«Parece ser» que hay un periodo crucial entre el nacimiento de un bebé y hasta que cumple los dos o tres años en el que debe aprender a hacer muchísimas cosas porque si no, algo grave puede pasar (no sé…puede llegar un tsunami o un terremoto brutal). Debe aprender a comer solo, a jugar solo, a no tener rabietas, a recoger su habitación, a usar el orinal, a dejar el chupete y sobretodo, sobretodo, debe aprender a dormir solo.

Cuando oigo conversaciones entre otros papás en el parque o en el cole y empiezan a quejarse de que su bebé no quiere dormirse solo, enseguida se escucha a algún «aconsejador gratuito» que augura el futuro más negro a la familia que no consiga que su hijo se duerma solo.

Y la cosa es curiosa, porque una vez han pasado estos primeros años, ya nadie tiene ningún problema porque el niño duerma acompañado el resto de su vida: por sus hermanos primero, por compañeros o amigos después y por su pareja al final del proceso.


¿Osea que tenemos que obligar a nuestro bebé a dormir sólo en el momento en el que más necesita dormir acompañado, en previsión de que cuando se haga mayor pueda dormir solo? no, no es por eso, porque seguramente cuando sea más mayor dormirá acompañado…¿entonces en previsión de qué? puesssss…..¡tiro comodín! 🙂

¿De verdad pensamos que si nuesto bebé no aprende a dormirse solo antes de los dos años será un delincuente en potencia?¿o cumplirá los 15 años y tendremos que dormirlo en brazos?

Imaginad la escena, recoges a tu hijo de la discoteca light, le pones el chupete porque nunca lo dejó, le pones el pañal porque nunca a aprendió a usar el WC y lo coges en bracitos par dormirlo mientras le cantas una nana.

Cuando alguien se cree con la verdad absoluta y afirma rotundamente que los bebés deben dormir solos en su cuarto, a mi me gusta rascar un poco y preguntar el por qué. Sin maldad, sólo por buscar sus razones y entonces le pregunto ¿y por qué crees eso? y su respuesta suele ser…Pues porque si, porque asi debe ser. Ya pero …¿por qué? …pues porque si …y así podemos seguir una hora. La respuesta es esta: porque si 🙂

¿Cuál es el motivo de que pensemos que los bebés deben dormir solos? No tengo ni idea, pero seguro que no se sostiene científicamente.

Todos los mamíferos duermen acompañados. TODOS. ¿Por qué pensamos que nosotros vamos a ser diferentes? ¿Por qué pensamos que nuestros bebés no tienen miedo cuando lloran solos en sus cunas? ¿Por qué pensamos que sólo quieren tomarnos el pelo? ¿Alguien conoce a algún gatito que le tome el pelo a su mamá por dormir con ella? ¿Alguien conoce a algún leoncito que prefiera dormir solo en la jungla?

Pues eso…que cada uno duerma como quiera pero por favor, no seamos exagerados.

¿Y tu qué crees que pasa si los bebes no duermen solos?