Yo me considero una persona con bastante buen humor, suelo reirme de situaciones tensas, me río de mi misma muchas veces y en general, me tomo las cosas bastante positivamente.

Sin embargo, cuando vi ayer las viñetas «humorísticas» que un ginecólogo dibujó para revista de la S.E.G.O. ( Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología) me quedé petrificada. No podía creer lo que veía, porque yo pensaba que los médicos en general y los ginecólogos en particular, eran profesionales respetables que a su vez respetaban a sus pacientes.

Está habiendo una revolución en la red. Se ha creado un grupo de facebook que puedes ver aqui,numerosos blogs han publicado artículos sobre el tema, los periódicos también, se ha creado un video con las viñetas y unas acertadas palabras de la periodista Julia Otero desde su programa de radio (podéis verlo aqui) y no creo que la cosa acabe aqui, porque se han pasado y mucho.

No, no me hace gracia. No me río de esto. Hay muchas mujeres que lo pasan fatal en sus partos y quedan afectadas de por vida.

No, no tiene gracia.