Mi bebé dormía muy bien y ahora nos cuesta mucho dormirle

imagen_la_psicologa_responde

 

Continúa la nueva temporada de la Sección El viernes, la Psicóloga responde en Maternidad Continuum. Hoy responde a la consulta Ruth Giménez. Así se presenta ella misma:

Ruth_Gimenez

Soy Ruth Giménez Martín, madre de tres hijos que han venido a iluminar mi vida. Además soy psicóloga, consultora certificada en lactancia materna (IBCLC), educadora de masaje infantil (IAIM_AEMI), y doula.

A raiz de mi maternidad encontré el sentido a mi carrera, la psicología perinatal, y descubrí mis pasiones, la lactancia y todo lo relacionado con el acompañamiento en la maternidad.

Co-directora del Programa de Formación de Asesoras de Lactancia Materna EDULACTA que es un referente absoluto en formación sobre lactancia.

Empiezo ahora con un nuevo emprendimiento para trabajar on line en ruthgimenez.com, y así poder ayudar a las familias que se encuentran en proceso de maternidad, en el que ofrezco consultas individuales, talleres, cursos y charlas sobre diversos aspectos y formación en lactancia materna.

Consulta

Buenas tardes, tengo un bebé de 11 meses, que hasta hace dos semanas dormía muy bien, era como un reloj, a las 20.30 le daba un baño, cenaba y como tarde para las 22.00 estaba dormido, incluso se dormía sólo.

Bueno pues ahora, no hay manera de que se duerma… hay días que son las doce o la una de la madrugada y acabamos dándole un paseo en silleta o en el coche para que se duerma porque si no es imposible… pero no solo eso sino que además de dormirse tarde, muchos dias a las dos o tres horas se despierta  vuelta a empezar, no hay manera de dormirlo…duerme con nosotros en la cama, y ya no sabemos que hacer, estamos agotados… durante el dia duerme una siesta de 2 o 3h a la mañana y a la tarde 1h aprox.

Come bien y es muy alegre… pero estos días el pobre que también está agotado y está más irritable… algún consejo por favor??? estamos desesperados…
Un saludo

Respuesta

Hola!

Gracias por compartir vuestra consulta que seguro que es de ayuda para muchos papás y enhorabuena por la familia que habéis formado.

Realmente el sueño infantil es algo que nos angustia bastante a los papás, primero porque en todos los aspectos queremos lo mejor para nuestros hijos y sabemos que un buen descanso es importante para ellos, y segundo porque si ellos no duermen nosotros tampoco y con el sueño acumulado al final los padres también nos resentimos, incluso nos malhumoramos y al final tampoco podemos atenderlos como nos gusta y queremos hacerlo.

Lo primero de todo es descartar cualquier motivo médico que pudiera ser la causa, imagino que eso ya lo habréis contemplado, sabéis que si se está poniendo malito o le duele algo, o por ejemplo le está saliendo algún diente ya que está en la edad, los bebés no tienen cómo contárnoslo y lo notamos por su estado de ánimo y por si duermen mal de repente o comen mal.

Una vez descartado todo esto, es importante saber que el sueño infantil es totalmente diferente al del adulto, tiene ciclos del sueño diferentes y poco a poco va adquiriendo nuevas fases y va “aprendiendo” a dormir como un adulto. Y la forma más apropiada para que el bebé adquiera el sueño adulto es dormir junto a un adulto, es decir con sus padres. Lo que ocurre es que es un proceso largo que hay que acompañar.

[Tweet “La forma más apropiada para que el bebé adquiera el sueño adulto es dormir junto a un adulto.”]

Los bebés crecen y evolucionan a mucha velocidad, y concretamente el vuestro se encuentra en una edad en la que hay varios factores por los que podemos deducir que se encuentra en un momento evolutivo en el que su comportamiento puede ser totalmente normal.

A esta edad vuestro bebé puede que ya gatee o incluso ande, si no es así seguro que ya se mueve mucho por el espacio en el que se encuentre, esto para ellos es una gran aventura y supone muchísima estimulación, inevitablemente este es un hecho que les genera ansiedad y muchas veces les provoca un sueño inquieto.

Cuando empiezan a explorar más su entorno empiezan a tomar más distancia de la madre (o la figura principal de apego), se separan de ella para explorar cosas nuevas y esto también coincide con lo que se llama “ansiedad de separación”, los bebés empiezan a ser más conscientes de que la mamá hay momentos en los que no está y esto también les inquieta y puede tener repercusiones en el sueño, se despiertan más a menudo para asegurarse de que tienen cerca de su mamá (o su figura principal de apego).

Esta ansiedad por separación suele darse entre los ocho y los dieciocho meses, por eso alrededor de esta edad se suelen dar mucho estas consultas, porque bebés que parece que siempre han ido muy bien, de repente empiezan a tener más despertares, empiezan a extrañar más o a no querer irse con nadie. Se les junta la ansiedad de la que hablamos, la adquisición de nuevas fases del sueño que propicia que en esta etapa se despierten más a menudo y la erupción de los dientes que también les puede molestar.

[pullquote]

Esta etapa de los bebés se caracteriza por un sueño inquieto que está provocado por todos estos factores y forman parte de la evolución y el desarrollo normal de un bebé sano.

[/pullquote]

Es decir, que esta etapa de los bebés se caracteriza por un sueño inquieto que está provocado por todos estos factores y forman parte de la evolución y el desarrollo normal de un bebé sano.

Así que, aunque todo esto no va a hacer que vuestro bebé duerma como antes enseguida, sí que hará que vosotros lo viváis con más tranquilidad al saber que es un comportamiento normal, y que sólo requiere un acompañamiento respetuoso y mucho cariño como el que ya le estáis dando.

Espero haber respondido a vuestras dudas, si queréis más información o apoyo podéis poneros en contacto conmigo en info@ruthgimenez.com.

Ruth Giménez.

2014-10-24T08:30:37+00:00 0 Comments

Leave A Comment