Crío a mi hijo con apego pero tengo miedo de malcriarlo

imagen_la_psicologa_responde

Continúa la nueva temporada de la Sección El viernes, la Psicóloga responde en Maternidad Continuum. Hoy responde a la consulta Ruth Giménez. Así se presenta ella misma:

Ruth_Gimenez

Soy Ruth Giménez Martín, madre de tres hijos que han venido a iluminar mi vida. Además soy psicóloga, consultora certificada en lactancia materna (IBCLC), educadora de masaje infantil (IAIM_AEMI), y doula.

A raiz de mi maternidad encontré el sentido a mi carrera, la psicología perinatal, y descubrí mis pasiones, la lactancia y todo lo relacionado con el acompañamiento en la maternidad.

Co-directora del Programa de Formación de Asesoras de Lactancia Materna EDULACTA que es un referente absoluto en formación sobre lactancia.

Empiezo ahora con un nuevo emprendimiento para trabajar on line en ruthgimenez.com, y así poder ayudar a las familias que se encuentran en proceso de maternidad, en el que ofrezco consultas individuales, talleres, cursos y charlas sobre diversos aspectos y formación en lactancia materna.

Consulta

Buenos días, he estado leyendo unas cuantas consultas sobre la crianza de los bebes que contestaba la psicóloga especializada en familia y pareja y tengo una duda que hace mucho tiempo que no puedo solucionar.

Tengo un bebe de 10 meses. Me gusta criarlo con una crianza respetuosa y darle pecho a demanda y colecho y también escucho las criticas  de la gente de mi entorno que consideran que eso es malcriar. Yo no creo que lo este malcriando sino al contrario que servirá para que tenga un apego seguro y tenga menos carencias emocionales de mayor (yo he sido una niña con apego inseguro) eso lo tengo muy claro. Pero por contrapartida creo que tanto estar por el a veces lo veo un poco exigente y tiene pataletas me empuja y me araña cuando lo quiero abrazar o acariciar.

No entiendo porque se comporta así. A veces pienso sino debería darle menos o dejarlo llorar (nunca lo hago) pero solo dejarlo llorar cuando no quiere que lo deje solo. Es decir, estoy hecha un lío porque por un lado pienso que si lo cojo siempre conmigo el es feliz pero por otro lado pienso si no es mejor que aprenda a estar un poco solo tal y como dice mi madre.

Intento adivinar cuando llora por miedo o cuando por capricho pero cuando se que es por capricho ( hace un ruido como de queja no de lloro) sino le hago caso acaba llorando, total que me reclama las 24 horas, porque de noche mama cada hora o cada dos si hay suerte.

Este niño a veces si que te hace pensar que te toma el pelo, por eso dudo, cuando se sentirá tan seguro como para no quejarse tanto? Estoy haciendo algo mal?

Muchas Gracias de antemano.

Respuesta

Hola:

Ante todo muchas gracias por tu consulta, seguro que hay otras familias en situaciones parecidas y puede que les sirva a ellos también la respuesta.

Algo muy común en la maternidad es que las madres tenemos tendencia a sentirnos culpables por todo lo que pasa y siempre acabamos pensando que hemos hecho o estamos haciendo algo “mal”, además nuestro entorno tiende a hacernos sentir así con consejos y comentarios sobre cómo deberíamos hacer las cosas, aunque no sea esa su intención.

[pullquote]

Las madres hacemos las cosas todo lo bien que sabemos y siempre pensando en el bien de nuestros hijos

[/pullquote]

Las madres hacemos las cosas todo lo bien que sabemos y siempre pensando en el bien de nuestros hijos, lo que pasa es que sobre todo al principio las madres estamos muy vulnerables, nos invaden las dudas y puede que acabemos realizando prácticas que no sean del todo convenientes y con las que en un principio ni siquiera estábamos de acuerdo.

En el caso de tu consulta observo varias cosas, por un lado tienes claro el tipo de crianza que quieres para tu bebé, es una decisión consciente y seguro que bien informada lo que pasa es que no es una decisión fácil en muchas ocasiones porque nos encontramos con muchas trabas, dudas, comentarios etc.

Tu bebé se encuentra en una edad en la que hay que tener en cuenta varios factores. En cuanto al sueño, los bebés no tienen un sueño como el de los adultos, ellos con el tiempo van adquiriendo fases y poco a poco van aprendiendo a dormir como nosotros, aunque es un proceso largo y no siempre fácil de acompañar, para esto el colecho es una práctica muy saludable. Precisamente alrededor de esta edad empiezan a adquirir nuevas fases del sueño que les provoca más despertares, esto puede durar un tiempo.

[pullquote]siempre que un bebé nos reclama lo conveniente es atenderlo, no por eso los malcriamos, atender a un niño, igual que a un adulto que llora y sufre o busca consuelo nunca puede ser malo, todo lo contrario[/pullquote]

Por otro lado está también en una edad en la que empieza lo que se llama “ansiedad por separación”, es decir, los bebés empiezan a ser conscientes de que la mamá es una persona diferente a ellos y puede marcharse en un momento dado, esto les genera mucha ansiedad y una forma de asegurarse de que mamá sigue ahí es despertarse, y en el caso de bebés de pecho aprovechan para mamar porque eso les calma. Esto durante el día también se traduce en que nos reclaman más, y siempre que un bebé nos reclama lo conveniente es atenderlo, no por eso los malcriamos, atender a un niño, igual que a un adulto que llora y sufre o busca consuelo nunca puede ser malo, todo lo contrario.

Por lo que entiendo en tu consulta, los momentos en los que se queja o te aparta si lo coges o lo acaricias son momentos en los que puede que estén teniendo una rabieta, estos momentos son complicados, una vez empiezan llega un punto en que los bebés entran como en una desorganización, lloran desconsoladamente y es muy probable que no acepten el contacto, es importante no dejarlos solos y acompañarlos hasta que el llanto cambia y empieza a ser un poco más calmado, aquí ya es posible que podamos cogerlos y sentir contención y mantener el contacto con nuestro cuerpo les ayuda a organizarse, es un proceso emocional normal, nuestros hijos tienen que aprender a gestionar muchas cosas y las rabietas son como momentos de desbordamiento, es bueno que se liberen y se expresen para poder continuar.

[pullquote]nuestros hijos tienen que aprender a gestionar muchas cosas y las rabietas son como momentos de desbordamiento, es bueno que se liberen y se expresen para poder continuar[/pullquote]

Por último, a su edad también empieza a deambular más con el entorno, pasa menos tiempo junto a ti porque puede que ya gatee o muestre interés por todo lo que le rodea, está recibiendo un montón de estímulos y sensaciones que son importantes para su desarrollo y por otro lado también le generan estrés, y todo esto debe tener una vía de escape que se suele traducir en más reclamo de mamá, algunos momentos de desorganización y más despertares nocturnos ya que por la noche es cuando el cerebro pone orden y organiza todas las experiencias vividas durante el día.

Así que como ves, todos los comportamientos que describes en tu hijo, por lo que yo entiendo a través de la consulta, son comportamientos propios de su edad, que se pueden considerar normales e incluso saludables para su correcto desarrollo.

Espero haber respondido a tus dudas Anna, enhorabuena por ser una madre estupenda!!!!!!

Ruth Giménez Martín.

www.ruthgimenez.com

2015-01-02T00:10:11+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies