Hoy por primera vez he entrevistado a un Papá Bloguero. Cada vez hay más papis que abren sus propios blogs para dar su visión particular sobre la crianza de sus hijos y esto es algo que me encanta porque creo que la blogosfera «maternal» (y paternal) se ha enriquecido mucho gracias a ellos.

Además, he tenido la suerte de poder entrevistar al bloguero más positivo de mi TL: David Lay, que está al frente del blog Y Papá También. Un hombre optimista por naturaleza que contagia sus sonrisas por twitter todas las mañanas.


Os dejo con la entrevista:

Vamos a empezar por el principio ¿Quién está detrás de “Y papá También”?

Si tuviese que empezar por una presentación formal, diría que mi nombre es David, soy de Barcelona , tengo 41 años y soy optimista. Estoy casado y tengo dos joyas en casa, tres contado a mi mujer, que son Arnau con 5 años y Judith y sus 14 meses.

Me dedico a asesorar a pequeñas empresas que quieren dar sus primeros pasos en el mundo de las Redes Sociales, ayudándolos y acompañándolos en el camino del 2.0, aunque ahora por casualidades del destino estoy trabajando en otro lugar que me encanta.

¿Qué tipo de contenidos publicas en tu blog y a quién van dirigidos?

Las publicaciones que se pueden encontrar en el blog son variopintas, aunque el denominador común, y el motivo por el que creé Y Papá También, son mis hijos y su maravilloso mundo.

Intento que sea un blog bastante abierto a cualquier tipo de lector, pero tengo muy claro, y para ello escribo, que el público al que va dirigido son todos esos papás y mamás que quieren conocer las experiencias de otro papá normal y corriente y que se sienten identificados con las historias que plasmo en esta bitácora.

Cada día se crean nuevos blogs dirigidos por papás ¿Crees que hay un nuevo movimiento de “papás blogueros”?

Estamos en una «pre-revolución» de los papás 2.0 [pullquote]Estamos en una «pre-revolución» de los papás 2.0 [/pullquote]

Poco a poco estamos avanzando y vamos saliendo de las faldas de las mamás, cariñosamente hablando, para demostrar que nosotros también sentimos la paternidad/maternidad como el que más, que nos queremos implicar, que queremos ser parte activa de la crianza de nuestros hijos y que necesitamos que ellos nos disfruten como nosotros lo hacemos con ellos. Gracias a ese sentimiento nos estamos moviendo y haciéndonos nuestro hueco en la blogosfera maternal.

Antiguamente la maternidad era un área fundamentalmente femenina, pero cada vez más papás recogen a sus hijos del colegio, los llevan al pediatra o al parque ¿Crees que la sociedad está cambiando en este sentido?

Esta cambiando, pero poco a poco. Los cambios requieren de un tiempo para afianzarse y empezar a mostrarse y en nuestra sociedad este cambio es lento pero progresivo, es decir, que va poco a poco, ya que aún quedan resquicios de esa sociedad machista en la que hemos estado viviendo durante tantos años y eso no puede cambiar de la noche al día, pero es progresivo, ya que vamos avanzando y cada vez es más normal ver a esos papás en la puerta del colegio para ir a buscar a los peques, en el parque conversando con otras mamás y papás con la mayor naturalidad del mundo o visitando al pediatra y enterándose perfectamente de que lo que es un percentil y el calendario de vacunas correcto para los pequeños.

Sin embargo, creo que queda mucho trabajo por hacer. De hecho, constantemente escucho quejas de mamás que dicen que sus parejas no se implican todo lo que deberían ¿Qué podemos hacer las mamás que queremos que nuestras parejas estén más implicadas en el cuidado de los hijos?

Aquí yo echaría la culpa tanto a papá como a mamá, cada uno en su justa medida para que no se me enfade nadie, y lo explico:

Los principales culpables de que los papás no se impliquen en el cuidado de los niños somos nosotros mismos. Como siempre se ha comentado, vivimos todavía en una sociedad machista, a pesar de esos grandes cambios que vamos viendo poco a poco, pero el concepto de la sociedad donde la casa gira en torno a mamá y papá es el que trabaja fuera y solo se preocupa de traer el dinero a casa aún se respira en pleno siglo XXI. Es por ello que los primeros que debemos poner absolutamente todo de nuestra parte para cambiar el concepto somos nosotros. Tenemos que empezar a colaborar, tenemos que dar el paso hacia delante y atrevernos a ser parte de la crianza de los pequeños.

[pullquote]Tenemos que empezar a colaborar, tenemos que dar el paso hacia delante y atrevernos a ser parte de la crianza de los pequeños.[/pullquote]

A partir de aquí vendría la parte de culpa, mínima pero importante, de mamá. Igual que todavía hay machismo, también hay mamás que forman parte de ese juego de antaño. Aún se escuchan voces de mamás que siguen pensando que los hombres no servimos para cuidar a los hijos, que somos incapaces de participar en la crianza, que no podemos formar parte de su vida y que nuestro lugar está fuera de ese círculo tan bonito llamado maternidad.

Siempre he defendido que la familia es un círculo donde todos los puntos se tocan y donde papá y mamá abrazan constantemente al niño, el centro de la circunferéncia, esta únion no tiene que entenderse como una cadena donde el niño está en una punta, mamá en el centro y papá en el otro lado totalmente separado del niño.

[pullquote]Siempre he defendido que la familia es un círculo donde todos los puntos se tocan y donde papá y mamá abrazan constantemente al niño[/pullquote]

Así que ánimo a todos los papás que se impliquen en el cuidado de los niños, ya que todo van a ser ventajas y el gran beneficiado va a ser el pequeño, y también ánimo a las mamás que quedan reticentes todavía a que dejen participar a los papás, que los eduquen y que les muestren la manera de hacerlo, ya que ellas son las mejores maestras que podemos encontrar.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro para el blog? ¿Nos puedes avanzar algo?

La verdad es que nunca me planteo proyectos de futuro con el blog, ya que como dice el decálogo del buen bloguero, uno de los puntos importantes de una publicación de este tipo es actualizarla todo lo que se pueda y por falta de tiempo eso es complicado. Así que más que proyectos de futuro la idea principal es seguir explicando esta maravillosa historia que es la paternidad dentro de un orden y siempre que sea posible.

De todas maneras como alma inquieta del 2.0 que me considero, siempre estoy pensando cosas que creo que pueden beneficiar a esta «pre-revolución» de los papás 2.0 que se está poniendo en marcha, así que nunca dejo de darle vueltas a la cabeza y barajar nuevas posibilidades que puedan llevar a mejorar el blog y por aproximación la blogosfera paternal.

¿Alguna cosa más que nos quieras comentar?

Simplemente agradecer a todos y cada uno de los papás y mamás blogueros y blogueras el gran trabajo que hacéis, ya que sin vosotros Y Papá También no existiría. Gracias a vuestros grandes consejos y a vuestro gran trabajo explicando, aconsejando y ayudando a los que vivimos esta maravilla de la paternidad/maternidad.