imagen_la_psicologa_responde

Otro viernes más continuamos con la sección Los Viernes la psicóloga responde en Maternidad Continuum, gracias a mis fantásticas colaboradoras que lo hacen posible. Hoy es el turno de Neus Virgili:

neus_virgiliNeus es Licenciada en Psicología y madre de un niño.  El nacimiento de su hijo supuso una auténtica revolución en muchos sentidos.

Escribe en su web Explorando la Maternidad,  un espacio destinado a ofrecer información, herramientas y apoyo a Mamás a Tiempo Completo que deseen vivir su maternidad de forma consciente, criando a sus hijos de forma respetuosa y empática y aprovechando las oportunidades de desarrollo personal que nos ofrece la maternidad.

Consulta

Hola, tengo un bebé de 16 meses que siempre ha dormido muy bien, la dejabas en su cuna y ella solita se dormía, no solía despertarse por la noche y si se despertaba, con ponerle el chupete bastaba.

Desde hace 15 días empezó despertándose en mitad de la noche llorando muy fuerte, como asustada y ahora ha pasado a no poder dormirse solita al acostarla. La tenemos que acunar en brazos, la acostamos cuando está despierta y nos quedamos en la habitación hasta que se duerme.

Ahora lleva unos días que le cuesta menos dormirse, pero si se despierta por la noche nos podemos pasar hasta 3 horas intentando que se duerma. Ya no sabemos que hacer, no sabemos si actuamos bien o no. Estamos desesperados y con mucho sueño.

No ha habido ningún cambio significativo. Muchas gracias.

Respuesta

Hola!

Entiendo perfectamente tu malestar y preocupación, los problemas de sueño de nuestros bebés nos desvelan en más de un sentido.

La imagen que nos transmite la sociedad no suele coincidir con las características reales del sueño infantil. La evolución del sueño de los bebés no sigue un proceso lineal y los casos de niños que duermen toda la noche del tirón son realmente excepcionales.

El sueño de nuestros hijos no se asemeja al de los adultos hasta aproximadamente los 6 años de edad. Los despertares nocturnos son muy frecuentes, de hecho, es algo que seguimos experimentando en la etapa adulta, la diferencia está en que nosotros podemos volver a quedarnos dormidos solos y la mayoría de los niños, necesitan compañía para conseguirlo.

Hemos hablado en otras ocasiones de la ansiedad por separación que experimentan la mayoría de los bebés a partir de los 7-9 meses, y que suele alargarse hasta los dos años de edad. Es una etapa caracterizada por el miedo y la intranquilidad ante la ausencia de la madre o cuidador principal, tanto de día, como de noche.

Bebés que antes dormían varias horas plácidamente pasan a tener frecuentes despertares que suelen sorprendernos y preocuparnos, pero es algo completamente normal y habitual. Del mismo modo que a esa edad no son completamente independientes durante el día, su necesidad de contacto y proximidad se mantienen durante la noche.

[pullquote]El no querer dormir sola, el pedir brazos y mimos para conciliar el sueño, y el fuerte llanto al despertar durante la noche, son conductas frecuentes en esta etapa.[/pullquote]

El no querer dormir sola, el pedir brazos y mimos para conciliar el sueño, y el fuerte llanto al despertar durante la noche, son conductas frecuentes en esta etapa.

Cualquier llanto de nuestros bebés responde a una necesidad afectiva y debe ser escuchado y respondido. El sentimiento de seguridad no es algo que se pueda forzar, aparece de forma gradual a medida que el bebé se siente comprendido y seguro de la respuesta de sus cuidadores.

[Tweet «Cualquier llanto de un bebé responde a una necesidad afectiva y debe ser escuchado y respondido»]

Si tu bebé se siente insegura o tiene miedo, lo mejor que puedes hacer es asegurarle la tranquilidad que ofrecen tus brazos y proximidad física, y una forma fácil y práctica de garantizarle esa proximidad y una respuesta inmediata es practicando colecho.

Entiendo por tus palabras que duerme en una habitación distinta de la vuestra, quizás no te sientas cómoda con la idea de colechar con tu bebé, en eso caso podría ser muy positivo colocar su cuna junto a vuestra cama.

[pullquote]Dormir en la misma habitación le servirá para sentirse más segura por vuestra presencia y también podréis atenderla antes[/pullquote]

Dormir en la misma habitación le servirá para sentirse más segura por vuestra presencia y también podréis atenderla antes, evitando que llegue a despertarse del todo o que el tiempo que tardéis en acudir a su habitación haga que se angustie mucho más.

Desconozco si se alimenta con leche materna o toma biberón, ni si esos despertares pueden estar motivados por el hambre. En cualquier caso, las tomas nocturnas además de alimento, tienen la función de proporcionar el contacto y sustento emocional que necesitan, no hay nada de malo en mantenerlas el tiempo que ella necesite.

Con todo esto espero haberte ayudado, recibe un fuerte abrazo.

Neus.

Si tienes una consulta y quieres que la respondamos, mándala a maternidadcontinuum@gmail.com