Mi hijo mayor es muy activo y estoy agotada

Como todos los viernes, hoy respondemos vuestras consultas en el blog en la sección Los Viernes la psicóloga responde en Maternidad Continuum gracias a mis maravillosas colaboradoras.

monicaserrano

Hoy contamos con Mónica Serrano para responder la consulta.

Mónica es Psicóloga Infantil, Especialista Psicóloga Perinatal, especialista en maternidad, la crianza con apego y en acompañamiento durante la maternidad. Para un asesoramiento más amplio, podéis contactar con ella escribiendo a psicologa@bambulah.es Puedes ver los servicios de asesoramiento que ofrece aqui y puedes leer sus artículos en el blog www.psicologiaycrianza.com

Consulta

Pilar buen día!

Desde que nació mi hijo M. haces más de dos años sigo tu blog y en twitter.
Y como te escribo desde México, mientras amamantaba leía tus publicaciones sobre crianza.

Y hoy que ya tengo a mi segundo bebe (de 3 semanas) pues me siento fuerte para irlo criando de la misma manera que al primero.

Y ahora contenta de poder hacer esta consulta a ti y tus expertas ya que verdaderamente tengo este conflicto con mi bebé grande. Y el tema es que mi hijo es muy muy muy activo. Sube a todas partes, brinca en sillones, camas, corre en parques (sin control) y hasta miedo me da sacarle porque no mide el peligro y últimamente se ha pegado mucho (lo cual me duele también a mí).
No me preocupa que sea así, sólo que no sé cómo encauzar esa energía.

A pesar de que va dos veces a clase de natación y 3 días más 2 horas a una ludoteca (donde toma lunch y le enseñan algunas cositas a modo de juego), en casa sigue teniendo mucha energía, saca libros, tira juguetes y juega sin sentido (a mi parecer) y sólo lo puedo tener unos minutos sentado cuando ve la tele (lo cual admito tampoco me encanta).

No sé qué hacer… He llegado a pensar hasta meterlo en prekinder, pero después pienso y reflexiono que sería mal momento dada la llegada del nuevo bebe. Mi meta es que entre a una escuela formal hasta los 4 años. Pero a veces es tan agotador… Y con el nuevo bebé me da temor siquiera pensar en que no le daré la atención merecida.

¿A qué edad me aconsejan que entre a una nueva escuelita o aumentar las horas en su actual ludoteca (ahí veo que es muy feliz), sin que esto lo afecte o sienta que esta siendo desplazado?
Y otra duda, ¿cuándo sería conveniente empezar a retirarle el pañalito?

De antemano mil gracias por la atención a este correo.
Saludos desde México y felicidades por el blog!

Respuesta

Estimada amiga. Muchas gracias por confiar en nosotras para realizar tu consulta.

En primer lugar, decirte que lo que describes sobre tu hijo de dos años, relacionado con la intensa actividad y el juego es completamente normal para su edad.

Los niños de la edad de tu hijo necesitan explorar, moverse, investigar, jugar libremente, experimentar con el mundo que les rodea para desarrollarse física y emocionalmente.

[pullquote]Los niños de la edad de tu hijo necesitan explorar, moverse, investigar, jugar libremente, experimentar con el mundo que les rodea para desarrollarse física y emocionalmente.[/pullquote]

Sin embargo, también es normal y lícito que, con el nacimiento del nuevo bebé, tú te sientas, en ocasiones, desbordada; que te plantees si la atención a las necesidades de tu hijo mayor te van a llevar a atender menos a tu segundo hijo.

Es una realidad que la atención y disponibilidad que ofrece al primer hijo es diferente a la que se puede ofrecer a un segundo hijo porque, indudablemente, esa atención exclusiva que tuvo el primer hijo, para el segundo es una atención compartida con el hermano.

En estas situaciones se hace patente la necesidad de establecer un equilibrio entre las necesidades de uno y otro hijo y esto, muchas veces, puede resultar complicado.

Sin embargo, es muy positivo tomar conciencia de que las necesidades de un bebé en sus primeros meses son distintas de las de un niño de dos años. Cuando reconocemos y diferenciamos las necesidades de ambos, sin obviar las de ninguno de ellos, puede resultar más sencillo conjugar ambas.

Asimismo, es importante también que pongas la vista en ti misma, identifiques tus propias necesidades, las legitimes y las contemples como parte esencial en el entramado de atender adecuadamente a tus dos hijos.

De este modo, es importante recoger y tratar de conjugar las necesidades de los tres (mamá, primer hijo y segundo hijo).

Por lo que comentas en tu consulta, una de tus necesidades es poder descansar de la intensa actividad de tu hijo mayor para tener algún espacio tranquilo para atender al bebé.

Tu hijo mayor, sin embargo, necesita jugar, moverse activamente, conocer el mundo que le rodea con seguridad y libertad.

Parece que la ludoteca a la que acude cubre tu necesidad y la de tu hijo, así como la de tu bebé, de tener espacios de atención exclusiva por parte de su madre.

[pullquote]Parece que la ludoteca a la que acude cubre tu necesidad y la de tu hijo, así como la de tu bebé, de tener espacios de atención exclusiva por parte de su madre[/pullquote]

Puesto que comentas que tu hijo mayor está feliz allí, yo pienso que el ir aumentando de manera progresiva el tiempo que pasa en la ludoteca puede ser una opción positiva.

Es importante que lo hagas de manera gradual, paulatina, observando las señales que te ofrece el niño y permitiendo que sea el propio niño quien marque el ritmo del incremento del tiempo que pasa en la ludoteca. De esta manera, todos os veréis beneficiados.

Si lo haces de este modo, respetando el ritmo y las necesidades de tu hijo, el niño no se sentirá desplazado, pues le estás ofreciendo un espacio positivo en el que jugar, estando disponible para él el resto del tiempo.

[pullquote]Si lo haces de este modo, respetando el ritmo y las necesidades de tu hijo, el niño no se sentirá desplazado[/pullquote]

Si consigues sentirte más descansada y con la sensación de que tienes el tiempo que necesitas para ofrecerle una atención exclusiva a tu bebé, la calidad de la relación con tu hijo mayor se incrementará.

Es recomendable evitar cambios en este momento de su vida, pues la llegada del nuevo bebé ya implica numerosas transformaciones en la vida de la familia. Por ello, mi consejo es que continúe en la ludoteca en vez de en una nueva escuela y que ahora no es el momento más indicado para plantearse la retirada del pañal.

Con todo esto, espero haberte ayudado.
Recibe un abrazo fuerte.

Mónica Serrano

www.psicologiaycrianza.com

2013-11-01T00:01:56+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies