5 Claves para retomar la buena alimentación familiar tras el verano

Hoy tengo como autora invitada a Gala Rodríguez, creadora de la web Escuela de vida lenta y experta en nutrición y vida saludable.

Hoy nos trae unos consejos muy útiles para llevar a cabo si nos está costando retomar las rutinas y los buenos hábitos tras el verano, así que no te los pierdas.

Y si quieres tener acceso a sus conocimientos no te pierdas el taller que va a realizar en directo pero de foma online los próximos días 7 y 8 de octubre.

5 Claves para retomar la buena alimentación familiar tras el verano

El verano es una estación en la que todo se flexibiliza. Los días son largos y los estiramos todo lo que podemos. Los horarios cambian, cenamos mucho más tarde, los peques están de vacaciones y se duermen de madrugada. Salimos mucho más, nos vamos de vacaciones y comemos fuera a menudo.

Y está bien este periodo de más descanso de las rutinas, pero lo que sí es cierto es que demasiado descontrol acaba pasando factura a la salud. Y luego la vuelta a la rutina nos cuesta, tanto a los peques como a nosotras mismas.

A nosotras a veces nos ahoga la responsabilidad de buscar una alimentación sana para nuestra familia y buscar preparaciones que nuestros hijos acepten, tarea no siempre sencilla. Entre eso y la sensación de que las vacaciones se nos han escapado hasta el próximo verano, llega un poco el bajón postvacacional.

¿Te resulta familiar todo esto?

Octubre es mi momento preferido para tomar las riendas de nuevo, tanto si te has descontrolado mucho en verano como si nunca has prestado atención a tu alimentación y la de tu familia.

Recuerda que todo comienza por ti, si tú no tomas esa decisión, no hay manera de establecer nuevos hábitos familiares.

Como decía, octubre es el mejor momento para los nuevos propósitos, para decidir nuevos estudios, nuevas clases de pintura, cerámica o comenzar un nuevo deporte. Enero es sólo una repesca, porque la realidad es que la vida se ralentiza o incluso se para en verano y va a ocurrir comiences en octubre o en enero con tu cambio de hábitos.

Por tanto, mejor empezar ahora y tener más tiempo para ir afianzando los cambios, puesto que no es algo que se haga de la noche a la mañana y si lo hacemos sin prisa pero sin pausa es mucho más agradable y disfrutado.

En este artículo te quiero ayudar y es por eso que traigo 5 claves para retomar la buena alimentación familiar tras el verano.

1. Ponte al día con tu cocina.

Ya lo decía la Liebre de Marzo en Alicia en el País de las Maravillas de Disney: “Comienza por el comienzo. Y cuando acabes de hablar, te callas.”.

Aunque parezca de perogrullo es el primer paso para empezar la casa por los cimientos y no por el tejado.

Tener un espacio de trabajo minimalista en el que no haya trescientos mini electrodomésticos en la encimera, un cajón con los cuchillos que realmente utilizas y no con diez que ya no usas, una despensa ordenada, bien organizada donde puedas saber qué ingredientes tienes en la despensa y su fecha de caducidad, una nevera que no sea puro estímulo visual y puedas realmente ver qué hay en ella… es muy importante para las emociones que te abordan cuando entras en tu cocina.

Cuando tienes un espacio agradable a nivel visual, práctico y organizado tu sensación en la cocina cambia.

Y pasas de la sensación de responsabilidad y cárcel a la de creativiad y amor por nutrirte a ti y a los tuyos.

Pruébalo, en serio. Pon un cuadro que te guste, un corcho con recetas, decora de forma que el espacio sea acogedor. Piensa que es uno de los lugares más importantes de tu casa.

2. Establece rutinas.

Tener rutinas claras y horarios aproximados definidos te ayudará a funcionar en piloto automático, lo que te quita carga de toma de decisiones.

Estar continuamente tomando decisiones es agotador. 

3. Planifica.

Hace un tiempo a mí me mencionabas la palabra planificar y me entraba sarpullido. Pero con el tiempo he aprendido que todo es mucho más sencillo si planificas un mínimo las cosas.

Esto significa tener siempre ingredientes saludables en casa, tener planificado un menú saludable que luego te haga el día a día más sencillo y en piloto automático.

Y recuerda que la planificación no la debes sentir como una cárcel, siempre es susceptible de ser modificada cambiando platos de día o preparando una receta diferente a la que tenías pensada. Pero planificar es hacer un esquema inicial que te ayudará a no tener que tomar decisiones cada día sobre qué comer y qué cenar.

4. Cocina por adelantado.

Con el ritmo de vida que llevamos durante el curso escolar, las extraescolares de los peques, nuestras responsabilidades, etc,  a menudo nuestra energía para preparar la cena, por ejemplo, es bastante reducida.

Llegamos agotadas y deseando tomar la posición horizontal. ¿Me equivoco? Por eso, cocinar por adelantado es siempre una apuesta al ganador. Llegas tarde, poco tiempo y poca energía disponibles y ¡tachán!, abres la nevera y tienes algo para colocar directo en el plato o para calentar y servir.

¡Mano de santo!

5. Disfruta.

No olvides que un cambio de hábitos alimenticios debe ser algo disfrutado.

De nada sirve ponerse con algo que no disfrutas porque inevitablemente está destinado al fracaso. No puedes mantener algo que no te resulte agradable.

Prepara recetas deliciosas, busca e investiga cómo preparar un alimento de diferentes formas. Innova en la cocina cuando tengas un poco de energía extra disponible y anota las recetas que resulten un éxito en casa para poder acudir a ellas cuando no tengas muchas ideas y estés en fase de “encefalograma plano”.

Espero que estas claves te ayuden con la organización de la alimentación familiar y así puedas tomártelo como algo bonito y una forma de entregar amor a los tuyos a través de los alimentos, en lugar de que la responsabilidad te abrume, te paralice y te genere rechazo.

Si, además, quieres guía, ayuda y puesta en práctica, te cuento que he diseñado un taller online nuevo, el Taller Intensivo PONTE EN MARCHA.

Es justo para ayudarte a catapultarte con esto del cambio de hábitos, desde la teoría y la práctica. Porque la teoría no sirve de nada si no la aplicas.

Es un taller que te va a dar un gran empujón, guía de qué camino elegir y por qué y cómo implementarlo de forma sencilla pero muy efectiva.

Será el 7 y 8 de octubre de 10 a 14h. Totalmente online y desde tu casa.

Te enseñaré mi método de planificación de menús y lo llevaremos a la práctica juntas, hablaremos de la actitud y la relación de la comida y las emociones y cómo aplicar el mindful eating en tu vida y mucho más.

Puedes echar un vistazo y ampliar información aquí mismo.

Además te cuento una promo que estará disponible hasta este domingo día 1 de octubre a las 23:59, una oferta del 2×1 en las plazas, os apuntáis 2 personas y pagáis sólo una plaza. La promo no aparece en la web, pero puedes escribirme a gala@escueladevidalenta.com y hablamos y te busco una pareja si te hace falta.

2017-09-29T14:28:49+00:00 2 Comments

2 Comments

  1. Nueve meses y un día después septiembre 29, 2017 at 7:21 pm - Reply

    Uyuyuy… ¡que lo estoy cumpliendo todo! Jajaja

  2. miren | de lunares y lunas octubre 16, 2017 at 11:56 am - Reply

    ¡esta vuelta al cole lo conseguimos seguro! 😉

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies