cartel_peliculas_navidad

Seguro que tienes tradiciones navideñas que no son las típicas de todo el mundo ¿quién sabe? quizás en tu familia siempre os disfrazáis en Nochebuena, coméis helado en vez de roscón de reyes o el día de la comida familiar más importante es el 26 de diciembre en lugar del 25.

Y no hay nada de malo en ello, porque como bien dice IKEA, cada hogar es una República Independiente y tiene sus propias reglas y costumbres.

En mi caso hay una tradición que se remonta a mis infancia y adolescencia que es ver algunas películas que aunque no son navideñas, para mi son típicas de estas fechas porque siempre, siempre las ponían en la televisión (allá cuando no teníamos TDT, ni canal plus, ni nada de eso).

Cristal Oscuro

cristal_oscuro

Esta es una preciosa película de marionetas ambientada en un mundo de fantasía que nunca me canso de ver. Mis hijas todavía no la han visto porque creía que les podía dar miedo, pero creo que esta navidad ya va tocando que la veamos juntas con un buen bol de palomitas.

E.T.

ET

¿Hay algo más típico que ver ET en Navidad?

Este tierno extraterrestre siempre consigue sacarme una lágrima porque el pobre lo pasa tan mal hasta que consigue «volver a casa».

Es una película que no da nada de miedo, divertida, con escenas graciosas, con niños de protagonistas que consiguen ganar a los adultos malvados ¡lo tiene todo para que encante a los peques!

La Princesa prometida

pantano de fuego

«Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir” Seguro que conoces esta frase porque es una de las mejores escenas de la película.

Como bien cuenta el abuelo en su resumen, es una historia de esgrima, combates, torturas, venganzas, gigantes, milagros, persecuciones, fugas y amor verdadero.

Es una película que no te cansas de ver una y otra vez porque es maravillosa.

La Historia Interminable

atreyu

No podía faltar La Historia Interminable, la película de mi libro favorito de la infancia, porque, a pesar de que se deja mucha historia sin contar, es una película muy especial y hecha con muchísimo detalle.

Aunque a Michael Ende no le gustó la adaptación de su libro, tengo que decir que a mi me parece una película estupenda tanto para adultos como para niños (sólo hay que tener un poco de cuidado al final, porque «la nada» da un poco de miedo) y además tiene una banda sonora fantástica.

¿Y tú ves alguna película especial en Navidad? Te animo a comentar 😉