¿Por qué las madres mienten en el médico?

Es una realidad, las madres (y los padres, que nadie se me enfade) mienten cuando van al médico. Sobretodo en el pediatra.

Todos los días recibo consultas de madres que no ven otra salida que mentir a los profesionales sanitarios y es una pena, porque se supone que están ahí para ayudarnos, para cuidarnos y hacer que podamos cuidar mejor de la salud de nuestros hijos.

¿Entonces por qué ocurre esto?

He hecho una pequeña investigación sobre el tema y he recibido muchísimas respuestas y confesiones en las que las madres me cuentan que han mentido frente a un profesional sanitario y estos son los motivos más frecuentes:

Porque no tienen información sobre lactancia materna

Yo creo que las madres que dan el pecho son las que más mienten en el médico con diferencia.

Hay veces que estas madres están mejor informadas sobre lactancia que sus médicos, entonces cuando un doctor no quiere recetarle una medicación que necesita porque dice que es incompatible con la lactancia (y no conoce e-lactancia), cuando recomienda una ayudita al primer problema, cuando le dice a una mujer embarazada que debe destetar a su hijo mayor para no perder a su bebé, etc. las madres sienten la necesidad de mentir para poder recibir la atención sanitaria que necesitan.

El problema es que la lactancia materna no se considera una materia importante como para estudiar en las carreras sanitarias de forma que cuando los sanitarios salimos de la universidad con nuestra titulación bajo el brazo, sabemos entre poco y nada sobre lactancia.

Afortunadamente esto está cambiando y cada vez nos encontramos con más profesionales sanitarios que son conscientes de la importancia de estar formados sobre lactancia y unilateralmente deciden formarse.

De hecho, la mayoría de mis alumnos de la Formación de Asesoras de Lactancia Materna son sanitarios valientes e implicados que quieren cambiar las cosas desde dentro (matronas, pediatras, ginecólogos, fisioterapeutas, farmacéuticos, etc.)

Así que yo no pierdo la esperanza y confío en que dentro de unos años, las madres que dan pecho no necesiten mentir a su médico.

Porque opinan sobre crianza

Los médicos estudian muchísimos años para aprender mucho sobre enfermedades: sus síntomas, el avance de la enfermedad, su tratamiento, su prevención, etc,

Sin embargo no estudian (ni deberían hacerlo) sobre educación y crianza, porque realmente no es un tema que les afecte.

La crianza de los niños es competencia de las familias y por tanto las decisiones también.

Los profesionales sanitarios no deberían opinar y mucho menos criticar las opciones de crianza de los padres. Cuando alguna vez hacemos eso (y me incluyo porque reconozco que yo misma lo hice varias veces antes de ser madre) estamos sobrepasando nuestras competencias y nos merecemos que nos mientan en la cara.

Porque algunos no conocen como introducir correctamente la Alimentación complementaria

La Organización Mundial de la Salud y la Asociación Española de Pediatría son claras: “la recomendación es ofrecer leche materna durante los seis primeros meses de vida del bebé y a partir de ese momento combinarla con otros alimentos” sin embargo todavía nos encontramos con profesionales sanitarios que desconocen esta recomendación y que siguen adelantando la alimentación complementaria por los motivos más peregrinos (no engorda suficiente, engorda demasiado, no duerme bien, la leche materna ya no alimenta, etc.) o que no saben que la leche es el alimento principal del niño.

En estos casos las madres mienten por no luchar con el médico, porque sienten que no van a ser escuchadas sino juzgadas (cuando lo están haciendo estupendamente) y porque no quieren gastar energía en algo que consideran un esfuerzo inútil.

La verdad es que yo las entiendo e incluso a veces les recomiendo mentir porque no pueden esperar años a que sus médicos se reciclen, a veces necesitan una prueba o un tratamiento YA.

 

¿Y tú has mentido a tu médico? ¿me cuentas por qué?
2017-08-17T11:55:43+00:00 7 Comments

7 Comments

  1. Planeando ser padres agosto 17, 2017 at 1:10 pm - Reply

    Yo sólo me he encontrado con 2 casos: ayer para una radiografía y cuando me quedé embarazada del segundo siendo todavía lactante la primera. También es verdad que en todos estos años no he ido al médico prácticamente por nada, pero por lo que veo, lo de recomendar el destete se hace con una alegría…

  2. Adriana agosto 18, 2017 at 9:07 am - Reply

    Comparto el mensaje de que a veces los pediatras comentan sobre temas de crianza que posiblemente no sean su ámbito. Y que hay muchos pediatras y resto de profesionales sanitarios desactualizados.

    Pero de ahí a decir que es normal y “bueno” mentirle al pediatra de nuestros hijos, y no hacerle caso…me parece un mensaje peligroso para lanzar a la sociedad en cualquier medio. Creo que esto en parte está provocando lo que se ve hoy en día en muchas personas, que creen más cualquier cosa que leen o escuchan donde sea, que lo que les dicen los profesionales sanitarios. Esto puede aplicar a lactancia o a muchas otras cosas, como son las vacunas, tema muy de moda, y que en ocasiones puede tener consecuencias muy nocivas para los niños, que al final son los que importan.

    Así es que sí, por favor, profesionales sanitarios, recíclense y estén al día para no decir cosas que no son, pero por favor, no generemos en la sociedad desconfianza de los profesionales sanitarios, no me parece algo bueno ni a promover.

    Yo opto más porque si creo que un profesional al que asisto, sanitario o no, no hace bien su trabajo, lo cambio por otro. Pero siempre confiando en ellos, que tienen formación y un conocimiento específico profesional que yo no tengo.

    Muchas gracias por leer mi opinión.

  3. ¨Paula Miranda agosto 20, 2017 at 12:14 am - Reply

    Mi gine es el único acá en mi ciudad que no se inmiscuye en lactancia durante el embarazo, y nuestra medico (no es pediatra aún) además es asesora de lactancia, feliz recibe a las madres que yo no he podido ayudar porque presentan situaciones medicas más complejas

  4. Silvana Dulcematernidadblog agosto 22, 2017 at 12:24 am - Reply

    Hola Pilar! en mi caso el pediatra que atendió los primeros meses a mi hija, era muy escueto, que va no se metía para nada, es más me hubiera gustado que me explicará más cosas, no recuerdo que me preguntará sobre lactancia materna en cambio con la enfermera de pediatría sí que hablábamos mucho, siempre me decía: no te preocupes estará bien, pues yo los primeros meses tenia un sentimiento de culpa enorme porque me hubiera gustado dar el pecho durante los 6 meses, pero no fue así, sin embargo la enfermera fue un bálsamo porque me pude desahogar con ella.

  5. miren | de lunares y lunas septiembre 1, 2017 at 1:03 pm - Reply

    ¡hola! yo eché de menos que mi pediatra me hablara d lactancia, porque básicamente se limitaba a preguntarme si aún le daba pecho, sin recomendar ni interesarse por el tema, y como primeriza en esas lides, me las averiguaba leyendo por internet…. dicho lo cual, visto lo visto, ¡igual tuve mucha suerte con mi pediatra! 🙂 ¡besos!

  6. Carla Chrsitian septiembre 9, 2017 at 3:49 am - Reply

    Definitivamente hay que mentir para salir sin regaños de la consulta que después de un buen encuentro en los primeros controles ya después no quedan ganas de explicar nada, es mas preferible ir buscando pediatra con la vida hasta dar con aquel que no le ve bajo peso solo con mirar sus manos que no son regordetas.

  7. Sofí septiembre 23, 2017 at 4:17 am - Reply

    En una revisión un enfermero me comenta lo de los 10 minutos en cada pecho… ni me molesté en hablar de lactancia con alguien que no tiene ni idea.

    Respecto a la pediatra actual, me echó la “bronca” porque con 3 añitos aún tenía a mi hijo durmiendo en la cunita al lado nuestra… sinceramente lo volvería a hacer, era lo más cómodo para todos y cuando le quité el pañal mi hijo por sí solito se puso contento de tener cama propia. Tal vez antes no le habría hecho tanta ilusión…
    Esa es la única pega de la pediatra actual, me ha explicado muchas cosas sobre medicamentos que yo no sabía, a diferencia de la primera que tuve que de lo mala que es la cambié. Ya estábamos descontentos con ella pero cuando mi hijo con año y poco casi coge una pulmonía por su culpa dijimos se acabó, y lo mejor que pudimos hacer. Que me vale que una pediatra no sepa de crianza o lactancia, pero que meta la pata con enfermedades lo siento pero no.
    Años después me enteré de que muchos compañeros de cole de mi hijo también se la quitaron de en medio, con razón su consulta casi siempre está vacía…

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies