Mi hija mayor (6 años) va a un cole super tradicional y de estos bilingües de «alto rendimiento» que últimamente se han puesto de moda. Esto significa que les encanta decir que los niños van un año por delante que el resto de colegios porque queda muy guay…no me preguntéis cómo hemos acabado en un colegio así que la historia es larga y complicada.

En fin, que me voy por las ramas, lo cierto es que la niña va más o menos contenta al cole y lo lleva bastante bien, sin embargo yo no lo llevo tan bien, hay miles de cosas que me chirrían y suelo ser una de las mamás raras que piden cosas para su hija como:

1. Que le dejen ir al baño mientras está en clase

2. Que no le agobien con los examenes porque no hay que olvidar que ¡tiene 6 años!

3. Que cuando está de examenes coma en casa y ya no vuelva por la tarde (me consta que soy la única mamá que lo hace). Así descansa un rato, tiene más tiempo de jugar y no se estresa tanto con los controles.

4. Que le deja hacer pellas cuando la excursión de turno no le gusta (por ejemplo el circo, que a mi hija no le gusta)

5. Que le deja NO salir en el baile de navidad o de fin de curso

etc…

Pues la última que hemos tenido es que nos han recomendado que la niña asista a refuerzo de inglés porque sólamente ha sacado un BIEN…y bueno, por no discutir y porque ella no tenga lío con sus seños, la hemos apuntado a las clases de refuerzo que da el propio cole durante el recreo de la hora de comer.

El primer día de clase de refuerzo mi hija viene a casa toda agobiada porque su seño habla mal a los niños, les grita y ella le tiene miedo. Así que sin dudarlo ni un momento, fuimos a pedir al cole que cambiaran a la niña a otra clase de refuerzo con otra seño. Después de un día de clase.

Y al recoger a mi hija ayer por la tarde, me comentan que la susodicha seño de refuerzo está «toda extrañada» y quiere hablar conmigo para saber si ha pasado algo que ella pueda solucionar…ejem…pues si, claro que lo puede solucionar…es sencillo, no se grita a los niños ni se les hace burla (como a mi hija que le dijo si estaba durmiendo en clase por no saber si una palabra se escribía con B o con V…¡con 6 años!! no olvidemos ese dato).

Así que nada, esta tarde volveré a hacer mi papel de «mamá extraña en este tipo de coles» y le explicaré a la seño que mi hija le tiene miedo, que no se atreve a preguntar en clase por miedo a las riñas y burlas y que no pienso pagar una clase de refuerzo para que la niña no aprenda nada y encima pase miedo….a ver por dónde sale…¿querrá en serio escuchar la verdad o lo hará por quedar bien? luego lo sabremos 🙂

Y sí, estoy busando otro colegio para mi hija desde hace meses…

Si quieres saber cómo acabó el asunto, puedes entrar aqui y ver la segunda parte del artículo.