¿Tu amiga está embarazada? 10 cosas que puedes hacer para ayudarla cuando nazca su bebé

cartel_ayudar_mama_postparto

Antes de ser madre seguro que tenías una visión idílica de lo que sería ser madre de un bebé (al menos yo la tenía). Yo me imaginaba a mi misma mirando a mi bebé dormida horas y horas, me imaginaba oliendo su cabecita, cantando una nana y viendo como sus ojitos se cerraban en seguida, saliendo a pasear con ella con una sonrisa en los labios y sintiéndome genial…En mi imaginación siempre estaba sonriendo, tenía buena cara y me sentía la mujer más feliz del mundo

La realidad de mi postparto fue “un poco diferente”:

  • No me daba tiempo a mirar embelesada cómo mi hija dormía porque dormía muuuy poco
  • Le cantaba nanas interminables y ni con esas conseguía que se durmiera
  • Salía a pasear con ella con unas ojeras más grandes que mi sonrisa (y muchas veces con pelos de loca y sin darme cuenta)
  • En mi realidad, aunque era la mujer más feliz del mundo, te aseguro que NO tenía buena cara 🙂

Si ya eres madre y tienes a alguna amiga embarazada no vale la pena que le expliques todo esto antes de que nazca el bebé porque seguramente, por mucho que le digas que va a estar agotada de no dormir, su visión idílica seguirá siendo la misma. Si no eres madre tendrás que hacerme caso, la realidad no se parece a lo que soñamos 😉 Sin embargo sí puedes ayudarle cuando nazca su bebé y estoy segura de que te lo agradecerá:

1. No la llames por teléfono

Una madre reciente nunca tiene tiempo para hablar por teléfono. Créeme, no lo tiene. Si a veces no puede ni comer o ducharse ¿cómo va a tener tiempo de hablar por teléfono?

O está durmiendo al bebé, o está limpiando cacas, o está cambiando la ropa al bebé, o está limpiando vómitos, o está dando el pecho, o está en la hora del baño…o ¡está durmiendo los únicos tres minutos de siesta que va a poder descansar en todo el día!

Si te coge la llamada seguramente no podrá hablar tranquila porque algo urgente ocurrirá durante la llamada (aunque dure 30 segundos) y si no te coge el teléfono no insistas por favor, hay pocas cosas más estresantes que escuchar el teléfono sonar cuando no puedes cogerlo.

Así que es mucho mejor mandar un wasap o un mensaje para que lo responda cuando pueda.

2. No le reproches que nunca te llama

En serio, una mamá reciente no debería tener que acordarse de llamar a nadie.

Si ha sido tu cumpleaños, te han dado un ascenso o necesitas contarle a alguien el último cotilleo, no esperes que una mamá en pleno postparto te llame ¿te he dicho ya que a veces no tiene tiempo de comer o de ir al baño? pues eso, ponte en su lugar y no le digas nada.

3. Llévale comida

¡Sin preguntar! porque es posible que te diga que no hace falta (las mujeres a veces somos así de pavas) y te aseguro que le hace mucha falta.

Cuando una mamá no tiene tiempo ni de peinarse, mucho menos tiene tiempo de ponerse a cocinar, así que agradecerá muchísimo poder comer algo casero y caliente de vez en cuando.

4. Ofrece tu ayuda con su hijo mayor

Las madres que tienen hijos mayores muchas veces se sienten culpables por no poder jugar con ellos o atenderlos igual que antes. El bebé necesita mucha dedicación, es muy pequeño y se merece que su mamá cuide de él, pero el hermano mayor también se merece atención, contención y mucho amor (sobretodo después de la llegada de su hermano que puede sentirse agobiado).

Recuerdo que cuando mi hija pequeña era bebé, una tarde mi hija mayor contó las veces que le dije “espera un momento” y fueron muchas. Cuando me lo dijo me sentí fatal y hubiera agradecido tener algo de ayuda para que jugara con ella y no se sintiera solita.

5. No la critiques

Las críticas a la crianza son una de las cosas más complicadas de soportar, sobretodo durante el puerperio que las hormonas hacen que las mujeres estén mucho más sensibles de lo normal.

Cada mujer es libre de tomar sus propias decisiones y no debería sentirse juzgada por ello.

Hace un año aproximadamente, la psicóloga Mónica Álvarez y yo hicimos una especie de experimento en el blog para ver si las críticas a la crianza se podrían considerar un tipo de violencia y los resultados fueron muy claros: las críticas a la crianza sí se pueden considerar como un tipo de violencia. Así que si tienes tentaciones de criticar a una madre (sobretodo si acaba de dar a luz) ten en cuenta que estarás ejerciendo la violencia contra ella.

6. No vayas a su casa sin avisar (excepto para llevar comida)

Ten en cuenta que la mamá puede ir en pijama, puede tener la casa sin recoger y puede que tenga la nevera vacía. Seguramente no se sentirá muy cómoda atendiendo visitas en estas condiciones.

Si tienes que visitarla, dale tiempo para prepararse.

7. Si vas de visita, vete antes de la hora del baño

Muchas personas que no tienen hijos no se dan cuenta que las ocho de la tarde es la hora más complicada para las madres.

Llega el momento del baño, de la cena y de ir a la cama. Si los bebés tienen su rutina establecida o tienen hambre, todo esto no puede retrasarse por  una visita, así que presta atención al reloj y vete de la casa antes de que llegue ese momento.

8. No critiques su aspecto

Hay gente taaan desafortunada que hace comentarios jocosos de la barriga de las recientes mamás, de su mala cara, de sus ojeras o de que no se ha depilado las cejas.

¡Me parece de tan mal gusto hacer esto!

9. Ofrece tu ayuda en las tareas del hogar

Puedes hacer algo sencillo como recoger la cocina o limpiar el polvo. Cualquier ayudita será bien recibida porque el tiempo es escaso durante el puerperio.

10. Sigue ahí (no te vayas)

Aunque tu amiga no pueda llamarte, ni coger el teléfono, ni salir de copas contigo, ni hacer casi nada de lo que hacíais antes, te animo a que sigas ahí apoyándola.

Muchas madres se sienten muy solas durante su crianza. Sienten que se han quedado sin amigas y que ya no tienen a nadie con quien compartir las cosas importantes que le pasan en su vida. Esto es muy duro de llevar y además es muy injusto. Que no puedan salir de marcha no quier decir que no necesiten a sus amigas.

Además, quizás llegará un momento en el que será ella la que te podrá ayudar a tí 😉

Ahora es tu turno ¿Se te ocurre algo más que puede ayudar a una mama reciente que yo no haya dicho?

 

Imagen gracias a http://www.freedigitalphotos.net

2014-05-27T11:42:40+00:00 26 Comments

26 Comments

  1. saritavjSara mayo 27, 2014 at 2:33 pm - Reply

    Si da el pecho, decirle que no debe cubrirse (están en su propio espacio), uno es el extraño. Y sobretodo darle como mínimo los 40 días de “puerperio” para hacer una visita “larga”, la idea es esperar que ellos ya estén acoplados y cómodos.

    • Pilar Martinez mayo 28, 2014 at 9:44 am - Reply

      Hola Sarita,
      Tienes toda la razón! no he hablado de lactancia materna porque ya hice un post con las cosas que no debes decirle a una madre que amamanta y no quise repetirme jaja
      Y lo de la visita larga…depende de la confianza, hay personas que nunca deberían hacer una jaja 😉
      Un besazo y gracias por comentar!

  2. Las ocho de la tarde muy mala hora para llamar o para quedar 🙁 Es lo que toca. Pero si en cualquier otro momento, avisando previamente, te acercas para quedarte con el bebé y así ella puede hacer cosas, te lo agradecerá un montón, más que cualquier regalo que le puedas hacer 😉
    http://tusacotermico.com

    • Pilar Martinez mayo 28, 2014 at 9:45 am - Reply

      Es cierto! las ocho de la tarde es la peor hora! recuerdo que mis amigos me llamaban para ir a tomar cañas a las 8 o las 9 de la noche. A mi me daba la risa! claro que no podía ir! pero ellos no tenían hijos y no se daban cuenta jaja
      Un abrazo y gracias por comentar!!

  3. alejandra mayo 27, 2014 at 3:51 pm - Reply

    Cuando mi bebita recien nació unos amigos me llevaron un ramo de flores y me encantó! Todos sin duda estan preocupados del bebé y le llevan regalos a el, pero un gesto tan bonito para mi como mamá en esos dias taan agotadores y con las ojeras hasta el piso (igual que Pilar jejej), es sin duda inolvidable.
    Queria comentar que para mi sin duda lo mejor fue que me ayudaran con el aseo o la cocina mientras yo estaba 100% con mi hija.
    Saludos.

    • Pilar Martinez mayo 28, 2014 at 9:47 am - Reply

      ¡Me gusta tu idea Alejandra!
      es verdad que todo el mundo está pendiente del bebé, le trae regalos y parece que “olvida” a su madre. Un detallito para la mami reciente seguro que será muy bien recibido.
      Y coincido contigo al 100%, si alguien puede recoger la cocina mientras tú estás con tu bebé te hace un GRAN favor 😉
      Un besazo y gracias por comentar!

  4. planeandoserpadres mayo 28, 2014 at 2:29 pm - Reply

    Creo que lo has recogido todo muy bien. Poco más se puede decir. A nosotros nos recomendaron que el papá se implicase al 100% en el control de las visitas, estableciendo turnos y horarios para no vernos invadidos e incómodos en nuestra propia casa. Creo que fue un gran acierto (aunque haya quien se queje y te tache de rara y anti social).

    • Pilar Martinez mayo 30, 2014 at 10:22 am - Reply

      Pues que te tachen de lo que quieran porque tienes toda la razón! se supone que acabas de tener un bebé y debes tener tiempo para conocerlo y disfrutar de él no? los demás pueden esperar 😉
      Muy buen consejo!
      Un besazo!

  5. Pia mayo 29, 2014 at 11:17 pm - Reply

    Me siento retratada….yo pensaba que tener un bebé seria casi como lo muestran en la publicidad, el bebé duerme, es tranquilito y casi que no se nota… jajaja que tonta que fui.
    Para mi fue tal como lo comentas….despeinada, en pijamas, casi ni iba al baño. Si no es por mi marido literalmente no comia!!!
    En pleno puerperio mi suegra no encontró nada mejor que ir todos los días a cada rato. .. yo creo que al 5º día la eché como una loca jaja no había dormido prácticamente nada y entre cólicos….dolores para que agarrara bien la pechuga….fue lo único que opte por hacer.
    Mi familia fue más sensata y no fue hasta pasado la 1º semana.
    Cada vez que leo lo que publican me siento acogida y hasta acompañada.
    Muchos cariños desde Chile.

    • Pilar Martinez mayo 30, 2014 at 10:24 am - Reply

      Hola Pia,
      no fuiste tonta!! fuiste confiada igual que todas. Y te creíste el mensaje que da la sociedad de que los bebés sólo comen y duermen y que las madres reales son como las de los anuncios.
      No me extraña nada que echaras a tu suegra de casa jajaja no es el mejor momento para soportar visitas todos los días 😛
      Un besazo guapa y gracias por comentar!

  6. Pilar Morales mayo 30, 2014 at 5:50 am - Reply

    Cuando nació mi niña, me sentía justo así o un poco más, fue muy difícil. Yo agregaría a esta entrada la ayuda de la familia (madre, suegra, hermanas, cuñadas) que a fin de cuentas son amigas.
    Yo disfruté: que retiraran al bebé de mi de 30 minutos a una hora para que puediera tomar un baño largo, una siesta, ver un programa, comer tranquila y otra vez dormir… jijiji.
    Saludos y gracias por compartir la experiencia.

    • Pilar Martinez mayo 30, 2014 at 10:25 am - Reply

      Hola Pilar,
      claro!! cuando hablo de amigas en realidad me refiero a cualquier mujer del entorno de la mamá que pueda echar una mano. Hay familias en las que las abuelas hacen un gran trabajo de acompañamiento y hay otras en las que molestan más que otra cosa 😉
      Un abrazo y gracias por comentar!

  7. Petty Rojo junio 1, 2014 at 12:36 pm - Reply

    Mis amigas me visitaron despues de pedir audiencia previa y llevaron la comida hasta el postre.
    Mi suegro me llevo un enorme ramo de flores al hospital y salio en plena tormenta a buscar un chupete para calmar la insaciable necesidad de succion del nieto jaja.
    Tuve muchas, muchisimas visitas sin aviso, el mismo dia que llegue de casa al hospital y en la habitacion del hospital no cabia ya ni un alfiler el primer dia,y asi durante mucho tiempo en casa tambien y nunca me queje porque estaba tan centrada en mi bebe que ni sabia quien entraba o salia, me arrepiento debi poner las cosas claras en su momento.
    Y no puedo quejarme solo agradecer a mi suegra por su ayuda, desde el embarazo estuvo y esta para nosotros mimandonos mas de la cuenta.

  8. Lydia - Padres en Pañales junio 4, 2014 at 1:34 pm - Reply

    Yo creo que está bastante bien. me hace gracia lo de la comida, siempre viene bien, pero q sea casera eh!! La verdad que no sabes como vas a estar hasta que das a luz, yo desde el nacimiento de la beba tengo el movil en silencio, y hay gente que no entendía porque no cogía el teléfono. Van ya 11 meses con el teléfono silenciado, que como llamen y esté tetando se despista, si está dormida la despiertan…nunca me van bien las llamadas… como cambia la vida! jaja
    Ya de paso me he leído el post de la violencia de “consejos”. Que pereza siempre aguantando comentarios que son recriminaciones escondidas en consejos…

  9. Nuevemesesyundíadespués septiembre 7, 2014 at 9:16 pm - Reply

    Mis amigas me regalaron unas cremas fantásticas, mis tíos y el primo de mi marido unos ramos de flores preciosos, mi marido el kindle y mis padres un bolsazo. El mejor regalo, la asistencia enfermeril-ama de casa de mi madre ¡¡¡durante un mes!!! Yo no sé cómo habríamos sobrevivido los tres sin ella. Mis suegros nos hacían la compra semanal.
    Una cosa que añadiría es que se encarguen del niño, pero no para que tu limpies o cocines, como muchos pretenden, sino para que puedas dormir una o dos horas. Para el resto del tiempo es mejor apoyo logístico para que la madre se pueda ocupar del bebé, como lo que comentas de la comida. Y también que si hay problema con la lactancia se pire todo el mundo; necesitas concentración. Si la madre está insegura o es pudorosa también.
    Nosotros tuvimos visitas justas porque estaba claro que eran inoportunas. Mis suegros no molestan nada, todo lo contrario, y la gente fue muy prudente.
    La verdad es que fui muy afortunada, excepto por la mierda de postparto que pasé, muy malita y el duro inicio de la lactancia.
    Genial entrada.
    Un abrazo

  10. Laura octubre 7, 2014 at 12:41 pm - Reply

    yo creo k es un pokito exagerado el post, ya que cuando es recién nacido la mayoria solo saben k dormir(alguno hay k no, xro vamos tampoko es nada del otro mundo), es cuestion de organizarse, no hace falta k tengas la casa como los chorros del oro aseaditta y punto, y vamos la hora de hacer la comida…tenemos dos manos con,se puede cocinar con el bebe, y si necesitas las dos pues lo dejas un ratito en cuna,carro,hamaquita,etc y si llora no pasa nada, como muxo seran 10 minutos, ojeras si es normal xro un pokito de maquillaje y a la calle con alegria, xk vamos si de recien nacido ya os agobiais y no teneis tiempo de nada cuando empiece con las papillas??o necesite mas atencion xk kiere jugar o simplemente estar con su mama k vais a hacer??xro bueno cada bebe y cada madre son un mundo no hay k agobiarse ni estresarse lo k no se pueda hacer hoy se hara mañana.

    • Raquel octubre 8, 2014 at 11:10 am - Reply

      Depende de cómo haya sido tu postparto. Si ha sido una maravilla y no te has pegado toda la noche sin dormir un día tras otro, las visitas tienen talento y vienen a ayudarte y no a pasar el rato y a que les contemples, entiendo que te parezca exagerado. Pero si te ha tocado tener tristeza postparto (ya no hablo de depresión postparto, sino de los conocidos como babyblues), tu pequeño no duerme más de una hora y media en toda la noche y se te presentan en tu casa en cualquier momento sin avisar y estás con unas pintas que para qué, entonces creo que tiene más razón que un santo este post. Todo depende de lo que te toque vivir 😉

    • Irene R marzo 10, 2016 at 5:25 pm - Reply

      Cuánta razón, es post es una exageracion… ¿Salir a la calle sin peinar?¿No tener tiempo ni para ir al baño? Eso no tiene que ver con un bebé sino con no saber organizarse.

  11. MARIA JOSE octubre 7, 2014 at 1:14 pm - Reply

    Es el primer post tuyo que leo, y me ha encantado, sólo añadiría que por favor, las visitas en el hospital noooo, soy madre muy reciente, mi niña ayer hizo 8 meses, y tuve un parto muy largo para acabar en cesárea, el primer día con mi niña, que literalmente yo no era persona, fue el que más visitas recibí, de la mitad ni me acuerdo!! Y que decir del primer mes en casa, no tuve un fin de semana tranquiloooo, visitas a todas horas y no precisamente para ayudar! jajajjajajaj

  12. Ana octubre 7, 2014 at 3:08 pm - Reply

    Yo tuve cesarea y el dia del alta quisieron venir a ver un partido de futbol q empezaba a las 21:00… Estamos locos?? En mi caso las visitas han estado escalonadas, pero lo de venir a las 20:00 de la tarde no consigo hacerselo cambiar a mi suegra… y mira q asi sabe q le ve poco! porque a las 20;30 toca baño, teta y a dormir…

  13. elisenda octubre 7, 2014 at 4:53 pm - Reply

    Nosotros avisamos a la familia que no diriamos nada hasta que la nena hubiera nacido (no sento muy bien a los papis pero aceptaron). El dia del parto cuando ya hacia unas tres horas que habia nacido avisamos a la familia para que vinieran por la tarde i por la noche avisamos a los amigos i les dijimos que si querian ver a la pequeña vinieran al hospital porque en casa no ibamos a querer visitas durante las primeras semanas. La verdad es q nos funciono muy bien porque la gente no se acumulo ni el primer dia (que era el que mas temia) ni el resto.
    Yo lo que hubiera agradecido los primeros meses es q vinieran a vigilar la niña el tiempo suficiente para darme una ducha como dios manda y no deprisa y corriendo en vez de solo venir a hablar.
    Y sobretodo las criticas que se las queden para cuando sean mamis o papis que ya veran que de lo que criticaban a lo que acaban haciendo hay un mundo. Y cada uno lo hace lo mejor sabe y segun su corazon se lo dicta.

    • Nelly octubre 11, 2014 at 10:06 pm - Reply

      A mi me pasó exactamente igual. Pedimos a toda la familia que vinieran al hospital, que en casa no quería visitas y fue muy bien así. Pudimos descansar más o menos y cuidar del enano.

  14. Isabel octubre 8, 2014 at 10:22 pm - Reply

    Me ha encantado el post, estoy 100% de acuerdo. Sólo añadiría que hay que escuchar más y mejor a la nueva mamá: batallitas como su parto, peleas con las enfermeras, sentimientos, primeras experiencias… Todo lo que necesite explicar. Así se sentirá más acompañada y comprendida. Aunque te importe un pimiento, otro día puedes ser tú y sentirte de la misma manera.

  15. Mandragora octubre 15, 2014 at 11:34 pm - Reply

    Me parece un post degradante para la mujer que ha sido madre. La pintáis como una histérica, que sólo vale para una cosa: dar de mamar y estar aislada. Además me parece que tiene un tono despreciativo hacia las mujeres que no quieren tener hijos pero siguen queriendo a sus amigas mamis. En fin….

  16. Denisse agosto 29, 2015 at 6:43 pm - Reply

    Mira, con todo respeto, pero con esas exigencia lo único que van a lograr es alejar a sus amistades. Entiendan que el tener hijos no las hace mas especiales ni diferentes al resto, al dia, miles y miles de bebes nacen en este mundo sobrepoblado. Nunca he tenido amigas que hayan demostrado ser tan pero tan complicadas al tener un bebe como lo demuestra este blog. A mi, si una de ellas me hubiera venido con todas esas exigencias de “reina de Saba” solo por haber tenido un bebe, es que ni de cerca la quiero!! Son sus amigas, no sus esclavas ni sus adoradoras ¿En que momento se vuelven un estorbo esas amigas? Ellas no tienen ninguna obligación de rendirse a sus pies ni a los de sus recién nacidos. Vaya con el aura de superioridad de algunas mamitas que poco menos que hay que tratarlas con pinzas. En los campos, las mujeres parian un bebe tras otro, y a los pocos dias ya estaban poniendole el hombro al trabajo duro desde el amanecer al anochecer y no se andaban con tantas delicadezas. Hay cosas de sentido común cuando uno trata a una recien parida, pero es lo mismo que con un recién operado, un enfermo de cáncer, un minusválido o alguien de la tercera edad, obvio, pero de ahí a lo que describe el blog es como mucho. Y si es taaan terrible la maternidad que, como lo describen aqui, parece que fuera un camino al martirio ¿por qué siguen teniendo bebes? O es mas simple aún, denle derechamente a sus amigas este mismo listado impreso y entonces se quedarán solas, tranquilas y nadie las irá a interrumpir en sus labores de mamá. Si muchas madres se sienten solas en este período de crianza como dice este blog, es, justamente, porque son el tipo de mamitas como las que describe este blog. Parece que para lo único que si les abrirán las puertas encantadas de la vida a sus amigas es para que les hagan el aseo, les cuiden a los otros hijos y les lleven comida.

  17. Sofí septiembre 23, 2017 at 4:38 am - Reply

    Yo tuve suerte, mi familia es bastante respetuosa y el bebé me salió muy tranquilo. Sin embargo de mis amigas fui la primera en tener un bebé, y en ciertos momentos se nota.
    Una noche habíamos quedado con una amiga que vive fuera. Quedamos de noche que es cuando podía. Mi hijo con aproximadamente un año comía fuera con potitos e iba en su silleta, así que nuestra única exigencia era quedar a cenar en un sitio que tuviera mesa y sillas a una altura normal.
    Imaginad cual es nuestra sorpresa, que a pesar de que salimos de noche siendo ya invierno con el niño para ver expresamente a mi amiga, ésta se había ido con otra a un sitio de cenar fuera en mesas altas…
    Al rato se pasaron donde estábamos (pocos metros de distancia) y le eché una bronca del copón, hasta que no le explicamos la situación no cayeron en la cuenta de que a un niño tan pequeño lo mejor no es ir a cenar a un sitio así llenito de gente con mesas altas…
    Lo irónico es que la misma amiga que un año después tuvo un bebé, cuando venía de visita, en cuanto daban las 6 o 7 de la tarde se iba porque tenía que llevarse a su hijo a cenar, baño y dormir. Por más que le hemos dicho que está bien tener una rutina y un día puede hacer una excepción es tan sobreprotectora que no cae del burro. Y nosotros antes no podemos quedar. En fin….

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies