10 formas de hacer ejercicio con tus hijos

Recientemente he leido un artículo donde se explican 5 formas de hacer ejercicio con tus hijos y la verdad es que me ha gustado mucho, así que he decidido estrujarme un poco la cabeza y encontrar 5 maneras más de practicar deporte con tus hijos (y no morir en el intento).

Aqui os copio el artículo íntegro:

Cuando tenemos hijos pequeños y queremos hacer algo de ejercicio para complementar nuestra dieta de adelgazamiento, a veces nos encontramos con la dificultad de encontrar un rato a solas para poder practicar deporte.

Otras veces los horarios de las clases de los gimnasios son incompatibles con los horarios infantiles y muchas otras veces, el trabajo, las actividades con los niños, las extraescolares y los deberes no nos dejan ni un minuto para relajarnos y mucho menos para ir a un gimnasio.

Hoy queremos daros unos consejos para conseguir hacer algo de ejercicio de forma divertida junto con vuestros niños pequeños para no tener que recurrir a ayuda externa.

1. Pasea. Andar es un ejercicio suave que puede ayudarte a conseguir un buen tono muscular y a los niños les encanta pasear. Si tienes un bebé, seguro que estará feliz de dar un largo paseo en su carrito mientras descubre el mundo.

Aprovecha que el buen tiempo se acerca y sal a pasear con tus hijos. Puedes ir a un parque que esté más o menos cerca de tu casa (no cojas el coche, ve andando) o bien puedes ir al campo y practicar un poco de senderismo.

Estos paseos se pueden convertir en una actividad en familia que te pondrá en forma y al mismo tiempo te permitirá disfrutar de un rato agradable con tus hijos.

2. Baila. Si llueve o hace mal tiempo y no puedes salir de casa, pon al mal tiempo buena cara y ¡baila!

Seguro que pasaréis un rato muy divertido y al mismo tiempo quemarás calorías. No importa lo pequeño que sea tu hijo, a todos los niños les encanta bailar y si es un bebé, puedes cogerlo en brazos para bailar juntos.

3. Aprende a patinar. Igual que salir a pasear, el patinaje debe hacerse al aire libre, pero cada vez tenemos más horas de sol y más posibilidad de hacerlo.

Los niños disfrutan mucho patinando y los adultos se ponen en forma. Aunque no lo creas, son muchos los músculos que ejercitas cuando patinas: las piernas, los brazos, los abdomninales…con sólo media hora de patinaje puedes conseguir un tono muscular envidiable.

4. Nada. La natación es uno de los deportes más completos que existen y además de ponerte en forma, te ayuda a mejorar la salud de tu espalda o de tus articulaciones.

Todos los médicos y fisioterapeutas recomiendan la natación por ser el mejor deporte ya que la resistencia del agua te obliga a hacer un esfuerzo para moverte (aunque no estés nadando).

Hay muchas piscinas donde puedes bañarte con tus hijos, puedes contratar baños libres o clases de natación ¡tú decides! pero te aseguro que disfrutarás de la experiencia.

Y cuando llegue el calor ¡nada al aire libre! conseguirás ponerte morena y en forma a la vez.

5. Aprovecha las tareas del hogar para hacer ejercicio. Tómate la limpieza y la organización familiar como un deporte…porque al fin y al cabo, lo es.

Deja que tus hijos te ayuden a limpiar el polvo, doblar ropa, pasar la aspiradora, etc. todos os sentiréis mejor cuando hayáis terminado porque habréis conseguido limpiar la casa y hacer ejercicio al mismo tiempo.

Si tu hijo es un bebé, prueba a ponerlo en una mochila ergonómica y haz las tareas con el niño encima, él dormirá en paz mientras tú dejas todo reluciente.

¿Y vosotros tenéis algún consejo especial para conseguir hacer deporte con los niños pequeños?

Y ahora voy a continuar con mi aportación:

6. Haz bicicleta: por pequeño que sea tu hijo, seguro que le encanta andar en bicicleta y a tí te ayudará a endurecer las piernas y los glúteos. No te olvides de llevar una botella de agua para evitar las deshidrataciones

7. En el parque…¡juega!: ¿cuantas veces has ido al parque y has visto a los niños jugando solos y a sus mamás y papás hablando entre ellos mientras están sentados en un banco? Yo muchísimas y es una pena, porque esos papás se pierden un momento divertidísimo para disfrutar con sus hijos.

Y si además lo vemos desde el punto de vista del deporte, es muy positivo porque jugando al corre que te pillo, trepando por el tobogán, ayudando a tu hijo a subir al columpio, etc. te pones en forma sin darte cuenta.

8. Juega con raquetas: cualquier juego con raquetas es muy divertido para los niños: el pádel, el tenis, el bádminton…incluso las palas de la playa 🙂 Posiblemente tengas que correr mucho para alcanzar las bolas que se van lejos, pero eso también te ayudará a ponerte en forma.

9. Jugar a la pelota: a todos los niños les encanta jugar con pelotas. No hace falta que sea un balón reglamentario de fútbol, cualquier pelota de plástico te servirá. Yo tengo una pelota de Bob Esponja que es la delicia de mis hijas 🙂

10. Jugar con globos o pompas de jabón: nuestro juego favorito para divertirnos cuando hace mal tiempo es inflar un globo y jugar a pasarlo sin que se nos caiga. Es diversión garantizada y es un  juego es capaz de ponernos de muy buen humor, aunque estuviéramos agobiados en casa sin salir porque está lloviendo afuera. ¡Y os aseguro que se hace mucho ejercicio!

Una variante de este juego es el de explotar pompas. Una persona hace pompas con un pompero y las demás tienen que explotarlas. Es muy divertido, aunque el suelo suele quedar bastante sucio…

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

 

 

2012-04-02T08:00:39+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies