Esta tarde iba en el coche con mi hija Pilar y me dice «mami he montado un club» y yo me quedo expectante…»¿qué clase de club cariño?» y me dice «es un club para hacer un viaje al Polo Norte para ver a Papá Noel. Pero no te preocupes que papá nos acompañará. Primero iremos con los patines, luego con el coche y cuando se acabe el camino iremos a pie y por la noche dormiremos en tiendas de campaña».

Yo estaba bastante alucinada con la parrafada de mi hija y mientras digería todo el rollo del viaje me dice «toda la clase se ha apuntado al club ¿a que he tenido muy buena idea?»

Me ha dado la risa floja. No lo puedo evitar, me encantan las ocurrencias de mis hijas.

No se si su idea será muy graciosa o no, pero lo que si está claro es que sabe ofrecer a sus amigos lo que quieren 🙂