Mi hija dormía bien y ahora ha empeorado

¡Por fin es viernes! y eso significa que se publica el artículo de la sección “El viernes…la psicóloga responde en Maternidad Continuum” con Mónica Serrano.

Os recuerdo que si queréis que Mónica responda alguna consulta, sólo tenéis que mandarla a maternidadcontinuum@gmail.com Para ver el post donde se dan todas las indicaciones entrad aqui.

Mónica Serrano Muñoz Psicóloga Infantil. Especialista Psicóloga Perinatal, especialista en maternidad, la crianza con apego y en acompañamiento durante la maternidad. Para un asesoramiento más amplio, podéis contactar con ella escribiendo a psicologa@bambulah.es Puedes ver los servicios de asesoramiento que ofrece aqui y puedes leer sus artículos en el blog http://psicologiaycrianza.blogspot.com.es/

 

Pregunta

Hola Mónica, mi consulta es sobre el sueño de mi hija de 21 meses. Ella ha dormido con nosotros desde los 2 o 3 meses, tenemos la cuna adosada a la cama y va por temporadas que o duerme en su cuna a mi lado o se mete en nuestra cama. La verdad es que siempre ha dormido bien. Ha tenido varios despertares para tomar el pecho pero yo casi no me enteraba. Desde hace 1 mes la cosa ha cambiado y a empezado a dormir fatal. A despertarse casi cada media hora, darme patadas, llamarme, llorar… con el pecho se calla y  se duerme pero parece que es un sueño superficial porque es darse la vuelta y otra vez igual. Es como si yo le molestara pero a la vez no quiere estar sola en la cuna. Hay noches que se las pasa en la teta desde que se acuesta hasta que se levanta y me parece un retroceso muy grande con respecto a cómo ha sido ella desde que nació. Pensaba empezar a destetar y pasarla a su cuarto este verano pero creo que va a ser imposible. Decirte también que no se duerme si no es al pecho y si la quito cuando veo que está relajada para que acabe de dormirse solita se pone fatal con un llanto desconsolado que hace que se espabile y tengamos que volver a empezar.

No sé si esto es normal y si puedo hacer algo para solucionarlo. También me gustaría saber si hay alguna manera de pasarla su habitación sin que lo pase mal o si es mejor esperar algo de más tiempo hasta que ella duerma mejor. Gracias de antemano y un saludo


Respuesta

Estimada amiga, gracias por compartir con nosotras tu consulta.

El sueño infantil es un tema que suele preocupar a los padres. Obviamente, es una cuestión sobre la que, generalmente, somos sensibles, pues la necesidad de descansar es fundamental, más todavía cuando estamos regidos por horarios laborales poco flexibles.

Tu preocupación se centra en los cambios experimentados por tu hija desde hace un mes en lo referente al sueño.

En primer lugar decirte que lo que comentas es normal, pues el sueño infantil es un proceso evolutivo, en desarrollo, por lo que puede variar en función de la etapa en la que se encuentre el niño y en función de sus experiencias vitales en dicha etapa.

[pullquote]el sueño infantil es un proceso evolutivo, en desarrollo, por lo que puede variar en función de la etapa en la que se encuentre el niño [/pullquote]

A la edad de tu hija (21 meses), los niños suelen tener que enfrentarse a diversas experiencias nuevas en su vida. Muchos de ellos han comenzado a asistir a la guardería, lo cual conlleva que ha diario vivencien situaciones nuevas, experiencias diferentes, etc. Esto puede suponer cierto estado de intranquilidad a los niños, que hagan que su sueño se vea algo alterado. Estas experiencias no tienen por qué ser desagradables para los niños pero, aun siendo agradables, pueden generarles intranquilidad.

Por otra parte, a esta edad los niños están desarrollando de manera muy rápida su lenguaje, es la fase de la explosión del lenguaje, en la que cada día aprenden nuevas palabras. Este desarrollo tan rápido, que hace que se produzcan muchos aprendizajes nuevos cada día, también puede hacer que el sueño del niño sea algo intranquilo.

[pullquote]los nuevos aprendizajes pueden hacer que el sueño del niño sea algo intranquilo[/pullquote]

Lo mismo sucede con el desarrollo cognitivo y psicomotor, que atraviesan una etapa de rápida evolución, otorgando al niño nuevas posibilidades de pensamiento, movimiento y acción cada día.

Por otra parte, a la edad de tu hija, muchos niños están comenzando a tomar conciencia del control esfinteriano. Esta toma de conciencia, que no es un control consolidado todavía, constituye un reto más para los niños. Supone un paso adelante en el conocimiento y control de su propio cuerpo y un hito en la evolución de la autonomía personal. Sin embargo, es un proceso paulatino y progresivo que el niño ha de atravesar hasta afianzar un control completo. Este proceso en la vida del niño es un acontecimiento importante que puede influir en un estado de cierta intranquilidad, que afecte al sueño.

Así pues, la edad de tu hija es una edad de un rápido desarrollo evolutivo. Cada día se enfrenta a nuevos aprendizajes, situaciones desconocidas a las que ha de aprender a desenvolverse. Todo esto puede generarle fases de intranquilidad que se manifiesten con un sueño más intranquilo.

Así pues, parece ser que lo que está alterando el sueño de tu hija son los constantes cambios y situaciones nuevas con las que se encuentra diariamente. De esta manera, puede deducirse que, para paliar el impacto de los cambios en la niña, sería conveniente evitar introducir más cambios en su vida siempre que sea posible.

[pullquote]La mejor manera de hacer el cambio de habitación sin que la niña lo pase mal es esperar a que sea ella misma la que decida establecerse un su propia habitación[/pullquote]

Por ello, tal vez no sea éste el mejor momento para plantearte el cambio de habitación. La mejor manera de hacer el cambio de habitación sin que la niña lo pase mal es esperar a que sea ella misma la que decida establecerse un su propia habitación. Para ello es necesario esperar a que la niña madure, se sienta preparada y sea capaz de expresar su deseo de dormir en su habitación.

Sin embargo, puedes ayudarla en el proceso e irle preparando. Si ya tienes su habitación establecida, puedes irle explicando que allí está su cama y que cuando ella quiera, podrá dormir en ella. Podéis comenzar durmiendo la siesta las dos juntas en la habitación de la niña y las noches en la habitación familiar. Cuando se haya habituado a las siestas, podéis quedaros alguna noche en la habitación de la niña las dos.

No obstante, esto debes enfocarlo como un proceso, hacerlo poco a poco, respetando el ritmo de la niña. Aun así, te recomiendo que inicies este proceso en una temporada en la que tu hija se encuentra más tranquila.

Lo mismo sucede con el destete. Obviamente ésta es una decisión personal que debéis determinar tu hija y tú. Sin embargo, permíteme aconsejarte que, si puedes, trates de comenzar el proceso de destete en una temporada más tranquila para la niña, pues el destete es un cambio muy importante en la vida de los niños.

Con todo esto, espero que mi respuesta te haya servido de ayuda y, si necesitas que profundicemos en alguna cuestión, no dudes en ponerte en contacto conmigo en la dirección psicologa@bambulah.es.

Con mucho afecto,

Mónica.

2013-04-12T08:30:47+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies