Estas son algunas de las mentirijillas que he escuchado últimamente dirigidas a los niños:

Mentira 1:

– Mama: Si no te pones la chaqueta vendrá el cocodrilo y te morderá el culo

-Niña: ¿viene ya el cocodrilo? ¿me va a morder? (asustadilla)

– Mamá: no, no viene, pero me ha dicho que si no te pones la chaqueta y te bañas y te comes toda la cena, te morderá el culo (aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…)

Mentira 2:

– Mamá: Nos tenemos que ir ya porque van a cerrar el parque (la niña ya tiene 6 años y no se las traga tan fácilmente)

– Niña: pero mami, todos se quedan jugando

– Mamá; no, no, ellos se van ya a su casa ¿a que si? (mirandome y yo apartando la mirada…)

Mentira 3:

-Mamá:  No puedes romper las plantas porque vendrá el jefe del parque y nos reñirá

– Niño: no dice nada, pero deja las ramas y sale corriendo…

Son mentiras que los padres dicen a los hijos para facilitarse la terea de criar, supongo que en un momento de desesperación dijeron algo así y funcionó tan bien, que ya usan el recurso como algo natural o bien es lo que han visto en su casa y les parece lo más normal del mundo.

¿qué decir en estos casos?

Pues las chaquetas se ponen cuando hace frío y cuando el niño tenga frío ( no cuando la mamá tiene frío). Los niños saben perfectamente cuando tienen frío y cuando no, así que en lugar de obligar a ponerse la chaqueta, es más sencillo preguntarle a la niña si tiene frñio y quiere la chaqueta.

Los parques normalmente no se cierran y menos si los demás niños se quedan jugando. Nos tenemos que ir a casa porque es tarde. porque hay que bañarse, porque hay que ir a la tiena…¿yo que se? por el motivo REAL que sea. ¿y si es muy pronto? bueno, quizás la madre podría ser más flexible y marcharse más tarde del parque o bien podria avisar 10 inutos antes de marcharse para que no haya dramas.

Las plantas no se destrozan porque son seres vivos. No hace falta que nadie nos riña, no se hace daño a los seres vivos (ni plantas ni animales).

¿Por qué yo no miento a mis hijas?

Primero por respeto a ellas. Son pequeñas, pero no son tontas y saben perfectamente que ningún cocodrilo les morderá si no se abrigan o que los parques siguen abiertos cuando nos vamos.

Yo no mentiría a mi marido ni a mis amigos para que se abrigaran, pues a ellas tampoco.

Segundo porque yo les enseño que no hay que mentir y no hay mejor escuela que dar ejemplo. No puedo exigir que no me mientan, cuando yo les miento a ellas a la primera de cambio ¿no?

Y tercero porque va en contra de mis principios. No hay que mentir ni a los niños ni a los adultos.

¿qué pasa cuando algún papá me pide que mienta?

A veces, los padres me piden ayuda con sus mentirijillas «si te pregunta si puede ponerse los patines dile que no los tienes» «dile que también os vais a casa  y asi no se quejará» «dile a tu hija que le diga a mi hijo que no vais al cine» etc.

Son mentiras tontas, pero son mentiras y yo no miento a mis hijas ni a los demás niños. Así que suelo explicarles que si no quieren no decimos nada, nos callamos y guardamos silencio pero no mentimos.

Algunos padres no lo entienden y se mosquean, otros padres se sientes avergonzados cuando se lo explico…y siento mucho que pasen un mal rato, pero es que en mi casa no mentimos y no puedo dejar mis principios a un lado para facilitarle la tarea a otro padre.

Entiendo a esos padres que mienten de vez en cuando a sus hijos, de verdad, porque criar y educar a los niños a veces es agotador psicológicamente y razonar tooooodo con un niños pequeño que no es capaz de entender el mundo como un adulto cansa más aún. Pero, esta es la crianza que yo he elegido para mis hijas.

No es la más fácil, ni la que obtiene los resultados más rápido. Pero sí es la más respetuosa y la más integra (en mi opinión).