Mi vecina…

Desde que me mudé a esta casa el pasado mes de marzo (lo podéis leer aqui y aqui) lógicamente he cambiado de vecinos. En general son todos bastante majos, cada uno con sus manías como todos, pero creo que no me puedo quejar.

Entre todos mis vecinos hoy quiero destacar a mi vecina de casa puerta con puerta. Es una mujer bastante particular y la verdad es que desde el principio ella ha intentado quedar bien conmigo. Sin embargo, no entiendo muy bien el por qué, cada vez que me ve me dice “¿has engordado verdad?” y como podéis imaginar me sienta como una patada en el hígado.

La primera vez que me lo dijo me cabreé tanto que tuve que cortar la conversación con una mentirijilla y meterme en casa…sí, a pesar de su comentario no quise quedar mal con ella, por eso de ser una recién llegada a la urbanización y empezar con buen pie. Pues eso, me fui a casa y se lo conté a mi marido que se partía de risa el muy XXXX 🙂

Pero no contenta con esto me lo ha ido repitiendo cada vez que me ha visto desde hace meses. Tanto me lo ha dicho que ya me lo tomaba a coña. De hecho, cuando la veía, contaba los segundos que tardaba en decírmelo y así me echaba después unas risas con mi chico.

Luego nos fuimos de vacaciones y yo me puse a super dieta (mi dieta ya la contaré en otro post que da para mucho jeje) y aún sigo con ella, pero ya se me notan muchísimo los resultados y llevo aproximadamente 6 kilos y medio perdidos.

Pues bien, ayer vi a mi vecina y nada más verme me dice “¿has engordado?” y mira, mi buen humor y mi positividad se fueron al traste en un microsegundo, respiré hondo, intenté aplacar la ira que me invadía por dentro y pude contener las ganas de darle un sopapo, así que simplemente me puse muy seria (con mi mejor cara de cabreo) y le dije “pues no, he adelgazado muchisimo este verano”.

Acto seguido me fui a perseguir a Alejandra que se acababa de escapar corriendo y de paso me salvó de la situación incómoda. Fíjate que normalmente no me gusta nada que la niña se escape corriendo, pero ayer me vino genial 🙂

Mi marido piensa que quizás me lo dice por quedar bien porque ella es marroquí y es posible que allí el tema de engordar sea algo positivo, pero fíjate que yo creo que no, que simplemente no tiene tacto ni quiere tenerlo.

En fin, reconozco que aún así me he reído de la situación (positiva que es una) y ahora casi estoy esperando a verla otra vez a ver lo que me dice después de mi “seria contestación”.

2011-09-07T22:21:35+00:00 8 Comments

8 Comments

  1. Maria septiembre 8, 2011 at 12:33 am - Reply

    Pues me parece genial tu respuesta. La verdad es que la mujer es un poco indiscreta, pero bueno, tu pasa, a lo tuyo… Un beso

  2. pma septiembre 8, 2011 at 12:38 am - Reply

    Hola Maria!
    La verdad es que la discreción no es una de sus virtudes 🙂
    Muchos besos y gracias por comentar!
    Pilar

  3. Kim septiembre 8, 2011 at 12:58 am - Reply

    Anda que si tu vecina me llega a ver a mí, como mínimo me pregunta si estoy embarazada de trillizos… Ya sabes el dicho, a palabras necias oídos sordos (yo me quedo con el de mi abuela, traducido vendría a ser el rebuzno del burro no sube al cielo).
    Animo con esa dieta (también estoy en ello).
    Besos.

  4. pma septiembre 8, 2011 at 1:18 am - Reply

    Hola Kim!
    venga ya! date un respiro que tú has parido hace poquito tiempo!! 🙂
    Me encanta el dicho de tu abuela! jajaja
    Un beso!
    Pilar

  5. Maternarte septiembre 8, 2011 at 6:07 pm - Reply

    Ay ay ay… puede ser como dice tu marido, tal vez en su cultura engordar sea visto como algo positivo y entonces quiere quedar bien la pobre (¿?) aunque cae muuuuy mal!!!! si me animara, yo le contestaría "pues lo mío tiene solución, mire que ya he bajado 6 kilos, pero, ¿ud está más vieja, verdad? lástima que eso no tiene solución!" jaja por supuesto, nunca me animaría, pero intento hacerte reír un ratito… un abrazo desde Argentina!

  6. Pilar septiembre 9, 2011 at 1:34 am - Reply

    jajaja menuda contestación! no creo que me atreviera a tanto…tengo demasiada necesidad de quedar bien 🙂
    Desde luego me he reido imaginando la cara que se le quedaría, jajaja
    Un beso fuerte y gracias por comentar
    Pilar

  7. Anonimo septiembre 9, 2011 at 1:21 pm - Reply

    Pues en Marruecos engordar no es ni positivo ni negativo.
    Y personas indiscretas o maleducadas las hay en todas partes. Seguro que en España también.

  8. pma septiembre 9, 2011 at 10:40 pm - Reply

    Ya te digo que no se si culturalmente es positivo o negativo engordar en Marruecos. En España cuando yo era pequeña, las personas más mayores veían guapas a las más gorditas. Yo recuerdo a la abuela de una amiga que siempre nos decía ¿has visto que guapa está XXX tan gordita? y lo decía como un cumplido.
    Pero vamo, que tienes toda la razón, gente indiscreta hay por todas partes 🙂
    Pilar

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies