bebe-internet

Muchos artículos hablan de los peligros de las redes sociales y de las nuevas tecnologías. De la adicción de los jóvenes de hoy en día y de lo poco de se dan cuenta de los riesgos.

No van los tiros por ahí en este post, primero porque no voy a hablar de lo que deben hacer nuestros hijos en la redes sociales, voy a hablar de lo que tenemos que tener en cuenta nosotros los adultos. Y segundo porque a internet y a las nuevas tecnologías yo le veo muchas más ventajas que inconvenientes y no pretendo borrarme de facebook 😉




Cuidado con las fotos de tus hijos

Y ya no sólo porque hay gente malnacida cogiendo fotos inocentes de niños jugando que las usa para fines asquerosos (que me parece suficiente motivo, la verdad), sino porque nuestros hijos no están decidiendo la publicación de esta foto y en el futuro pueden no estar de acuerdo.

Unas fotos de un bebé haciendo caca por primera vez en el orinal, pueden parecer muy graciosas para la mamá que las publica, pero cuando este bebé tenga 17 años y vea su foto en la red, quizás no le haga ninguna gracia. Y cuando la vean sus amigos, le hará menos gracia todavía.

Así que cuantas menos fotos colguemos de nuestros hijos, mucho mejor.

Cuidado con nuestras propias fotos

Leo muchos artículos en los que se dice que los adolescentes no tienen «conciencia del futuro» y por eso cuelgan fotos suyas haciendo el gamba.

Sinceramente no creo que los adultos tengamos mayor conciencia: estoy cansada de ver fotos de gente bien adulta que están de juerga y están borrachuzos, también hay casos de gente que publica fotos suyas estando de viaje y publicando a los cuatro vientos que su casa está vacía…¿y los casos de la gente que ha sido despedida por poner fotos haciendo deporte mientras está de baja por un esguince? pues eso, que no pensamos y deberíamos hacerlo.

Se sabe además, que todos los departamentos de Recursos Humanos utilizan las redes sociales para ver qué tipo de persona es la que tienen delante, así que lo mejor que podemos hacer es tener cuidado.

Antes de publicar una foto nuestra debemos hacernos varias preguntas:

  • ¿Esta foto me avergüenza de alguna forma o podría hacerlo en el futuro?
  • ¿Si la vieran mis hijos me importaría?
  • ¿Ofrece muchos datos personales? (como si estoy de vacaciones por ejemplo)

Y ante la duda, mejor no publicarla. No olvidemos que Facebook es como la plaza del pueblo abarrotada de gente ¿te pondrías a bailar una muñeira mientras te fumas un porro en la plaza del pueblo? pues tampoco lo hagas en Facebook.

Tus hijos lo van a leer todo

Y este consejo va dirigido sobretodo hacia las madres blogueras.

En internet no se borra nada, así que si tienes un blog en el que pones a parir a tus hijos (aunque sea en plan de broma) tus hijos lo leerán.

Los datos personales que des de ellos son públicos y ellos los sabrán cuando sean mayores.

[Tweet «En pocos años, tus hijos leerán todo lo que escribas sobre ellos en internet»]

No quiero decir que no debas contar nada de tus hijos, yo misma cuento muchas cosas de mis hijas en mi blog, pero sí te pido que lo pienses un poco porque no hay ninguna duda: tus hijos leerán tu blog dentro de unos años y debes tener cuidado en no contar cosas que puedan incomodarles.

Si no tienes blog de maternidad, también tienes que tener cuidado de lo que cuentas de tus hijos en facebook y en twitter porque también lo leerán.

¿Y tú, tienes alguna precaución más que aconsejarnos a todos?