4 Desventajas de la Alimentación Libre de Papillas :)

Los que me conocen saben que soy una firme defensora de la Alimentación Autorregulada o libre de papillas porque me parece la forma más natural de mostrar los “otros” alimentos a nuestros bebés (si…los otros que no son leche).

Yo sólo le veo ventajas por todas partes porque para mi es lo más cómodo, sano y práctico, pero es que además, es una oportunidad para pasar más tiempo en familia y para enseñar a los niños el comportamiento adecuado en la mesa.


Pero todo tiene su lado negativo, no nos vamos a engañar…alguna pega sí existe, así que paso a enumerar las desventajas de mi adorado Baby-led weaning:

1. El suelo acaba perdido

El hecho de dejar a los niños que coman solos y que puedan experimentar con la comida de sus platos va unido a que mucha comida se cae y acabe en el suelo (ya sea por accidente o no).

En realidad, cuando consigues entender que es un proceso normal, pones un hule en el suelo y confías en tu hijo, todo se relaja, pero al principio cuando termina la comida parece que ha habido una batalla campal.

Por contra, los niños aprenden mucho antes a usar cubiertos correctamente si les dejas aprenderlo, así que una cosa compensa la otra.

NOTA: si llevas a tu bebé como invitado a otra casa es mucho mejor que comáis en el jardín 😉

2. Las críticas pueden agobiarte

La mayoría de los bebés introducen la alimentación complementaria con purés y papillas y si tú decides dar a tu hijo comida “normal” sin triturar puede ser chocante para los otros padres.

No lo hacen con mala intención, simplemente les parece extraño que no lleves un puré de pollo para el bebé o que no le prepares una papilla de fruta con galleta.

Hay que estar tranquilos en este aspecto porque normalmente, cuando ven al bebé comerse un trozo de pollo o un bocadillo, las críticas se relajan muchísimo.

NOTA: si de todas formas te siguen criticando mucho, te recomiendo leer este fantástico libro de Lily (Madres Naturales).

3. El miedo al atragantamiento también puede agobiarte

Si has sufrido algún episodio de atragantamiento en tu familia o te pones muy nerviosa con el tema sí es posible que te agobies porque algunos bebés tienen una especie de arcadas hasta que consiguen aprender a masticar y a evaluar el tamaño de los trozos que deben meterse en la boca.

En realidad no se estań atragantando ni nada parecido, simplemente al notar algo sólido en la boca (si es demasiado grande) su instinto se pone en funcionamiento para sacarlo.

NOTA: vigilar al bebé y sentarlo con la espalda recta evita cualquier peligro

4. Al principio comen muy poco

La alimentación complementaria se llama así porque complementa a la leche, es decir, la leche sigue siendo el alimento principal de los bebés al menos durante el primer año de vida, pero la alimentación complementaria le permite complementarla y que vaya aprendiendo otros sabores y texturas.

Los bebés que comen papillas, al principio también suelen comer poco, pero en los bebés que comen trozos es más evidente.

NOTA: No hay que estresarse, la idea no es sustituir una toma de leche y no importa si tu hijo sólo ha comido dos macarrones

Por mi propia experiencia he podido probar los dos tipos de alimentación complementaria ya que a mi hija mayor le di los purés y papillas que me indicaba su pediatra y a mi hija pequeña le di comida normal desde el principio.

Mi hija mayor tuvo algunos problemas para aprender a masticar correctamente y mi hija pequeña merendaba bocadillos con un año…la diferencia ha sido abismal.

Si te interesa dar la oportunidad a tu hijo de comer sin triturados desde el principio, puedes asistir a la charla que daré este viernes sobre este tema.

