A mi me gusta dormir con mis hijas, de hecho me encanta! y aunque hay personas que opinan que eso es horrible, lo cierto es que yo sólo le veo ventajas. Podéis verlas aquiaqui, aqui aqui y aqui por ejemplo.

Cuando conocí el método Bastida para dormir con los niños comprobé de que estaba intentando seguirlo sin darme cuenta 🙂

El método es muy sencillo y consiste en intentar pasar el mayor tiempo posible con los hijos de forma que cuando tengan que dormir hay que dormir con ellos. De esta forma tanto los papás que están todo el día con sus hijos como los que trabajan mucho y los ven poco, pueden sentirse conectados con sus hijos y disfrutar de una de las cosas más bonitas y tiernas de la vida: dormir con tu hijo.


La idea es dormir siempre con el niño hasta que sea adulto y así cumplir con las expectativas de todo el mundo «si duermes con el niño no lo sacarás de la cama hasta que se case».

El método insiste en que hay que ser constantes porque si empezamos a dudar de su eficacia, el niño puede notarlo y querer marcharse a su habitación.

Para conseguir el objetivo de que el niño duerma siempre contigo puedes cogerlo en brazos para dormirlo, cantarle nanas, poner su cuna al lado de tu cama a modo de sidecar o directamente tumbarlo en tu cama. La lactancia materna nocturna puede ayudar mucho a conseguirlo porque el bebé se duerme fácilmente al pecho y la mamá también se queda dormida.

Sin embargo he fracasado

La teoría la tenía clara y más o menos parecía que iba a funcionar porque mi hija mayor es muy mimosa y le encanta dormir acompañada pero…lo tengo que confesar…he fracasado.

Primero porque mi hija prefiere dormir con su padre antes que conmigo si quiere dormir acompañada ¡y eso que ronca! pero a ella parece no importarle.

Después porque a la primera oportunidad se va alegremente a dormir en casa de su amigas sin echarme nada de menos y por último porque ha decidido dormir SOLA en su cuarto y ha hecho un cartel de Prohibido para colgar en la puerta. Esto ya es el fracaso absoluto del método…

Conclusión

El método Bastida no funciona así que no pongáis mucho empeño en conseguir que vuestros hijos duerman siempre con vosotros porque no lo vais a conseguir.

Lo siento Armando, casi mejor que no escribas el libro con el método 🙂

NOTA

Este artículo es una broma y no existe ningún método para conseguir dormir con los niños siempre porque de hecho…es una tarea imposible.

Para mejorar tus noches apúntate al Taller Virtual de Sueño Infantil