imagen_la_psicologa_responde

Continúa la nueva temporada de la Sección El viernes, la Psicóloga responde en Maternidad Continuum. Hoy responde a la consulta Ruth Giménez. Así se presenta ella misma:

Ruth_Gimenez

Soy Ruth Giménez Martín, madre de tres hijos que han venido a iluminar mi vida. Además soy psicóloga, consultora certificada en lactancia materna (IBCLC), educadora de masaje infantil (IAIM_AEMI), y doula.

A raiz de mi maternidad encontré el sentido a mi carrera, la psicología perinatal, y descubrí mis pasiones, la lactancia y todo lo relacionado con el acompañamiento en la maternidad.

Co-directora del Programa de Educación en Lactancia Materna EDULACTA que es un referente absoluto en formación sobre lactancia.

Empiezo ahora con un nuevo emprendimiento para trabajar on line en ruthgimenez.com, y así poder ayudar a las familias que se encuentran en proceso de maternidad, en el que ofrezco consultas individuales, talleres, cursos y charlas sobre diversos aspectos y formación en lactancia materna.

Consulta

Hola de nuevo Pilar! Esto no sé si es una consulta o una llamada de socorro me he releído tus post sobre dejar de meter prisa por las mañanas y sobre los niños que no quieren vestirse por las mañanas buscando algo de ayuda. Mi hija acaba de hacer 3 años y las mañanas o cualquier momento en que hay que arreglarse los temo. Ven que te voy a peinar noooo ven vamos a quitarte el pijama nooooo así todo ni se quiere lavar la cara ni las manos yo soy flexible le doy tiempo dejo que lo haga ella sola si quiere pero el reloj avanza y a lo mejor han pasado 30 min y sólo ha hecho pis y sigue en pijama sin peinar sin asear y sin vestir y así tooooodos los días.

Al final acabo haciéndolo por las malas (no me gusta nada decir esto) es decir la visto yo y ella se resiste y llora y las 2 lo pasamos mal porque no quiero hacer así las cosas y luego de camino al cole veeeenga vaaaamooosss y me siento una madre refunfuñona. Ya sé que todo esto es «normal» pero llevamos así meses y me planteo si estoy haciendo algo mal. Si por las tardes toca volver a salir más de lo mismo.Tampoco me deja que le repase los dientes. Ella se los «lava» encima sin pasta que no sirve para nada y luego no quiere que yo se los repase. Yo me los lavo con ella pero no se qué mas hacer. Sobre todo me preocupa el tema del aseo cara, manos dientes. Con el baño no hay problema pero es decir venga vamos a lavarse las manos y nooooo o si no va ella y coge una toallita con tal de no lavárselas y hay cosas que con toallitas es insuficiente.

En fin, no sé si me puedes ayudar.Muchas gracias de antemano.
Un saludo

Respuesta

Hola, lo primero gracias por tu consulta, porque seguro que va a servir para muchas mamás puesto que debido a nuestro ritmo de vida las prisas por las mañanas es algo muy común en todas las familias, verdad??

Una frase que me gusta mucho es que la vida laboral es “productiva” y la familiar “reproductiva”, lo que quiere decir que la vida laboral sí que requiere prisa muchas veces y cierto nivel de estrés y que el ritmo en la familia y en los niños es lento o convendría que fuera lento, aunque a veces esto nos puede resultar difícil. Conciliar la vida familiar con los demás aspectos de la sociedad a veces es complicado.

[pullquote]

Conciliar la vida familiar con los demás aspectos de la sociedad a veces es complicado

[/pullquote]

Tu hija se encuentra en una edad en la que es muy frecuente que ocurra esto, el negarse a ciertas cosas le permite diferenciarse y reafirmarse como persona, además es importante para su desarrollo. Lo que ocurre es que hay ciertos momentos del día o ciertas situaciones en las que gestionar esto de forma conveniente es difícil, el reloj va en nuestra contra y acabamos haciendo las cosas “por las malas” como se suele decir.

Bueno, ante todo que sepas que no es que estés haciendo nada mal, las madres siempre hacemos las cosas lo mejor que sabemos y siempre por el bien de nuestros hijos, simplemente tú sientes que esto no está bien así y buscas otras formas, eso ya es estupendo.

Como ya te he dicho esto es una etapa más, y ante todo hay que tener paciencia y empatía, hablar mucho con ella para que poco a poco pueda ir comprendiendo ciertas situaciones, sobre todo es muy importante reconocer los sentimientos en los niños, es decir, si ves que tu hija no quiere lavarse, vestirse o cualquier otra cosa decirle que la entiendes, que sabes que es “un rollo” (así empatizas con ella), que a ti a veces tampoco te apetece nada, sin embargo para poder ir al cole, a la calle o lo que sea según la situación en la que estéis, hay que hacerlo.

[pullquote]Valora en todo momento si realmente eso que le pides y es realmente importante[/pullquote]

Valora en todo momento si realmente eso que le pides y ella no quiere hacer para nada es realmente importante, no quiero decir que deje de hacerlo siempre, sin embargo en alguna situación puede ser conveniente para aliviar tensiones y así accederá mejor a otras cosas.

Por ejemplo, si lo que no quiere es vestirse, puede ser de ayuda que ella se elija la ropa, no de entre toda la que tenga porque puede que a su edad escoja modelos “imposibles”, aún así, ofrecerle tres opciones y que ella escoja una. O quizá, como has comentado, a veces se podrá acceder a que se limpie con toallitas y otras no, o que elija si quiere pelo suelto o coleta, por poner un ejemplo, o permitirle simplemente si hay algún momento muy intenso que no haga aquello que no quiere, siempre que sea viable.

Como hemos dicho que en la vida familiar el ritmo más conveniente es lento, sobre todo cuando hablamos de los niños, quizá una opción sea que seamos nosotros los que nos levantemos un poco antes para adelantar ciertas cosas, arreglarnos, vestirnos, desayunar, preparar el desayuno de ella, almuerzos, dejar la ropa de ella preparada etc. de forma que cuando ella se levante ya sólo tengas que dedicarte a ella, y si aún así ves que vais justas, pues plantearte levantarla un poquito antes a ella.

A parte de esto, hay otros “trucos” para probar a hacer más llevaderos estos momentos. Con los niños es muy importante el uso del juego, ellos aprenden jugando así que es el mejor de los recursos, para vestirse, para lavarse, mientras desayuna etc. Y como dices que has leído los artículos de Pilar en los que habla sobre este tema, ya conocerás el recurso del temporizador, para que tratándolo también como un juego ella pueda saber en qué momento ya nos estamos quedando sin tiempo y hay que darse prisa.

El caso es que no hay recetas milagrosas, puesto que el comportamiento de tu hija es el normal en una niña de su edad, simplemente al saberlo los papás ya nos relajamos, afrontamos la situación de otra manera y podemos emplear estos pequeños recursos o inventar los nuestros para sobrellevar mejor esta etapa que tarde o temprano pasará.

Ruth Giménez Martín.

www.ruthgimenez.com