De esto no se habla

Hace muy pocos días que ha salido a la venta en Amazon el nuevo libro de mi amiga virtual Leticia Jiménez autora del mítico blog Criando Creando y ya está siendo todo un éxito: De esto no se habla

Es un libro intenso que no te dejará indiferente porque ha reunido 20 testimonios de mujeres que han sufrido violencia obstétrica.


Algunas mamás no se dieron cuenta de haberla sufrido hasta mucho tiempo después, porque hay comportamientos que a mucha gente les parecen normales pero que te rechinan por algún motivo y va siendo un run-run a lo largo del tiempo que te obliga a buscar una explicación. Muchas de estas mujeres al cabo de los meses al hablar con otras mujeres o al buscar información por la red para intentar entender lo que les estaba pasando, se dieron cuenta de que sufrieron una forma de violencia que te impide disfrutar del que debería ser el momento más feliz de tu vida: el nacimiento de tu bebé.

De hecho, muchos autores hablan de que la mujer que ha sufrido violencia obstétrica sufre una especie de estrés post traumático ocasionado por el maltrato durante el parto.

Ibone Olza en su libro Nacer por Cesárea habla del análisis que realizó la psicóloga Cheryl Beck en mujeres que sufrían este tipo de estrés post traumático y su malestar se resumía en lo siguiente:

– Revivir el parto una y otra vez durante semanas o meses

– Sentirse desconectadas del bebé

– Necesidad de hablar y comprender lo que pasó y búsqueda de información de forma obsesiva (obsesión y monotema)

– Enfado con los profesionales, con la familia y consigo mismas. Dificultad para relacionarse con los profesionales sanitarios

– Su experiencia de maternidad se ve afectada tanto en la relación con su hijo como con otras madres

¿Qué cosas se podrían considerar violencia obstrética?

– Tactos contínuos realizados por diferentes personas y sin pedirte permiso

– Burlas o risas por algún motivo: por tu aspecto, porque te quejas, porque gritas, porque pides que te den al bebé…

– Trato paternalista que infantiliza a la mujer

– Inmovilización de la parturienta aunque esté incómoda

– Cesáreas in-necesarias

– Imposibilidad de contacto con el bebé recién nacido o ni siquiera dejarte verlo

– etc.

El blog BebesyMas publicó hace tiempo un test de violencia obstétrica que te recomiendo visitar si algo de lo que estás leyendo te remueve: Test de violencia obstétrica

En definitiva es un libro que trata un tema muy necesario y da voz a las madres que deberían ser las protagonistas de sus partos: De esto no se habla…pero debería hablarse.

¿Y vosotras os habéis sentido respetadas en vuestros partos?

2013-03-21T10:13:07+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies