Juguetes sexistas: "no juegues con eso que pareces una niña" y otras lindezas

Faltan tres días para que venga Papá Noel y dos semanas para la llegada de los Reyes, todos hemos recibido varios catálogos en casa con los juguetes más guays para esta navidad y en todos se repite lo mismo: juguetes rosas para niñas y azules para niños.

¿Pero todavía estamos así en pleno siglo XXI? pues parece que sí. No hay mas que echar un vistazo rápido a cualquier fotografía de juguetes para entender lo que estoy diciendo (estas son del catálogo de Carrefour):

Juguetes_Carrefour

Las niñas juegan con bebés (rosas) y los niños van en moto

Y cuando algún niño (que no entiende de sexismo) quiere salirse de los establecido, ya se encarga la publicidad (y algunos padres) de hacerle entrar en razón. Por ejemplo, si un niño quiere una cocinita o un carrito de bebé, probablemente tendrá que escuchar que “eso de niñas”. Y lo mismo cuando una niña quiere un tractor o un disfraz de vaquero.

Con lo avanzados que somos para algunas cosas y lo atrasados que estamos en esto…y no es ninguna tontería, porque esto se va imprimiendo en la mente de nuestros pequeños hijos perpetuando la sociedad machista y sexista en la que vivimos.

Por estas cosas (entre muchas otras) nosotros mismos, adultos que se supone que razonamos, muchas veces no vemos el machismo ni siquiera cuando lo tenemos delante.

Alba-Alonso-Feijoo-RealkiddysComo yo sólo hablo desde el punto de vista de madre, hoy he querido contar con Alba Alonso de la página RealKiddys quien está llevando a cabo (Junto con Madresfera) una campaña muy interesante contra los juguetes sexistas. Ella es maestra y doctorada en la Universidad de Vigo y es experta en educación de género y sexismo, por lo tanto creo que es muy importante tener en cuenta su visión del tema.

Te dejo con ella:

Empecemos por el principio ¿crees que hay juegos o juguetes de niños o de niñas? ¿estamos genéticamente preparados para que nos gusten diferentes cosas? (balones y coches a los niños, cocinitas y bebés a las niñas).

En absoluto, el problema es que este concepto se ha interiorizado tanto que ya se considera como algo natural, como si fuese innato. La cantidad de mensajes que enviamos a la infancia, incluso desde antes del propio nacimiento, es lo que origina que sus gustos se vayan condicionando hacia uno u otro lado.

Pero si echamos un vistazo hacia atrás en el tiempo, el mundo rosa/azul no comenzó hasta la década de los 90. Y toda aquella persona que como yo, vivió su infancia en los 80 gozaba de una gran cantidad de juguetes neutros, e incluso aquellos que se dirigían hacia las niñas no sufrían la locura de la “rosificación” que invade hoy en día a todo aquel juguete etiquetado como “para niñas”.

A la hora de comprar juguetes a nuestros hijos (y más ahora que estamos en plena campaña navideña) queda bastante patente los juguetes que van destinados a niños y a niñas. Incluso en las jugueterías los carteles son rosas y azules ¿por que crees que ocurre esto?

Esto ocurre porque así tendremos que comprar más juguetes, y el marketing y las tiendas son conscientes de ello. Si, como es mi caso personal, tienes un niño y una niña, acabas pensando que tienes que comprar juguetes diferentes, incluso cuando a veces, la única diferencia entre ellos sea el color.

Ya no hace ni falta que pongan un cartelito donde se lea “para niños” o “para niñas”, porque la publicidad se habrá encargado de que asociemos determinado color a cierto sexo.

¿Crees que hay más sexismo en los juguetes y juegos ahora que antes?

Muchísimo más, como te comentaba en la anterior pregunta, hace unas décadas los juguetes eran mucho más neutros, había mundo más allá del azul y el rosa.

Lo peligroso de todo esto además, son las connotaciones que acompañan a esos colores. El rosa vende dulzura, belleza, emociones, suavidad, maternidad, tareas del hogar… El azul, o casi todo aquello no-rosa vende actividad, movimiento, agresividad, ciencias, tecnología…

¿Qué pasa cuando un niño o niña no entra en esos cánones? (por ejemplo, una niña que quiera un tractor o un niño una muñeca).

Pues que se les juzga. En el caso de las niñas no se ve tan mal, porque la sociedad entiende lo de los niños como algo de rango superior, aunque no se exprese directamente.

Sin embargo, cuando es un niño el que quiere un juguete considerado como femenino, se generan muchos miedos. Se cree que el niño “saldrá” homosexual porque juegue con una muñeca, cuando muchísimos estudios nos demuestran que la sexualidad de una persona no se ve afectada por el juego.

Además, esto no hace más que transmitir la idea que no ser heterosexual es algo malo para el niño. Y aún en el caso de que no se piense así, cualquier juguete femenino es considerado por la sociedad como de menor categoría. “No juegues con eso, que pareces una niña.”

Ser una niña está peor visto que ser un niño, por ello todo lo “femenino” se considera como de una escala social inferior.

¿De verdad es tan importante esto del sexismo en los juguetes? a mi me dicen que exagero, que siempre se ha hecho así y que no pasa nada…

Un único juguete no va a afectar a la educación de un niño o una niña. Pero no es solo un juguete, son miles de anuncios los que la infancia ve en la tele con una gran cantidad de mensajes subliminales, y a la larga, sí les condiciona en muchas cosas.

Reflexionemos un poco, ¿por qué va a querer una niña ser arquitecta si todo lo relacionado con este mundo en cuanto a juguetes se dirige única y exclusivamente a los niños?¿Por qué un niño va a querer ser cuidador o enfermero? No es suficiente para él. El niño tiene presión por ser doctor, jefe, líder. Ser maestro es poco, si eres un chico y entras en educación será para llegar a catedrático.

Estas son el tipo de ideas transmitidas día tras días a niños y niñas a través de los juguetes, en especial en estas fechas.

¿Y tú qué crees? ¿Hay sexismo en los anuncios y en los juguetes¿ ¿Es importante que lo detectemos? ¿Los padres debemos hacer algo al respecto? Deja tu opinión en los comentarios.
2015-12-21T09:00:00+00:00 13 Comments

13 Comments

  1. Loles diciembre 21, 2015 at 9:18 am - Reply

    Sexismo es decir poco diría yo…hay un completo adoctrinamiento de lo que se debe esperar de los pequeños… Desde el liderazgo y la supremacía, a las princesas que hay que cuidar y mimar…soy madre poco tiempo, pero siempre he pensado igual en el tema de los juguetes, que son para todos y por supuesto, si oigo eso de “es para niños” o “es para niñas” doy mi pequeño sermón, no lo entiendo, bastantes palos nos da la vida para empezar a adoctrinar desde bebés. Y cómo se menciona, cada día se agudiza en algunos sectores, de pequeña todos teníamos el fuerte comanche de los clics….y ahora hay cajas rosas y azules. ¿Que necesidad hay? Ninguna. Y lo digo como profesional de un mundo masculino, trabajo en el mundo de la enología, la agricultura y la investigación y en mi vida profesional he encontrado menos trabas que en una juguetería, de veras… Debemos exigir más neutralidad y eso sólo podemos hacerlo comprando consecuentemente. Gracias y enhorabuena por tu blog.

    • Pilar Martinez diciembre 21, 2015 at 10:14 am - Reply

      Totalmente de acuerdo contigo Loles, más que otra cosa parece un adoctrinamiento insoportable, pero está en nuestra mano cambiarlo.
      Un abrazo y gracias por el comentario!

  2. Gemma diciembre 21, 2015 at 12:25 pm - Reply

    Claro, si el otro dia al ir a una tienda un tipo se enoja con migo por comprarle a mi hijo lana y agujas de tejer.Me dijo señora, eso es para mujeres. Por que para mujeres, mis abuelos fueron tejedores!!!???

    Pero sin duda lo quemas detesto es el mundo de las princesas, no es dulzura como dice la entrevista lo que se les quiere vender a las niñas, es vaciedad, vanidad y estupidez. Me da mucha pena, una niña ni siquiera puede recibir una lupa de regalo: es para hombres. Que mundo mas pobre viven los niños de hoy…

    • Pilar Martinez diciembre 22, 2015 at 12:40 pm - Reply

      ¡Qué triste lo que comentas!los hombres pueden tejer y las mujeres pueden ser investigadoras.
      te cuento que uno de los juguetes que más usan mis hijas, es su lupa jaja
      Gracias!

  3. motherofthelamb diciembre 21, 2015 at 12:25 pm - Reply

    Como maestra oigo comentarios de niños de 4 años en el patio que no quieren la moto rosa porque “el rosa es de niñas”. Esta información la reciben de sus familias y se la pasan de unos a otros. El problema es cuando reciben informaciones que contradicen la de papá y mamá. Es necesario que desde los adultos se destierre esa idea, que puedan educar a sus hijos en la igualdad y que en el marketing de los fabricantes desaparezca està clasificación de colores…

    • Pilar Martinez diciembre 22, 2015 at 12:41 pm - Reply

      ¡Qué mal! con cuatro años y ya tan condicionados 🙁
      Está en nuestras manos hacer algo y creo que debemos tomarlo en serio…
      Muchas gracias!
      Pilar

  4. Enrique diciembre 21, 2015 at 2:01 pm - Reply

    Completamente de acuerdo con la gravedad del problema, por más que nos llamen exagerados si intentamos hacérselo ver a los demás.

    El último ejemplo que he visto: en la fiesta de Navidad de la empresa, envoltorio rosa para el regalo de las niñas y azul para el de los niños; y en el interior, un Playmobil elegido minuciosamente para que a las niñas les tocaran clics “de niña” y a los niños arquitectos, soldados y demás.

    A mis ya más de 30 todavía he tenido que escuchar alguna broma cuando me pongo una camiseta de rayas rosas. ¿Es exagerado responder por una broma? El problema no es la broma, sino el contexto que hay detrás, el poso que va quedando y que impregna toda la sociedad empezando por los más pequeños.

    • Pilar Martinez diciembre 22, 2015 at 12:43 pm - Reply

      ¡Mira que me molesta lo de los Legos rosas y los playmobil! toda la vida han sido unisex y ahora también lo han “aprincesado” para que las niñas sólo quieran los rosas y los que llevan unicornios (y por supuesto, los niños a construir o a luchar en la guerra).
      Gracias por tu comentario!

  5. Madre y Blogger diciembre 21, 2015 at 6:13 pm - Reply

    Vivimos en una sociedad sexista, eso está claro. Y aunque no podemos cambiarlo a nivel global, la labor de educación recae en los padres, y aunque los publicistas se empeñen en asociar ciertos colores y juguetes con un género u otro, si los padres le hacen ver a su hijo que él también puede jugar con muñecas si le apetece, o a su hija que ella puede conducir un quad, esos niños crecerán y se convertirán en adultos sin prejuicios y, a su vez, enseñarán a sus hijos que no hay distinciones de género; consiguiendo, poco a poco, crear una sociedad más igualitaria y justa.
    El problema es que, desgraciadamente, hay muchísimos padres que a sus propios hijos les dicen barbaridades como “jugar con muñecas es de maricas”. Si empiezan así, apaga y vámonos. 🙁

    • Pilar Martinez diciembre 22, 2015 at 12:44 pm - Reply

      Es cierto, estamos en minoría, pero igualmente pienso que cada uno dentro de nuestras posibilidades, debemos hacer algo.
      Muchas gracias por comentar!

  6. angie diciembre 21, 2015 at 8:38 pm - Reply

    yo soy mama de un niño de 5 años y pues hace unos meses le compre un bebe con sus acesorios, ya que el aparte de jugar con sus carritos mucho le llamaba la atencion los bebes de juguete, asi que le compre, por que queria enseñarle a vestir y darle de comer al bebe, algo asi me recomendron como darle una respinsabilidad, claro en forma de juego y no tenia nada de malo por que aun asi el sigue jugando con sus carritos, aunque le muñeco le duro unas semanas, pero ago se le quedo en la enseñanza.

    • Pilar Martinez diciembre 22, 2015 at 12:46 pm - Reply

      Pienso igual! un niño que está acostumbrado a jugar con bebés (a cuidarlos, darles de comer, cambiar pañales, etc.) no se sentirá tan “raro” cuando le toque hacerlo de verdad jeje
      Un abrazo y gracias!

  7. Vicky diciembre 22, 2015 at 10:04 pm - Reply

    Yo también soy maestra y odio esta clasificación de juguetes, en mi clase todo es de todos, las niñas pueden ir y van al rincón de construir y los niños pueden ir y van al rincón de la casita y adoro ver cómo en mis rincones no hay nada de ningún “color”, todo es de todos. Todos somos iguales y diferentes.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies