Conozco gente que opina que no debe adaptar la casa de ninguna manera cuando llega un bebé porque piensa que el niño «debe aprender» que hay cosas que no se tocan y porque su vida no debe verse drásticamente alterada. Consideran que sus hijos estarán mejor educados si viven en una casa «normal» y de esta forma podrán ir de visita a cualquier parte y quedar bien.

Lo cierto es que más de la mitad de los accidentes infantiles ocurren en el hogar así que el hecho de adaptar la casa para niños no sólo tiene que ver con «quedar bien» con las visitas, tiene que ver con la seguridad frente a los múltiples accidentes que pueden ocurrir.


Además, en mi opinión, el hecho de pasar el día diciendo «no toques eso» «cuidado con el jarrón» «el enchufe no!» empeora mucho el clima familiar. Es frustrante para los padres que se cansan de repetir 100 veces lo mismo (los niños entienden el mensaje pero lo olvidan con facilidad), es frustrante para los niños que sienten que «no pueden tocar nada» y es estresante en general.

Y por otra parte, pienso que el tener la casa preparada para los niños no implica que estos niños no puedan respetar otras normas en otras casas. Por ejemplo, mis hijas saben que en casa se puede tocar todo pero en otras casas antes de tocar algo hay que preguntar por si acaso.

En mi caso, ha sido mucho más sencillo modificar un poco (o un mucho) el aspecto de mi casa para adaptarla a las necesidades de todos los miembros de la familia. Igual que me ha encantado ponerme un «despacho» para trabajar desde casa también me ha gustado que mis hijas se puedan sentir a gusto en su propio hogar.

Os resumo un poco las cosas que yo he cambiado:

Temas de seguridad

Cuando mi hija mayor era un bebé tenía una agilidad brutal y casi nunca se caía, sin embargo yo decidí que mi casa sería un entorno seguro desde donde aprender y experimentar así que puse:

  • protectores de enchufes
  • protectores en los cables del suelo (que tengo mil)
  • protectores en todos los cantos de los muebles (no sólo en las esquinas, sino en todo el canto)
  • lo mismo en todas las mesas por arriba y por abajo (porque le encantaba meterse debajo de la mesa y al ponerse de pie…PLOF)
  • barreras en las escaleras (para subir y para bajar)
  • topes para las tapas del WC
  • topes en todas las puertas de la casa
  • topes para cerrar algunos cajones y armarios (los que tenían dentro productos de limpieza y medicamentos)
  • eliminé toda las figuritas y cositas que se pudieran romper de los estantes de abajo, lo puse todo en alto

Algunas personas se reían porque decían que mi casa parecía un bunker. Recuerdo que en aquella época tenía una amiga con un bebé que era un terremoto y por su seguridad siempre lo llevaba en casa con un pijama especial con las rodillas protegidas y casco…yo protegí mi casa y ella protegía al niño jeje

Temas de mejora de convivencia

A mi me gusta estar cómoda en mi casa por lo que asumo que a mis hijas también, así intento ponérselo lo más fácil posible:

  • Mis hijas tienen un perchero cada una a su altura para colgar el abrigo. La entrada de mi casa parece un colegio pero ellas están encantadas
  • Junto al salón tenemos una pequeña terraza que está cerrada y es su cuarto de juegos. Así pueden jugar a nuestro lado
  • Tenemos muchas cajas grandes separadas por temáticas para recoger los juguetes de forma rápida y fácil (animales, comiditas, bebés, muñecas…)
  • Tienen dos elevadores en las sillas para comer. Ya no usan trona porque «son mayores» pero igualmente necesitan elevarse un poco
  • En todos los baños de la casa tengo taburetes para que las niñas lleguen al lavabo. Igualmente tengo reductores de WC para mi hija pequeña
  • Mis fundas de sofá son antimanchas y aunque están muy gastadas y tendría que cambiarlas, no lo haré hasta que mis hijas sean más mayores y no hayan «accidentes»
  • A mis hijas les encanta invitar amiguitos a casa y a mi me gusta que vengan y que lo pasen bien por lo que mi casa es en general «amigable con los niños»

 

¿Y vosotros tenéis la casa preparada para niños?