Imagen gracias a http://pixabay.com/

Imagen gracias a http://pixabay.com/

Hace unos días publiqué los motivos por los que creo que deberías dejar de mirar el móvil mientras estés con tus hijos. Algunas personas me han comentado que también debería haber dicho algo a la hora de relacionarnos con otros adultos porque igualmente no es de muy buena educación estar mirando el móvil mientras estamos con otras personas (tengan la edad que tengan) y estoy totalmente de acuerdo.

Sin embargo, quise hacer hincapié en dejar el móvil a un lado mientras estamos con nuestros hijos porque me parece importante que tengamos en cuenta que somos el ejemplo que van a seguir y que si no queremos que nuestros hijos se enganchen al móvil, primero debemos desintoxicarnos nosotros.

[Tweet «Si quieres que tu hijo no sea adicto al móvil, desenganchate tú primero»]

Bueno, pues en aquel post prometí que publicaría algunas cosas que me sirven para no estar tan enganchada al móvil, sobretodo cuando estoy con mis hijas, así que aquí van:

Silencia las notificaciones

No hay nada más molesto que intentar mantener una conversación con tu hijo y que tu móvil esté pitando constantemente.

Repito (tal y como comenté en el post anterior) que se supone que los mensajes y wasap son formas de comunicación «no intrusiva» así que no la convirtamos en intrusiva.

Cuando tengas un rato o cuando los niños estén ocupados en otra cosa, puedes consultar el móvil a ver si tu primo el gracioso ha mandado el chistecito de turno.

Deja el móvil en casa cuando salgas al parque con tus hijos

Si, si…he dicho dejarlo en casa y no estoy loca.

En el parque realmente no lo necesitas para nada (excepto para distraerte de mirar a los niños) y no tener el móvil encima supone una liberación maravillosa, créeme.

Obviamente, si vas a coger el coche, tenéis que hacer recados o cualquier otra cosa, puede ser útil llevar el móvil por si pasa algo y necesitas pedir ayuda. Pero si vas a ir al parque de al lado de casa no hace falta llevar el móvil encima.

Hace años (no tantos) vivíamos sin teléfonos móviles y no nos moríamos ni nada 😉

Usa temporizador

Si tienes que mirar el móvil sí o sí porque estás esperando una comunicación importante o porque estás agobiada y necesitas desconectar un poco, te recomiendo usar un temporizador.

Así sólo usarás el teléfono el tiempo que tienes estipulado y no pasarás una hora con el teléfono sin darte ni cuenta (algo que puede pasar muy fácilmente).

También así, tu hijo sabrá que necesitas ese rato con el teléfono pero que cuando suene el temporizador, podrás estar al 100% con él y seguramente te dejará mirarlo sin interrumpirte tanto.

¿Qué te parecen mis ideas? ¿Complicadas o sencillas? Si hacerlas todas de golpe te supone mucho estrés, puedes empezar poco a poco 😉
¡Espero tus comentarios!