Crianza: ¿Por qué no hay que obligar a los niños a dar besos?

Situación real vivida hace dos días entre mi hija Alejandra (2 años y medio) y una amiga de mi madre (unos 60).

Estábamos en la playa a las 6 de la tarde jugando, mi hija pequeña no había dormido siesta por lo que estaba cansada (no es de las niñas que se pasa la tarde llorando si no duerme, pero si tiene menos paciencia que cuando duerme sus horas).

Nos íbamos hacia la piscina y estábamos recogiendo cuando oigo lo siguiente:

– Amiga: Alejandra, dame un besito que te vas

– Alejandra: sin conestar se esconde detrás de mi

– Amiga: ¡dame un besito! (alzando la voz)

– Alejandra: se esconde más aún y dice en bajito “no quiero”

– Amiga: pues si no me das un beso voy a querer más a tu hermana que a tí

– Alejandra: saliendo de su escondite “vale!”

– Yo: carcajada sonora

En mi casa no obligamos a dar besos ni abrazos. Entendemos que mis hijas dan besos a quienes quieren y cuando quieren. Besar no debe ser una obligación.

Además, a mi no me gustaría recibir besos forzados, prefiero los besos sinceros y babosos de mis niñas.

¿Por qué no debemos obligar?

– Por respeto. Su cuerpo es suyo y los niños deben decidir cómo demostrar el afecto y a quién. Además, cada niño es un mundo y hay que resptar el carácter de cada uno. Hay niños más abiertos, otros más tímidos, algunos son más cariñosos que otros….y todos son igual de especiales y maravillosos.

– Porque a mi no me gustaría que me lo hicieran. Yo no hago lo que no me gustaría que me hicieran, es muy simple.

– Porque para ellos un beso es un beso. No olvidemos que los besos de los niños son demostraciones de afecto de verdad, no como los dos besos de saludo convencional de los adultos que no significan nada para nosotros. Cuando ellos te dan un beso, realmente te están dando un beso, para ellos es un acto de intimidad y no un acto social.

– Porque los niños pueden “saltarse” esas incomodidades sociales.

– Para evitar el abuso. Todos los expertos indican que los niños que son obligados a besar y abrazar en contra de su voluntad pueden ser más vulnerables a un abuso porque no están acostumbrados a decir NO a un contacto físico no deseado con un adulto.

“Cuando forzamos a los niños a someterse al afecto no deseado para evitar ofender a un familiar o lastimar los sentimientos de un amigo, les enseñamos que sus cuerpos en realidad no les pertenecen porque tienen que dejar a un lado sus propios sentimientos sobre lo que se siente bien para ellos”, dijo Irene van der Zande, cofundadora y directora ejecutiva de Kidpower Teenpower Fullpower International (Poder total de niños y adolescentes), una organización sin fines de lucro especializada en enseñar seguridad personal y prevención de la violencia.

¿Mi hijo querrá dar besos algún día?

Como madre de dos hijas he pasado por fases de todo tipo: besos a tutiplén, besos sólo a la familia, ni besos ni saludos a nadie, sólo besos cuando hay ganas….

En este tema de los besos, como en muchos otros de crianza, hay que tener paciencia y esperar.

Lo normal es que con la edad, los niños vayan viendo que nosotros saludamos con besos y empiecen a adaptarse a las normas sociales, con lo que acaben dando besos al saludar igual que nosotros.

Mientras tanto, mucha paciencia y ponerle humor al asunto con los adultos pesados que no entienden que no hay que obligar a un niño a dar un beso.

Personalmente nunca pido un beso a un niño. No quiero ponerle en la tesitura de sentirse mal por decirme que no o peor aún, hacer sentir mal a sus padres y que le obliguen.

Y algunos niños me besan igualmente….los que quieren, claro.

2012-07-17T08:00:58+00:00 103 Comments

103 Comments

  1. Lola julio 17, 2012 at 11:44 pm - Reply

    Estoy de estos articulitos hasta el moño, que si lactancia materna a modo de secta, que sii besos o no besos, que si alimentación responsable, que si la imbecilidad del colecho, por favor dejar de sentar cátedras y dejar de dar consejos estúpidos como so fuerais las únicas madres sobre la tierra. Cada uno criamos y educamos a nuestros hijos lo mejor que podemos y creerme que yo tengo dos hijas la mar de cariñosas, educadas y felices y no he seguido ningunas de vuestras doctrinas proteccionistas y sectareas. Respetar a los demás porque hay muchas maneras de educar además de vuestros credos.

    • Gaby octubre 19, 2013 at 2:37 pm - Reply

      Si estas de estos artículos hasta el moño, pues no lo leas.
      Tú tienes tu método de criar y otras personas tienen otro método…fin. Nadie te obliga a nada, pero desde luego la agresividad que demuestras en tu comentario (usando palabras como secta, imbecibilidad, sentar catedras y doctrinas) no son una manera muy adecuada de dirigirte a los demás…y luego dices que quieres que respetemos. Un poco contradictorio ¿No?
      Lola, haz lo que quieras con tus hijas si crees que eso es lo mejor para ellas, pero hay otras personas que quieren probar cosas nuevas y no por ello son malos padres ni imbéciles ni nada.

  2. Mirtha julio 18, 2012 at 12:15 am - Reply

    Hola Pilar! yo soy de las que más bien evita que den besos a todo el mundo, ni siquiera yo soy de saludar con besos… y cuando se los piden y no los quieren dar busco darle "la vuelta" al momento y disuadir al adulto que pide el beso. Tengo dos niñas súper diferentes, una es selectiva hasta para dar un saludo y la otra es besucona con todo el mundo! Y nunca faltan esos comentarios manipuladores de le gente que sin mala intención quiere que un niño le de beso a costa de todo. Creo que hasta en esto debemos ser respetuosos con la espontaneidad de nuestros niños, ellos besarán cuando, como y a quien quieran.

    Y Lola… perdón, pero pides respeto y comienzas tú por insultar? Quienes compartimos la forma de crianza respetuosa aplicamos y pedimos también eso que defendemos: el respeto!

    Un abrazo Pilar!

  3. Concha julio 18, 2012 at 12:21 am - Reply

    Yo veo que es un artículo bien razonado, no me parece que esté sentando cátedra. Si no estoy de acuerdo con lo que dice, pues no seguiré sus consejos, pero no los llamaré "estúpidos". Por ejemplo, yo no practiqué el colecho, pero nunca lo he calificado de "imbecilidad". Usar esos términos sí me parece una falta de respeto. Lola, espero que esta agresividad que demuestras aquí no la pongas en práctica con tus hijas.
    Un saludo

  4. Albadelis julio 18, 2012 at 12:32 am - Reply

    Tremendas tus ideas. Estoy completamente de acuerdo que a los niños no se les obliga a nada, ni tan siquiera comer. Los besos deben ser un regalo del niño, algo íntimo. Mjuchas gracias!

  5. Lola julio 18, 2012 at 12:34 am - Reply

    Sí, también leí en uno de estos blogs bien razonados que la lactancia materna hacía que los niños fueran más pacíficos, probablemente Hitler en esa época tuviera lactancia materna… No insulto a nadie solo opino que muchas de estas cosas a mi me parecen tonterías. Nuestros padres hace años no seguían todo esto y no creo que la mayoría estéis mal criadas. Lo de la lactancia veo que sí soléis ser siempre muy agresivas, yo di a una niña sí y a otra no, a la que dí se ha puesto enferma el triple que a la que no. No
    Os ofendáis, simplemente no es lo que evangelizáis lo único.

    • Pilar Martinez julio 18, 2012 at 1:40 am - Reply

      Mirtha, es cierto…cada niño es un mundo y debemos respetarlo. Y por cierto, a mi tampooc me gusta mucho dar besos a diestro y siniestro jeje

      Concha ¡gracias por comentar! 🙂

      Albadelis, muchas gracias! Si, yo también creo que los besos son un reglo, no una imposición.

      Lola ¿qué decirte? leer mi blog no es obligado, si no te gusta no lo leas. ¡Un saludo!

    • Gaby octubre 19, 2013 at 2:57 pm - Reply

      Bueno, también hace 50 años se decía que la letra con sangre entra y con esa consigna muchos profesores y padres golpeaban a sus hijos (incluso palizas). No porque tus padres hicieran algo de X manera, no significa automaticamente que sea correcto o que sea malo.
      Tu forma de hablar es bastante agresiva como para indicar a los demás que su forma de hacer las cosas son tonterías. Hay artículos y artículos de maternidad como para enfadarte con uno en el que dice algo con lo que no estas de acuerdo.
      Yo por ejemplo, no creo que sea lo mejor compartir cama o cuarto con mi bebé y sin embargo leo 20000 artículos que me hablan de los beneficios de compartir cama con él ¿Y crees que me vuelvo loca? No, simplemente paso. Y si algunos padres deciden hacerlo, ellos sabrán mejor que nadie si es bueno o no para su hijo.
      P.D: Lo de Hitler sobraba…y es gracioso pero en la Alemania de principios de siglo XX todavía era tabú amamantar. A las mujeres se las obligaba a estar en fábricas en horas incompatibles para la lactancia porque se veían como "horas desaprovechadas" para generar riqueza. Y entre las clases acomodadas surgió un nuevo invento: la leche pasteurizada ¿Para que sacar la teta como una vulgar nodriza cuando tienes un biberón con leche hecho por los mas brillantes científicos de la época? No has escogido el mejor ejemplo para exponer tu argumento.
      No dejes que la rabia hable por ti.

  6. rocio julio 18, 2012 at 1:39 pm - Reply

    Un poco bruta Lola con el comentario de Hitler, no te parece?

  7. Breween julio 18, 2012 at 2:08 pm - Reply

    Me gusta lo que has escrito, soy de esa misma opinión, jamás obligo a mis hijos a dar besos y la verdad es que me molesta bastante cuando la gente se pone pesadita y empieza con chantajes… A mi de pequeña y no tan pequeña si me andaban encima con que beso aqui beso allá, lo recuerdo con horror, me hacía sentir muy mal, ahora no me gustan los besos de compromiso al saludar, beso a quien quiero e intento que nosean forzados si no que salgan del corazón (siempre exceptuando la costumbre española de besar cuando te presentan a alguien…).

    Lola, si no compartes estas opiniones para que te metes a leerlas, aqui la única que he visto que categorizaba y faltaba al respeto has sido tú y lo de Hitler, vamos chica, te veo un poco resentida… qué habrá detrás…

  8. Noemi julio 18, 2012 at 6:00 pm - Reply

    Totalmente de acuerdo con el artículo, se trata de respeto, lo que le falta a Lola, y mejor no le contesto, habrá que ignorarla, a palabras necias, oidos sordos.

  9. Concha julio 19, 2012 at 1:55 am - Reply

    No sé si a Hitler le dieron teta o biberón, no creo que eso influyera en su personalidad de forma determinante. Pero seguro que hubo otros factores que sí influyeron. Quizá no le trataron con respeto, por ejemplo. Si a un niño le pegas y le insultas, por una parte se sentirá humillado y resentido, y además aprenderá a pegar y a insultar a otros. Si le tratas con respeto, se sentirá bien y además tendrá la oportunidad de aprender que es posible tratar bien a los demás.

    Nuestros padres hicieron cosas que me parecen bien y otras que no tanto. Hay mucho, muchísimo que mejorar, solo hay que ver un poquito cómo funciona el mundo, el egoísmo de las personas, la agresividad, los complejos, etc., para cuestionarse mil cosas sobre "cómo hemos funcionado hasta ahora" y pensar en otras formas de criar y educar.

  10. caro julio 19, 2012 at 2:26 am - Reply

    Lola, pues si no te gustan estas como llamas imbecilidades, para qué las lees?, demás que igual de duros de corazón, crueles y sin amor son tus hijos porque tu los criaste. Excelente el artículo, si al colecho porque es lo mejor, la lactancia materna, el porteo, la crianza respetuosa y amorosa, el baby led weaning, no chupo, no pela, no tetero, solo mamá, mamar y amor y olé!

    • Pilar Martinez julio 19, 2012 at 3:28 am - Reply

      Rocío, pues un poco si, jeje

      Breween, si en España los adultos tenemos que besar "por educación". A veces es un rollo ¿verdad?

      Noemi, muchas gracias. Si, justo se trata de respetar a nuestros hijos como personas que son.

      Concha, yo tampoco tengo el dato de lo que comía Hitler, pero sí me he leido el libro Por tu propio bien de Allice Miller donde habla del padre de Hitler, de su dureza, de los maltratos que sufría siendo niño y es durísimo. Esta mujer es una experta a nivel mundial de estos temas y ella lo tiene super claro: una crianza maltratadora genera futuros maltratadores.

  11. Marcela julio 19, 2012 at 4:02 am - Reply

    Me gustó mucho el articulo, aunque nunca obligo a mi niña a dar besos a nadie, a veces si que se me escapa pedir besitos de despedida!!
    Y Lola, hay millones de blogs y articulos y revistas y libros de gente que tiene tus mismas opiniones. No te pases más por este y todos contentos, no?

    • Pilar Martinez julio 19, 2012 at 4:37 am - Reply

      Caro, te agradezco el comentario pero por favor, dejemos a los niños fuera de esto ¿ok?

      Marcela, tu niña tiene suerte!! 🙂
      ¡Un beso a las dos!

  12. MªJosé julio 19, 2012 at 11:49 am - Reply

    Totalmente de acuerdo.
    En los cursos de masaje infantil hacemos hincapié en este aspecto: respeto hacia el bebé. El bebé debe aprender que será tocado siempre que él quiera y se respetará siempre su decisión. Esto se extrapola a las demás edades y con los demás gestos afectivos. No es la primera vez que veo cómo un adulto abraza a un niño que se retuerce mostrando signos de que no está cómodo y el adulto más aprieta. No creo que sea necesario, puesto que a los adultos eso no nos gusta.

    Lola, tienes razón en cuanto a que muchas personas que abogan por la lactancia materna, el colecho, etc pueden llegar a parecer sectarias. Pero no son la regla, son la excepción. Como en todo hay extremistas. Los extremos no son buenos. Un ejemplo claro está en la religión… Pero creo que ese no es el caso de este artículo. Aquí simplemente se da una opinión, una información, no se obliga ni se insulta a nadie por no estar de acuerdo. Por otro lado, creo que los comentarios sectarios, pero de la otra parte de la balanza, han sido los tuyos. No has respetado el artículo, ni a la persona que lo ha escrito, ni a las personas que compartimos esas ideas. ¿qué es lo que te hace estar tan dolida? Pides tolerancia, pero la que demuestra una falta de ella eres tú.

    La actitud que se debe tomar es la de respeto. Respeto hacia la manera de educar de cada uno, siga unas pautas u otras (siempre que esas pautas respeten los derechos de la infancia, claro). Cada familia educa según los valores y costumbres que han aprendido. El aprendizaje se produce por observación (de los patrones que han seguido con nosotros y los que vemos de otros padres…), y por ensayo/error. También se aprende mucho leyendo (libros, revistas, blogs…). Y de toda la información que entra, hay que seleccionar y aplicar lo que nos haga sentir cómodos, creamos que es lo correcto y podamos llevar a cabo.
    Cada familia, cada pareja, cada persona…es única y se va a identificar con unas pautas de crianza.
    Son muchos factores los que influyen en que un niño se desarrolle sano y feliz. No tiene sentido aislarlos. Todo suma. Es esencial tener la MENTE ABIERTA, leer, investigar, CONOCER todas las formas posibles y ELEGIR. Pero, ¿cómo se puede elegir si no se conocen todas las opciones? No hay nada peor que la ignorancia. La ignorancia trae como consecuencia las malas elecciones y la falta de respeto.

    Pilar, muchas gracias por este artículo y perdón por la extensión de mi comentario. He conocido la página por casualidad y me quedo por aquí. Me apunto la referencia del libro, que leeré en breve.

    Un saludo.

    • Pilar Martinez julio 19, 2012 at 5:55 pm - Reply

      Mª José, te aplaudo de pie! me ha encantado todo lo que has dicho en tu comentario.
      Como tú bien dices, todo se basa en el respeto.
      Respeto por nuestro hijo que aprenderá a respetarse si es respetado y además, a respetar a los demás.
      ¡Un besazo y gracias por tu reflexión!

  13. Ana julio 20, 2012 at 12:23 pm - Reply

    Tanto colecho, tanta teta solo crea niños dependientes y enmadrados. Menos mal que estábamos luchando por ser mujeres independientes y trabajadoras aparte de madres, que sino, me creeria que tenemos que volver a otras épocas en las que las madres solo se dedicaban a parir como conejas… Os respeto pero yo tambien soy madre y no me creo peor que vosotras porque mi hijo haya compagina teta y biberón y su padre haya participado en la crianza, por volver a trabajar, porque duerma solito en su cuna y en su habitación desde que tuvo 3 meses y por darle todo el cariño que puedo sin consentirlo para que sea un niño que no crea que se puede tener de todo y dependa todo el día de su mamá. Creo que estos artículos dañan a muchas madres primerizas sobre todo a las que se les crea una presión injustificada y las haces sentir malas madres si no practican todas estas historias. El pecho es muy bueno, pero no es lo único, gracias a dios…. Por favor, respetad a las que no opinan igual y no os creais dueñas de la verdad absoluta ni tan perfectas, solo haceis daño. Un saludo desde el respeto.

    • Pilar Martinez julio 21, 2012 at 2:30 am - Reply

      Hola Ana, desde el respeto tengo que decirte que no tengo ninguna intención de hacer sentir mal a las madres que no hagan lo que escribo ¡faltaría más! Cada madre sabe lo que es mejor para su hijo y su familia y además, se supone que somos adultas que tenemos las ideas claras.
      Yo no creo que seas peor madre que yo, pero tampoco pienso que yo sea peor madre que tú. Seguro que actúas con tus hijos como mejor crees, igual que todas.
      Aunque si me permito decirte que yo no soy como una coneja y que soy tan feminista como la que más. Sólo que no comparto el feminismo en el que las mujeres actuamos como hombres para no sentirnos inferiores. Yo quiero que una mujer pueda ELEGIR sin que nadie le juzgue.
      Y también quiero decirte que yo trabajo, el padre de mis hijas comparte la crianza, mis hijas duermen conmigo y son super independientes (es un comentario que me hacen mucho, como extrañados de que tan pequeñas sean tan "independientes") y mi hija menos aun toma teta y tiene dos años y medio….y para nada está enmadrada ni consentida.
      En fin, que creo que has mezclado el tocino con la velocidad 🙂
      Un saludo muy respetuoso 😛

    • gaby octubre 19, 2013 at 3:21 pm - Reply

      Ana, de feminista a feminista (y te hablo yo que trabajo con mujeres maltratadas, trata de erradicar el piropeo vulgar por las calles y que ha hecho varias marchas de putas).
      Sinceramente ¿Por qué crees que es anti-feminista que una mujer adulta decida llevar a su hijo en un fular antes que en un carrito? Creo que es incluso bastante machista asumir que esa mujer es una coneja, una sumisa solo por tomar esa decisión.
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que sobre las mujeres cae muchas responsabilidades, pero muchas familias deciden compartir colecho y el porteo con sus maridos (lo que ayuda a que el bebe se apegue a ambos progenitores y no solo a uno)…ellos no pueden dar pecho, pero nada les impide en participar en todo lo demás. Creo que es mas inteligente hacer que los hombres participen mucho mas en la educación de sus hijos a que las mujeres participen menos. Si algo ha detenido a muchas mujeres brillantes han sido porque sus maridos no participaban en nada y ellas no avanzaban mucho por no participar cuidando a sus hijos porque por lo general se sentían mal.

      Lo que si es criticable es que el nombre de la página sea dirigido a las mujeres y no a los hombres.

  14. MªJosé julio 20, 2012 at 1:13 pm - Reply

    Pilar, muchas gracias por tus palabras. Me alegro que te haya gustado mi primer comentario (que auguro que no será el único, pues me quedo por aquí).
    Ana, por supuesto que no eres mala madre por no hacer colecho, por no dar 100%teta, y por no realizar porteo o cualquier otra práctica que hacen otras mamás. Decir que eres peor madre sería una idiotez. La madre perfecta no existe (nada en esta vida es perfecto. Nada.). Y la madre que más se acerca a la perfección no es la que lleva a cabo todas estas prácticas en su conjunto, sino la que tiene la mente abierta, se informa sin criticar y adopta sus propias prácticas, las que le hagan sentirse cómoda y sean las adecuadas para su forma de vida y para su bebé. La SENSIBILIDAD de la madre es esencial.
    Maneras de criar y de educar hay muchas. La clave está en el EQUILIBRIO. Como dije en mi anterior comentario TODO SUMA y todo influye. No son las prácticas analizadas por separado, sino todo junto lo que importa. Al final lo importante es que cuando se haga lo que se elija, el bebé perciba AMOR. También es importante la FLEXIBILIDAD. Porque puede ser que hayan mamás que decidan adoptar una práctica concreta y luego no se sientan cómodas con ellas. No deben martirizarse, eso sería lo contraproducente, porque una no puede estar frustada, agobiada y dar amor. La clave: el EQUILIBRIO.
    Por otra parte quisiera responderte a lo que planteas al inicio de tu comentario. Dices que todas esas prácticas sólo crean niños dependientes. Lo que yo creo es que estas prácticas lo que fomentan es la seguridad del niño. Ahora viene la otra cara de la moneda, la que mucha gente no ve, o no sabe interpretar, de ahí la creencia que expones: lo que hace dependientes y consentidos a los niños no son las prácticas en sí, sino la actitud de las madres. Lo explico:
    Muchas madres viven la maternidad como algo maravilloso (que lo es), único (que lo es), lo mejor del mundo (que para mí lo es), peeeero una madre no puede estancarse en esa etapa. La máxima para una madre, además de criar a los hijos con amor, es hacer hijos independientes. Y empezar cuanto antes, respetando y siendo sensible a las necesidades del hijo, pero sin que se interpongan las "necesidades emocionales de la madre". A lo mejor un niño ya está preparado para dejar la teta, o para dormir solo, pero la que no lo quiere ver es la madre, porque necesita "sentirse madre" y seguir protegiendo, le cuesta dejar ese rol. Ahí es cuando aparece la dependencia.
    Por otro lado está la educación. Ésta no se basa en dar todo lo que el hijo quiera. Hay que dar amor, pero hay que poner límites (con cabeza). La crianza es un proceso de cambio constante a muchos niveles, por lo que hay que estar preparado. Lo que necesita un bebé no es lo que necesita un niño de 2 años. Si te centras sólo en las prácticas de cuando son bebés y descuidas lo que viene después, mal asunto, porque no se puede prolongar más de lo que el pequeño necesite la etapa de bebé. Cuando son bebés los límites son nulos, pero a medida que van creciendo los padres tiene que ser ASTUTOS (asunto difícil) e ir poniendo límites y enseñarlos a ser autónomos. Si esto no se hace de forma adecuada vienen los problemas: Hijos dependientes y caprichosos. Pero por llevar a cabo prácticas con amor…de ahí todo lo que salga será bueno.
    Ya paro de escribir, que se podría escribir un libro! Pero ya los hay, y muy buenos.

    Leer mucho, observar, escuchar sin criticar, comparar, tener la mente abierta, respetar opiniones, elegir las prácticas que a una y a su bebé le vayan mejor y les hagan sentirse cómodos y felices, y saber adaptarse adecuadamente a los cambios. Creo que estas son las claves para una maternidad y crianza sana y feliz.

    Un abrazo a todas! (y a todos, por si hay algún papá)

  15. Carla julio 20, 2012 at 3:10 pm - Reply

    hola a tod@s!!!! me encanta este ultimo comentario que resume todo lo que yo opino sobre la crianza de nuestros nenes
    ^^^^Leer mucho, observar, escuchar sin criticar, comparar, tener la mente abierta, respetar opiniones, elegir las prácticas que a una y a su bebé le vayan mejor y les hagan sentirse cómodos y felices, y saber adaptarse adecuadamente a los cambios^^

    Muchas gracias Pilar por tus articulos y a muchas otras que nos permiten poder llevar a cabo estas premisas. Besossss

  16. Concha julio 21, 2012 at 1:27 am - Reply

    Pilar, no conocía el libro de Alice Miller, pero podía imaginar algo así. Hasta donde llega mi experiencia, cuando un niño tiene comportamientos agresivos y violentos no hay que mirar muy lejos para encontrar donde aprendió a portarse de esa manera. La influencia de la crianza es fundamental. Sería francamente interesante analizar qué tipo de educación y qué carencias afectivas han tenido todos los poderosos que están arruinando la vida del resto del planeta.

    • Pilar Martinez julio 21, 2012 at 2:35 am - Reply

      Mª José gracias de nuevo por tu comentario, muy sensato y lleno de razón 🙂

      Carla, yo también creo que estar informados es fundamental. Primero te informas, luego decides.

      Concha, en el libro no sólo habla de Hitler. En realidad se trata de un libro bastante denso donde se ve el tipo de crianza que se llevaba por esos años y como curiosidad, habla de la infancia de Hitler. Pero si estaría bien analizar a muchos más 🙂

  17. Natalicool julio 26, 2012 at 10:56 am - Reply

    Mª José,
    enhorabuena por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo con cada una de tus palabras. Sensibilidad, flexibilidad, equilibrio, información pilares básicos para encontrar el difícil camino de mantenernos fieles a nosotras mismas en la complicada tesitura de la maternidad.
    Pilar, me gusta mucho tu blog que acabo de encontrar, yo también me seguiré pasando por aquí de vez en cuando.

  18. Raquel agosto 3, 2012 at 3:00 pm - Reply

    Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras. Cuando era pequeña odiaba que me obligaran a dar besos y tampoco me gustaran que vinieran a besarme, solo me gustaba dar besos a quien yo quería y cuando quería. Ahora que soy madre no voy a obligar a mi hijo a que de besos si el no quiere, lo tengo super claro…

    Tengo un recuerdo de pequeña, que había una señora mayor en el pueblo de mi madre que siempre que la veía ,mi madre me decía " dale un beso" y yo le decía " no, que pincha" jajajaja y mi madre pasaba una vergüenza…jajajja ¡ que no me hubiera dicho nada ! jejejej

    Saludos !

    • Pilar Martinez agosto 7, 2012 at 4:05 am - Reply

      jajaja Raquel! me estoy imaginando a tu madre!! con cara de "tierra trágame" 🙂

  19. Sorina agosto 24, 2012 at 11:31 pm - Reply

    Me ha encantado el artículo. Mis hijos ya son mayores, tienen 17 y 15 años, y nunca les he obligado a dar besos a nadie. Ahora dan los besos que les apetecen aunque mi hija es más propensa a demostrar su cariño que mi hijo, que es más tímido.
    Los he criado SÓLO con teta, en brazos, con colecho, y se educan en casa.
    Son niños autónomos, independientes y con mucha vida propia – importante y sano a su edad, desde luego – y puedo decir que criar de forma natural (es decir, de forma tradicional, como se hacía hasta hace un par de siglos, o igual que como habría criado si hubiese vivido en una selva sin tantos adelantos técnicos: con teta, en brazos, con colecho y educando en casa) no les ha perjudicado, sino más bien al revés.

    Estoy un poquito harta de estas madres que sí, quieren sentar cátedra sin argumentos, sin base científica que avale sus afirmaciones, y demostrar lo indemostrable a las que NO hemos pedido sus consejos: que los niños se crían mejor solos en su cuna, dejándoles llorar, y no respetando su ritmo de madurar y sus necesidades físicas y emocionales.
    Un niño no es un juguete, no es una muñequita a la que pares y luego, cuando estás cansada se la pasas a los abuelos o a la guardería de turno y de noche la pones en una habitación aparte (para no molestar).
    Un niño es un SER HUMANO.

    Sinceramente, si yo quería ser mujer independiente y "trabajadora" (me supongo que este término se refiere a las que trabajan fuera de casa; las que trabajan dentro también trabajan, corcho, pero nadie les paga y nunca tienen vacaciones, pero en fin) no tenía hijos. NADIE me ha OBLIGADO a tener a mis hijos. NADIE.
    Los he tenido porque he querido. Pero entiendo que una vez paridos tienen sus necesidades y sus energías, son SERES HUMANOS y como tal, hay que cuidarlos y respetarlos.

    Artículos como este AYUDAN enormemente a las mujeres que desean criar desde el respeto a sus hijos. Ayudan a que muchas madres encuentren su camino en el caos de la vida tecnicizada y robotizada que estamos viviendo, las ayudan a volver a conectarse con su propia sabiduría e instinto, y ojalá siempre haya personas que deseen compartir sus experiencias y sus conocimientos con los demás como lo está haciendo Pilar.
    Creo que precisamente es esto lo que nos transforma en mujeres libres, independientes y sabias, en madres conscientes y responsables que no tienen a sus hijos como si tuviesen objetos.
    Porque el problema real de la gente que se molesta con estos artículos es que se sienten culpables por no atender adecuadamente a sus hijos y vienen a dejar sus comentarios agresivos intentando que los autores se sientan mal por decir la verdad. No es la primera vez que ocurre que alguien escriba un artículo para compartir con quien lo desee su experiencia y la información contrastada que tiene acerca del tema de la crianza y venga alguien a decir que esto no es verdad, sin dar argumentos, sin ningún motivo, incluso (nadie le ha pedido su opinión, si no está de acuerdo con el artículo, lo ideal sería no leerlo más y no decir nada más – o si lo dice, por lo menos que ofrezca argumentos basados en estudios científicos o en estadísticas).

    Que no se confunda nadie, criar adecuadamente y de forma respetuosa un niño no te transforma en "esclava", ni en mujer "dependiente", ni en vaga – simplemente eres madre.
    Aparte de que dar teta durante largos períodos (de 6 meses para arriba) es sano también para la madre (lo decía Eduardo Punset en un programa de Redes – amamantar durante meses o años fortalece, paradójicamente, los huesos, por la cantidad de hormonas segregadas durante la lactancia que fijan de tal forma el calcio en los huesos que, en general, con una vida y una alimentación sana, en la vejez no se padece la osteoporosis – de hecho, los casos de osteoporosis son mucho más frecuentes entre las mujeres que no han tenido nunca hijos o lo que no los han amamantado), no sólo para el bebé (el calostro y la leche materna, ya se sabe de sobra, es lo mejor para que se desarrolle de forma correcta la flora intestinal del recién nacido – es decir, un elemento importante del sistema inmune del bebé para toda su vida – y para ayudar a que su sistema digestivo se desarrolle de forma correcta y sana).
    Y colechar es lo que hacen TODOS los mamíferos de este planeta con sus crías por razones fáciles de entender: un bebé es un ser indefenso que no puede sobrevivir solo y que necesita regular su organismo durante los primeros meses, y los primeros años de vida JUNTO a un adulto, incluso en la sociedad tan adelantada y tan tecnológica que vivimos. Los mecanismos de supervivencia los regula el cerebro primitivo, el que regula también las emociones, y son mecanismos que no se pueden controlar por ningún mamífero porque vienen preprogramados así genéticamente.
    Es decir, un bebé necesita de los brazos y las tetas de su madre, necesita estar con ella todo el rato para poder sentirse seguro y tranquilo, y es algo que es fácil de dárselo y que va a determinar su salud física y mental posterior.
    Pero ya para mí no sé si hasta es cuestión de respeto hacia un ser inmaduro todavía que necesita ayuda; ni a mis amigos les dejaría llorar solos en una habitación, sino que los abrazaría e intentaría consolarlos, ¿cómo no lo voy a hacer con mi bebé?
    Y si yo, su madre y una adulta hecha y derecha, NO DUERMO SOLA en mi cama y en mi habitación, ¿con qué jeta le voy a pretender a mi bebé de 3 meses que duerma solo en la suya????

    Sinceramente, creo que hemos perdido el norte si hay mujeres que tienen la desfachatez de venir a echar una bronca – porque no la puedo llamar de otra forma – a otras por decir verdades como puños y por intentar ayudar en esta locura en la que se ha transformado el mundo de la crianza en los países occidentales.
    Por favor, las que son tan "buenas madres" y están tan satisfechas de cómo crían a sus hijos dejándoles solos en su habitación por la noche y alimentándoles con leche de vaca por comodidad y son tan "independientes y trabajadoras", dejen de venir a sitios como esos para darnos lecciones -encima – de lo que debemos o no debemos decir, que esto ya es el colmo.
    Porque estos artículos no "dañan" a las madres primerizas, las AYUDAN; y las que se sienten culpables, ¡ya sabrán el por qué!
    Como se dice, el que se pica es porque ajos come…

    Que yo sepa, España es un país democrático e Internet es más democrático todavía, y además es muy grande, hay sitio para todos. Dejen de hacer el paripé, críen a sus hijos como objetos, me parece estupendo, se ve que no saben hacerlo mejor, pero por favor, no vengan a dar lecciones a las que intentan criar seres humanos. Y si desean dar lecciones, por favor, hay un listado grande de libros buenos sobre el tema, empezando con los de Michel Odent (los recomiendo todos, no tienen desperdicio) hasta Sue Gerhardt (su libro "Why Love Matters" debería ser la biblia de todas las madres) – ¡ambos profesionales como la copa de un pino!

    Saludos.

    • Pilar Martinez agosto 25, 2012 at 6:00 pm - Reply

      Gracias Sorina…
      recibir este comentario de ti (que eres un ejemplo a seguir para muchísimas madres) es un honor 🙂

      Efectivamente, mi intención con el artículo (y con el blog entero) es ayudar a las madres que sientan dudas, que reciban presiones e informaciones contradictorias pero que en su interior sientan que deben respetar a sus hijos, amarlos y luego dejarlos marchar…porque tú que tienes hijos mayores, seguro que has visto a muchas madres que cuando sus hijos eran bebés los querían independientes, pero cuando son adolescentes no les dejan salir ni hacer nada ¿a que sí? jeje

      Por cierto, mi también me encanta Sue Gerhardt…

      Un abrazo!
      Pilar

  20. Sorina agosto 26, 2012 at 1:18 am - Reply

    Pilar, de nada, para mí es un honor y un verdadero placer poder recomendar tu artículo que me parece buenísimo y muy acertado.
    Siento ser tan tajante en mi comentario, pero no es la primera vez que me encuentro gente de este tipo, sé que algunas descalificaciones (diferentes a críticas) surgen de miedos, envidias o celos por el impacto que está teniendo el trabajo de las personas como tú.
    También hay gente que se siente culpable por no hacer lo que recomiendan algunos profesionales que han investigado mucho y que tienen argumentos científicos y contrastados sobre lo que aconsejan.
    Me he encontrado con esta actitud muchas veces a lo largo de los años que llevo educando en casa: personas que vienen a "culpabilizarme" por ocuparme de mis hijos de forma tan dedicada, que además lo hacen de forma muy agresiva (sin mencionar las miles de veces que me han dicho con tono casi amenazador: "No los cojas tanto en brazos que los malcrías, no les des tanto la teta que se mueren de hambre y tu leche no sirve"; ¡y esto hasta con pediatras, madre mía, que me acusaban de alimentar mal a mi hija, sin fundamento alguno, sólo porque ella no seguía creciendo según sus tablas y curvas de crecimiento!!). El caso más sonado para mí ha sido el de una señora que me acusó de "irresponsable" por haber dado a luz en casa a mi segundo hijo, cuando el primer parto en el hospital fue desastroso por las manipulaciones y protocolos absurdos hospitalarios, poniendo en peligro mi salud y la de mi bebé – no sé quién es más irresponsable, el personal del hospital que no tiene ni idea de atender un parto normal o yo que me asesoré adecuadamente – mucho más que ellos – y tomé la decisión de dar a luz en casa con un profesional superexperimentado – el maravilloso comadrón Jesús Sanz Sánchez.

    Y creo que es cuestión de que se sepa que la labor de personas como tú es importante porque se apoya en datos contrastados, no en "lo que hace la gente" o en teorías inventadas por no sé qué pseudo-expertos (tipo Estivill, que encima ni se ha inventado él lo que desgraciadamente recomienda, sino Ferber; o tipo Urra, otro nefasto para lo que es la educación y la crianza).
    Criar un niño es una labor importante y, si se puede, es bueno hacerlo con el mayor respeto y conocimiento posible porque esto ayudará a criar adultos responsables, cariñosos, armoniosos, autónomos y éticos.
    Es por eso que me enfado mucho con este tipo de intervenciones porque lo único que consiguen es frenar la retroalimentación que se hace en estas últimas décadas de los descubrimientos sobre el desarrollo de los bebés, del cerebro humano, de cómo funciona el sistema hormonal y emocional y cómo están estos enlazados con el sistema inmune o con la madurez emocional y psicológica de los humanos, las consecuencias que tienen todos estos elementos en el equilibrio y la salud de un adulto. Por eso mismo recomiendo siempre los libros de Michel Odent, de Sue Gerhardt, de David Chamberlain, de John Holt, de John Taylor Gatto… y eso que me dejo muchos en el tintero :-). Pero por lo menos se lee uno estos y ya llega a ser mucho más consciente de lo que supone la crianza responsable y consciente de un ser humano.

    Y síii, sí que he visto a muchas madres así, ja ja ja, lo que me parece paradójico como mínimo, porque es en la adolescencia cuando deben aprender a volar. Ya te digo, quieren criar al niño-objeto, que no "da la lata", y al que les gustaría ver como una decoración en una estantería – autónomo en su sitio para no molestar, pero no libre ya que su mentalidad es de que el niño les pertenece y pueden controlar lo que él piensa y hace.
    Siempre me acuerdo del maravilloso poema de Khalil Gibran sobre los niños. No nos pertenecen. Pero precisamente por eso hay que intentar criarlos y educarlos desde el respeto y la responsabilidad – o por lo menos así lo veo yo.
    Y artículos como el tuyo ayudan a los que queremos hacer este intento, así que hay que defenderlos :-).

    Abrazos :-*

  21. Sorina agosto 26, 2012 at 5:41 pm - Reply
    • Pilar Martinez agosto 30, 2012 at 1:17 am - Reply

      Gracias de nuevo Sorina! la entrevista a Maria Jose Garrido es realmente inspiradora…al menos para mi.
      ¡Un abrazo enorme!!

  22. Andrea septiembre 30, 2012 at 2:02 pm - Reply

    Lola y Ana han dado cátedra de las consecuencias psicológicas, afectivas y sociales de los antiguos estilos de crianza a los que Lola misma hace alusión. Qué cada uno crié como quiera, en el artículo se exponen ideas que respetan el desarrollo bio psico social de los seres humanos, así que si van a reclamar, primero infórmense, estudien, para que no hablen desde la ignorancia. Estudien buenos autores y teorías de la psicología y psicopatologia infanto-juvenil, por ejemplo. Por lo demás, ¿por qué les hace tanto ruido?, algo hay ahí, y eso es problema de Uds. Además, si ya están cansadas de escuchar sobre todos estos temas, ¿para qué siguen leyendo?, es absurdo!

    Pilar, buenísimo y profundo artículo, gracias por compartir!

    • Pilar Martinez octubre 1, 2012 at 2:22 pm - Reply

      Gracias Andrea!
      Es muy importante estar bien informadas es cierto…y la empatía debería ser algo que todos quisiéramos ejercitar como los músculos 🙂
      Un abrazo!

  23. Andrea septiembre 30, 2012 at 2:13 pm - Reply

    Ah, se me olvidaba:
    Una de las habilidades socio afectivas que aprenden los niños cuando han sido criados respetuosamente es la empatía. ¿Cómo anda la empatía, Lola y Ana?

    Yo NO soy tolerante con los que critican sin informarse. Y no me importa serlo. Defiendo la crianza respetuosa al máximo, porque ESTOY MUY INFORMADA desde la teoría y la práctica, y porque soy sensible y empática con las necesidades de los niños para su óptimo desarrollo bio psico social.

  24. beth octubre 21, 2012 at 12:41 pm - Reply

    Hola, primero que todo, saludos desde Mexico, me han gustado muchos comentarios de x aqui, menos de las personas que pidiendo RESPETO ellas mismas no respetan, soy madre primeriza de una nena de casi 3 años,debo confesar que ha sido muy dificil, cuando no eres madre lo ves todo tan FACIL, como que ya tienes establecido todo, como seràs cuando seas madre, etc. yo estaba segura de que cuando tuviera hijos practicamente los dejaria hacer lo que quisieran, pero ya cuando vives realmente esta estapa, te das cuenta que precisamente el amor de una madre te hace poner limites y educar, lo que si me ha pasado y me molesta, es que personas quieran opinar respecto a como educar a tus hijos, tomo lo bueno de personas que son padres, desecho lo malo, pero lo que mas me molesta es que personas SIN HijOS quieran decirte como educar a un niño sin siquiera ellos tener uno, se me hace absurdo, precisamente tuve una discusion con un amigo ( o ex amigo), que se molesteo porque yo le dije que el no podia darme consejos ni decirme nada de ser padre, porque el no tenia hijos, que aunque el tuviera ideas respecto a la paternidad, no es lo mismo cuando ya lo vives, eso le molesto y en lugar de debatir empezo a atacarme, por experiencia se que este tipo de personas (como la tal lola y la otra persona), cuando ya no tienen argumentos lo que hacen es atacar, hasta me dijo que no por ser madre lo sabia todo, es obvio que al ser madre obviamente se mas que el que no tiene hijos respecto a la paternidad, pero en fin, solo nosotras sabemos lo dificil que es ser madre, nadie es perfecto, pero quien no quisiera lo mejor para sus hijos??, creo que TODAS, como dije, hay que tomar lo que mejor nos parezca, cada una sabe como son sus hijos, que podriamos aplicar y que desechar, pero de verdad gracias por muchos de sus consejos. Yo por el momento tengo la dicha de dedicarme casi de tiempo completo a mi nena, no quiero perderme esta etapa, ya cuando crezca mas y vaya al colegio ya podre trabajar quiza, pero ahora siento que esta muy pequeña para enviarla a guarderia, como dice SORINA, son niños no objetos, hay que darles amor, comprension, pero tambien hay que reprenderlos cuando es necesario, eso tambien es amor.

    • Pilar Martinez octubre 22, 2012 at 1:25 am - Reply

      Hola Beth,
      ¿sabes? antes de ser madre yo también opinaba a veces muy alegremente…cuánto me he arrepentido después!!
      No es que por ser madre lo sepas todo…no es eso, pero si que es verdad que puedes entender mucho mejor a las otras madres ¿a que sí?
      Un abrazo y muchas gracias por comentar!

  25. vanessa noviembre 2, 2012 at 7:43 pm - Reply

    Hola Pilar…
    Acabo de leer….estoy sorprendida de dos personas…pero bueno. Yo, ante todo, quería darte la enhorabuena porque hay personas que no quieren hacer las cosas como las han hecho otras personas. Para mí, querer hacerlo de otra forma, y muy diferente, es señal inequóvoca de que algo está fallando.
    Yo respeto los comentarios de Lola y Ana. No estoy de acuerdo, pero los respeto. COn lo que no estoy de acuerdo es que seas los bebés quienes tengan que sufrir que su madre le niegue el pecho nada ´mas nacer, que su madre lo abandone en una cuna. Por favor!!!!! Ha estado 9 meses dentro de tí, contigo…. No lo dejes en una cuna.
    Pilar, te felicito. Gracias a iniciativas como las tuyas, muchas madres podemos aprender las unas de las otras y, sobre todo, lo que no hacer por y para el bien de los bebés.

    • Pilar Martinez noviembre 5, 2012 at 12:26 am - Reply

      Hola Vanessa,
      esa es la idea…que todas las madres podamos compartir nuestras experiencias para aprender las unas de las otras y que cada una adapte las cosas a su manera y siempre desde el respeto.
      Un fuerte abrazo y gracias por comentar!

  26. Melissa noviembre 21, 2012 at 10:35 am - Reply

    ¡Hola Pilar! Desde hace algunos días me he estado pasando por tu blog, que ¡me encanta!, pero apenas me animo a comentar, me entusiasme un poco al ver el comentario de una paisana mexicana. Parece que en España están muy fuertes todos estos movimientos informativos acerca de la crianza, lo cual me parece ¡excelente! ya que encuentro muchísima información a mi alcance por ser contenido en español, por acá en México por desgracia vamos "un poco" atrasados, aunque ya me he encontrado por ahí también blogs de madres mexicanas, lo cual me da mucho gusto… ¡por ahí vamos! jaja. Tuve la oportunidad de leer tu e-book "Los 5 pasos para tener éxito en tu lactancia materna" por un curso de parto psicoprofiláctico al que asistí, ¡pero di por casualidad con tu blog! Que repito, está buenísimo. Muchísimas gracias por compartir todo éste contenido. Yo estoy a un mes de tener a mi bebé en mis brazos y me he sentido muy apoyada gracias a éstos tipos de comunidades en línea. Mi maternidad me tomó a la mitad de mi carrera como ingeniera, y ha dado un giro completo a mi vida, y aunque un poco asustada, estoy contentísima, y planeo disfrutar ésta etapa lo más que sea posible. Como dijo el pediatra Carlos González en una entrevista argentina "con estas nuevas legislaciones para jubilarse ya podré trabajar toda la vida" jaja, pero pues claro, una tiene que ver formas de ingresos… por lo pronto ya soy distribuidora de pañales ecológicos, que ya tendré quien los modele. Yo creo que hay que ser flexibles respecto a lo que la vida nos pone de frente, pero sobre todo responsables, ya que a la sociedad actual nos hace falta hacernos más presentes hacía los requerimientos de las generaciones entrantes, y si queremos hablar de progreso deberíamos tomar decisiones desde el conocimiento, y la crianza con apego, con respeto, ecológica (y demás términos que se vallan añadiendo a mi nuevo diccionario) está demostradísimo que es lo mas sano (¡y bello!), por eso me sorprende encontrarme con algunos comentarios que a mi parecer son causa de la falta de información oportuna, y de insanas experiencias previas… pero espero que dentro de el futuro cercano de lo malo sepamos tomar lo bueno. Después de todo mi choro solo me resta comentar algo acerca de ésta entrada jaja, hasta hace poco me percaté que a mis sobrinos de 2 y 6 años nos la pasamos pidiéndoles todo el día besos, y es que los adoramos con todo nuestro corazón y nuestro cerebro jaja, pero de pronto temí a que lo empezaran a tomar como obligatorio o una cosa similar, no sé, y deje de pedírselos con tanto ahínco desmesurado, no es como si de pronto lo agradecieran y se alejaran de mi, ellos también me adoran y me siguen llenando de besos, pero me di cuenta que son besos mucho más bonitos, que disfruto más, ¡y es que los niños son tan lindos cuando los dejamos ser! y me topo con ésta entrada, hasta parece arreglado jaja. Por leer mi comentario tan extenso de antemano, gracias, jeje. Me di cuenta que lo haces ya que contestas todos los comentarios. Un saludo muy agradecido 🙂

    • Pilar Martinez noviembre 21, 2012 at 3:11 pm - Reply

      Hola Melisa,
      Muchísimas gracias por tus lindas palabras, es maravilloso tenerte aqui.
      Lo cierto es que la maternidad da un giro a tu vida y cambia totalmente las prioridades. Antes de ser madre yo era una persona muy preocupada por mi carrera profesional, me gustaba mi trabajo y hacía muchísimas horas extras encantada de la vida.
      Cuando mi primera hija nació no podía esperar el momento de salir del trabajo para buscarla y poder estar con ella…yo he cambiado…y creo que para mejor jeje
      Me alegro mucho que hayas encontrado tu equilibrio con los besos a tus sobrinos. Seguro que ellos te besarán de manera espontánea y sus besos serán mucho más sinceros y desinteresados.
      Lo de confirmar que eres una persona es para evitar spam jajaja 🙂
      Un abrazo enorme!!
      Pilar

  27. Melissa noviembre 21, 2012 at 10:39 am - Reply

    Pd. Lo de "por favor, confirma que eres una persona" me ha causado una gracia… jaja. Todo el diseño del blog además está buenísimo. Y ahora si, hasta aquí. Me despido 🙂

  28. Meredith noviembre 21, 2012 at 3:08 pm - Reply

    A James Cagnеy lоve scene is onе where he
    lets the other guy livе.

  29. Iveth enero 31, 2013 at 3:46 am - Reply

    Es curioso cómo muchas madres escriben aquí ofendidas porque no las respetan y están haciendo lo mismo.
    Si no les gusta el método, no lo hagan y ya.

    • Pilar Martinez febrero 7, 2013 at 3:03 am - Reply

      Hola Iveth,
      gracias por el comentario 🙂
      Efectivamente, cada uno que haga lo que crea mejor.
      Un abrazo!

  30. Marta febrero 18, 2013 at 12:43 pm - Reply

    Hola:
    No suelo entrar a comentar las cosas que leo, pero hoy he sentido la necesidad de hacerlo. Ya sé que probablemente Lola no me lea, pero necesito decirle algo.
    Cuando fui madre primeriza me hizo mucho daño terorias como la de Estivill y lo de que los niños con cuatro meses deben de irse para su habitación… Porque me sentí mala madre por no ser capaz de hacerlo… Mi niño lloraba día y noche, durmiera solo o acompañado y todavía no sé porqué, incluso ahora que va a cumplir cuatro años no descansa bien de noche y duerme con su padre, porque yo duermo con la pequeña que tiene casi nueve meses.
    Intenté aplicar el método Estivill, pero ya leyendo el libro me pareció irracional, y yo me sentía fatal. Afortunadamente me encontré con un montón de sitios, como me he encontrado hoy este, en el que piensan como yo. Si mis padres dormian con los suyos o con sus abuelos, o incluso yo dormí en la misma habitación de mis padres hasta los dos años, ¿por qué nos obligan ha hacerlo ahora separados?
    En fin, el daño a las madres primerizas es cuando se nos obliga a actuar en contra de nuestro sentido común.
    Un saludo.

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:31 pm - Reply

      Hola Marta,
      La verdad es que muchas veces mirando al pasado, podemos resolver nuestros problemas del presente…antiguamente todos dormían juntos.Primero por una cuestión de espacio porque no creo que las casas tuvieran una habitación para cada hijo..y segundo porque no entraban a pensar tanto que si los niños serán independientes, que si patatín, que si patatán…y ¡oye! se convertían en adultos normales ¿no? jaja
      Es mucho más sencillo seguir nuestros sentido común y nuestro instinto 🙂
      Un abrazo y gracias por haberte animado a comentar!

  31. Yolanda febrero 18, 2013 at 5:03 pm - Reply

    Lola: que haces en esta web y para que lees los articulos si no te interesan? Es como si me voy a una pagina de economia y les digo que a ver si dejan ya de hablar de datos economicos…no entiendo la indignacion, hay madres que optan por una crianza natural y otras que no, nadie te obliga a nada. Busca sitios web mas afines a tu manera de pensar, nadie te obliga a leer nada.

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:32 pm - Reply

      Hola Yolanda,
      bueno…supongo que Lola esperaba leer otra cosa jaja
      Un abrazo!

  32. Ana febrero 18, 2013 at 6:01 pm - Reply

    Pues yo encuentro muy importante concienciar a la sociedad de que no hay que besar a los niños si ellos no quieren. Yo me acuerdo de tener que aguantar besos y pellizcos en las galtas que hasta me hacian daño.
    Gracias por el articulo.

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:33 pm - Reply

      Hola Ana,
      en mi opinión SI es muy importante concienciar a la sociedad de no obligar a los niños a dar besos ni abrazos (coincidimos!). Su cuerpo es suyo y ellos deben decidir cómo expresar el afecto.
      Un abrazo

  33. Diego febrero 18, 2013 at 11:42 pm - Reply

    Me parece terrible el articulo, si a tu hijo le regalan un dulce, ¿le dirías que no lo agradezca?. Para mi las demostraciones de afecto o interés tienen valor, tanto para el niño como para el adulto y devolver con un beso es sencillo y no cuesta nada para agradecer una demostración de afecto. Por supuesto que obligar no la obligaría, pero si aliento a mi hija a la simpatía.
    Ademas, inferir del afecto un probable abuso raya lo paranoico, para prevenir situaciones de riesgo es necesario hablar con claridad.

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:37 pm - Reply

      Hola Diego,
      siento que el artículo te parezca terrible…sin embargo te explico mi postura:
      Si a mis hijas les regalan un dulce, para agradecerlo dicen "gracias". Para mi es suficiente y espero que para el que regala el duclce también lo sea.
      Y siento decirte que no es nada paranoico pensar que el hecho de no obligar a los niños a dar besos puede prevenir el abuso…justo ayer terminé de publicar la última entrevista de una serie de artículos que tratan del abuso sexual en los niños.
      En esta serie de artículos he entrevistado a bastantes expertos en psicología infantil y TODOS están de acuerdo en que es importante no obligar a los niños a dar besos para que aprendan que su cuerpo es suyo y que nadie puede obligarles a hacer algo que no quieran.
      No sé si tu eres experto en psicología infantil y abusos sexuales…pero de todas rormas te invito a que leas las entrevistas de la serie de artículos: con los niños NO publicadas en este mismo blog.
      Un saludo!

  34. Sorina febrero 19, 2013 at 12:45 am - Reply

    Si a mi hijo le regalan un dulce agradezco yo en su lugar que para eso soy su madre y si él todavía no sabe cómo agradecer para eso me tiene de ejemplo. Pero también es verdad que si el dulce no le gusta, no tendrá por qué agradecerlo, y la persona que lo regala tendrá que asumir que su dulce no es del agrado de mi hijo y no pasa nada si no lo agradece. Un niño no es capaz de discernir y de ver más allá del gesto, no se da cuenta del esfuerzo que supone hacer un regalo – aunque no le guste – pero "no por mucho madrugar amanece más temprano" y no por obligar a un niño a agradecer algo (le guste o no el regalo) él va a entender por qué lo hace y cuándo lo debe hacer.
    El artículo no es terrible, terribles somos nosotros que lo vemos todo sólo desde nuestro punto de vista adulto y egocéntrico, sintiéndonos "insultados" si un niño no nos besa cuando nos da a NOSOTROS la gana, en vez de esperar a que lo haga él (que tendrá mucho más valor), o si no nos agradece un regalo que igual ni ha pedido…
    No entiendo el enfado de los adultos con este tema, yo no tengo ningún problema si un niño no me quiere besar o agradecer un regalo, con que me deje a mí besarlo o se ponga simplemente a usar mi regalo yo estoy más que feliz. Ya aprenderán a agradecer y a dar besos – cuando les apetece – cuando crezcan y vean que la gente adulta de su alrededor agradece con alegría o da muestras de afecto de forma libre y sin obligaciones absurdas.

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:39 pm - Reply

      Hola Sorina,
      yo tampoco tengo problemas en que un niño no quiera darme un beso…de hecho, normalmente no se lo pido para no ponerle en una situación incómoda.
      Ya me besará cuando le apetezca y entonces ese beso será de "verdad" 🙂
      Un BESO!! jaja

  35. mamiferasalbordedeun febrero 19, 2013 at 2:41 am - Reply

    total! yo lo odiaba de pequeña y no lo quiero para mi J

    • Pilar Martinez febrero 19, 2013 at 12:40 pm - Reply

      Hola mamiferasalbordedeunaataquedenervios,
      Claro, hay que tener coherencia ¿no? Si no lo quieres para ti, mucho menos para tus hijos 🙂
      Un abrazo!

  36. rosa febrero 19, 2013 at 2:13 pm - Reply

    muchas gracias! totalmente de acuerdo!!! un abrazo!

  37. Alberto febrero 20, 2013 at 12:00 am - Reply

    Mi enhorabuena por tu blog, que me ha llegado de casualidad a través de una matrona.
    Soy maestro y aunque estoy bastante de acuerdo en lo de no obligar a nada no solo a los niños, sino a nadie, si que tengo que decirte que me ha parecido un poco tajante lo que comentas.
    Desde luego que obligar no, pero tenemos que enseñar a los más pequeños las costumbres típicas de la sociedad donde vivimos (siempre teniendo en cuenta que la obligación no es el camino). Te pongo un ejemplo a ver qué te parece. Cuando los niños son pequeños se tiran pedos contínuamente, eruptan, y se tocan sus genitales sin ningún tipo de pudor (lógicamente) y de manera bastante contínua. ¿Les obligaremos a cambiar su manera de actuar? Pues sinceramente creo que sí.
    Un saludo.

    • Pilar Martinez febrero 20, 2013 at 12:45 pm - Reply

      Hola Alberto,
      pero es que yo no estoy hablando de cuestiones de educación o de saber comportarse como no eructar y esas cosas, yo hablo de no obligar a los niños a besar a nadie…y ya de paso, tampoco obligarle a abrazar ni a aguantar achuchones de los adultos pesados.

      Creo que no debemos confundir el no obligar con dar una educación a nuestros hijos.

      Y mirando tu ejemplo concreto yo creo que mientras son pequeños es obvio que no pueden controlar sus "aires" pero cuando ya se van haciendo mayores se les puede exlicar que eso no se debe hacer en público, que puede molestar a otras personas y que los adultos no lo hacemos…y así van aprendiendo las normas sociales. Esto no es lo mismo que obligar a dar besos, ni chantajear con caramelos o con frases odiosas como "si no me das un beso no te voy a querer"…

      Mis hijas no están obligadas a dar besos, los dan cuando quieren (que la verdad es casi siempre), pero no se tiran pedos ni eructos, dan las gracias y piden las cosas por favor ¿sabes por qué? porque me imitan a mi y porque yo no las he obligado a hacerlo pero si les he explicado que los adultos tenemos unas normas sociales que son esas, desde el respeto y sin coacciones se consiguen muchos más resultados.
      Un abrazo y muchas gracias por comentar!

  38. Mirtha febrero 20, 2013 at 12:17 am - Reply

    Ummmmmm he venido leyendo cada uno de los comentarios, y la verdad es que creo que la palabra clave es "obligación" no se "obliga" al niño a aprender, ellos aprenden con nuestro ejemplo, por supuesto con nuestros consejos, comentarios positivos que no los ridiculicen, ni los hagan sentir menos, entonces obligar al niño a algo, es como decirles: haz caso! obedece! y de antemano sabemos que eso no va a funcionar…

    Yo que tengo dos niñas, sé muy bien la diferencia, la mayor es introvertida y siempre he respetado eso en ella, le cuesta darse con la gente, tiene 9 años y a pesar de que siempre ha visto que yo doy los buenos días, por ejemplo, siempre vivo diciéndole lo positivo que es dar los buenos días a alguien y lo que eso significa, ella siempre preguntó: por qué ustedes saludan a todos así, con los "buenos días" y ahí le daba una pequeña clase… luego de vernos y de explicarle, ella ha ido aprendiendo a saludar… en cambio la más pequeña de casi 4 añitos, anda por la calle saludando a todo el mundo y muchos no le responden… aquí viene un punto interesante: así era mi hija mayor cuando tenía 4 años, qué pasó? pues simple: le quedó grabado que no todos los adultos saludan, no todos los adultos agradecen, entonces si los adultos "que saben mucho" no lo hacen, pues por qué una nena de 4 si "debe" hacerlo?

    Imagino que la menor en algún momento se decepcionará igual y dejará de saludar y me tocará, demostrarle lo agradable de hacerlo… igual que lo hago con la grande.

    Con los besos pasa exactamente lo mismo, me molesta muchísimo que alguien les pida un beso, les ruegue un beso y que encima intenten robaaaaaarle un beso, eso debe ser espontáneo, ellos van acostumbrándose a besar o no besar a quienes quieran, y vamos! que a veces hay adultos bastante empalagosos con el tema no?

    Palabras claves: NO obligar, enseñar con el ejemplo… cuando se obliga están más propensos a sufrir de abusos, aunque sean leves por parte de adultos… es como decirles que los adultos siempre siempre tienen derechos por ser grandes y eso no es así.

    Saludos a todos.

    • Pilar Martinez febrero 20, 2013 at 12:48 pm - Reply

      Hola Mirtha,
      efectivamente! la clave es no obligar y enseñar con el ejemplo…algo que muchos adultos parecen no entender. Osea, se lleva mucho eso de "haz lo que yo digo pero NO lo que yo hago". Mis hijas se sorprenden mucho por ejemplo cuando ven a algún adulto gritar (por ejemplo conduciendo) o curzando la calle con el semáforo en rojo…o mil cosas que hacemos fatal…
      Espero que tu hija pequeña no se decepcione y siga tan alegre y simpática…
      Un abrazo y gracias por comentar!

  39. Sorina febrero 20, 2013 at 2:23 pm - Reply

    Es que enseñar costumbres típicas es simplemente tenerlas y practicarlas; los niños copian en seguida. No hace falta obligar. Además el término adecuado sería norma social, más que costumbre típica.
    Pero repito la pregunta y quizá esto daría ya la respuesta sincera al tema: ¿Por qué les molesta tanto a los adultos que los niños no sepan todavía algunas costumbres sociales menores? ¿Por qué tienen tan poca paciencia con los niños y no aceptan que están en proceso de aprendizaje y que ya sabrán qué hacer cuando sean mayores?
    No hablamos de tirar pedos o eructar (es curioso, pero a partir de cierta edad lo niños aprenden en seguida y sin mucha molestia que no hay que hacer estas cosas en público), hablamos de algo tan especial e íntimo como dar muestras de cariño o incluso agradecer.
    ¿Por qué les molesta tanto a los adultos que los niños no den muestras de cariño a los perfectos desconocidos que son los de fuera de la familia inmediata? ¿o que no agradezcan adecuadamente algo? ¿Acaso nos enfadamos con los niños si no saben comer bien, o si no saben escribir correctamente? ¿Se enfada alguien con un adulto que no sabe escribir bien (mira que hay muchos) o con otro adulto que es más formal y no da besos??!?
    De verdad, yo no sé qué sociedad se pretende desarrollar, pero yo no lo veo nada bien el obligar a los niños a dar muestras de cariño bajo el disfraz de "ser educado y saber normas sociales" – estas cosas se aprenden con los años, y vienen del corazón de alguien, no por imposición. Y no creo que sea bueno disfrazarlas. Dejemos a los niños que sean niños y que aprendan a sus ritmos, es lo mejor.

    • Pilar Martinez febrero 20, 2013 at 4:01 pm - Reply

      Hola Sorina,
      te aplaudo! creo que yo no he sabido expresarme tan bien.
      Efectivamente, debemos entender que los niños estan en proceso de aprendizaje y debemos confiar en ellos porque aprenderán a comportarse según las normas sociales (que por cierto en cada sociedad son distintas).
      Hoy mismo, una chica en twitter me ha comentado que una chica Finlandesa dió un salto hacia detrás un poco asustada cuando vió que ella le iba a dar dos besos al ser presentadas…nadie obligó a esa chica a besar verdad? pues eso 🙂
      Un beso!

  40. Diego febrero 20, 2013 at 3:36 pm - Reply

    ¿Y por que no dejar de mandar los niños a la escuela, así aprenden de solo observar a los adultos?, la respuesta es sencilla, a los niños les es útil la palabra, el consejo, la transferencia de información, los espacios de dialogo, les son útiles los límites como también les resulta útil abrir espacios y derribar barreras, necesitan tanto que les digan "hasta acá" como que les digan "dale animate".
    Luego que diferencia hay entre un limite a respetar y una barrera por romper depende casi exclusivamente de la cosmovisión de los padres, si para algunos padres devolver un beso puede ser una tortuosa obligación cercana al abuso para otros (me incluyo) es estimular al vinculo, a la socialización, es derribar una barrera, es fomentar su inteligencia social.
    Igual estaba viendo que no se para que me gasto en el debate si vas a borrar los comentarios que te son contrarios. Que truchada!.

    • Pilar Martinez febrero 20, 2013 at 4:02 pm - Reply

      Hola Diego,
      no he borrado ningún comentario…no sé a qué te refieres.
      Un saludo

  41. Marta febrero 20, 2013 at 5:52 pm - Reply

    Me encanta, completamente de acuerdo… Y por supuesto nos se puede considerar una mala costumbre como los pedos o eructar (no eruptar que no existe Alberto, parece mentira que seas maestro) Enhorabuena por el blog…

    • Pilar Martinez febrero 21, 2013 at 3:58 pm - Reply

      Hola Marta y Alberto,
      anda…no discutáis que no llegamos a ninguna parte.
      Además, creo que en la esencia estamos bastante de acuerdo: Amor y respeto por lo niños.
      Un abrazo enorme!

  42. Alberto febrero 20, 2013 at 8:13 pm - Reply

    Hola Marta.
    Veo que de cultura web 2.0 andamos un poquito escasa. Voy a ver si te ilumino.
    Un blog que acepta comentarios está expuesto a que haya personas que expresen opiniones distintas a las del propietario.
    Personalmente creo que no he faltado al respeto a nadie, incluso mi postura en el anterior comentario no es tan diferente a la autora.
    No entiendo la falta de respeto que has tenido hacia mí. Quizá sea tu único argumento para desprestigiarme, y sin duda es un acto social que yo no controlo. De todas maneras, deja que me ponga a tu nivel e intente, desde mi humilde opinión, corregir el texto que tú has puesto aquí (ya que sin duda te servirá para aprender). En tu texto dices:

    "Me encanta, completamente de acuerdo… Y por supuesto nos se puede considerar una mala costumbre como los pedos o eructar (no eruptar que no existe Alberto, parece mentira que seas maestro) Enhorabuena por el blog…"

    1- Después de una introducción a nueva oración "Y por supuesto", hay que poner una coma.
    2- La utilización de "nos" no la entiendo. Quizás has querido poner un adverbio de negación, porque sería del género tonto poner un pronombre en esa situación.
    3- Después de "no eruptar" hay que poner una coma.
    4- Al finalizar cada oración, hay que poner un punto. En tu caso, seguramente por tu falta de instrucción, no lo sabías. La próxima vez no pongas una mayúscula si no hay punto.

    Gracias

  43. Sorina febrero 20, 2013 at 10:11 pm - Reply

    Diego, mis hijos no han ido a la escuela nunca. Tienen 18 y 16 años y saben normas sociales mejor que los que van al cole, quizá por haberlas vivido, más que "escuchado".
    Efectivamente, no es necesario ir al colegio para aprender a vivir en armonía con los demás, la familia es el factor socializador principal, mucho más que la escuela. No olvidemos que los niños son grandes, grandes observadores, y creo que el problema de la escuela es precisamente que oralmente transmite ciertos tipos de mensajes que vienen en completa contradicción con su manera de funcionar: es decir, el sistema transmite oficialmente que vivimos en una democracia o que nos tenemos que respetar los unos a los otros; pero en realidad este mensaje tan bonito está prácticamente borrado por el mensaje subliminal transmitido por el propio funcionamiento antidemocrático y falto de respeto de las escuelas.
    Sí, claro que a los niños les es útil el espacio de diálogo, pero precisamente la escuela brilla por su ausencia. No hay ningún espacio de diálogo en ninguna escuela convencional, que yo sepa, y ni siquiera en la mayoría de las escuelas alternativas, por el sencillo motivo de la masificación y por la obligación de respetar las normas que resultan de esta masificación.

    Pero no es este el tema, repito las preguntas hasta que alguien me conteste con sinceridad:
    ¿Por qué les molesta tanto a los adultos que los niños no den muestras de cariño a los perfectos desconocidos – es decir, personas de fuera del círculo familiar inmediato?
    ¿Por qué disfrazan esta molestia como "preocupación por el aprendizaje de las normas sociales" por parte de los niños?

    Porque para mí aquí está el quid de la cuestión y no vale la pena escondernos ya más detrás del dedo :-).

  44. Ana Sanz febrero 21, 2013 at 1:43 am - Reply

    Totalmente de acuerdo Diego, parece que a nuestros niños no se les va a poder tocar, pasamos de un extremo a otro. Me dan pena los padres que se creen tan modernos por ser permisivos. En lugar de hijos vamos a criar cerditos, que hagan todo lo que les plazca….

    • Pilar Martinez febrero 21, 2013 at 4:03 pm - Reply

      Hola Ana Sanz,
      a ver si soy capaz de explicarme porque no entiendo por qué se mezclan las cosas…
      Yo digo que no hay que obligar a los niños a dar besos. No he dicho en ningún momento que por eso tengamos que olvidarnos de las normas sociales. Respetar a tu hijo no es sinónimo de ser permisivo, claro que no.
      Mis hijas no hacen lo que les place (o al menos no siempre), de hecho muchas veces me han comentado lo educaditas que son…¿cómo lo consigo? pues con el ejemplo, con respeto, con mucho amor…
      Y con mucho más criterio que yo puede hablar Sorina que sus hijos son "casi" adultos y míralos lo centrados que están.
      Es que ya me canso un poco de que si somos modernas y por eso somos permisivas…
      Un abrazo

  45. Sorina febrero 21, 2013 at 1:56 pm - Reply

    Ana Sanz, me parece que la salta de un extremo a otro eres tú.
    En primer lugar yo no me permitiría tocar un niño sin su consentimiento así como no me permitiría tocar a un adulto sin su permiso. En segundo, tampoco le permitiría a nadie tocar a mis hijos si no hay confianza y respeto y, menos, que se les haga chantaje emocional en plan "si no me das un beso, ya no te quiero".
    En segundo lugar se trata de respeto, nada más, no de dejar a los niños sueltos, sin cuidado y guía parental.
    Una vez más, me pregunto qué problemas tenemos los adultos para no ser capaces de respetar la idiosincrasia y los procesos naturales de desarrollo emocional y social de los niños.
    En definitiva, ¿cuál es el problema tuyo, Ana Sanz, que disfraces el respeto que se le debe a un niño de "miedo a criar cerditos, que hagan todo lo que les plazca"?
    Un apunte: no sabía yo que los cerditos hacen todo lo que les place, tampoco sabía que hacer lo que a uno le place es algo negativo. Mis hijos hicieron todo lo que les gustó en su infancia y son unos niños encantadores precisamente porque pudieron dar rienda suelta a su creatividad y libertad e imaginación – no hay nada malo en ello, sino más bien al revés.

    • Pilar Martinez febrero 21, 2013 at 4:05 pm - Reply

      Hola Sorina,
      lo que yo creo es que se mezclan churras con merinas.
      No tocar a un niño sin su consentimiento me parece OBVIO y muy lógico…ahora, que por no hacerlo nuestros hijos van a parecer cerditos…pues no lo pillo 🙂
      Un abrazo valiente!

  46. Atalanta febrero 21, 2013 at 4:34 pm - Reply

    Cuando obligamos a alguien a que bese a otro por la fuerza y en contra de sus deseos abusamos de esa persona y la preparamos para aceptar abusos (sexuales y de cualqueir tipo), por no hablar de que claramente no la respetamos.

    • Pilar Martinez febrero 25, 2013 at 4:00 pm - Reply

      Hola Atalanta,
      la verdad es que en las entrevistas a psicólogas expertas en abusos sexuales TODAS han estado de acuerdo en que obligar a dar besos puede predisponer al abuso…puede sonar fuerte pero es así…y no cuesta tanto respetar sus deseos ¿no?
      Un abrazo!

  47. Eva María Ber febrero 23, 2013 at 11:42 am - Reply

    Hola, a mi tampoco me gusta que los niños den besos por que los adultos se los pidan y tengan que acatar por respeto a sus mayores. El contacto físico es para cuando uno quiere y cuanto antes lo aprendamos , creo que es mejor.
    hace un mes justo publiqué un videopost sobre este tema , os lo dejo por si os interesa .http://crianza.creandounafamilia.net/2013/01/los-besos-de-los-ninos.html

    Gracias, Pilar!

  48. Sorina febrero 23, 2013 at 6:14 pm - Reply

    Eva María, me ha gustado mucho tu video – haces claramente la diferencia entre saludar (normas sociales, por así decirlo "obligatorias") y besar (muestra de afecto totalmente voluntaria). Entiendo que las normas sociales se aprenden y es bueno que al final los niños las dominen, y que las muestras de afecto se den sólo cuando el involucrado considere necesario – y hay que respetar esta voluntad suya.
    De donde sacamos la conclusión – veo que nadie ha contestado a mi pregunta – que a los adultos les molesta que no les muestren afecto y lo piden descaradamente a los niños (los únicos a los que pueden intentar "obligar") sin echarse para atrás ante pequeños chantajes emocionales ("si no me das un beso, no te quiero más") o tergiversaciones ("no dar besos es falta de educación, criamos pequeños cerditos").
    Q. E. D.

    • Pilar Martinez febrero 25, 2013 at 3:54 pm - Reply

      Sorina y Eva,
      qué más decir?? ya sabéis que estamos de acuerdo completamente! No es lo mismo una norma social de saludar que besar…no es lo mismo.
      Un abrazo enorme a las dos!

  49. Lupe febrero 26, 2013 at 2:01 pm - Reply

    Muchas gracias por el post, coincido plenamente.
    Cuando mis sobrinas cumplieron 5años les regalé un libro que se llama "Ni un besito a la fuerza" editado por el Instituto de la Mujer alrededor del año 2008. Ahora se lo pediré para mi niño.
    Es importatísimo educar en estos aspectos para prevenir abusos y violencias.
    Un saludo.

    • Pilar Martinez febrero 28, 2013 at 1:25 pm - Reply

      Hola Lupe y Eva! mil gracias por la idea del libro y por el enlace!!! 🙂
      Ya lo he leido y me gusta muchísimo, de hecho, me lo voy a comprar porque quiero que mis hijas lo lean también…se puede decir NO si no te apetece dar un beso, es un mensaje que quiero que tengan claro.
      Un abrazo enorme!

  50. Eva María Ber febrero 26, 2013 at 2:16 pm - Reply

    Aquí tenéis el cuento….

    Ni un besito a la fuerza.

    http://www.asociacionalanda.org/pdf/Doc1%20ni%20u

  51. marta febrero 27, 2013 at 3:47 pm - Reply

    Hola!! Me ha encantado este post. Yo no tengo niños pero no hay cosa que más rabia me dé que mis amigas, conocidas que si que los tienen les insistan en que me den un beso cuando no les da la real gana y a veces por motivos muy diversos. Me coloca en una posicion incómoda de decir, deja, no importa, ya me lo dara otro día y si hay confianza con la mami… directamente le digo deja de dar la turra ja,jajaja. creo que cuando era pequeña me obligaron a dar tantos que empatizo totalmente con los nenes en esa situación. Saludos!!

    • Pilar Martinez febrero 28, 2013 at 1:27 pm - Reply

      Hola Marta,
      es verdad…es una situación incómoda…generalmente yo no pido besos a los niños. A veces vienen ellos solos a darme un beso y otras veces no, pero cuando la mamá es la que le dice "venga, dale un beso" yo en seguida le digo "no, no, no hace falta!". Así intento liberar al niño de pasar un mal rato…
      Un abrazo y gracias por comentar!

  52. Silvia marzo 12, 2013 at 3:51 am - Reply

    Al leer tantos comentarios he caido en cuenta de varios puntos.
    1- Comprensión de lectura cero.
    2- Comprensión y aceptación de las opiniones ajenas casi nula.
    3- Que los niñ@s no deben dar besos forzados. Nosotros criamos a nuestros hij@s. Lo más sencillo que le pude enseñar a mi hija es si no lo conoces y estas conmigo simplemente le das la mano o le dices hola, con eso es suficiente, no es necesario besar a todo el mundo. Pero si creo importante el saludo. Ya que cada dia que pasa ni sabemos lo que ocurre a nuestro alrededor. Como dice el dicho si es forzado no es cariño.
    Espero que mi aporte sea leido y respetado.

    • Pilar Martinez marzo 12, 2013 at 3:11 pm - Reply

      Hola Silvia,
      Estoy de acuerdo contigo, saludar es importante y es mucho más sencillo si no hay que "obligar" a dar besos, no hay que besar a todo el mundo 🙂
      Mis hijas saludan a todo el mundo (y yo tambien) pero besan sólo a los que quieren…ya tendrán tiempo de besar por "educación" jeje
      Un abrazo y gracias por tu aporte

  53. Miriam abril 26, 2013 at 2:48 pm - Reply

    He llegado a este blog buscando saber porqué me cuesta tanto mostrar afecto a todos salvo a mi pareja y veo una relación clarísima entre eso y el hecho de que me obligaran a abrazar y besar a quien me lo pidiera. De hecho mi padre me sigue dando un abrazo al que yo no correspondo cuando me ve y me sigo sintiendo muy violenta aunque no hago nada. Eso me llevó también, en una antigua relación a complacer al otro sin tener en cuenta mis deseos. No se respeta a los niños y por eso de mayores tampoco nos respetamos a nosotros mismos ni respetamos a los demás pero sabiéndolo podemos romper el círculo.

    • Pilar Martinez abril 30, 2013 at 2:01 pm - Reply

      Hola Miriam,
      vaya…tu caso es un clarísimo ejemplo de lo que pasa cuando "obligas" a los niños a besar y abrazar en contra de su voluntad.
      Y como tú dices, es importante romper el círculo…no sé si ya es tarde para nosotros los adultos, pero seguro que no es tarde para nuestros hijos.
      Mil gracias por comentar tu caso <3
      Besos!

      • susan denise saa-jaramillo abril 27, 2016 at 4:45 pm - Reply

        Hola Pilar , es mi primera vez por aqui y aunque soy madre hace mucho ,( tengo trillizos de 15 años emilio, camila y alvaro y mateo de 3) este tema del saludo es reincidente y se repite en todas las etapas , la verdad causa mas de un conflicto y mal rato sobre todo para los chicos , quizas es momento de ponerse en el lugar de ellos , respeto simple respeto, un abrazo.

  54. kasandra octubre 28, 2013 at 4:03 am - Reply

    Lola!! dices que tus papás nunca leyeron éste tipo de artículos verdad y obviamente nunca los pusieron en práctica, pues ahora con mucha más razón creo en toda ésta información y por supuesto que debe ser llevada a la práctica para evitar que los bebés y niños tengan el carácter y la personalidad que tienes tu!!

  55. Vero junio 8, 2014 at 11:01 pm - Reply

    Hola!
    Me gusta el artículo. Yo misma me he sentido incómoda cuando amigas mías han insistido para que me dieran un beso, así que no insistiré con mi peque cuando empiece a dar besos.
    Una pregunta… Qué decís a la gente que pide besos? Y si son las abuelas o familiares?

    Un saludo

    • Flowerpoint Point agosto 26, 2014 at 11:42 pm - Reply

      Yo a la gente de confianza se lo digo directamente: “No le insistais”, o “Déjala, que no le gusta ir dando besos a todo el mundo”. Si no hay confianza, trato de interrumpir el momento con algo, para despistar.

  56. cesar julio 9, 2014 at 8:45 pm - Reply

    Hola , me parece muy interesante lo q escribes respecto a que no debemos obligar a los niños a dar besos, mi consulta es con respecto a la alimentación, como bien sabes muchas veces los niños no quieren comer lo que se prepara en el día sino que desean otras meriendas que son mas agradables para ellos, que debemos hacer al respecto, prepararles el almuerzo que desean, a veces pueden querer algo y a la hora de servirles ya no, mi hija come normalmente pero si se ha dado el caso en que no quiere comer alimento alguno, no por malestar sino porque quiere que le prepare algo especial o porque desee en el momento algo diferente o simplemente no tiene ganas de comer, tampoco creo que se le deba obligar a comer cuando no quiere.

    • Flowerpoint Point agosto 26, 2014 at 11:46 pm - Reply

      No se debe nunca obligar a un niño a comer ni a nada que no quiera hacer, por respeto. Haces muy bien. Ponte en su lugar cuando dudes de algo con un niño, es una pregunta sencilla: ¿A ti te gustaría? Saludos 😉

  57. Zoe diciembre 17, 2014 at 10:16 pm - Reply

    Muy interesante el oosr. Yo andaba buscabdi esto ya que mi bebe no da besos ni abrazos. Y como veo que otros si me parecia raro, ahora veo q cada niño tiene su propia personalidad y debemos respetar. Ya llegara el dia en que el se decida a darlos. Gracias mil.

  58. paola martinez febrero 17, 2015 at 10:11 pm - Reply

    Hola.me gusta tu nota pero tengo un problema un hijo de 18 meses que vive con nosotros y mi hno vive con la señora y sus dos niños adelante el va y le da besos a su tia y abrazos. Mientras que a nosotros no. Es algo que me. Tiene muy triste parece hacerlo aproposito con nosotros. =(

  59. Belu diciembre 1, 2015 at 2:46 pm - Reply

    Hola… mi gorda tiene 2años y 8 meses. Llegue a este sitio por una pregunta puntual que realice. Mi hija es libre de saludar a quien quiera, obvio. Pero en este caso, le esta pasando con sus abuelos (mis papas) que vivimos con ellos, no son visitas ni los ve cada tanto, vivimos con ellos. La gorda a veces pasa que no quiere saludar y cuando se le acerca mi mama o papa darle un beso los saca con la mano, de mala manera. Yo hable con ella y le pedi por favor que no deje de saludar a los abuelos, q vivimos con ellos,que no esta bueno que haga eso. Despues me di cuenta que estaba mal, que los que deben entender que ella puede pasar por esos procesos son su abuelos… y les aseguro…. es mas facil hablar con mi hija que con mis padres. No entienden los niños de hoy, que son mas libres, deciden.Por supuesto le pongo limites, pero yo no utilizo el metodo regimiento de antes!!
    Un consejito por aqui puede ser? 🙂 Gracias!

  60. lucia diciembre 28, 2015 at 5:01 am - Reply

    Yo eso de verdad que me pone nerviosa. Yo le digo a la gente No pidas a mi hijo besos.
    Hay otra cosa también que me molesta es que tocan los genitales de los niños diciendo Hay mi chorrinilla. Eso para mi es un abuso. La gente está fatal. A mi no me gustaría que nadie me tocara los genitales y me dijese. Hay mi…. me explico

  61. Ninette febrero 29, 2016 at 8:05 pm - Reply

    Chorradas…ahora resulta q hay traumas por dar besos…no se pero en la vida me traumatizo ni conozco a nadie traumatizado porque su madre le dijo en su día “salida a los abuelos” o “sale un beso a la tía”.

  62. Rosa octubre 16, 2016 at 7:07 pm - Reply

    Yo lo paso mal, pero sólo con mi madre.
    Mi hija no da besos, que no Dr besos a mis amigas, a familiares lejanos o cercanos me da lo mismo, ella elige, pero me pone muy triste que no de besos, ni abrazos, ni caso ninguna muestra de afecto a mi madre, su abuela. Se desvíe por ella, y no la agobia en absoluto, da besos al abuelo, a mi hermana, a sus tías, al novio de mi hermana!!! Y a mi madre le vuelve la cara.
    Mi madre llora, se pone triste, tío a veces lo llevo mejor y a veces me entra la llorera, a ver, tampoco pudo mucho, una sonrisa y un Hola yaya sería bastante, ¡¡sería un triunfo!!!
    Que no de un beso a las madres de sus compañeros de clase oa mis amigas, me importa más bien poco.
    Es una situación muy dura, os lo aseguro.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies