Hoy cuento con Laura Hernández, asesora de lactancia y madre de una niña como autora invitada en mi blog.

Así se presenta ella misma: Hola, soy Laura Hernández, asesora de lactancia materna en www.amamantar.es y hoy os quiero hablar de la influencia del parto a la hora de establecer la lactancia materna.

La influencia del parto en la lactancia

Nils Bergman (experto en neurociencia perinatal) dice que «Los mil primeros minutos de vida determinan la existencia».

Hay que tener en cuenta el tipo de parto ya que las distintas intervenciones influyen a la hora de establecer la lactancia materna correctamente.

Si una madre tiene movilidad reducida por dolores causados tras el parto, por ejemplo: dificultad para girarse en la cama, para sentarse, para levantarse, etc., esto puede influir en la postura y en el agarre del bebé al pecho.

Es fundamental que esté cómoda para que las tomas sean correctas.

La anestesia epidural también tiene sus efectos negativos sobre la lactancia, crea un exceso de líquido que hace más probable la ingurgitación mamaria.

La influencia en los bebés es notable en partos en los que han sido muy intervenidos o medicalizados, provocando en algunas ocasiones que los recién nacidos estén muy adormilados. Esto dificultará el reflejo de succión causando un patrón de succión inmaduro e ineficaz.

Por otro lado, en los casos de cesárea, la intervención no influye fisiológicamente en la capacidad de amamantar, ni en la subida y producción de la leche. Este sigue siendo un MITO de los muchos que rodean la lactancia. Podría favorecer negativamente el establecimiento de la lactancia en el caso de separación del bebé y de la madre en las horas posteriores al parto sin causa justificada.

El parto natural favorece la lactancia materna. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que es muy importante el tipo parto y el protocolo de actuación del hospital en el establecimiento de la lactancia materna, para que sea todo un éxito.

¿Qué hormonas intervienen en el parto?

El papel de las hormonas durante el parto es muy importante, si es fácil, más exitosa será la lactancia. Las hormonas que intervienen son:

  • Oxitocina: Es la hormona del amor y de la eyección del feto y la placenta.
  • Adrenalina: Es la hormona del miedo, no ayuda en el desarrollo del parto. Aunque se produce un pico de adrenalina en la madre para afrontar mejor el expulsivo y para recibir al bebé estando completamente en alerta.
  • Endorfinas: Favorecen el vínculo produciendo el mayor pico de endorfinas que hayan podido tener nunca, en algunas madres se crea un enamoramiento hacia su bebé. La endorfinas transforman la sensación de esfuerzo en placer.

La importancia del contacto precoz y la primera toma es crucial para establecer la lactancia materna correctamente.

El lugar en el que debe estar un bebé nada más nacer es en los brazos de su madre ❤. Siempre que la salud de la madre y el bebé no corran peligro es de vital importancia que se realice el contacto piel con piel nada más nacer.

Las pruebas médicas que se realizan a los recién nacidos pueden realizarse tanto una hora o dos horas más tarde que no va a pasar nada ni va a influir en los resultados. Su peso seguirá siendo el mismo.

Los beneficios del contacto piel con piel son muchos, al igual que existen riesgos de no hacerlo:

  • Beneficios: Calma a ambos, regulación de la temperatura, protección contra infecciones, liberación de oxitocina y prolactina, alimentación temprana y constante…
  • Riesgos: Bajada de la temperatura, aumento de estrés, hipoglucemia, infecciones, dificultad para establecer el vínculo, mayor probabilidad de fracaso de la lactancia y de estrés post traumático…

Hay que destacar que un parto natural muchas veces no es posible, pero esto no quiere decir que si no hacemos lo anteriormente mencionado y si algo no sale como querríamos, no exista vínculo con nuestro bebé. No, eso no es así, siempre hay muchas formas de encauzar todo y siempre estamos a tiempo.

El agarre espontáneo

El inicio de la lactancia se produce con un agarre óptimo al pecho, ya que debemos saber que el bebé es un mamífero y su naturaleza le permite alcanzar el pecho instintivamente.

Os dejo por aquí un enlace para que podáis ver un ejemplo de cómo se produce un agarre espontáneo 💕 ¡Atención! el vídeo dura muy poco, que esto no quiere decir que el agarre se vaya a producir con tanta rapidez, o si, depende de cada caso.

Hay que tener mucha paciencia ya que se puede tardar hasta una hora o incluso más. La naturaleza es sabia y hay que dejarla hacer su trabajo…

Este proceso es muy importante y no debe ser interrumpido por motivos no importantes, como por ejemplo, que otra persona quiera coger al bebé (familiares, etc.), o quieran hacerle al bebé alguna prueba médica habitual. Muchas pruebas pueden realizarse sin necesidad de separar al bebé de su madre. Puedes informarte aquí.

Espero que este post os haya servido de ayuda y como siempre os digo feliz día y felices tomas.

Laura Hernández-Asesora de lactancia materna
www.amamantar.es