Porteo y Calor

porteo_verano

Hoy de nuevo, cuento con Margaret González como autora invitada en el blog.

Margaret_Gonzalez-300x240Ella es instructora de porteo y es la mamá al frente de la tienda online Tela de Abrazos. También escribe artículos muy interesantes sobre crianza, porteo y lactancia en el blog de Tela de Abrazos. ¡Te recomiendo visitar su blog porque es muy interesante!

Porteo y Calor

Madre mía qué calores tenemos! Aún me acuerdo de cómo pasé mi veranito embarazada con casi treinta kilos de más (sí, sí, y los perdí todos sin más…bueno,con teta) y es que yo di a luz un 10 de agosto en plena ola de de calor sahariano…creía que se me iba a derretir mi niño.

La verdad es que esos primeros días no porteé a mi pequeño. Aún no sabía muy bien ni qué tenía que hacer, ni cómo hacerlo para portear. Todas hemos sido novatas alguna vez 😉

Y aunque el primer mes no portee a mi hijo por no saber, de mis brazos no bajaba, así que como siempre digo, uses portabebés o no, tu hijo te va pedir brazos siempre, así que mejor con un portabebés que sea lo más fresquito posible, ¿no crees?

Hoy os quiero dar unas pautas sencillas para que puedas llevar a tu bebé en veranito y estés tranquila sabiendo que lo estás haciéndolo de la mejor manera.

1. Tu bebé no va a pasar más calor en un portabebés que en el carrito.

Esto es algo que nos dicen mucho “como lo llevas ahí con el calor que hace, pobrecito”. Ni que como madre quisiéramos hacer algo malo para ellos…en fin.
Lo primero a tener en cuenta es que nuestro cuerpo hace de regulador de temperatura del bebé, por lo tanto, igual que le podemos bajar la temperatura cuando tiene fiebre también se la regulamos ahora en verano.

Simplemente hay que evitar el contacto piel con piel para sudar menos, una camiseta entre medias o un simple pañuelito evita esa sensación de quedarse pegados por el sudor.

2. Tu bebé necesita estar en brazos.

Tu bebé prefiere sudar un poquito más a estar separado de ti.

Recordad que nuestros bebés necesitan del contacto continuo con su cuidador para desarrollarse de forma adecuada física, emocional e intelectualmente, así que la estación del año no condiciona esa necesidad.

Y para cubrir esta necesidad de contacto físico de nuestros bebés en verano, mejor que lo hagas con un portabebés con una tela que transpire bien, que sea finito y lo más fresco posible.

3. Para elegir vuestro portabebés en verano debes tener en cuenta el desarrollo fisiológico de tu bebé.

Ahora mismo el abanico de portabebés es muy amplio pero siempre debes tener en cuenta el peso y desarrollo fisiológico de tu bebé. Es decir, hay portabebés muy fresquitos como puede ser un Suppori o Tonga, pero que para llevar a un recién nacido no es lo más adecuado.

4. Nudos fresquitos con vuestro fular.

Si ya usáis un fular, para verano utiliza nudos más fresquitos de una capa como el canguro o la cruz envuelta con las tiras verticales recogidas.

5. Bandoleras y portabebés de una capa.

El portabebés estrella del verano es la bandolera o los portabebés ligeros de malla (Suppori, Tonta, etc..) ya que son una ayuda enorme para llevar a tu bebé pero la capa de tela que os envuelve es mínima. Así todos vais a gusto y fresquitos.

6. Mochilas ergonómicas.

Es uno de los portabebés que más calor puede dar en verano, aunque dependerá del tejido con el que esté fabricada. Si ya tienes una, o no quieres otro portabebés distinto, hay que sacarle todo el partido que puedas.

Hay de muchos tipos, pero si estás pensando en adquirir una, te aconsejo que elijas una con la tela más finita o de tela de fular, así transpirará más y dará menos calor.

Si ya tienes una mochila ergonómica y tu bebé ya no es tan pequeñito, tal vez puedas sacarle los brazos por arriba y así que respire un poco más.

Y con cualquier portabebés ten presente el tiempo de fuera a la hora de vestir a tu bebé. Ten en cuenta que el portabebé ya es una capa de tela, así que si no necesita más puede ir perfecto con un body o simplemente en pañal. Siempre evitando el contacto piel con piel para no sudar tanto, como ya te he comentado antes. Luego ya recuperaréis ese tiempo de piel con piel en casa o en horas de menos calor.

Y échale bien de cremita, sobre todo en el empeine del pie, ya que al ir porteado es una zona muy expuesta al sol, de piel muy finita, y puede quemarse con el sol antes que otras zonas. Un calcetín finito y listo también es perfecto.

Espero que con toda esta información estés más tranquila a la hora de portear a tu bebé en verano. Solo recuerda que tu bebé necesita tu contacto en todas las épocas del año.

Feliz porteo veraniego!

2014-07-21T02:11:53+00:00 2 Comments

2 Comments

  1. Noe julio 21, 2014 at 2:22 am - Reply

    Qué buenos consejos! Yo pasé el primer verano de mi hijo porteándolo y en la calle EL comentario era que lo estaba matando de calor. En mi país (Argentina) todavía hay muchos prejuicios respecto de esto.
    Lo mejor de portear en verano es llegar a casa y tomar un baño fresquito los dos juntos 🙂

    • Margaret González julio 26, 2014 at 8:17 am - Reply

      Qué gustazo lo del baño, Noe! La gente piensa que en verano nuestro bebé no tiene necesidad de contacto de su madre, pero nuestro bebé es igual de indefenso en verano que en invierno, necesita de nuestros brazos igual. Pero bueno, a nosotras nos basta con verles que están felices, así sabemos que lo estamos haciendo bien. Un beso enorme.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies