Los pasados 26, 27 y 28 de mayo estuvimos disfrutando en Marina D’Or del I Encuentro de Familias Blogueras en Marina D’Or, ciudad de vacaciones junto con otras muchas blogueras que también fueron invitadas (y blogueros que ahí estaba Carlos de Un Papá como Darth Vader dejando el pabellón bien alto).

Cuando les dije a mis hijas que nos habían invitado a pasar el fin de semana a marina D’Or no os puedo contar la ilusión que les hizo ¡iban a poder visitar los parques que veían en los anuncios! porque hay que reconocer que la publicidad de TV de este complejo de ocio está muy bien hecha porque todos los niños de España se mueren por ir.

Con la de fin de semanas que tiene el año y justo coincidió el mismo fin de semana que mi hija mayor se iba de viaje de fin de curso, así que ella no pudo venir (y se mosqueó bastante), así que allí nos fuimos con Alejandra de hija única.

Todos los blogueros nos hospedamos en el Hotel 5* que cuenta con acceso ilimitado al Balneario (que es el balneario de agua marina más grande de Europa), buffet restaurante, animación y miniclub para los niños, etc.

El recibimiento fue impresionante, con regalos, tarjetas personalizadas, los albornoces del balneario preparados, etc. y las vistas desde nuestra habitación fue lo que más nos gustó. También visitamos el Balneario, los parques que estaban abiertos (todos), el minigolf, el paseo de la playa y el Jardín Encantado, así que creo que nos hicimos una idea bastante general de todo marina D’Or durante el fin de semana.

Voy a empezar a contar todo lo que vimos, lo que más nos gustó y lo que menos.

Hotel 5*

Nuestras cosas favoritas del Hotel 5*

  • El precio: porque cuando miré la información nos sorprendió ver que es bastante más económico de lo que pensábamos.
  • El acceso ilimitado al balneario.
  • El desayuno y la mesa de postres de la comida y la cena ñam.

Nuestras cosas menos favoritas del Hotel 5*

  • El ruido en la habitación, porque la discoteca que teníamos debajo de nuestra ventana terminó la fiesta a las 6 de la mañana, así que definitivamente necesitaba más insonorización.
  • Lo lento del personal (que nos hacían esperar la vida para todo).

Balneario

Nuestras cosas favoritas del Balneario

  • La zona infantil que permite entrar a los niños desde los cero años, esto me parece una idea GENIAL porque generalmente los bebés y niños pequeños no pueden entrar en los balnearios, así que me parece todo un acierto. Además tiene toboganes, zonas de juegos, etc. para que los niños disfruten un montón.
  • Que los niños puedan entrar en todo a partir de cinco años por lo mismo de antes, porque es muy raro que eso ocurra.
  • La zona exterior llena de piscinas con corrientes y jacuzzi. Lo pasamos realmente bien allí porque además estábamos completamente solos con todas las piscinas para nosotros, así que mi hija disfrutó muchísimo.
  • La limpieza: está todo muy limpio y muy bien conservado.
  • Las piscinas «raras» como la que tenía limones en su interior o la de leche. Esos detalles le dan algo exótico al balneario que nos encanta.
  • Poder ir con el albornoz desde nuestra habitación y en cualquier momento del día (claro, eso sólo ocurre si te hospedas en el Hotel de 5*).

Nuestras cosas menos favoritas del balneario

  • Nada, todo nos encantó allí.

El jardín Encantado

El jardín encantado es un jardín que mezcla plantas de verdad con árboles «falsos», personajes de cuentos y figuras mitológicas.

No está mal como atracción y con la entrada puedes disfrutar de un espectáculo infantil con bailarines que es bastante bonito. A los niños les gustó mucho y mi hija disfrutó viendo tanto los árboles de verdad como los de mentira.

Nuestras cosas favoritas del jardín encantado

  • El espectáculo de baile, con bailarines muy profesionales, disfraces muy vistosos y bonitos y música inspiradora.

Nuestras cosas menos favoritas del jardín encantado

  • A mi hija le gustó todo, a mi las figuras como ninot de falla me gustaron menos 😉

Los parques de atracciones

En nuestro fin de semana visitamos los tres parques de atracciones que estaban abiertos: Mundo fantasía (para más pequeños), Parque aventura (para más mayores) y Emotion park (para niños mayorcitos y adultos).

Todos los parques nos encantaron pero en el que más nos divertimos y nos reímos como en nuestra vida fue en Emotion park que es una especie de parque tipo Humor Amarillo en el que compites por equipos y de forma individual.

Los niños lo hicieron genial y los padres…mejor lo dejamos en un «no comment» XD.

Nuestras cosas favoritas de los parques

  • Todas las atracciones del Emotion Park, muy divertidas, con caídas aseguradas pero no «imposibles» de hacer para alguien que esté en forma
  • La atracción de la araña del Parque Aventura ¡menudo ritmo llevaba el monitor! animaba el cotarro, hacía de DJ, ataba él a todos los niños, un lujo vamos. El típico hombre que se divierte en su trabajo y eso se nota. Mi hija creo que se subió como seis veces seguidas.
  • El gorila-tobogán que nos dio para muchas risas.

Nuestras cosas menos favoritas de los parques

  • No había ni una sombra en todo el Emotion Park y casi nos da una lipotimia con el calor que hacía.
  • La pulsera del todo incluido no incluía el Emotion Park y para nosotros es el más divertido.

Resto de instalaciones

Nosotros estuvimos en el minigolf, fuimos en el trenecito visitando todo Marina D’Or y estuvimos paseando por el paseo y los acceso a la playa.

En general todo está bastante cuidado, los jardines muy limpios, las calles, el paseo y los jardines de la playa son enormes y muy agradables para pasear.

Nos encantó la idea de tener una playa con césped para la gente que odia la arena (como mi marido), los patos y los peces que nadaban en el pequeño río del parque, los columpios y las esculturas.

Nuestras cosas favoritas de las instalaciones

  • Que todo estaba bastante cerca a tiro de dar un paseo.
  • Los jardines nos encantaron tanto a mi hija como a nosotros.
  • El aspecto cuidado de todo.
  • La playa de césped y el acceso a la playa normal por un pasillo cerrado con enredaderas.

Nuestras cosas menos favoritas de las instalaciones

  • La falta de sombra en el minigolf, pero como tampoco estuvimos mucho rato no nos agobiamos demasiado con el calor.

Conclusión general

Mi hija Alejandra se lo pasó como en su vida y se muere de ganas de volver para poder enseñárselo a su hermana.

A mi marido y a mi no nos apetece tanto, pero seguramente haremos el esfuerzo por ellas, porque aunque los parques son pequeños y las colas se hacen largas, en general está bastante bien organizado para las familias con niños de todas las edades.

¿Has visitado marina D’Or? ¿qué te pareció?

Imágenes propias y de Marina D’or.