¿Y vosotros le veis alguna desventaja a la alimentación libre de papillas?
2013-06-10T13:15:04+00:00 14 Comments

14 Comments

  1. Pilar Aguilar López junio 10, 2013 at 2:10 pm - Reply

    Hola tocaya…
    pues mira, yo no me he ido a ningún extremo con mi hijo. Ahora dentro de unos días cumple 3 años. Yo le di hasta los seis meses solo teta (que ha tomado hasta hace cosa un mes) solo teta. Y luego empecé a darle puré de fruta y despacito. Poco a poco. Cuando le empezaron a salir los dientes, empecé a darle semisolido, a eso de los siete, ocho meses. Como puré, pero no tan pasado. Y con un año comía sólido, pero también alternaba con papillas. Los alimentos muy poco a poco introduciéndolos para evitar alergias y esas historias. Para mí lo lógico era ir un poco acorde con la naturaleza. Si no tenía incisivos o molares o caninos… me parecía ilógico que comiera algo para lo cual necesitara hacer uso de ellos.

    En cualquier caso, creo que al final lo más importante es no agobiarse. Alguna vez me pasó… que si comía poco, que si no quería una cosa u otra… .Pero ellos muchas veces por instinto comen si tienen hambre y además comen lo que necesitan. Al final todos acaban aprendiendo a comer, y, más importante incluso que cómo lo hacen o dejan de hacerlo, es que nuestro ejemplo es esencial, como en todo. Si les estamos poniendo frutas y nosotros no comemos más que chocolate, al final ellos van a querer comer eso. La mejor manera de educar es predicando con el ejemplo…jejeje.

    Un saludo

    • Pilar_Mtnez junio 10, 2013 at 2:18 pm - Reply

      Hola tocaya!
      Pues aunque no lo creas los bebés mastican perfectamente con las encías. Obviamente si les pones cosas muy complicadas como zanahoria cruda, tardarán más en masticarla, pero ¡lo hacen!

      Y estoy totalmente de acuerdo contigo en que el ejemplo es fundamental para que nuestros hijos tengan buenos hábitos a la hora de comer, eso de haz lo que yo digo pero no lo que yo hago no me gusta nada…

      Un abrazo enorme y gracias por comentar!

  2. Virginia junio 10, 2013 at 4:06 pm - Reply

    Bueno Pilar que razón tienes! Lo de las críticas ya lo superé, lo de los “atragantamientos” también…que nervios al principio!!! Esto se agudiza gracias a las críticas claro!. Lo de que ponen todo perdido me ha hecho reir, porque la verdad que como yo no hago BLW todo el rato si voy a casa de alguien pues llevo puré, jeje. Y lo de que coman poco nunca me agobió, ni en papilla ni entero.
    Si que me hubiese gustado hacer solo BLW pero en la guarde imposible! Pero me encanta verla comer un tomate, una galleta, una cereza…es increible lo bien que se manejan!!!

    • Pilar_Mtnez junio 11, 2013 at 11:06 am - Reply

      Hola Virginia!
      Claro…tus nervios te hacen estresarte más si ves que el bebé tiene arcadas y las críticas pueden ser muy agobiantes en ese sentido.
      ¡Qué bien que no te agobies por la cantidad!! ese es un miedo que sufren muchísimas madres…ya sabes…la típica duda ¿tendrá suficiente? jajaja y es una tontería porque ningún niño se muere de hambre con la nevera llena de comida 🙂
      Una pena que en la guarde no sea posible hacer BLW 🙁
      Un besazo y mil gracias por comentar!

  3. Yanire junio 10, 2013 at 6:01 pm - Reply

    Hola, soy nueva lectora de tu blog. Y me animo a responder porque en mi caso, la elección de una alimentación libre de papillas no la hice yo sino mi hija. Una niña muy mala para comer, que no coge peso con facilidad y que sólo quería teta ( y sin volverse loca tampoco). Bien, después de mi periplo por consultas de pediatría con mi niña sana como una manzana pero con peso pluma y sin apetito, le dejé de ofrecer purè y me limité a que ella me viera comer a mi. Sin agobiarla sin presionarla. Yo disfrutaba con cada bocado y ella miraba con curiosidad. Hasta qué un día quiso morder mi bocadillo. Tenía casi 8 meses y dos dientes! Pero ahí estaba ella saboreando el pan y el jamón de York. Seguí con esa estrategia y mi hija, que nunca se había comido na compota, se comía un plátano entero. Nunca más le hice purés insípidos y poco a poco perdí el miedo al atragantamiento al ver lo bien que mordía y se manejaba con los trozos. Le di mucha libertad y autonomía y ella decidía qué y cuánto comer. Desde ese momento Julia tiene mucha curiosidad por la comida, prueba de todo y es muy autónoma comiendo. La gente se sorprende cuando la ven beber de un vaso o comerse un bocadillo. Y sí, es muy sucio, come menos cantidad,…pero yo prefiero que se coma media manzana a gusto que dos compotas llorando.
    También he aceptado que mi hija no será luchadora de sumo (jajaja ja) y que continuaremos con lactancia materna para aportarle alguna carencia que pudiera tener. Hoy tiene 14 meses y mientras mami escribe este comentario ella merienda macarrones con fresas.
    Un abrazo a todas.

    • Pilar_Mtnez junio 11, 2013 at 11:09 am - Reply

      Hola Yanire,
      te felicito porque has sabido entender lo que necesitaba tu hija!! vale, es delgadita, pero está sana que es lo importante y sobretodo come lo que necesita (no más).
      Me ha encantado leer tu testimonio porque ¿sabes? eso les pasa a muchísimos bebés! no quieren purés ni compotas pero si les das comida entera comen estupendamente! sin embargo tú has sabido reaccionar y eso está genial!
      Un abrazo enorme y bienvenida!!

  4. sandralogopeda junio 10, 2013 at 11:55 pm - Reply

    Hola, entré al blog como un bólido al leer el título del post, preguntándome qué desventajas le habías encontrado a este método. Ya veo por donde han ido los tiros. Comentarte que a mí me fue genial con el peque mayor, y, con la peque menor, también me va muy bien.Come de todo, menos puré, así, que ya no me preocupa, come lo mismo que el resto de la familia.
    Con respecto, a lo de dejar todo perdido, pues qué le vamos a hacer, habrá que fregar después. Los atragantamientos se pueden minimizar siguiendo algún que otro consejo que dio Carlos Glz, en el que decía que, al principio es mejor ofrecer los alimentos en tiritas, no en trozos cuadrados o redondos, ya que así, es menos probable que se ahoguen. Las críticas, ahí tienes razón, yo cuando digo que peque menor no prueba el puré, se quedan ojipláticos!, jaja. Lo de que comen poco, pues, depende, de lo que el adulto considere comer poco, teniendo en cuenta que un bebé tiene el estómago mucho más pequeño que el nuestro.
    Hace poco escribí un post de lo que pienso sobre el método Estivill, A COMER. Ya te lo puedes imaginar, jeje. Un beso.

    • Pilar_Mtnez junio 11, 2013 at 11:11 am - Reply

      Hola Sandra,
      jaja te habías asustado por el título!! jaja
      la verdad es que la gente alucina cuando ve a un bebé comiendo y masticando sin dientes! pero yo creo que cada vez es más habitual…
      Aún así, creo que es importante dar a conocer esta alimentación ¡porque es genial!! 🙂
      Voy a leer tu post sobre el método Estivill para comer!!!
      Un besazo!

  5. Lupita junio 11, 2013 at 2:57 am - Reply

    Hola Pilar…

    Recuerdo que cuando empece con la alimentación complementaria a mi hija no le gustaban mucho las papillas no se si era por que no le gustaran o por que prefería mas el pecho que otra cosa… y un día revisado tu blog encontré un post respecto a tu experiencia con la alimentación autorregulada y sin duda investigue mas sobre el tema….
    Como a la niña no le gustaban las papillas pues empece con Alimentación Autorregulada. Sin duda alguna a mi hija le encanto tomar las piezas de verduras, fruta y posteriormente las carnes blandas(pescado y pollo) pese a que no tenia ningún diente masticaba con las encías, me parecía increíble que no se atragantara… No digo que no le haya pasado un par de veces pero después de la experiencia ella sólita aprendió a devolverlo y sacarlo de la boca 😀

    Hoy en día tiene 1,3 meses y sinceramente me va perfecto pues le ofrezco la comida tal cual y ella sabe que es lo que se come y que no… Le puedo dar una pieza de pollo entera y ella solo deja los huesos y pellejitos que le encuentre…. Ademas de que también me deja comer a mi al mismo tiempo.

    Yo diría que la Alimentación Autorregulada no tiene ninguna Desventaja si No Todo Lo Contrario….
    Solo hay que limpiar, aun que creo que es lo mismo que cuando comen papillas…

    • Pilar_Mtnez junio 11, 2013 at 11:15 am - Reply

      Hola Lupita!
      ohhh cómo me alegra saber que mi post te sirvió de ayuda!!
      Por mi experiencia hay muchos bebés a los que no les gustan las papillas y si toman pecho todavía menos! No sé si es porque ya están acostumbrados a cambiar el sabor porque el sabor de la leche va cambiando o si es porque tienen las mandíbulas más fuertes por tomar pecho…pero la cuestión es que lo que le pasó a tu hija le pasa a muchos bebés.
      ¡Qué alegría debe darte ver a tu hija comiendo una pata de pollo! jajaja
      En realidad las desventajas que yo le he encontrado son "relativas" porque es evidente que me encanta el BLW 😛
      Un abrazo y gracias por comentar!

  6. yujosi enero 3, 2014 at 4:09 pm - Reply

    Yo lo hice con mi mayor y ahora con la peque. Los dos han preferído el trozo al puré y es lo que les he ofrecido, según sus gustos.
    El mayor tuvo dientes enseguida, la peque con 8 meses ahora, ni asoman.
    Las críticas me han afectado poco, quizá por tener buena argumentación.
    Y sobre el atragantamiento, yo siempre digo; prefiero aprender que hacer y enseñar a mis hijos a autofestionarse que no dar sólido. Mi mayor casi se ahoga con 4 años, ¿sigo dandole pasado?
    Nosotros solo vemos ventajas.

    • Pilar Martinez enero 4, 2014 at 12:23 am - Reply

      Hola Yujosi,
      en realidad el título es una ironía 😉 yo también veo sólo ventajas a este tipo de alimentación. Con mi hija mayor por desconocimiento no lo hice pero con mi hija pequeña no tuve ninguna duda, nunca ha probado un puré (excepto si también lo como yo jaja) y ninguna papilla y sin dientes masticaba como una campeona.
      Un abrazo y mil gracias por comentar!

  7. Amalia agosto 16, 2014 at 5:49 pm - Reply

    Hola! Tengo una niña de 6 meses y estoy en medio de este dilema.
    Empecé hará un mes con la fruta. Le doy en papilla (le gusta a días) básicamente por la presión social y también enteros (cuando nadie nos ve). La verdad es que me da miedo cuando veo que tiene en la boca un trozo grande y da mini arcadas. La pongo recta pero termino por meterle el dedo y sacárselo yo. He visto videos y tengo una amiga que lo práctica al 100% y me intenta tranquilizar cin el tema del ahogo, pero solo de pensar que le pueda pasar algo… ¿qué se debe hacer en caso de atragantamiento?
    Si lo hago delante de las abuelas se ponen como locas y solo consigo cabrearme. Mi pareja me apoya pero también le da un poco de respeto.
    ¿Algún consejo?
    Está a biberón desde hace un mes, por si eso cambia algo.
    Muchas gracias de antemano

  8. Elvira junio 11, 2015 at 7:25 pm - Reply

    Buenas tardes, es estupendo lo de la comida solida, pero el problema que tengo yo, es que cualquier trocito, por insignificante que sea, le hace vomitar todo lo que se ha comido tan a gusto, es un rollo. Sigo intentándolo, pero siempre vomita y le llama mucho la atencion la comida solida, pero que puedo hacer?

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies