Esa es una pregunta que muchas mamás se hacen…¿es posible que quiera mamar otra vez? Pues si. Es muy habitual que las primeras semanas los bebés mamen muy a menudo. De hecho, es muy habitual que los primeros meses tomen pecho muy a menudo 🙂

El pecho necesita ser estimulado para producir la leche materna y el bebé hace muy bien su trabajo (mamar).

Cuanto más mame el bebé, más leche producirán los pechos y es lógico que al principio necesiten mamar muchas veces y durante mucho rato…lo que coloquialmente se llama «estar colgado de la teta todo el día». Y cuando lleguen las crisis de crecimiento, volverán a mamar mucho más para reajustar la producción de leche…la naturaleza es sabia y los bebés también.


Además, la leche materna se digiere muy rápido (unos veinte minutos), los estómagos de los bebés son pequeñitos, les cuesta un esfuerzo mamar y necesitan descansar, así que es normal mamen cada poco rato.

Por otra parte, hay que destacar que el pecho no sólo les da alimento, los bebés necesitan el contacto físico con su mamá y con su pecho para sentirse acurrucados en su regazo y acordarse de cuando estaban dentro de su barriguita.

La mejor forma de conseguir una lactancia de éxito es olvidarse del reloj durante las primeras semanas, disfrutar del bebé, darle acceso al pecho cada vez que lo pide y dejar que la hormona del amor (oxitocina) inunde a la mamá y al bebé cada vez que mama.

¿Pero no se acostumbrará demasiado si le doy tanto el pecho y lo cojo en brazos?

No hay que tener miedo de coger en brazos a tu bebé y darle el pecho a menudo. No hay ningún riesgo de malcriarlo, de hecho, el bebé necesita el contacto físico casi tanto como el alimento.

Esta lactancia a demanda durante las primeras semanas puede ser un trabajo agotador y a jornada completa. En estos días, lo ideal es aprovechar cualquier ayuda que nos ofrezcan y descansar cuando el bebé lo haga. ¿Que son las 11 de la mañana y el bebé se ha dormido? ¡pues la mamá a dormir! y el teléfono apagado 🙂

Hay que pensar que conforme avancen las semanas, la lactancia irá cambiando poco a poco, el bebé se convertirá en un experto mamando que vaciará muy rápido los pechos y ya no necesitará tomar tan a menudo.

¿Vuestros bebés también maman mucho?