de los padres (o los mismos padres), que en otros aspectos tienen un comportamiento totalmente normal y no encaja en haberse comportado de una manera tan horrible o dañina.

Es muy difícil de digerir que como madre o padre has expuesto a tu hijo a un peligro así y que es encima una persona conocida a la que seguramente apreciabas por otras razones. La primera reacción es un «no puede ser». Pero un niño o niña difícilmente se va a inventar algo que no ha visto o experimentado nunca, y menos dar ciertos detalles.

¿Qué pueden hacer los padres de un niño que confiesa haber sufrido un abuso sexual para ayudarle?

Este tema es más complejo. Lo primero de todo, creerle. Muchas personas adultas han tenido procesos peores a causa de no haber sido creídos o defendidos. Dar la seguridad de que no volverá a pasar, de que están a salvo.

[pullquote]Muchas personas adultas han tenido procesos peores a causa de no haber sido creídos o defendidos[/pullquote]

Hay quien cree que es importante denunciar, pero dada la experiencia que tenemos en nuestro país y en muchos, a veces es un proceso demasiado largo, incluso de años, y doloroso para el niño/a y hay que tenerlo en cuenta. Buscar ayuda legal, psicológica y social en entidades dedicadas a ello.

¿Qué consecuencias puede haber en el niño que ha sufrido abusos?

Las consecuencias pueden ser muy diversas en función de varios factores, la edad del niño/a, la duración del abuso, la persona abusadora, el apego establecido con los padres, otros acontecimientos en la vida del menor, etc.

Puede ser desde baja autoestima, poca confianza en el propio cuerpo, dificultades para dormir, para autocalmarse (y necesitar de agentes externos, la comida, las compras, el sexo, las drogas para tranquilizarse, incluso autolesionarse), desconfianza en las personas, dificultades de concentración, hiperactividad, depresión, ansiedad, disociación. Esto no quiere decir que las personas que tengan estos síntomas sean personas abusadas, porque hay muchas causas que dan síntomas parecidos, pero sí que hay diversidad de consecuencias, algunas pueden ser muy graves.

¿Hay alguna forma de reconducir la situación o un niño que ha sido abusado sufrirá las secuelas para siempre?

Dependerá, como decía, de la respuesta del entorno en gran medida, y de la base de salud mental que tenga, de cómo haya sido su crianza. La primera respuesta debería ser darle seguridad, que aquello acabó y que no volverá a ocurrir. [pullquote]La primera respuesta debería ser darle seguridad, que aquello acabó y que no volverá a ocurrir[/pullquote]

Evidentemente se puede intervenir psicoterapéuticamente. Hay personas que no muestran ninguna secuela o muy pocas o leves, dependiendo de cómo haya sido la experiencia, cómo se haya integrado, etc. La resiliencia existe por fortuna.

¡Muchas gracias!

Puedes ver los anteriores artículos publicados en la Serie de Artículos: con los niños no aqui:

– Serie de Artículos: con los niños NO

– Un niño que se sabe amado y aceptado es menos vulnerable: Entrevista a Olga Carmona

– Los abusadores se sienten enormemente frágiles a nivel interior: Entrevista Mónica Serrano

– La familia es un entorno de protección vital, debemos crear entornor de confianza y respeto: Entrevista Sara Jort