Adaptación a la guardería, mi experiencia

Hace algunos días, publiqué una lista de 8+1 consejos para la adaptación a la guardería y de todos estos consejos, el más importante sin duda era la elección de la escuela infantil.

Ahora quiero contaros nuestra experiencia en la adaptación al cole de mi hija pequeña Alejandra que tiene dos añitos recién cumplidos.

En enero, encontramos la que pensábamos era nuestra guardería ideal para ella. Abierta para los padres, dos cuidadoras por aula siempre, comida casera, educadoras infantiles cariñosas…o eso es lo que parecía. Sin embargo, mi hija Alejandra no llevaba bien la adaptación a su nuevo cole y estaba tirando por tierra todas mis expectativas, ya que yo pensaba que iba a ir encantada.

Puse en práctica todos los consejos de mi artículo y la niña seguía llorando mucho al entrar, llorando a ratitos las dos o tres horitas que estaba allí, pasando el resto del día encima de mi sin jugar, ni interactuar, ni reir.

Yo no entendía qué podía estar pasando hasta que lo pensé seriamente…el primer consejo y más importante (el de la elección de guardería) estaba mal.¡Estaba clarísimo! Por mucho que siguiera el resto de consejos al pie de la letra, mi hija no era feliz y eso me dolía en el alma.

Un día en que la niña me dijo “mi seño no me quiere” me quedé de piedra. Se me partió el corazón al pensar que una bebé de dos años, cuya necesidad vital es sentirse querida, sentía que en su cole no la querían. Le pregunté el por qué y me dijo que no la cogían en brazos ni le daban besitos ni abrazos cuando lloraba.

Menos mal que mi hija habla muy bien y puede explicarme todo esto porque si no…no me habría enterado de nada!

Casualmente, nos llamaron del nuevo colegio donde prentendíamos llevar a las dos niñas con una plaza disponible para YA (como también he comentado en otro post), así que mi hija Alejandra no tuvo que asistir mucho más tiempo allí.

La guardería del nuevo cole aún me gustaba más. Tenía tres profesoras para 11 niños, parecian muy cariñosas y respetuosas, les leían varios cuentos todos los días (y a Alejandra le chiflan los cuentos), iban cantando a todas partes (y la música le re-chifla 🙂 )…peeero yo tenia mi miedo, porque después de la otra experiencia seguro que mi hija no querría dar otra oportunidad a otra guardería.

Sin embargo, los niños son generosos por naturaleza y explicándole a Alejandra las cosas buenas del colegio, que su hermana Pilar estaría allí aunque en otra clase y aplicando todos los consejos anteriores, la niña aceptó empezar de nuevo.

La gran diferencia es que el primer consejo y más importante de la elección de escuela infantil, esta vez estaba bien.

El primer día me quedé con ella en la clase jugando y viéndolo todo durante bastante rato, además la dejé allí sólamente dos horas, su seño la cogió en brazos y la abrazó durante mucho tiempo (lo comprobé desde fuera) cuando no quería que me fuera, le leyeron los cuentos y le enseñaron canciones.

Cuando fui a buscarla, me contó que había cantado y jugado con sus “nuevos amigos” 🙂

Al día siguiente cuando su seño la llamó para que fuera, me dijo adios y entró contenta. Cuando le preguntamos si sus seños la quieren dice que SI.

Conclusión: mi hija ha recuperado su alegría, se siente querida, no llora ni al entrar ni al salir del cole, me canta las canciones que aprende allí y me dice que le gustan mucho sus amigos.

Está claro, elegir bien la guardería para tus hijos es fun-da-men-tal.

2012-02-22T11:02:39+00:00 15 Comments

15 Comments

  1. H* febrero 22, 2012 at 1:46 pm - Reply

    voy a llorar…en septiembre sí o sí tengo que llevar a mi pequeño a la guarde y ya no puedo soportarlo 🙁

  2. Míriam febrero 23, 2012 at 1:03 am - Reply

    Me alegro muchísimo, Pilar. Qué bien… Y qué suerte que tu hija hable tan bien. No entiendo como en una guardería no cogen en brazos ni consuelan a los niñ@s como decía tu hija. Qué bien que la sacaste de allí!

    Besos.

  3. Pilar Martinez marzo 22, 2012 at 11:45 am - Reply

    H no llores…disfruta de tu peque el tiempo que tenéis.
    Quizás sea uno de los niños que se queda contento y no llora ningún día…
    Ánimo y muchos besos!

    Miriam, si menos mal que me entero de todo lo que pasa!
    Un beso y gracias por comentar

    Pilar

  4. laura julio 20, 2012 at 8:01 pm - Reply

    Que penita me ha dado con lo de que la "seño no me quiere", desafortunadamente hay muchisimas guarderias en las que no dan abasto (o no quieren) y dejan llorar a los peques sin darle importancia. Y lo peor esk muchas madres (he conocido un caso recientemente) ven positivamente que no les hagan caso cuando lloran a no ser que sea grave "para que aprendan que en esta vida no se puede tener todo y conozcan la fustración", toma yaaa!!

    Asi que …. me alegro mucho muchisimo que en esta nueva guarderia sus seños la quieran, la mimen y la cuiden como se merece!

    • Pilar Martinez julio 21, 2012 at 2:38 am - Reply

      ¡Gracias Laura! desgraciadamente es muy habitual esa actitud en las guarderías…me dan una pena esos bebés….

  5. Raquel septiembre 4, 2012 at 1:35 pm - Reply

    Hola Pilar, soy profesora de educación infantil, de las que cogen en brazos y dan besos (y alguna vez hasta porteo, y eso que estoy en el segundo ciclo 3-5 años. Os lo creáis o no a mi me han "regañado" los papás más de una vez por besar a los niños. La verdad es que yo les sigo besando igual, con cuidado de no hacerlo delante de ellos. Pero ¿os hacéis una idea de lo que es estar con 24 niños de tres años, sí 24 para mi solita, y encima tener que pensar en si los padres se van a enfadar por darles un abrazo o un beso, o que se manchen jugando? Desafortunadamente conozco a muchas profesoras de infantil con las que no dejaría a mis hijos ni loca (gritos, castigos excesivos…) pero a veces el fallo no es la profesora, si no las directrices de dirección, esperando que hagamos lo que quieren los padres, sin importar si es bueno para los niños.

    • Pilar Martinez septiembre 6, 2012 at 12:00 pm - Reply

      Hola Raquel,
      Sé que a veces las directrices del centro son contrarios a lo que las profesoras quieren hacer…incluso que algunos padres regañan a las profesoras si no tienen "mano dura" con sus hijos, en el sentido de dejarlos llorar, no hacerles caso, no cogerles en brazos, etc.
      Incluso una vez escuché a una mamá decirle a una profesora, que si su hijo se portaba mal en clase, tenía su permiso para darle un buen azote…la cara de la profesora era un poema!
      En cualquier caso, a mi me encantaría que mis hijas tuvieran una profesora como tú! 🙂
      Un beso y gracias por comentar!

  6. Francisco. septiembre 28, 2012 at 6:56 pm - Reply

    Hola buen día…

    Mi hija acaba de tener un cambio de vida por completo, cambiamos de casa, de estado, mi espposa de trabajo y a mi me toca viajar mucho……. Acaba de ingresas a una estancia infanti, la verdad se ve muy bien la cuestion de los cuidados que tienen las personas de la estancia, el detalle es que mi hija si pasa bastante tiempo ahi, y cuando se recoje hace muchos berrinches en casa, en ocaciones retadora y si no se le da lo que ella quiere es llorar, tal ves la niña de alguna manera reclama el tiempo que anteriormente tenia, mas sin embargo aveses las circunstancias cambien un poco….. Como podemos manejar esta situación?……. Este tipo de comportamiento lo hace mas con su mama… Gracias… Saludos!!!!!

    • Pilar Martinez septiembre 30, 2012 at 1:09 am - Reply

      Hola Francisco…es que tu hija ha sufrido muchísimos cambios en muy poco tiempo…y además no puede estabilizarse y acostumbrarse a esos cambios con su mamá, que sería lo ideal en este caso.
      Claro que llora y tiene berrinches…por algún sitio le tiene que salir…
      Se que debe ser muy difícil para vosotros también, pero esta etapa sólo se puede llevar con mucho amor, mucha paciencia y apoyándoos mucho los unos a los otros.
      ¡Suerte!
      Un abrazo

  7. Esther noviembre 16, 2012 at 2:08 pm - Reply

    Yo también cambié a Omar de escuela infantil, pero a los dos días de empezar. No me gustaron las sensaciones que tuve desde el primer día, no veía que atendieran a los niños cuando lloraban, no veía ningún esfuerzo en transmitir a la padres cómo se iba adaptando el niño… Lo dicho, el segundo día cuando llegue a casa con mi niño en brazos y llorando como una Magdalena mi marido me dijo que ya no le llevábamos más a esa escuela. Y así fue, le llevamos a otra que había elegido inicialmente por las vibraciones que me había dado, una escuela chiquitita y con personal encantador. Ahora Omar va tan feliz, se ha adaptado antes él que yo.

    • Pilar Martinez noviembre 19, 2012 at 11:39 am - Reply

      Hola Esther,
      fuiste muy muy valiente sacando a tu hijo de la guardería después de sólo dos días! seguro que habría much gente que no entendió tu decisión, pero es evidente que has acertado!
      La verdad es que para mi lo más importante en una escuela infantil con las personas. Las instalaciones están bien, que tengan muchos juguetes y cosas bonitas, incluso el comedor…pero si no tienen personas implicadas con los niños, cariñosas, que sean casi como de su familia, todo lo demás no sirve de nada…
      Un abrazo y gracias por comentar!

  8. Bet noviembre 27, 2012 at 11:27 am - Reply

    Me tomo prestados todos los consejos y experiencias que he leído aquí. De momento, mi hijo de 11 meses aún no va a la guardería, pero tal vez más adelante sí vaya, depende del tiempo del que disponga.

    Algo que leí en el libro La Respuesta de John Assaraf y Murray Smith (recomendadísimo para montar un negocio, online u offline) es la fuerza que tienen los pensamientos. Uno de los autores, lo que hizo fue llevar a su hijo a la escuela antes de que empezara. Le enseñó los patios desde fuera, y le explicó lo bien que lo podría pasar allí jugando con otros niños.

    Ya Buda decía que "somos lo que pensamos", y en los niños no tiene porque ser distinto.

    En consecuencia, si tuviera que llevar a mi hijo a la escuela o a la guardería, lo que yo haría es llevarlo al sitio escogido unos días antes, cada día, y hablar con él para que imaginara lo bien que se lo puede pasar allí, conocer a otros niños y a una seño que lo va a querer y cuidar.

    Me alegro Pilar que tu hija ya se sienta querida por su seño y vaya a gusto a la guardería.

    Saludos.
    Bet

    • Pilar Martinez noviembre 27, 2012 at 2:59 pm - Reply

      Muchas gracias por el comentario Bet,
      es cierto que eso de enseñar el cole antes de empezar y explicarle todo lo que hará allí es una buena herramienta.
      Un abrazo y gracias por comentar!

  9. raquel octubre 29, 2013 at 2:21 pm - Reply

    Que buen post!!enhorabuena! Mi niño con 2 añitos y poco va a empezar el cole y la enana todavía la llevo a la casa de zipi zape.
    Están geniales allí. Me gusta verles felices=)

  10. Blanca febrero 19, 2015 at 6:53 pm - Reply

    Hola!!
    Soy una mama trabajadora de un bebe de casi 8 meses, y he tenido que dejar al peque en la guarde
    desde los 4 meses y medio. Asi que no puedo aplicar alguno de los consejos…Por suerte, en nuestra guarde me han dejado ir a dar el pecho a mi peque cuando he querido (normalmente dos veces al dia, por suerte la tengo a 5min del trabajo) y hemos disfrutado los dos mucho. El problema es que desde hace poco, cada vez que lo dejo después de darle el pecho se pone muy triste, llora mucho porque me voy, y me dicen que le suele durar unos 5 minutos. Luego en casa pasa las tardes y las noches sin poder seprarse de mi ni un instante. Me da miedo estar perjudicandoile con tanto “abandono” al día, quizas es mejor que solo se despida de Soy una mama trabajadora de un bebe de casi 8 meses, y he tenido que dejar al peque en la guarde desde los 4 meses y medio. Por suerte, en nuestra guarde me han dejado ir a dar el pecho a mi peque cuando he querido (normalmente dos veces al dia, por suerte la tengo a 5min del trabajo) y hemos disfrutado los dos mucho. El problema es que desde hace poco, cada vez que lo dejo después de darle el pecho se pone muy triste, llora mucho porque me voy, aunque me dicen que el llanto le suele durar unos 5 minutos. Luego en casa pasa las tardes y las noches sin poder seprarse de mi ni un instante. Me da miedo estar perjudicandoile con tanto “abandono” , quizas es mejor que solo se despida de mi una vez al dia….Aunque perdamos esos ratitos de intimidad que yo pensaba que le venian bien, y no pueda tomar tanta leche materna. Mi idea es probar de sacarme leche para que le den una toma de leche materna y la otra de leche artificial, (nunca consigo sacarme un bibe entero en una sola toma..) y ver si asi esta mas tranquilo. Que te parece?

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies