Charla Alimentación Complementaria Libre de Papillas

Baby girl in wading pool

Es posible que hayas escuchado hablar de la Alimentación Complementaria Libre de Papillas o Alimentación Autorregulada. También se conoce con el término inglés Baby-Led Weanin y es una forma de introducir los alimentos a los bebés (cuando empiezan a comer otras cosas además de leche) en la que no es necesario triturar los alimentos ni la preparación de papillas.

Este tipo de alimentación no sólo es más natural y respetuosa con el bebé, además es muchísimo más cómoda porque no estás obligada a preparar una comida diferente para el bebé cada día.

Te voy a contar mi experiencia

Mi hija mayor (que ya tiene ocho años) iba a la guardería a los seis meses. En aquel momento yo no conocía la Alimentación Complementaria sin Papillas así que seguí las instrucciones de su pediatra (que por cierto, eran diferentes a las de otros pediatras…cada uno te dice una cosa!).

El proponía empezar por una papilla sólo de verduras para probar, después introducir el pollo en esta papilla de verduras a la hora del almuerzo, luego probar una papilla de cereales para desayunar y por último hacer una papilla de frutas para la merienda.

Una amiga mía recibió la recomendación de empezar con la papilla de frutas y otra tenía que empezar con una papilla de cereales en la cena…es decir…un mareo!

La verdad es que a mi hija mayor no le gustaban mucho las papillas, pero al final, acabó acostumbrándose.

Con el tiempo, se suponía que tenía que dejar las papillas y tenía que aprender a masticar, pero para ella no era nada sencillo. Le costó mucho aprender a comer purés y no era nada fácil desaprenderlo para empezar a masticar.

Con dos años y medio, la mayoría de sus amigos ya comían sólidos (o semi sólidos) y ella además de purés o triturados, sólo comía: tortilla francesa y sopa de fideos. Incluso llegaban a decirme que mi hija sólo quería tomarme el pelo y no masticaba “porque no quería”.

Lo cierto es que le costaba una eternidad masticar las cosas, se le hacía bola y muchas veces acababa escupiéndolo.

Obviamente al cabo del tiempo terminó masticando y ahora se come unas hamburguesas más grandes que ella, pero en aquellos momentos llegué a dudar mucho del sistema que habíamos empleado.

Con mi segunda hija, después de investigar mucho, decidí que las cosas iban a ser distintas y quise probar la alimentación autorregulada desde el principio.

¡Todo fue sencillo! La niña probaba encantada cada nuevo alimento, lo masticaba con sus encías y disfrutaba muchísimo aprendiendo de texturas y sabores. Como pasa en muchos niños que empiezan comiendo sólidos así, estaba encantada de probar cosas nuevas (al contrario que los niños que comen triturados, que muchos no quieren experimentar).

Aprendió a masticar muy rápido y antes del año ya estaba merendando bocadillos en el parque. ¡Todo el mundo alucinaba! “¿Cómo es posible que pueda masticar si no tiene dientes?” es una de las preguntas que más veces he escuchado en mi vida 😉

En muy poco tiempo comía lo mismo que el resto de la familia: macarrones, albóndigas, pollo al horno, tortilla de patata…

Si lo piensas, tiene mucha lógica

  • Antiguamente no existían los robot de cocina, ni la minipimer…y los bebés aprendían a masticar. Lo lógico es que lo aprendieran comiendo lo mismo que sus padres
  • Los niños aprenden directamente a masticar. No es necesario hacer dos aprendizajes: aprender a tragar purés para desaprenderlo y entonces aprender a masticar y tragar sólidos
  • Es mucho más cómodo para todos comer lo mismo: para el bebé que no se siente desplazado y para los adultos que no tienen que preparar comida especial
  • Es más cómodo para salir de viaje o a comer a un restaurante porque no hay que llevar una bolsa enorme con el puré del bebé, simplemente hay que pedir algún alimento de la carta que el bebé pueda comer
  • Un bebé que toma un puré de verduras y pollo no sabe lo que está tomando. No sabe cómo sabe el pollo, ni la patata, ni el puerro, porque no lo ha probado por separado. Por tanto es normal que sea reacio a probar nuevos alimentos
  • Un bebé que sólo toma papillas esté perdiendo la oportunidad de aprender mucho sobre colores, texturas y sabores
  • Los bebés comen solos desde el principio y esto sólo da ventajas: mejor autonomía al niño, más autoconfianza, comodidad para los padres jeje
  • Los niños adquieren destreza con los cubiertos mucho antes

¿Te lo explico todo con detalle?

Si estás pensando empezar con esta alimentación con tu bebé, quiero contarte todo lo que necesitas saber. Y para eso, he organizado una Videoconferencia que tendrá lugar el próximo 28 de abril a las 11:00 horas (horario de Madrid).

Además, todos los asistentes a la charla, tendrán acceso a un grupo privado de Facebook donde comentar sus dudas y avances con el resto.

Esta charla te interesa si:

  • Estás embarazada y te gustaría aprender todo lo posible sobre alimentación antes de ser mamá
  • Tu bebé tiene que empezar la alimentación complementaria pronto y te gustaría tener una alternativa
  • Ya has empezado con los triturados y no te convencen (tranquila! no es tarde)
  • Has escuchado hablar sobres este tipo de alimentación y necesitas ampliar información

La Videoconferencia se grabará, así que si no puedes asistir en directo estate tranquila, porque recibirás la grabación junto con el acceso al grupo privado de Facebook.

Reserva Aquí tu plaza

NOTA: esta charla es gratuita para los miembros de la Comunidad Maternidad Continuum
¡Nos vemos el 28 de abril!
2014-04-14T10:21:47+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies