Ya estamos en la segunda semana de la nueva sección «Pregúntale a papá» y como hemos visto que esta vez tenemos muchas menos preguntas, David (Y Papá También) y yo misma hemos pensado que quizás te estamos dando poco tiempo, así que vamos a hacerlo mensual ¿ok?

De esta forma tendrás un mes enterito para pensar las preguntas que quieres que David te responda, con su sinceridad y simpatía habituales.

Aquí van las respuestas de esta semana:

Pregunta: Cuando tuve a mi primer hijo, mi madre no dejaba de decirme que tenía que cuidar más al papá, que estos celan? Es eso cierto? Sentiste celos al ser padre?

Pienso que los hombres tenemos un punto de celos respecto a la madre, es decir que somos muy de mamá y eso se pone de manifiesto, insconscientemente por supuesto, a la hora de nacer al bebé, ya que cuando pasamos a vivir en pareja cambiamos a nuestra madre por nuestra mujer y cuando llega una nueva personita nos quita ese lugar que nosotros nos pensamos que nos pertenece.

Creo que es un sentimiento muy mediterráneo (no se si en el resto de culturas es así pero en la que conozco si que ocurre). Tenemos esa sensación que tan bien se plasma en la película de El Padrino donde la familia gira en torno a la «mamma», la piedra angular donde todos se apoyan y que aunque el hombre sea la cabeza visible la mujer es realmente la que construye la familia, la que cuida y la base de todo ese edificio, por eso, como te comento antes, cuando nos sentimos desplazados, sin querer pueden llegar a aparecer esos celos por parte de papá.

Pregunta: ¿Por qué los padres tienen esa manía de jugar a las cosquillas o a juegos brutos justo ANTES de ir a dormir? mi chico lo hace y conozco muchos casos igual. Vale que mis hijas se ríen mucho pero luego se ponen nerviosas y a mi me entran ganas de matar a alguien

Como bien dice Vicente, va implícito en nuestro ADN 🙂

Somos animales de contacto, necesitamos tocarnos, abrazarnos, acariciarnos, etc… Si además incluyes que somos «el sexo fuerte» pienso que eso hace que los juegos de los papás se conviertan en momentos un poquito violentos (entiéndase violento como bruto por supuesto). Además imagino, a esto no llego pero seguro que habrá algún especialista en la sala, que con la risa se liberan una serie de mecanismos en nuestro cuerpo que nos ayudan a ser mejores personas y a sentirnos mejor.

Lo de hacerlo justo ANTES de irse a dormir ya no se explicarlo, pero si te sirve de consuelo a mi me pasa lo mismo y mi mujer también se enfada y le gustaría matarme 🙂

¿Qué te han parecido las respuestas? Pues ya sabes lo que tienes que hacer, si quieres que te responda tu consulta lo que debes hacer es lanzar tu mejor pregunta como un comentario en este mismo post ¡a preguntar!
Te puede interesar:

¿Cómo empezó la sección pregúntale a papá?

Pregúntale a papá: semana 1