Mi hijo de dos años no quiere caminar

Continuamos con la sección “El viernes…la psicologa responde en Maternidad Continuum” con Mónica Serrano.

Os recuerdo que si queréis que Mónica responda alguna consulta, sólo tenéis que mandarla a maternidadcontinuum@gmail.com Para ver el post donde se dan todas las indicaciones entrad aqui.

Mónica Serrano Muñoz Psicóloga Infantil. Especialista en acompañamiento durante la maternidad y la crianza y asesoramiento a familias, desde el enfoque de la crianza con apego. Coordinadora del Proyecto Bambulah Portabebés http://mochilasportabebes.net, dedicado al asesoramiento y venta de portabebés ergonómicos. Para un asesoramiento más amplio, podéis contactar con ella escribiendo a psicologa@bambulah.es Puedes leer sus artículos en el blog http://psicologiaycrianza.blogspot.com.es/

 

Pregunta

Hola, buen día.
Tengo un hijo de dos años, cuando salimos a él no le gusta caminar, se
tira al suelo y no camina. Yo lo regaño, le hablo..le explico que
tiene que caminar porque es un niño sano, algunas veces funciona otras
(muchas) no, me toca alzarlo y seguir, porque la gente se queda
viéndonos cada vez que entra en una rabieta. ¿Qué puedo hacer?
AYÚDAME!!!
Gracias.


Respuesta

Estimada amiga. Te agradezco la confianza depositada en nosotras al realizar tu consulta.

En primer lugar, creo que es interesante que comprendas la naturaleza y función de las rabietas en el desarrollo infantil para que puedas actuar ante ellas de una manera positiva.

Desde su nacimiento, el niño ha ido generando el vínculo de apego con sus padres que le garantizaba su supervivencia, para lo cual dependía de sus cuidadores para satisfacer sus necesidades más importantes (alimentación, cobijo, afecto…).

Alrededor de los dos años de edad, los niños han alcanzado un nivel de desarrollo evolutivo (lenguaje, motor, cognitivo, social y afectivo) que les permite iniciar su camino hacia la independencia. Ya hay muchas cosas que pueden hacer por sí mismos y su propia naturaleza les motiva a querer ser cada vez más autónomos.

Así, a la edad de tu hijo, los niños están comenzando a adquirir habilidades de autonomía e independencia. Esta adquisición es un proceso largo que durará varios años pero que comienza en torno a los dos años de edad.

En este comienzo, las herramientas de los niños para desarrollar su autonomía e independencia son rudimentarias. Con el tiempo, irá desarrollando estrategias más sofisticada.

Así, a los dos años de edad, el niño posee una estrategia muy simple para autoafirmarse e ir plasmando su independencia: negar al otro, oponerse. De esta manera, el niño comienza a expresar lo que él no es, puesto que aún no es capaz de expresar lo que es. La diferenciación de los otros por parte de uno mismo es un importante paso para la adquisición de la identidad personal del niño y de su independencia de los demás.

Por lo tanto, el oposicionismo de los niños de estas edades es una estrategia natural de su desarrollo que les permite avanzar hacia formas más sofisticadas de identidad personal e independencia.

Cuando los padres no conocen ni comprenden este mecanismo natural de sus hijos surgen los conflictos. El niño se opone y los padres tratan de evitar que se oponga. Entonces aparecen las rabietas, como producto del conflicto interior que le provoca al niño su necesidad de autoafirmación y la incomprensión por parte de sus padres de esa necesidad.

Generalmente, las rabietas comienzan a aparecer hacia los dos años y cesan en torno a los cinco. Éstas forman parte del proceso evolutivo de todos los niños en mayor o menor grado. Cuanto más empáticos y respetuosos sean los padres con sus hijos, más suaves serán las rabietas.

Así, ante las rabietas, los padres deben actuar atendiendo a algunos consejos:

  • Comprendiendo que el niño está actuando en respuesta a una necesidad de su desarrollo, no pretende retar a los padres o tomarlos el pelo.
  • Permitiendo que hagan lo que desean para que puedan afirmarse como individuos, siempre y cuando no sean conductas peligrosas.
  • Evitando las situaciones que conocemos que propiciará la rabieta si es posible. Todos los padres sabemos en qué situaciones nuestros hijos van a reaccionar de una determinada manera. Esto nos permite, muchas veces, evitar conflictos.
  • Dialogando con el niño, explicándole que le comprendemos, pero también contándole lo que deseamos nosotros que haga y dándole alternativas a la rabieta.
  • Permaneciendo junto a él cuando se desencadene la rabieta, mostrándole nuestro apoyo emocional, entendiendo su sufrimiento y consolándolo.

De esta manera, en tu caso concreto, lo más recomendable es que le ofrezcas a tu hijo otras opciones cuando no quiera caminar. Si cargarlo en brazos no te viene bien, puedes llevar una sillita de paseo o un portabebés (mochila, mei tai, bandolera…). Así estarás evitando la situación conflictiva. No debes regañarlo por no querer caminar ni pretender que te obedezca. Necesita crecer personal y emocionalmente, y que le permitas decidir a él mismo le ayudará a ello.

Si le enseñas a obedecer siempre y a no conseguir lo que quiere, estarás propiciando una personalidad sumisa. Si le permites decidir, negociar y elegir, estarás propiciando una personalidad asertiva.

Espero que hayas comprendido la explicación sobre la fase de desarrollo que atraviesa tu hijo para poder abordar mejor las situaciones conflictivas que se está produciendo. También espero que mis consejos te sirvan de ayuda para ello y quedo a tu disposición para cualquier duda o consulta que desees realizarme en la dirección psicologa@bambulah.es.

Te deseo todo lo mejor para el año que va a comenzar.

Con mucho afecto.

Mónica

2012-12-28T08:30:45+00:00 6 Comments

6 Comments

  1. Maria T diciembre 28, 2012 at 6:37 pm - Reply

    Saludos!
    La respuesta que le da a la amiga me parece muy interesante.
    Casualmente, hace rato mi mamá me decia que no podia dejar que mi hija (que ya practicamente tiene 1 año) hiciera lo que queria. Que una nalgada a tiempo evitaba malas conductas de adolescentes y yo le decia muy firme (y cariñosa al mismo tiempo), que no le iba a pegar a mi hija, por ningún motivo. Que siempre iba a dialogar, aunque aún no me entendiera.
    Y yo creo que no me entiende, pero me habla con sonidos sin sentido y mueve las manos, como diciendo: "¿Entendiste mamá?"
    Gracias a Dios por ustedes, para guiarnos en este dificil camino de hacer lo correcto en la maternidad.

    • Pilar Martinez diciembre 29, 2012 at 12:01 am - Reply

      Hola María T,
      yo creo que tu hija si te entiende, aunque todavia no sepa hablar y ella sabe que tiene a su lado una mamá amorosa que la va a tratar con cariño y respeto.
      No estoy de acuerdo con tu madre, no creo que una nalgada a tiempo evite las malas conductas de adolescentes. Los cachetes no enseñan nada bueno, todo lo contrario. Enseñan que el más fuerte puede pegar al más débil y esa no es una buena lección para enseñarles a nuestros hijos.
      Un abrazo y muchas gracias por comentar!

  2. ximena mayo 2, 2014 at 10:46 am - Reply

    Es muy interesante lo que dice esta profesional,yo tengo una beba de 20 meses que no habla ni anda pero la realidad eske lo sabe hacer pero aun le da miedo y se tira a gatear rapido…tambien de vez en cuando suelta una plabara perfectamente y luego se hace la tonta como si ella no hubiera sido…en fin la gente me dice que no anda porke tiene algo mal…pero no es asi la cosa eske el proximo dia 7 hara 20 meses,mi hija es una niña sana ,alimentada desde su nacimiento con sopa jaramillo y pecho y nunca ha ido al medico ya que al no tener ningun tipo de vacunas esta mucho mas sana,(la verdad oculta de las vacunas y mafia medica vease) asi que necesito una opinion de esta psicologa tan m agnifica gracias desde España

  3. Eli febrero 16, 2017 at 2:43 pm - Reply

    Buenas, yo estoy en la misma situación….niño de 2 años que no quiere caminar. En mi caso, estoy embarazada y aunque aun no tengo mucha barriga sus 13kg me empiezan a pesar cuando lo cojo. No quiere silla de paseo, sólo brazos. La mochila me iba muy bien pero con el embarazo me duele la zona sacrolumbar al cargarlo. Le explico que a mami le duele la espalda, que haremos un ratito en brazos y otro caminando, me dice que sí pero a la hora de la verdad….pataleta! Estoy un poco desesperada, no sé que haré cuando nazca el bebé.
    Gracias

    • Aa marzo 23, 2017 at 1:09 pm - Reply

      Creo que este comentario resume el fracaso de querer siempre convencer al niño o negociar.

      La función de educar a un hijo necesita en ocasiones de autoridad.

  4. Luciana julio 12, 2017 at 5:10 am - Reply

    Mi hija tiene 20 meses y no quiere caminar, sólo gatea o camina en la cama, debo preocuparme?

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies