Tetanalgesia: parece magia pero no lo es

tetanalgesia_Peset_valencia

La tetanalgesia como su propio nombre indica, es un término que se usa para referirse a la calma y la reducción del dolor que sienten los bebés que son amamantados mientras sufren pruebas médicas dolorosas: vacunas, prueba del talón, administración de vitamina K tras el parto, extracción de sangre, etc.

Este “palabro” se inventó hace ya algunos años por un grupo de pediatras del Centro de Salud El Greco de Getafe (Madrid) pertenecientes al Grupo Previnfad/PAPPS tras ver que los bebés que estaban al pecho de sus madres prácticamente ni lloraban ni se quejaban cuando les ponían las vacunas correspondientes (todo lo contrario que el resto de bebés que normalmente lloran desconsolados).

Si lo piensas tiene toda la lógica del mundo, porque los bebés de forma instintiva, piden mamar cuando sienten dolor (o miedo) por lo que en una situación nueva, que ellos pueden percibir como de peligro, lo normal es que les podamos ofrecer el pecho para calmarlos y ayudar a que su dolor sea menor.

[Tweet “La tetanalgesia es beneficiosa para todos, bebé, madre y personal sanitario”]

Es una solución sencilla y barata que beneficia a todos los interesados:

Al bebé

tetanalgesia

Sin duda es el mayor beneficiado aquí porque disminuye significativamente su dolor y su estrés, con lo que la prueba no supone un trauma para él.

El bebé se encuentra tranquilo, recibiendo la leche calentita de mamá y normalmente ni se da cuenta de que le están pinchando y si lo nota, le molesta muchísimo menos que si le pinchan “a pelo” sujetado entre dos adultos, inmovilizado y aterrorizado.

A la madre

tetanalgesia (1)

Que siente que está ayudando a su hijo en un momento complicado de su vida (y es que de verdad lo está haciendo).

Además esto aumenta su confianza como madre, se siente parte activa del tratamiento y mejora el vínculo con su bebé.

Al personal sanitario

tetanalgesia3

Las ventajas para el personal sanitario son numerosas:

  • la prueba se realiza más rápidamente y sin sufrimiento
  • no es necesaria ayuda de otros compañeros para inmovilizar al bebé
  • el bebé no se mueve por lo que se producen menos errores
  • se puede “aprovechar la ocasión” para resolver dudas de la madre en cuanto a su lactancia o revisar el agarre del bebé al pecho

Sin embargo se practica poco

¡Qué raro! ¿verdad? algo tan sencillo, tan barato y que no tiene ningún inconveniente para nadie ¿cómo es posible que no se esté haciendo de forma protocolaria en todos los hospitales y centros de salud?

Pues como siempre, la culpa la tiene el desconocimiento y los protocolos rígidos de algunos centros sanitarios.

En abril de 2015, se realizó un pequeño estudio en Sevilla sobre la evaluación de los conocimientos de tetanalgesia y su aplicación en una unidad de neonatología. Se entrevistó una población de 51 profesionales sanitarios y se vio que únicamente el 45% de ellos conocía el término y su aplicación.

Pero lo más curioso de todo es que estos sanitarios que lo conocían, sólo lo estaban aplicando el 22%.

estudio_tetanalgesia2

¿Qué cosas pasan verdad? la falta de consenso entre los que no conocen la tetanalgesia y los que sí la conocen es la causa mayoritaria para no aplicarla (ganando los que NO la conocen porque no se aplica), seguida por la falta de tiempo, algo bastante absurdo ya que la tetanalgesia ahorra tiempo en las pruebas, lo que nos lleva de nuevo al desconocimiento y la desinformación.

¿Y con los bebés que toman biberón qué pasa?

En estos casos se denomina “maternoanalgesia” y casualmente se ha visto que los bebés también están más calmados y sienten menos dolor ante pruebas invasivas si están en el regazo de su madre tomando un biberón, así que también se podría hacer muy fácilmente.

Para saber más sobre tetanalgesia, puedes leer este artículo publicado en la revista digital de la Asociación Española de Pediatría o descargar esta presentación donde el pediatra Manuel Merino explica de forma sencilla en qué consiste la técnica.

Y ahora llega tu turno ¿has usado la tetanalgesia alguna vez? ¿ha funcionado para tu hijo? dímelo en los comentarios.

 

 

Fotografías: tetanalgesia en el Hospital Dr. Peset de Valencia gracias a Hoy Comentamos, presentación de Manuel Merino y grupo de apoyo a la lactancia del Centro de Salud Olaguibel (Vitoria-Gasteiz), tetanalgesia ganadora del concurso de fotografía WABA 2014.

2016-03-17T09:30:00+00:00 40 Comments

40 Comments

  1. Gloria marzo 17, 2016 at 10:28 am - Reply

    Es muy interesante y a mi bebé si que le pusieron la vacuna de la hepatitis así y la del talón, pero mi pregunta es: no tendrán luego miedo a q les hagan daño mientras están mamando?

    • Pilar Martinez marzo 17, 2016 at 10:43 am - Reply

      Hola Gloria,
      no te preocupes por eso, algunos bebés están tan felices en la teta de sus mamis que ni se enteran de que les han pinchado porque realmente sienten mucho menos dolor.
      Un beso!

  2. Silvia marzo 17, 2016 at 10:44 am - Reply

    Pues con mi primer bebé si lo pude hacer pero siempre pidiendo yo “el favor”. Mi enfermera era muy maja y pro teta y no tenia problema pero es verdad que no me lo sugirió ninguna de las veces.
    Con mi segunda está siendo imposible. La teta sólo le da alimento 🙁 así que para ella el sueño, molestias, dolores, etc no implican calmarse con la teta. Una lástima porque es más difícil tranquilizarla.

    • Pilar Martinez marzo 18, 2016 at 10:03 am - Reply

      Hola Silvia,
      quizás tu enfermera no la conocía y gracias a ti ahora lo usa a diario…¿quién sabe? En cuanto a tu segunda hija…qué pena que no quiera usar el pecho para calmarse, porque eso nos facilita muuucho las cosas a las madres (y no sólo en pruebas médicas).
      Un abrazo y gracias por compartir tu historia!

  3. Emma marzo 17, 2016 at 3:31 pm - Reply

    A mi me pasa lo mismo que a Silvia. Para los míos la teta es alimento, si no tienen hambre, vuelven la cara y se apartan. Sí se calman en brazos, y son muy de mimos, pero no con teta. Para ellos la teta siempre ha sido para comer, así es que si se la ofrecías antes de las 3 horas, por la razón que fuese, se apartaban y no mamaban.

    Pero para los bebés que sí que se enganchan independientemente del hambre que tengan, sí me parece una opción genial.

    • Pilar Martinez marzo 18, 2016 at 10:05 am - Reply

      Vaya Emma,
      otros bebés que no quieren calmarse con el pecho!
      La verdad es que eso hace que calmarlos sea más complicado porque normalmente la teta suele ser mágica, en cuanto se enganchan se pasan todos los males jeje
      Mucho ánimo entonces y gracias por compartir tu historia.

  4. Lourdes marzo 18, 2016 at 1:27 am - Reply

    Yo pedí que pinchara a mi hijo con esta técnica pero el ats no es partidario, dice que asemejara la lactancia al dolor y rechazará después el pecho. Conocía vagamente esta técnica y para mi es un bruto que no dejó que mi hijo se agarrase a mi pecho puesto que estaba dormidito sin contemplaciones le pinchó. Mi hijo despertó asustado y le ha quedado un tic.

    • Pilar Martinez marzo 18, 2016 at 10:06 am - Reply

      Yo no creo que el niño hubiera cogido miedo a la teta, una pena porque es algo tan sencillo ¡y gratis! que no entiendo por qué no se practica como medida protocolaria en todos los centros de salud y hospitales.
      Un abrazo y gracias por contar tu experiencia!

  5. Carol marzo 18, 2016 at 8:32 am - Reply

    A mí sí me funcionó, ya que mi bebe de días de nacido tenía que ser pinchado x la bilirrubina elevada y decidí darle teta mientras lo pinchaban lloro un ratito y luego se calmo. Lo sentí bien seguro y fijo de mi pecho.

    • Pilar Martinez marzo 18, 2016 at 10:28 am - Reply

      Es maravilloso ¿verdad Carol?
      A veces, si la prueba es dolorosa sí que notan el dolor, pero mucho menos que si no estuvieran al pecho. Así pasó el mal trago de la mejor manera posible 😉
      Un abrazo y gracias por compartir tu historia!

  6. Esther Muñoz marzo 18, 2016 at 9:52 am - Reply

    Cnd me entere, en la segunda vacuna, lo hice y genial pero dsp los enfermeros que me tocaban no estaban muy de acuerdo, e incluso me llevaban la contra, uno le pincho tan rapido k ni cn la teta mas grande del mundo, y otra n cuanto m la puse al pecho la pincho y no le dio tiempo a relajarse… Incomprension total

    • Pilar Martinez marzo 18, 2016 at 10:29 am - Reply

      Jo…cuánto lo siento Esther!
      no lo puedo entender porque es mucho mejor también para los sanitarios! 🙁
      Un abrazo enorme!

  7. araceli marzo 18, 2016 at 4:35 pm - Reply

    Yo he usado esta técnica dos veces, la primera para hacarle sangre, q fue genial, aunq no nos lo sugirió, yo pedí a la enfermera q lo hiciera así. La segunda vez fue para vacunar, había otra enfermera, la cual me decía q no porq era una tontería, y cuando le insistí, “me dio permiso” diciéndome q cuando el niño sintiera el dolor me mordería y q me tendría q aguantar. Mi hijo lloró, porq el líquido molesta o duele, pero estoysegura, q si lo tumban en la camilla y me apartan de el, hubiera llorado muchísimo más.

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:29 pm - Reply

      Hola Araceli
      es verdad que algunas vacunas duelen mucho al entrar el líquido (mucho más que el pinchazo) pero yo también estoy segura de que si lo hubieran tumbado en la camilla inmovilizado, hubiera llorado mucho más.
      Un abrazo y gracias por el comentario!

  8. Alba marzo 19, 2016 at 10:25 am - Reply

    Mi enfermera es pro lactancia, pero en las primeras vacunas de los dos meses lo pedí expresamente y no me dejaron, me dijeron que con el susto del pinchazo la niña se podía atragantar… Así que les ayudé a sujetarla y le di el pecho justo al terminar. La carita de terror que me puso mi niña mirándome a los ojos y preguntando por qué después de cada pinchazo se me quedó grabada… Ahora para las vacunas de los cuatro meses lo volveré a pedir, a ver qué tal!

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:30 pm - Reply

      Hola Alba,
      ponte seria de verdad, tu niña no tiene la culpa de que la enfermera no esté bien informada. No es cierto que se pueda atragantar y lo saben perfectamente.
      Un abrazo y mucha suerte!

  9. Esther marzo 19, 2016 at 9:54 pm - Reply

    A mi con los mayores me dejaron en una vacuna solo.En las demás vacunas y con la chica, nada. Y en las demás pruebas (del talón y una resonancia con anestesia general donde quería estar presente mientras le cogían la vía,…) me obligaron incluso a permanecer fuera de la habitación a pesar de mis protestas y bajo el amparo de la obligación del protocolo del centro sanitario…

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:32 pm - Reply

      ¡Qué dolor Esther! permanecer fuera mientras pinchan a tu bebé…
      Sabes que no pueden (por ley) obligarte a estar fuera ¿verdad? y que los protocolos hospitalarios no están por encima de la legislación…lo que pasa es que a veces se escudan en el protocolo para echar a los padres, sin saber que es mucho mejor para todos que el niño esté acompañado.
      Un abrazo y muchas gracias por contar tu experiencia

  10. MAR GARCIA marzo 19, 2016 at 11:46 pm - Reply

    En lasprimeras vacunas, desconocía este término a pesar de ser personal sanitario y mi enfermera no me lo ofreció, pero un vez informada lo lleve a cabo y mi niña ni se enteró. Lástima no haberlo sabido antes

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:33 pm - Reply

      Hola Mar,
      al menos ahora ya lo tienes claro jeje
      más vale tarde que nunca!
      Un abrazo y gracias por comentar!

  11. Cristina marzo 19, 2016 at 11:57 pm - Reply

    Yo le di la teta durante las vacunas de los seis meses y la diferencia con las anteriores fue abismal. Separó la boquita del pecho medio segundo y emitió un ¡ah! Al momento siguio mamando tan tranquilo. En las anteriores había llorado hasta ponerse rojo y quedarse sin aire. Fui yo la que lo pidió a la enfermera, pero ella me dijo que le parecía fantástico, que le diese el pecho o simplemente lo abrazase pero que estuviese Pegadito a mi.
    Tambien en los pocos chichones que se ha dado desde que comenzó a gatear, la teta siempre ha sido infalible como calmante y anestésico. Es totalmente efectiva!

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:35 pm - Reply

      Hola Cristina,
      qué bien! qué alegría tu enfermera! cuanto más pegadito a ti mucho mejor para que no sufra.
      Cuando empiece a andar, si sigues con la lactancia, verás que la teta sigue siendo infalible en las caídas inevitables jeje
      Un abrazo y gracias por comentar!

  12. Anne-Sophie marzo 21, 2016 at 12:08 am - Reply

    Pues yo lo pedí en la vacuna de los 2 meses y la enfermera se negó porque me dijo que luego relacionaban la teta con el dolor. Y vi como se iba poniendo morado mientras lo pinchaba en la camilla :-(. En la vacuna siguiente me tocó otra enfermera sustituta y como sólo lo iba a vacunar y llevaba a mi bebé en la mochila me dijo que no lo sacara, que ella lo pinchaba allí mismo. .. y apenas emitió un gemido! Para la vacuna siguiente estaba otra vez la enfermera de siempre y le dije que su compañera lo había pinchado mientras lo llevaba en la mochila y apenas lloró pero otra vez se negó diciendo que cada una tenía su técnica y que un pinchazo es algo muy delicado y no se puede hacer en cualquier postura. … vaya ignorancia! Y luego los que sufren son los bebés. .. y sus mamás al verlos sufrir 🙁

    • Pilar Martinez marzo 21, 2016 at 12:37 pm - Reply

      Hola Anne-Sophie,
      qué pena que la enfermera titular no tenga ganas de mejorar su atención al paciente, porque no es cierto que una vacuna no se puede realizar en cualquier postura…y quedo bien claro con la otra enfermera que vacunó a tu bebé pegadito a ti en la mochila ¿verdad?
      Cuánto lo siento….
      Un abrazo y gracias por compartir tu historia

  13. Flavia marzo 22, 2016 at 3:25 pm - Reply

    Hola, yo utilicé la tetalgia en muchas ocasiones ya que mi hija nació de 31 semanas de gestación y fueron numerosas las prubas que le realizaron en la Maternidad del hospital Clinic de Barcelona, lo que más recuerdo fue el día que fui a consultar con una cirujana porque tenia el frenillo sublingual corto y en la misma consulta la Dra decidió hacerle el corte, yo me puse muy nerviosa y preguntaba si no le pondrían alguna anestesia para que no sufriera y la dra me dijo”tranquila mamá ahora llora porque está asustada lo que la tenemos cogida entre varios pero te aseguro que ni bien le corte, te la pones a mamar y se clamará…” dicho y hecho: le cortaron del frenillo e inmediatamente me la dieron para que le dé la teta y la bebé estaba como si nada, es más se quedó dormida mamando. Yo feliz de la vida y algo impactada porque estaba con el sostén y la blusa con algo de sangre por el corte…

  14. Paloma marzo 22, 2016 at 5:49 pm - Reply

    Yo no tuve oportunidad de que a mi hijo le pusieran vacunas y demás mientras lo amamantaba pero si lo hacía inmediatamente después de los procedimientos y se calmaba casi al instante.
    Hoy tiene 6 años y aún sigue buscando el contacto con mi pecho cada vez que enferma o le pasa cualquier cosa que le provoque dolor y sirviéndole de ayuda

  15. Rose marzo 22, 2016 at 10:17 pm - Reply

    Con mi primera hija, quien ya tiene 3 años y medio, aplique esta técnica de forma instintiva. Pero todo el mundo me criticaba por la lactancia, decían que muy apegada, que ya necesitaba una leche más completa… De todo escuche, hasta que cumplió 2 años y las destete. Gracias a Dios mi esposo siempre me respaldo. Ahora tuve mi segunda hija, quien nació aquí en Australia, me he sentido más cómoda porque en este país la lactancia es sagrada: se respeta y se promueve. Que mal se siente cuando son precisamente profesionales de la salud, quienes rechazan o critican los beneficios de la lactancia, los cuales van mucho más allá de sólo dar leche.

  16. Eva marzo 22, 2016 at 11:52 pm - Reply

    Yo siempre que puedo lo hago incluso si el
    Personal sanitario desconoce esta practica procuro sacarme la teta y poner a mi hijo sin decir ni mu no creo que tenga que pedir permiso para esto…. Si ellxs lo desconocen no es mi problema…. Funciona fenomenal ellxs sufren menos y nosotras tb lo recomiendo 100%

  17. Alejandra marzo 23, 2016 at 6:32 am - Reply

    Hola Pilar

    Soy de Chile y mi primera experiencia no fue buena, le pusieron la vacuna de los 2 meses a mi hijo y no me dejaron darle su tetita, yo había leído sobre esto y estaba entusiasmada en calmar algo su dolor, junto con los pinchazos en ambas piernas estaban las gotas contra la polio, no me dejaron darle pecho por que podía vomitar, llegó al vacunatorio de la clínica durmiendo, lo despertamos para el mal rato, cometí el error de acceder, debí esperar los 10 minutos que me dijo la enfermera para amamantarlo después de pincharlo, del dolor se quedó dormido y en la tarde se afiebró y me prometí en las siguientes vacunas hacer lo mismo o esperar aunque se molestaran las profesionales, se me ocurrió después, en la segunda vacuna de mi bebé, la de 4 meses no tuve ningún problema aunque no me la sugirieron, fue en el centro médico de salud pública, estaba súper bien, no presentó fiebre de inmediato como la primera vacuna, jugó y movía las piernitas, durante la tarde y hasta el otro día sí tuvo fiebre, la enfermera dijo que ella sugiere la teta después del procedimiento, cosa que disminuye la angustia, pero no tanto como darle “durante” la de los 6 meses no se la he puesto aún, pero será en el consultorio también.

    Saludos y gracias

  18. Rosa abril 4, 2016 at 2:17 pm - Reply

    Yo hoy he tenido que sacar sangre a mi niña de casi dos años, como aun toma pecho y conocia esta técnica para calmarla, he pedido a la enfermera dar el pecho mientras realizaban la extracción, porque lógicamente estaba muy irritada y me ha puesto por loca, que eso no se puede, que es peor, que tenía que estar tumbada, que no podía estar comiendo, vamos que parecía yo un bicho raro por proponer esto y por dar el pecho a mi hija con casi dos años ya. Así que hemos pasado un mal rato y todo por unos profesionales que no aceptan nuevas ideas, que no se actualizan un poquito. Y yo con una impotencia, porque sabía perfectamente que mi hija se hubiese calmado, puesto que cualquier cosa que se hace acude directamente a la teta.

  19. Inma Fernández abril 5, 2016 at 3:40 pm - Reply

    Fantástico artículo mi pediatra es muy prolactante y siempre me a dixo que le de el pecho mientras lo vacunan.por suerte mi peditra es muy prolactante y me ayuda.es fantástico mi hijo ayer le pusieron una vacuna y ni una lágrima el en su teta no se dio ni cuenta.tiene 18 meses y estamos encantados

  20. Sheila abril 5, 2016 at 3:55 pm - Reply

    Hola,cuando yo fui madre de mi primera hija la enfermera su que me dijo que la pusiera al pecho para la vacuna y lo he seguido haciendo hasta q la destete con un amigo,lo que siempre procure fue cojer citas a las hora de su comida para asegurarme de que se agarraba bien al pecho.
    Lo q no sabía es que esta técnica tenía un nombre pero si que puedo decir que para mis próximos hijos lo pienso hacer aunque no le lo proponga la enfermera

  21. MariPaz abril 5, 2016 at 5:32 pm - Reply

    Mi enfermero la utiliza y es cierto que mi hija casi no llora cuando la vacunan y en ningun caso ha vinculado teta y dolor, todo lo contrario.

  22. Loli abril 5, 2016 at 7:43 pm - Reply

    Con mi primera hija lo hice por intuición tras los pinchazos y con la segunda lo estoy haciendo mientras le ponen las vacunas. La diferencia se nota, aunque cuando les tienen que pinchar tres veces, el primer pinchazo apenas lo notan, el segundo un poco más, pero el tercero es demasiado, con o sin teta, y ahí sí que lloró un poco mi pequeña a pesar de mami y la teti.

  23. sfdgsdafgaasfasdfasdf abril 5, 2016 at 10:53 pm - Reply

    Básicamente el crio está distraído con otra cosa como en este caso https://www.youtube.com/watch?v=MOOxpT9q2mo

  24. Nati abril 5, 2016 at 11:55 pm - Reply

    Yo le puse al mi hija los pendientes enganchada a la teta X no había manera de ponérselos que no fuese así. Le di yo la idea al de la farmacia. Va para dos años y lo mejor que tiene es la teta para calmarse y relajarse.

  25. Mar abril 6, 2016 at 1:18 am - Reply

    Nunca lo he utilizado durante el pinchazo (aunque ahora que vaya a cumplir los 18 lo pensaré porque ya se entera más, cuando era más bebé sólo lloraba un segundo) pero si que la usamos después de la vacuna, con alguna fiebre o dolor de diente, golpes.. Su tetita es mágica! Lo cura todo todo 🙂

  26. m abril 6, 2016 at 6:23 pm - Reply

    He intentado varias veces dar el pecho mientras vacunaban a mis hijos y el personal sanitario nunca me lo ha permitido

  27. Patricia abril 6, 2016 at 11:16 pm - Reply

    Soy enfermera de pediatría y madre,y lo he usado y lo he vivido. Es maravilloso!!!! El único inconveniente q le veo como profesional es q el espacio en el q trabajamos a veces no es el óptimo (camillas estrechas en la q no caben dos,camas anticuadas en las q no puedes modificar la altura,cunas en las q no puedes hacer colecho…) con lo q no lo hago todo lo que querría. ;( los niños no se mueven,se quedan tranquilitos,no lloran,y si lo hacen están seguros con sus madres…. Desde pruebas de talón,extracción de sangre,quitar grapas,hacer curas,vacunas….. MARAVILLOSO!!!!!

  28. Anna mayo 2, 2016 at 10:51 pm - Reply

    A mi hijo fue la única forma de tomarle la presión ocular. La oftálmologa quedó sorprendida de lo fácil que resultó y lo fiable del resultado, ya que estaba tranquilo. Seguro le sirve de precedente

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies