El sistema educativo actual no forma a los niños como personas capaces de enfrentarse a un mundo que ha cambiado desde nuestra infancia: Entrevista a Diana López

otra_educacion_es_posible

 

Desde que comencé hace más de un año con la Serie de Artículos “Otra Educación es Posible” he tenido la suerte de entrevistar a un elenco de expertos maravilloso (si quieres leer otras entrevistas de esta serie, ve al final de este post).

La idea es ayudar a que todos nos demos cuenta de que hay otra forma de educar que funciona, que los datos de fracaso escolar en el sistema educativo español no son normales y que es necesario un cambio URGENTE.

Diana-LopezHoy te quiero presentar a Diana López Merino, una absoluta experta en aprendizaje creativo que siempre está buscando nuevas formas de motivar y favorecer el aprendizaje, siempre intentando que el niño aprenda desde la diversión.

Así se presenta ella misma:

“Investigo sobre las distintas formas de aprender de cada persona y aplico este conocimiento al área de la educación. Ayudo a las familias que quieren mejorar el rendimiento de sus hijos en el colegio, proporcionando pautas y herramientas para conseguirlo, respetando siempre las características individuales del niño, su desarrollo cognitivo y su ritmo de aprendizaje.

Puedes encontrarme en mi página ActividadesMultisensoriales.com, en Facebook, en Twitter, en Google+ y en Pinterest.”

¡Seguro que la entrevista que le he hecho a Diana te va a encantar!

Háblame de tu página “Actividades Multisensoriales” ¿Qué tipo de información ofreces y cómo se te ocurrió crear esta página web?

En mi página puedes encontrar actividades educativas, divertidas y respetuosas con la forma de aprender de cada persona, aunque me centro en niños de 3 a 8 años principalmente.
Mi página surge para orientar a los padres, o educadores en general, que buscan otra forma de que sus hijos (alumnos) aprendan, porque ven que el aprendizaje tradicional en el entorno escolar no está dando el resultado esperado.

Son niños desmotivados, que se aburren, que les cuesta mucho esfuerzo entender los conceptos, que necesitan un refuerzo escolar en algunas asignaturas. Y sus educadores buscan ideas, formas de hacer o actividades para que estos chicos aprenden de manera más eficaz.

España está a la cabeza de Europa en fracaso escolar, de hecho uno de cada tres jóvenes no termina la secundaria ¿Cuál crees que puede ser el motivo?

Te doy mi punto de vista como madre y la experiencia con mis hijos, aunque son pequeños y aún no están en la ESO.

Creo que la base de todo son dos puntos.

El primero es la desmotivación de los chicos en el colegio relacionado con la rigidez de los temas explicados. El sistema educativo español está orientado a explicar los conceptos clasificados en asignaturas y todos hemos sufrido esa asignatura que hemos odiado y no nos ha gustado nada. Posiblemente haya sido porque no se nos daba bien, no entendíamos las explicaciones y nos suponía muchísimo esfuerzo.

[pullquote]

Un proyecto puede ser tan amplio como quiera el profesor y puede involucrar muchas asignaturas, desde arte y plástica, a matemáticas, física, lengua, etc.

 

[/pullquote]

En este planteamiento creo que es muy bueno explicar y enseñar a los chicos por proyectos. Un proyecto puede ser tan amplio como quiera el profesor y puede involucrar muchas asignaturas, desde arte y plástica, a matemáticas, física, lengua, etc. En este contexto, esa “asignatura” que no nos gusta está relacionada con otras muy distintas sobre las que nos inclinamos y el uso que necesitemos de la “maldita” tiene una aplicación real y vemos el porqué es necesario conocerla.

Esta forma de explicar junto con la cantidad de horas que un alumno tiene que estudiar a lo largo del día puede desmotivar a muchos, sobre todo en las horas que dedican fuera del colegio. Estoy en contra de los deberes por sistema, porque sí, en los deberes sueltos por asignaturas que no motivan al alumno a hacerlos (repetitivos, aburridos), que no les proporcionan ninguna satisfacción ni ven una justificación real de cumplimentarlos, que no tienen en cuenta sus intereses, sus gustos y su ritmo y estilo de aprendizaje.

Eres madre y experta en fomentar el aprendizaje creativo y divertido ¿Por qué crees que los niños pierden las ganas de aprender y se convierten en adolescentes desmotivados?

Porque mientras son pequeños (3-5 años) aún está en mente la idea de que son niños y se les permite jugar, y muchos aprendizajes les llega a través de juegos, rimas, canciones, etc. Pero pasan a la etapa de educación obligatoria (6 años) y es todo distinto, ya no se juega mientras se explican las materias, se tiene un horario rígido que hay que cumplir, con un temario por asignatura que no se puede adaptar al ritmo de la clase ni a los intereses de los niños.

Se les olvida que hace tan solo unos meses jugaban en clase y que, aunque estén en otro nivel educativo, una de las mejores formas de aprender y retener lo aprendido es a través del juego. Y no hay que pensar únicamente en juegos como las cartas, el parchís, etc., o en juegos tecnológicos (aplicaciones de móviles o tablets), se puede reciclar mucho material para proponer actividades lúdicas educativas.

[pullquote]

Otro de los puntos en lo que falla el sistema educativo es en explicar los conceptos de forma inconexa entre asignaturas y que no ven la necesidad de aprender lo que se les está explicando porque no creen que lo vayan a utilizar en la vida real.

 

[/pullquote]

Otro de los puntos en lo que falla el sistema educativo es en explicar los conceptos de forma inconexa entre asignaturas y que no ven la necesidad de aprender lo que se les está explicando porque no creen que lo vayan a utilizar en la vida real. Hasta que los chicos adquieren un nivel madurativo más cercano al adulto, sería preferible centrar las explicaciones en lo que les interesa del mundo en el que viven, lo que les atañe y de la forma más concreta posible. Una vez entendido el concepto aplicado a situaciones particulares se debería ir generalizando.

Por último, muchos profesores no respetan el estilo de aprendizaje de los alumnos, y no quiero decir que no respeten su nivel madurativo o su ritmo de adquisición de conocimientos.

Me refiero a que les obligan a estar sentados y concentrados durante mucho tiempo al día y se plantean las clases al estilo tradicional de pizarra, libro de texto o cuaderno, y lápiz. En cambio, si se pudiera adaptar la enseñanza a los chicos y a su forma de aprender (y no que los niños se adapten a la metodología del profesor o de la escuela) se reconocería que son personas individuales, con sus propios gustos e intereses, se les valoraría por cómo son y mejoraría mucho el tiempo que pasan en el colegio puesto que el aprendizaje sería más eficaz, aumentarían la confianza en sí mismos y se mantendría y motivaría su curiosidad por entender las cosas que les rodea.

¿Es posible enseñar sin las amenazas, los castigos y el miedo a la nota final? ¿Se puede conseguir que los niños (y adolescentes) aprendan por el placer de aprender?

¡Uf! Es una pregunta difícil. Desde mi punto de vista, tal y como está planteado el sistema educativo actual en España eso no es posible porque todos los que participamos en la tarea educativa contribuimos a ello.

Tanto los profesores como la dirección del colegio están condicionados por el temario que tienen que impartir en clase y que viene dado desde el ministerio de educación o su comunidad autónoma. Con tanta rigidez, una de las formas más fáciles de evaluar a un alumno son los exámenes, además de que es un método muy tradicional pero que no demuestra realmente lo que el alumno sabe.

[Tweet “Un examen puede ser un castigo para un alumno ya que la nota le etiqueta como buen o mal estudiante”]

Un examen puede ser un castigo para un alumno puesto que la nota le etiqueta como buen o mal estudiante. Sin embargo, es curioso como los profesores y psicopedagogos son conscientes de que un cada uno nos comportamos de forma distinta ante un examen, influye mucho nuestro carácter, nuestro ambiente en casa, el descanso previo al examen, la alimentación, otras circunstancias externas como preocupaciones personales, etc. y que la nota de un examen no refleja realmente nuestro conocimiento.

Tanto si la nota es buena como si es mala no es suficiente evaluar a un alumno a través de un examen y supone un gran peso para un niño, sobre todo si es de corta edad (primeros cursos de educación primaria). La nota mala le etiqueta como mal estudiante ante sí mismo y sus compañeros. Y dependiendo del carácter del niño, la buena nota le puede suponer ansiedad por mantenerla a lo largo del curso para no defraudar a nadie (padres y profesores).

[pullquote]

es posible aprender por el placer de aprender si se respeta el ritmo de aprendizaje del niño, su interés en los temas a medida que van surgiendo y su forma de aprender.

 

[/pullquote]

Con todo esto quiero decir que es posible aprender por el placer de aprender si se respeta el ritmo de aprendizaje del niño, su interés en los temas a medida que van surgiendo y su forma de aprender.

Nuestros hijos se aburren en clase, aprenden de memoria y al día siguiente lo olvidan ¿Qué cambios incluirías tú en el sistema educativo para que esto no ocurriera?

Yo cambiaría muchísimas cosas puesto que el sistema educativo actual no forma a los niños como personas capaces de enfrentarse a un mundo que ha cambiado mucho desde nuestra infancia. Por ejemplo, en mi época de estudiante era muy habitual escuchar que lo mejor era estudiar una carrera universitaria porque así no te faltaría trabajo, incluso se pensaba que tu primer trabajo serio (o uno de los primeros) ya sería para siempre, lo típico de jubilarte en la empresa en la que empezaste a trabajar.

Para concretar un poco, la escuela ideal para mí sería una escuela sin aulas tal como las conocemos ahora, no habría paredes separando clases sino que todo sería más diáfano y se ubicarían espacios temáticos repartidos por toda la escuela: geografía, química, historia, matemáticas, lengua, arte, etc.

Aunque la idea es similar a dividir el aprendizaje en asignaturas, en cada espacio temático se relacionarían los temas entre sí puesto que la física requiere de las matemáticas o de la arquitectura. El tenerlo separados por categorías es para facilitar la disposición de los materiales, los cuales estarían a disposición de todos.

Los materiales no sólo incluirían libros, también estarían presentes juegos, materiales manipulativos, materiales reciclados y todo lo que permita que cada niño aprenda a través de sus intereses y su estilo de aprendizaje.

Tampoco habría puertas que limitaran o impidieran el movimiento de los alumnos, serían “puertas abiertas” y que los chicos tuvieran libertad para entrar y salir, moverse por los distintos espacios de la escuela o salir al aire libre (al patio) sin restricción de horario y sin límite de tiempo.

[pullquote]

Con una escuela construida de esta forma, no habría que clasificar a los niños por año de nacimiento, más bien habría edificios o plantas dentro de un edificio repitiendo los espacios temáticos, y cada edificio albergaría a grupos de niños por nivel madurativo y se adaptarían los materiales al nivel de conocimiento de un rango de edad.

 

[/pullquote]

Con una escuela construida de esta forma, no habría que clasificar a los niños por año de nacimiento, más bien habría edificios o plantas dentro de un edificio repitiendo los espacios temáticos, y cada edificio albergaría a grupos de niños por nivel madurativo y se adaptarían los materiales al nivel de conocimiento de un rango de edad.

Evidentemente, no sería posible mezclar chicos adolescentes con niños pequeños pero sí veo viable que trabajen de forma conjunta chicos que se lleven de 2 a 4 años entre sí, en el que el nivel madurativo sea similar y no tanto el nivel cognitivo. Personalmente, yo lo estoy viviendo con mis hijos en casa porque, por ejemplo, la mayor está enseñando a sumar al pequeño.

Por último, no habría notas ni exámenes, las evaluaciones serían individuales para conocer la evolución de cada niño pero sin compararle con los demás.

¿Alguna cosa más que nos quieras comentar?

Últimamente muchos padres estamos tomando conciencia de que otra forma de enseñar es posible, que la forma en la que aprendimos nosotros ya no es la mejor, que debemos escuchar al niño para poder aprender conjuntamente, también los adultos de ellos, que todo niño es capaz de aprender si se le motiva adecuadamente y se le respeta el tiempo que necesita para entender los conceptos, que es mejor adaptar el aprendizaje al niño y no que él se adapte a una metodología que no le respeta como persona individual que es y que todo en la vida del niño es un juego y que es mejor manera de estimularle y de aprender.

¡Muchas gracias!
 Todos los post de la Serie de Artículos Otra Educación es Posible:

– Empezamos la Serie de Artículos Otra Educación es Posible

– Ninguna persona incapaz de ofrecer amor incondicional, debería dedicarse a la docencia: Entrevista a Myriam Moya

– Se debe re-considerar todo el proceso de enseñanza, no necesariamente los contenidos: Entrevista a Nacho Calderón

– Nuestros hijos a menudo no nos obedecen, pero siempre nos imitan: Entrevista a Ana Olivares

– Los niños que aprenden sin escuela, se convierten en jóvenes llenos de energía y creatividad: Entrevista a Priscila Salazar

– Aprender a leer no es lo mismo que enseñar a leer: Entrevista al Colegio Andolina

– Lo que aprendemos tiene que servirnos para algo en le día a día: Entrevista a María Pérez

 – Nuestros hijos memorizan libros de texto como papagayos, al igual que hicimos nosotros: Entrevista Asociación Otra Escuela es Posible

2014-06-23T11:21:02+00:00 5 Comments

5 Comments

  1. Roberto Doussang junio 23, 2014 at 1:40 pm - Reply

    Gran entrevista! El tabajo de Diana es fantástico, muy bien pensado y util

    • Pilar Martinez junio 24, 2014 at 9:38 am - Reply

      Hola Roberto!
      La verdad es que Diana es maravillosa y su escuela ideal me parece increíble!! Ojalá las escuelas de hoy en día se parecieran más a la que ella tiene en mente.
      Un abrazo!

  2. Raquel Ruipérez junio 28, 2014 at 3:36 pm - Reply

    Pilar, me han gustado mucho el artículo y la entrevista. Como madre de dos niños, el tema de la educación me preocupa mucho. Y no veo que se vaya a producir ningún cambio en el sistema educativo. Los que no hacemos homeschooling (casi nadie) o llevamos a los niños a escuelas libres o con métodos diferentes (no siempre es posible) nos vemos muy limitados. En estos casos, es en casa donde debemos intentar mejorar o potenciar las carencias. Gracias y un abrazo.

  3. Verónica Reng enero 17, 2015 at 6:38 pm - Reply

    Excelente artículo, como nos tienes acostumbrados!
    Yo aun tengo un bebé, pero ya desde la guarde que pretende “educar” voy viendo muchas cosas con preocupación. Quiero que mi hijo aprenda, se eduque que la escuela le de herramientas útiles al mundo moderno. Me llamo la atención sobre el exámen y el castigo, y no puedo estar mas de acuerdo, aunque siempre fui muy buena estudiante, admito lo mal que lo pasaba al recibir un diez porque era catalogada de empollona y eso, frustra, al igual que el que obtiene insuficiente lo marca con un millón de adjetivos. Yo tambien creo que otra educación es posible y apoyo el cambio!

  4. Kids & Teens abril 22, 2016 at 6:01 pm - Reply

    Muy interesante el contenido de la entrevista y la información aportada!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies