Hugo y la receta mágica, un cuento sobre acoso escolar para ayudar a las familias

Hoy te traigo un post de Valle Pérez como autora invitada en el que nos cuenta un proyecto maravilloso en el que se ha embarcado: la creación de un cuento para ayudar a las familias con hijos que sufren acoso escolar.

Ella ha vivido esa experiencia en carne propia porque su hijo sufrió acoso por parte de un compañero ¡con sólo 3 años!

Me parece que su proyecto es precioso y te invito a leer su relato:

Hugo y la receta mágica

Este mes de Mayo, el día 2 precisamente, se celebró el día mundial contra el acoso escolar.

Cada vez estamos más concienciados, pero el problema sigue, y cada vez se escuchan más casos, una pena.

Necesitamos trabajar y educar en valores positivos, en respeto e igualdad, nuestros hijos nos observan todo el tiempo, y debemos ser un ejemplo a seguir.

Cuando Hugo tenía 3 años, comenzó su primer año de cole, iba súper contento y feliz, hasta que un día algo empezó a fallar, Hugo salía del cole llorando, muy triste, irascible, sin ganas de jugar…

Y ahí empezó a saltarnos la alarma, algo le pasaba y en casa no era porque todo seguía como siempre, así que como la otra opción era que ocurriera algo en el colegio, allá que fuimos.

Nos reunimos con su tutora y le expusimos el problema, le comentamos todo lo que habíamos observado y nos dio su mano para ayudarnos.

Tras observar detenidamente a Hugo y su entorno en el colegio, se dieron cuenta rápidamente, había un compañero que no lo trataba bien, no era algo puntual, sino que venía dándose en el tiempo.

¿Puedes imaginarte cómo nos sentimos en aquel momento?

Pues sí, así mismo como te estas imaginando, Hugo tenía 3 años, ¿en serio eso estaba pasando? Desgraciadamente sí, si estaba pasando.

En aquel momento todo se nos vino grande, impotencia, dudas y ganas de arreglar el problema de una vez.

Hugo nos necesitaba, Hugo necesitaba sentirse seguro y querido, ahora más que nunca.

Pasó el curso de 3 años y parte del de 4 años y trabajamos con Hugo a diario su autoestima, su fortaleza, la necesidad de decir ¡Basta! A ciertas situaciones, a pedir ayuda, a no hacer caso a quien intentaba hacerle daño… ¡Nos costó! Pero lo conseguimos.

Junto a nuestra ayuda Hugo maduró lo que pueda madurar un niño de 4 años, claro, y aprendió muchas cosas, una de las más importantes, quererse y decir: ¡Hasta aquí te permito!

Después de haber superado todo esto, nació la necesidad de ayuda a otros niños y niñas y a sus familias, ¿y cómo? Me nació en forma de cuento, Hugo y la receta mágica.

Con este cuento, quiero que lo más pequeños de la casa puedan darse cuenta de si alguien les está tratando mal, de dar apoyo a la familia, la receta mágica es la que a nosotros nos funcionó, base de cualquier receta, donde el amor es el protagonista.

El cuento además viene con una guía para padres, nacida de nuestra propia experiencia, con técnicas de relajación y demás que practicamos con Hugo y que le fueron genial.

Hemos lanzado un crowdfunding para conseguir el dinero de las impresiones, 1.000 ejemplares que queremos distribuir entre librerías, bibliotecas, asociaciones, colegios, etc.

A cambio de tu aportación hemos preparado unas recompensas súper chulas, desde el propio cuento firmado y con tu nombre impreso en los agradecimientos, hasta pegatinas de vinilo, una lámina para enmarcar, talleres online de maternidad, ¡hasta una fiesta para 20 niños/as con cuenta cuentos incluidos!

También hemos pensado en las empresas que quieren participar, y le hemos hecho un hueco muy especial en las recompensas.

Así que Hugo y la receta mágica ya está disponible, si apuestas por mi cuento tendrás unas recompensas geniales.

Y no quiero despedirme sin antes decirte que el acoso escolar es problema de todos, y que todos debemos involucrarnos en que no pase más.

¡Gracias!

2017-05-26T08:47:58+00:00 2 Comments

2 Comments

  1. Aurora| Libros de segunda mano junio 8, 2017 at 3:12 pm - Reply

    Que historia tan conmovedora. Me imagino la tristeza y preocupación por la que pasaste. Cuando nuestros hijos pierden la sonrisa, una siente que el mundo se nos cae encima.

    Me encanta tu entusiasmo por contar tu historia, y lamento que tu niño lo haya sufrido. Pero así como debemos entender y acompañar a nuestros hijos en el problema, debemos hablar sobre la fuente del acoso. Los niños son lienzos en blanco y malos ejemplos o mala vivencias se comportan así.

  2. Elena junio 13, 2017 at 10:36 am - Reply

    Madre mía, con 3 años, pero como podemos criar y educar niños así, que sean capaces de tratar mal a otros niños.. Culpa de la sociedad? de los padres? de quien? menos mal que siempre hay grandes profesionales que lo solucionan todos, un libro genial

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies