cartel_entrevista_maria_berrozpe

Hoy estoy muy contenta porque te traigo una entrevista fantástica con una profesional maravillosa.

maria_berrozpeElla es María Berrozpe, doctora en biología, esposa y madre. Creadora del blog Reeducando a mamá y de la página La Ciencia del Sueño Infantil en la que ha plasmado su investigación de más de 600 estudios científicos relacionados con el sueño infantil.

Hace pocos días ha salido a la venta su libro Dulces Sueños (editorial Alianza, del grupo ANAYA) en el que explica, siempre con la evidencia científica en la mano, cómo es el sueño de los bebés y niños pequeños y ayuda a los padres con problemas a encontrar soluciones respetuosas para todos.

dulces_suenos

Y sin más dilación, te dejo con la entrevista en la que nos explica muchas cosas interesantes sobre sueño infantil:

Estás de celebración porque acaba de salir a la venta tu libro “Dulces Sueños” ¿puedes explicar brevemente de qué va el libro y cómo puede ayudar a las familias?

El libro es una revisión bibliográfica de la literatura publicada en el último siglo sobre el sueño infantil, muy especialmente la científica y especializada, aunque también hay referencias de literatura divulgativa.

Todo desde un abordaje multidisciplinar, ya que hasta el momento la visión parcial y muy limitada de un sector de la pediatría del sueño (el que yo considero “tradicional”, heredero de la pediatría de finales del siglo XIX y principios del XX) era el único que parecía llegar a la sociedad, o al menos pretendía adjudicarse a sí mismo la autoridad exclusiva en este campo.

La idea es ofrecer a las familias toda esa información relevante que les permita contextualizar y comprender el origen de los mensajes que les llegan de los diferentes especialistas de la salud infantil, para poder así encontrar la solución a los problemas del sueño familiar más acorde a sus necesidades y valores

¿En el libro vamos a encontrar recetas infalibles para que los bebés duerman del tirón?

No. Nada más lejos de la intención de este trabajo.

En este libro encontrarás las razones de por qué los bebés duermen como lo hacen, las condiciones que esperan y necesitan tener para dormir según su naturaleza de bebés humanos.

Además, describo las expectativas de la pediatría del sueño, su origen y sus consecuencias en las expectativas de los padres para, finalmente, tratar de analizar esta compleja situación “desde afuera”, con las herramientas que da la perspectiva “Ciencia, tecnología y sociedad”, la cual estudia esta compleja relación entre la ciencia y la sociedad que la produce y disfruta (o sufre, según se mire).

Este libro trata de devolvernos a nosotros, los padres, la autoridad que un sector de la pediatría del sueño trata de arrebatarnos a base de darnos el mensaje de que “solo ellos saben” y “solo ellos pueden decirnos que hacer”, cuando lo cierto es que ni saben tanto, ni tienen ninguna autoridad para hacernos hacer nada en nombre de la supuesta “ciencia basada en evidencia”

¿Por qué crees que en la actualidad hay tantas familias que piensan que sus hijos tienen un problema con el sueño?

Porque existe un conflicto evidente entre lo que nuestros hijos esperan y necesitan para dormir bien y las condiciones que nosotros estamos dispuestos a ofrecerles condicionados por nuestros determinantes culturales.

[Tweet «Hay un conflicto entre lo que los niños necesitan para dormir y lo que nosotros les ofrecemos»]¿Cómo es el sueño normal en un bebé? ¿y en un niño pequeño?

Pues lo único que a mí me ha quedado claro después de leer más de 600 publicaciones sobre el sueño infantil es que el sueño natural de un bebé y niño humano es en compañía de su madre o, en su defecto, su cuidador(es) principal(es).

Evidentemente esto no es lo normal en nuestra sociedad, y de ahí viene el conflicto. el sueño natural de un bebé y niño humano es en compañía de su madre

A parte de eso, el sueño evoluciona a medida que el ser humano se desarrolla y en cada etapa de la vida tiene sus características peculiares.

Características posiblemente muy bien diseñadas y con claras repercusiones en la salud de la persona, ya que el sueño cumple una función importante y, si es como es en un momento determinado, pues por algo será. La evolución nunca da “puntada sin hilo”.

¿Cuándo podemos esperar que nuestros hijos duerman “del tirón”?

Una de las características del sueño infantil que parece más evidente en todos los estudios es la enorme variabilidad que existe entre niño y niño.O sea, que dar recetas generales para todos es, cuanto menos, inconveniente.

[Tweet «Dar recetas sobre sueño para todos los niños es inconveniente»]

Así que yo no me atrevería a asegurar a nadie que a partir de tal o cual edad su hijo debe dormir de un tirón o debe dormir tantas horas al día.

Actualmente muchos profesionales abogan más que por dar “números” (a tal edad debe dormir tantas horas, o tantas horas seguidas), analizar con detenimiento a cada niño que consulta. ¿Está bien, activo, contento y despierto por el día? O por el contrario ¿Está cansado y somnoliento y cuesta despertarle por la mañana? Esto, más que el número de horas o las veces que se despierte por la noche, es lo que nos dice si el niño duerme bien o no.

Si una familia se encuentra ante una situación insostenible de despertares nocturnos, lo primero es analizar la situación profundamente para descartar patologías que impidan consolidar el sueño convenientemente.

Una vez descartadas habrá que analizar las expectativas de los padres respecto al sueño de su hijo: ¿Lo meten en la cama demasiado pronto? ¿Esperan que se mantenga acostado más horas de las que necesita dormir?

Una vez ajustadas las expectativas de los padres a las necesidades reales del niño puede abordarse el conflicto entre las necesidades del niño y las de los padres de manera respetuosa para todos, con paciencia y amor, y sin necesidad de técnicas de adiestramiento obsoletas y éticamente muy cuestionables.