Imprescindibles-puericultura

Mi amiga virtual Walewska ha organizado una especie de carnaval bloguero en el que nos invitaba a publicar HOY 31 de enero, un post con nuestros cinco productos imprescindibles de puericultura.

Todo surgió a raíz de una conversación provocada por mi artículo «Las 7 cosas que no necesitas comprar para tu bebé porque no vas a utilizar» en el que quedó clarísimo que cada niño es diferente, cada madre también y mis necesidades no tienen por qué ser iguales que las tuyas.

Así que ahora, en lugar de hablar de lo que NO debe comprar, te voy a hacer mi lista de imprescindibles que (en mi opinión) SI debes comprar 😉

Portabebes ergonómico

fular

Me da igual si es una bandolera de anillas, un fular o una mochila portabebés. Cada uno tiene sus preferencias y sus gustos, pero lo que sí es importante es que sea ergonómico porque de lo contrario la espalda de la mamá y la del bebé también.

Un portabebés es imprescindible porque:

  • Te permite llevar al bebé cerca de tu corazón y tener las manos libres al mismo tiempo
  • Te facilita el poder «hacer otras cosas»: barrer, leer, pasear, trabajar en el ordenador, tender la ropa, ir al Mercadona, pintar con tu hijo mayor, etc.
  • Te permite salir a comer o a cenar y que tu bebé duerma tranquilo
  • El bebé tiene menos cólicos
  • Facilita que el bebé se duerma antes y durante más tiempo (mis amigas llamaban a mi fular «la cosa esa mágica» porque en cuanto colgaba a mi niña allí, se quedaba dormida en un segundo)
  • El bebé se siente seguro y confiado y tiene más posibilidades de desarrollar un apego seguro contigo
  • Si tiene problemas en las caderas, la posición de M es excelente para él
  • Te permite dar el pecho en cualquier parte y ser discreta (si es que no quieres que se vea)
  • El bebé está más calentito por estar en contacto con tu cuerpo (algo muy útil en recién nacidos o prematuros)
  • etc, etc…

Cambiador

cambiador-remo-de-childwoodCuando estaba embarazada me dijeron que no me comprara cambiador, que no era necesario porque podía cambiar el pañal a mi bebé en la cama. ¡Menos mal que no hice caso!!

Para mi el cambiador es imprescindible porque evita el dolor de espalda al no tener que agacharte a cambiar el pañal o la ropa de tu bebé ¡y eso es muy importante!

¡Cuando nació mi hija mayor me dolía la espalda constantemente! y además, le tenía que cambiar muchísimas veces tanto el pañal como la ropa porque se manchaba muchísimo de pipi y caca (hasta que encontré mis pañales favoritos).

De hecho, lo utilicé hasta que mi hija fue bien mayor para seguir vistiéndola por las mañanas.

Hamaca de baño

hamaca_bañoAlgo que muy poca gente utiliza pero que para mi fue absolutamente imprescindible…ahora te explico por qué.

Te confieso que cuando me convertí en madre nunca había cogido en brazos a un recién nacido, ni cambiado un pañal, ni mucho menos bañarlo.

Me aterraba el momento del baño. Esa situación en la que sujetas al bebé con una mano y haces todo lo demás con la otra…¿y si se me cae? ¿y si se me olvida la toalla? ¿y si no se hacerlo? Ya sé que son miedos sin mucha razón de ser pero ahí estaban, así que cuando vi esta hamaca en la que tumbaba a mi bebé mientras yo la bañaba con mis dos manos libres ¡vi el cielo abierto!

Pijamas de ranita

pijama-de-terciopelo

Mis dos hijas han vestido con este tipo de pijamas durante sus primeros meses (día y noche)…de hecho, practicamente durante su primer año de vida, han utilizado estos pijamitas para todo. Las dos nacieron en meses fríos así que yo no me complicaba la existencia y las llevaba con estas ranitas a todas partes.

Además, los hay monísimos y con unos colores muy divertidos, que no parecen pijamas para dormir.

¿Por qué me gustan tanto?

  • Son cómodos y calentitos
  • No dejan los riñoncitos al aire (ni los pies)
  • Se lavan genial y aguantan todo
  • Son una monada
  • No dan alergia, ni molestan su piel con puntillitas ni lacitos

Discos de Lactancia

60-discos-de-lactancia-ultra-finos_l1

Hay mujeres que no los necesitan…otras dejan de usarlos a los tres meses del bebé cuando se regula su producción y ya no tienen eyecciones de leche espontáneas, pero yo los tuve que usar muuucho tiempo.

En cualquier parte y en cualquier situación podía soltar un chorretón de leche. Recuerdo una vez en el supermercado, que se me olvidó ponerme los discos y un bebé se puso a llorar…mi camisa quedó para el arrastre 🙂

Y estos son mis 5 artículos imprescindibles de puericultura ¿cuáles son los tuyos?