cartel_ayudar_mama_postparto

Antes de ser madre seguro que tenías una visión idílica de lo que sería ser madre de un bebé (al menos yo la tenía). Yo me imaginaba a mi misma mirando a mi bebé dormida horas y horas, me imaginaba oliendo su cabecita, cantando una nana y viendo como sus ojitos se cerraban en seguida, saliendo a pasear con ella con una sonrisa en los labios y sintiéndome genial…En mi imaginación siempre estaba sonriendo, tenía buena cara y me sentía la mujer más feliz del mundo

La realidad de mi postparto fue «un poco diferente»:

  • No me daba tiempo a mirar embelesada cómo mi hija dormía porque dormía muuuy poco
  • Le cantaba nanas interminables y ni con esas conseguía que se durmiera
  • Salía a pasear con ella con unas ojeras más grandes que mi sonrisa (y muchas veces con pelos de loca y sin darme cuenta)
  • En mi realidad, aunque era la mujer más feliz del mundo, te aseguro que NO tenía buena cara 🙂

Si ya eres madre y tienes a alguna amiga embarazada no vale la pena que le expliques todo esto antes de que nazca el bebé porque seguramente, por mucho que le digas que va a estar agotada de no dormir, su visión idílica seguirá siendo la misma. Si no eres madre tendrás que hacerme caso, la realidad no se parece a lo que soñamos 😉 Sin embargo sí puedes ayudarle cuando nazca su bebé y estoy segura de que te lo agradecerá:

1. No la llames por teléfono

Una madre reciente nunca tiene tiempo para hablar por teléfono. Créeme, no lo tiene. Si a veces no puede ni comer o ducharse ¿cómo va a tener tiempo de hablar por teléfono?

O está durmiendo al bebé, o está limpiando cacas, o está cambiando la ropa al bebé, o está limpiando vómitos, o está dando el pecho, o está en la hora del baño…o ¡está durmiendo los únicos tres minutos de siesta que va a poder descansar en todo el día!

Si te coge la llamada seguramente no podrá hablar tranquila porque algo urgente ocurrirá durante la llamada (aunque dure 30 segundos) y si no te coge el teléfono no insistas por favor, hay pocas cosas más estresantes que escuchar el teléfono sonar cuando no puedes cogerlo.

Así que es mucho mejor mandar un wasap o un mensaje para que lo responda cuando pueda.

2. No le reproches que nunca te llama

En serio, una mamá reciente no debería tener que acordarse de llamar a nadie.

Si ha sido tu cumpleaños, te han dado un ascenso o necesitas contarle a alguien el último cotilleo, no esperes que una mamá en pleno postparto te llame ¿te he dicho ya que a veces no tiene tiempo de comer o de ir al baño? pues eso, ponte en su lugar y no le digas nada.

3. Llévale comida

¡Sin preguntar! porque es posible que te diga que no hace falta (las mujeres a veces somos así de pavas) y te aseguro que le hace mucha falta.

Cuando una mamá no tiene tiempo ni de peinarse, mucho menos tiene tiempo de ponerse a cocinar, así que agradecerá muchísimo poder comer algo casero y caliente de vez en cuando.

4. Ofrece tu ayuda con su hijo mayor

Las madres que tienen hijos mayores muchas veces se sienten culpables por no poder jugar con ellos o atenderlos igual que antes. El bebé necesita mucha dedicación, es muy pequeño y se merece que su mamá cuide de él, pero el hermano mayor también se merece atención, contención y mucho amor (sobretodo después de la llegada de su hermano que puede sentirse agobiado).

Recuerdo que cuando mi hija pequeña era bebé, una tarde mi hija mayor contó las veces que le dije «espera un momento» y fueron muchas. Cuando me lo dijo me sentí fatal y hubiera agradecido tener algo de ayuda para que jugara con ella y no se sintiera solita.

5. No la critiques

Las críticas a la crianza son una de las cosas más complicadas de soportar, sobretodo durante el puerperio que las hormonas hacen que las mujeres estén mucho más sensibles de lo normal.

Cada mujer es libre de tomar sus propias decisiones y no debería sentirse juzgada por ello.

Hace un año aproximadamente, la psicóloga Mónica Álvarez y yo hicimos una especie de experimento en el blog para ver si las críticas a la crianza se podrían considerar un tipo de violencia y los resultados fueron muy claros: las críticas a la crianza sí se pueden considerar como un tipo de violencia. Así que si tienes tentaciones de criticar a una madre (sobretodo si acaba de dar a luz) ten en cuenta que estarás ejerciendo la violencia contra ella.

6. No vayas a su casa sin avisar (excepto para llevar comida)

Ten en cuenta que la mamá puede ir en pijama, puede tener la casa sin recoger y puede que tenga la nevera vacía. Seguramente no se sentirá muy cómoda atendiendo visitas en estas condiciones.

Si tienes que visitarla, dale tiempo para prepararse.

7. Si vas de visita, vete antes de la hora del baño

Muchas personas que no tienen hijos no se dan cuenta que las ocho de la tarde es la hora más complicada para las madres.

Llega el momento del baño, de la cena y de ir a la cama. Si los bebés tienen su rutina establecida o tienen hambre, todo esto no puede retrasarse por  una visita, así que presta atención al reloj y vete de la casa antes de que llegue ese momento.

8. No critiques su aspecto

Hay gente taaan desafortunada que hace comentarios jocosos de la barriga de las recientes mamás, de su mala cara, de sus ojeras o de que no se ha depilado las cejas.

¡Me parece de tan mal gusto hacer esto!

9. Ofrece tu ayuda en las tareas del hogar

Puedes hacer algo sencillo como recoger la cocina o limpiar el polvo. Cualquier ayudita será bien recibida porque el tiempo es escaso durante el puerperio.

10. Sigue ahí (no te vayas)

Aunque tu amiga no pueda llamarte, ni coger el teléfono, ni salir de copas contigo, ni hacer casi nada de lo que hacíais antes, te animo a que sigas ahí apoyándola.

Muchas madres se sienten muy solas durante su crianza. Sienten que se han quedado sin amigas y que ya no tienen a nadie con quien compartir las cosas importantes que le pasan en su vida. Esto es muy duro de llevar y además es muy injusto. Que no puedan salir de marcha no quier decir que no necesiten a sus amigas.

Además, quizás llegará un momento en el que será ella la que te podrá ayudar a tí 😉

Ahora es tu turno ¿Se te ocurre algo más que puede ayudar a una mama reciente que yo no haya dicho?

 

Imagen gracias a http://www.freedigitalphotos.net