lactancia_segundo_bebe
La semana pasad recibí un e-mail de una lectora embarazada de tres meses que me escribía porque sintió que su primera lactancia fue una fracaso (a pesar de haber conseguido una lactancia mista durante tres meses luchando contra viento y marea) y tenía muchas inquietudes con la que iba a ser su segunda lactancia.

Al leer su correo, me di cuenta de que este caso es muy habitual entre las madres lactantes: madres que han fracasado en su primera lactancia (o que no han conseguido amamantar a sus hijos, todo el tiempo que querían hacerlo) y que tienen muchas dudas a la hora de enfrentarse a su segunda lactancia.

  • ¿seré capaz esta vez?
  • ¿tendré los mismos problemas que la vez anterior?
  • ¿me convencerán para dar suplementos de biberón y volveremos a fracasar?
  • ¿es cuestión de suerte?
  • ¿qué puedo hacer para cambiar la situación esta vez?
  • etc.

Yo misma podría ser uno de esos casos, ya que a mi primera hija sólo le di el pecho siete meses, aunque en aquel momento no conocía a nadie que hubiera dado teta más allá de tres o cuatro meses, no lo consideré un fracaso, pero sí me dio rabia no haber durado más tiempo.

Decidí preguntar en mi muro de facebook a las madres lactantes que hubieran conseguido tener éxito en su segunda lactancia a pesar de no haberlo conseguido la primera vez.

Quería saber cuál era el motivo que había hecho la diferencia porque (salvo en problemas físicos muy puntuales) creo que lo que suele ser decisivo es la información de las madres, el apoyo (del entorno, del papá, de las sanitarios, etc.) y la decisión firme de las madres a dar el pecho.
consulta_collage1

He tenido más de 50 respuestas a la pregunta (miles de gracias a todas ¡sois maravillosas!) así que no es posible que las pueda poner todas, pero sí me gustaría destacar algunas:

Sin duda empoderamiento, amor propio… Confianza en mi misma… A mi primera hija le di 15 días sin querer. A mi segunda no le di queriendo darle. A mi tercero si lo logre, 4 años de lactancia… 🙂 Dámaris Esteve

Información exhaustiva, una actitud diferente hacia los mensajes del exterior (médicos, familia, toperropichichi) por haber ganado confianza en el poder de mi cuerpo. Apoyo de mi pareja siempre lo he tenido, la verdad. Si yo hubiera creído tanto en mi poder como creía él, habría podido también con el primero. Carolina Garcinuño

La primera fue mixta x un ingreso al nacer de 10 dias. Si hubiera pasado con la segunda,…hubiera tomado solo teta al día siguiente de salir. ¿Por qué? X la informacion, por la formacion y sobretodo por la seguridad en mi misma. A ver que la primera fue mixta también por eso porque salió del hospital con 10 días d solo tetina y estuve una semana hasta q engancho el pecho pero…con la segunda tenia claro QUE PODÍA PESE A CUALQUIER COMPLICACIÓN, con la primera solo sabia que QUIZÁ podría. Mayte Hernández

Información, aprender a confiar en mi propio cuerpo, una magnífica red de apoyo que me sigue acompañando, una buena dosis de cabezonería y una pizca de locura. Roberta Bastiani

Me estudié durante el embarazo el «Un regalo para toda la vida», osea, estaba más informada. Meni

Por riguroso orden:
Convencimiento personal.
(In)formación.
Apoyo de mi pareja.
Seguridad en mí misma y en mi cuerpo.
La red de mujeres de mi entorno. Verónica Saseta

En mi caso sirvió leer, informarme muchísimo, y lo más importante, sentirme confiada… Con esas 2 cosas la lactancia simplemente fluyó. Francisca Vidal

Ver que otras mamás amamantaban sin problema. Para el primero no tuve tribu y no lo tenía claro, para el segundo sí la tuve y yo lo tenía clarísimo. Dos años ya!! Isa Márquez

Información veraz y confianza en mi misma.
Eso hizo que con Abel estuviese solo 1 mes y con Alma 3 años!! Sheyla Gómez

Creo que se puede ver claramente que información veraz, apoyo y empoderamiento (o decisión clara de la madre) son las tres claves que permiten a las madres superar su primer fracaso en la lactancia y conseguirlo la segunda vez todo el tiempo que deseen.

[Tweet «Información veraz, apoyo y decisión clara de la madre permiten superar un fracaso de lactancia»]

Esto es algo que me parece importante, porque lo cierto es que la mayoría de los fracasos en la lactancia no se deben a problemas físicos REALES, sino más bien a mitos extendidos y falta de apoyo, que hacen que la madre termine tirando la toalla.

Recuerdo una página del libro de Cristina Quiles «La madre que nos parió» en la que habla de las grandes diferencias en la lactancia del primer hijo y del segundo:

lactancia_cris_quiles

Interior del libro «La madre que nos parió»

Me parece muy gráfico lo que cuenta Cristina y cómo lo hace. Sólo hay que ver el aspecto de la madre con su segundo hijo: tiene muy claro que es mamífera, sus pechos funcionan perfectamente y puede amamantar a su hijo.

Así que si estás embarazada de tu segundo hijo y no conseguiste darle el pecho al primero, no creas que no vas a lograrlo esta vez, porque SI puedes hacerlo con información, apoyo y con una decisión firme por tu parte.

Y si tienes en tu entorno a una embarazada de su segundo bebé que no logró amamantar a su primer hijo, ofrécele apoyo incondicional, información veraz y protégela de los comentarios molestos que seguro va a recibir.

¿Me das tu opinión o me cuentas tu experiencia? me encantaría leerte en los comentarios 😉