Me reiría si no fuera tan grave

 

victimas-de-la-lactancia-materna

Ayer yo estaba muy tranquila haciendo mis cosas del mundo 2.0 cuando saltó la liebre en facebook (ese mundo paralelo en el que las madres estamos tan a gusto y procrastinamos tanto).

Una editorial estaba organizando la presentación de un nuevo libro que habla sobre lactancia materna escrito por pediatra de Castellón (José Mª González Cano). Hasta aquí todo normal ¿no?

No es de extrañar que un profesional de la salud escriba sobre lactancia materna. De hecho tal y como copio textualmente de la página del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, los pediatras tienen la obligación de informar y promocionar la lactancia materna:

Porque los pediatras tenemos una gran responsabilidad en la protección y promoción de la lactancia materna, pieza clave, considerada el método óptimo de alimentación infantil, por sus ventajas nutricionales, emocionales e inmunológicas, y la forma natural de alimentar a los bebés. Por todo ello, trabajar para aumentar las tasas de lactancia contribuirá, de forma inequívoca, a mejorar la salud materno-infantil.

Porque los pediatras hemos de conocer la fisiopatología de la lactancia, cómo ayudar eficazmente a las madres que deseen amamantar, cómo diagnosticar y tratar problemas de lactancia, del mismo modo que lo hacemos en otras situaciones clínicas.

 

Sin embargo, este pediatra dice cosas como esta en su libro:

“En contra de las Recomendaciones actuales, considero que en los países desarrollados el destete total o parcial debe hacerse a los cuatro meses de vida. A partir de ese momento llega la primera papilla de cereales y progresivamente de fruta, verduras etc. Si el destete es más tardío, casi siempre hay problemas con las papillas y eso conduce inevitablemente a carencias nutriciona-les y a convertir a esos niños en “victimas” del actual dogmatismo.”

Al principio pensé que era una broma, algún artículo en tono irónico parecido a los que escriben en el Mundo Today y que por un error tonto.

No podía ser verdad que un pediatra, por el que pasan diariamente muchos bebés y niños pequeños y que debe velar por la salud de sus pacientes, escribiera tal sarta de barbaridades.

Me reiría si no fuera tan serio porque parece de chiste.

Este “profesoinal sanitario” se salta a la torera la evidencia científica recogida durante décadas, se salta las recomendaciones oficiales de la OMS  y de la propia Asociación Española de Pediatría. Pone en riesgo la salud de sus pacientes y da lecciones basándose en su opinión personal (porque ya hemos visto que la evidencia científica no la mira).

Esto es muy grave. Mucho.

Tan grave que creo que este señor no debería ejercer  la medicina y mucho menos la pediatría.

Una cosa es que sepamos que el personal sanitario no tiene por qué entender sobre lactancia ya que en su formación sanitaria la lactancia materna prácticamente no se estudia (ya lo hemos hablado muchas veces, los pediatras no son asesores de lactancia) y otra cosa es que un pediatra decida escribir un libro cuya única pretensión es dar más dinero a la industria farmacéutica.

El título del libro es “Víctimas de la Lactancia Materna” y ¿quién es la única victima del éxito de la lactancia?

Te recuerdo las declaraciones de José Campos (Director de Ordesa) en una entrevista en la que aseguraba que  por culpa de la lactancia materna habían perdido desde 2008 el 16% de mercado por lo que iban a empezar a producir alimentos infantiles en México.:

El pastel de la alimentación infantil se ha hecho más pequeño por la lactancia materna

Como farmacéutica, como asesora de lactancia, como madre y como persona que ayuda a las madres que luchan por dar el pecho a sus hijos me siento indignada.

¿Qué podemos hacer?

Nosotras no podemos retirar la licencia de este pediatra pero sí podemos hacer cosas.

Podemos firmar esta petición a la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana para que modifique el libro conforme las recomendaciones oficiales.

Podemos escribir a la Asociación Española de Pediatría denunciando este hecho (y esperando que tomen medidas).

Podemos escribir sobre esto si tenemos blog.

Podemos compartir lo que escriban otras blogueras.

Actualización a 6 de febrero

El Comité de Lactancia Materna ha emitido un comunicado en el que deja claro su total desacuerdo con las afirmaciones de este pediatra:

Ante las informaciones aparecidas acerca del próximo lanzamiento del libro “Víctimas de la lactancia materna. ¡Ni dogmatismos ni trincheras!” del Dr. González Cano, desde el Comité de Lactancia Materna de la AEP queremos expresar nuestro total desacuerdo con las opiniones expresadas por el autor del libro en la contraportada y en la nota de prensa del acto de presentación, que contradicen los beneficios, demostrados científicamente, de la lactancia materna en la salud infantil.

Otros post sobre el tema:

Mother Killer: Pediatras y Patriarcas

El Mundo de Kim: Víctimas de malos profesionales

Irene garcía Perulero: SOS Pediatra

Mimos y Teta Blog: verdugos de la Lactancia

Mente Libre: Falacias de un pediatra sobre Lactancia Materna

La Mamá Vaca: de pediatras, libros, dogmatismos y otras especies en vías de extinción

Mamá sin Complejos: ¿Hay víctimas de la lactancia materna?

Marujismo: Se pide la retirada del libro “Víctimas de la lactancia materna”

Mamá por Bulerías: ¿Víctimas de la lactancia materna o verdugos?

Te lo digo bajito: Bata blanca, cerebro estrecho

Mi lunita y yo: estimado señor bata blanca

Blogs 20 minutos: con médicos así la lactancia materna no necesita muchos enemigos más

2015-02-03T09:03:24+00:00 45 Comments

45 Comments

  1. cagisadi febrero 3, 2015 at 9:27 am - Reply

    No digo que una esté con la lactancia hasta los 12 años del niño pero de verdad que un “doctor pediatra” diga cosas parecidas en tiempos como los que estamos pasando donde cada vez es más difícil continuar la lactancia por el tren de vida que se lleva, me parece increíble, absurdo….
    Con mi bebé fue relativamente fácil, para mi no tanto, necesitaba una guía que me explicara ciertos detalles que no te dicen y que si no superas se vuelve un infierno…con temas como este, desalientas a cualquier madre…un buen pretexto para consumir comida chatarra prefabricada en los primeros meses del bebé que son tan decisivos para su desarrollo. Que pena y además que se publique abiertamente…”no todo lo que leemos es verdad” ni “todos los doctores tienen ética profesional”.

    • Pilar Martinez febrero 4, 2015 at 3:09 pm - Reply

      Hola Cagisadi,
      gracias por tu aportación. Yo también pienso que no todo lo que leemos es verdad y que no todos los doctores tiene ética profesional. Son personas al fin y al cabo y los hay de todos los colores.
      Yo pienso que su deber es dar la información que necesitan las madres y que esa información sea CORRECTA. Como tú bien has dicho, a veces hace falta una guía, un consejo, etc. que te ayude con la lactancia.
      Este hombre hace lo contrario a ayudar con la lactancia…
      Un abrazo y gracias de nuevo!
      Pilar

  2. Virginia A. C. febrero 3, 2015 at 9:54 am - Reply

    Aviso que va tocho 😉
    100% de acuerdo contigo. Para mi esto debería estar penado. Y no exagero. Hace poco escuchábamos una noticia de lo que les pasaba a unos pediatras Italianos… Pues más de lo mismo!
    Este libro a parte de la cantidad de burradas que dice. No lo he leído, pero… Solo hacen falta un par de frases para imaginar el resto… Va a confundir a mamás que no estén informadas. A animar a seguir diciendo burradas a otros pediatras (como la mía) que ya piensan esto. A que algunas mamis que no han dado pecho y se sienten mal, o que se sintieron “acosadas” por no darlo, a pensar, que razón tiene este hombre!! Y seguir normalizando mitos y burradas como si nada… A esa madre que lo está pasando mal con la lactancia por bajo peso a decir… No me la juego que me ingresan al niño por querer dar solo teta… Y así podríamos seguir…
    Yo las evidencias científicas me las se, las opiniones de mi alrededor me dan igual, pero esto… Esto es muy grave!!!
    No se si las mamis que no han querido dar pecho se han sentido acosadas. A alguna he leído por ahí que si, que estaba de acuerdo con lo que dice este sr. sobre ello…
    Entonces yo me pregunto… El mundo está al revés… Las que queremos dar pecho nos encontramos con personal sanitario que nos invita a destetar siempre que tiene oportunidad, que no tiene ni idea de lactancia y nos dan recomendaciones erróneas, etc. Y las que no quieren dar pecho, que si es su decisión a mi me parece fenomenal, les tocan los pediatras prolactancia…
    O es que algunos son prolactancia de 0 a 3 meses y de dar el pecho a demanda 10 minutos cada 3 horas. Que también puede ser… Y encima andan acosando a madres que no desean amamantar…
    Que paren el mundo que yo me bajo!

    • Pilar Martinez febrero 4, 2015 at 3:15 pm - Reply

      Hola Virgina!
      A mi también me entran muchas ganas de decir “que paren el mundo que yo me bajo” porque la verdad es que pasan cosas penosas.
      Voy por partes…
      Yo si creo que hay madres que se han sentido presionadas por no querer dar el pecho o por “no intentarlo lo suficiente” pero casualmente suelen ser madres que no han recibido ayuda ni información adecuada por parte del personal sanitario. Yo lo digo mucho, lo que necesitamos es menos presión y más información.
      Es decir, que muchos sanitarios presionan a las madres a dar teta pero luego no saben ayudarla ni aconsejarla cuando tiene problemas, con lo que consiguen culpabilizar a la madre doblemente.
      Por otra parte, las madres que dan el pecho reciben críticas constantes y una presión continua por todas partes y especialmente desde el personal sanitario, así que estamos mal no…peor.

      En fin que yo espero y confío en que la Asociación Española de Pediatría y/o el Colegio de Médicos emita un comunicado y tome cartas en el asunto.
      Un abrazo y mil gracias por tu comentario!

  3. mamikatabum febrero 3, 2015 at 1:49 pm - Reply

    Es de no creer!!
    Esto está al mismo nivel que un médico recomendando no vacunar. No puedo ni decir más.

  4. madrexilio febrero 3, 2015 at 1:51 pm - Reply

    Pues como todo, hay pediatras de pediatras. No me extrañaría nada enterarnos de que recibe algún “incentivo” de alguno de los gigantes productores de fórmulas sustitutas de la leche materna, cosa que me parece realmente lamentable. Por otra parte, no hay evidencias científicas de que la lactancia materna prolongada interfiera con la alimentación complementaria.

    Estoy muy de acuerdo contigo en que no se deben mezclar la ciencia con los puntos de vista o las opiniones personales.

    Un saludo afectuoso desde Budapest

    • Pilar Martinez febrero 4, 2015 at 3:17 pm - Reply

      Hola desde España! 😉
      las evidencias científicas dicen exactamente lo contrario, que la lactancia materna ayuda a los niños con la introducción de otros alimentos porque ya han probado los sabores gracias a la leche de su madre.
      Este hombre no se ha leído ni un estudio de lactancia materna, lo tengo claro.
      Un abrazo!!

  5. Irene febrero 3, 2015 at 7:28 pm - Reply

    Quiero firmar la petición, pero no hay manera. El enlace no lleva a ninguna parte y desde la web de change.org directamente, lleva a una página en blanco!

    • Pilar Martinez febrero 4, 2015 at 3:18 pm - Reply

      Hola Irene!
      es que la han cambiado porque inicialmente se pedía que no se publicara el libro y ahora se pide que se modifique el libro para que de las recomendaciones oficiales de la OMS.
      Prueba otra vez porfi…
      Gracias!

  6. Yolanda Rosado febrero 4, 2015 at 2:12 am - Reply

    Totalmente de acuerdo Pilar. Yo también he dado mi opinión en mi blog http://www.telodigobajito.com/bata-blanca-y-cerebro-estrecho/ Ojalá nuestras palabras y firmas sirvan. Un abrazo.

    • Pilar Martinez febrero 4, 2015 at 3:19 pm - Reply

      Hola Yolanda,
      voy a poner tu enlace en el post ¿ok?
      Cuantas más voces seamos, mejor.
      Un abrazo!
      Pilar

  7. Carolina febrero 5, 2015 at 9:28 am - Reply

    Hola Pilar,

    Admiro y aplaudo tu iniciativa en ayudar a otras madres compartiendo tu experiencia, pero desdeñar criterios médicos sólo porque van en contra de nuestra opinión me parece como mínimo imprudente. Si tu pediatra no te gusta, busca otro, pero los profesionales están por y para algo.

    No me he leído el libro entero (ni pienso), pero del párrafo que has seleccionado, lo que se entiende es que el pediatra desaconseja la lactancia EXCLUSIVA a partir de los 4 meses para introducir otros alimentos (papillas de cereales, fruta, verdura, etc.). No veo qué tiene eso de descabellado.

    Pero claro, qué sabrá un tipo que se ha sacado la carrera de Medicina y luego se ha especializado en Pediatría comparado con todas las “evidencias científicas” que puedes encontrar en Google. Como farmacéutica, me gustaría mucho saber tu opinión sobre la automedicación y el autodiagnóstico.

    Me siento muy afortunada por vivir en un tiempo y un lugar donde el 99.9% de los bebés pueden crecer fuertes y sanos gracias a todas las alternativas que la ciencia y el progreso nos ofrece, incluido el conocimiento y el apoyo de los profesionales que hacen nuestras vidas más cómodas y seguras.

    Se sabe ya cuántos bebés han muerto o padecido desnutrición por seguir los consejos de ese pediatra?

    Un saludo

    • maria febrero 5, 2015 at 2:32 pm - Reply

      Google es una herramienta que indexa todo tipo de información, desde blogs hasta las publicaciones de organizaciones gubernamentales y prestigiosas revistas científicas. La lactancia materna EXCLUSIVA hasta los 6 meses no es que la recomienden en blogs, la recomiendan asociaciones medicas, gubernamentales, internacionales, en estudios publicados en revistas cientificas. Y un largo etc, que puedes encontrar en internet o en las publicaciones en papel que realizan periódicamente con sus recomendaciones. Entiendo que por su edad este pediatra se licenció en pleno boom del biberón pero como en toda profesión y mas en la medica debe de uno estar pendiente de las publicaciones que se realiza y no quedarse en lo que estudio hace 30/años. No se si han muerto o no niños que lo dudo, xq por desnutrición en España hay poca preocupación, mas bien por sobrepeso, pero preguntarles cuando sean mayores…igual la cosa cambia. Y no entiendo por que es mejor dar un sustituto en vez el original. O va ser mejor comer sucedáneo de fruta que fruta!!
      Desnutrición hay en otros sitios y no es por la lactancia materna, es por que los pobres no tienen que come, ni mayores ni pequeños. Aquí solo puede darse por la crisis, pero teniendo comida el ser humano que es un animal no se va a quedar sin comer si tiene hambre.

    • Damaris febrero 11, 2015 at 4:23 pm - Reply

      Es una pena que como farmacéutica no sepas que la LM exclusiva (o lactància artificial exclusiva) se recomienda hasta los 6 meses del bebé. Así vamos!

  8. Marga febrero 5, 2015 at 5:09 pm - Reply

    Querida Pilar,

    antes de nada quiero decir que respeto las creencias de cada madre y de lo que quiera hacer en su faceta maternal. Yo soy farmaceutica y madre. Conozco tanto los beneficios de la leche materna como las composiciones de la leche de fórmula. Conozco la maternidad y la lactancia. Por eso no estoy de acuerdo con algunos aspectos que comentáis y me gustaría que los tuvieseis en cuenta: por partes:

    1) La OMS hace unas recomendaciones mundiales, es decir para toda la población del mundo. Estaréis de acuerdo que un niño en África tendrá mas posibilidades de estar bien nutrido tomando leche de pecho, que un niño de un País desarrollado.

    2) La lactancia no es facil. Es sacrificada. Dar el pecho significa no dormir y pasar sufrimiento (mastitis, grietas, perlas de leche,..). De acuerdo que es algo bueno para el bebé. Sobre todo,más que desde un punto de vista nutricionista, desde un punto de vista inmunológico: le da al bebe las defensas que no tiene para combatir a los patógenos externos. Cualquier biosanitario conoce este hecho. En ningún caso este doctor quiere hacer que desaparezca, de hecho habla de dar pecho en exclusividad hasta los 4 meses. Luego el propio niño te pide chuperretear un fruta o comer un cuscurro de pan. Alguna de vosotras sabe que se acaba de publicar un estudio que dice que no se ha demostrado que la introducción temprana de gluten haga que los bebés desarrollen enfermedades como la celiaquía, …me pregunto cuántos pediatras, sobre todos los que dan esas fórmulas matemáticas para hacer papillas, están al día en cuanto a publicaciones,…

    3) Estoy cansada de que un parto no se considere hospitalización y una apendicitis si. Tras el parto, (En mi caso, salí con episiotomía de caballo, edema, desgarro y anemia) tienes que aguantar estoicamente la subida de la leche, y si eres primeriza posible mastitis, grietas, perla de leche,..cuya única solución es seguir sacándote la leche mientras se te saltan las lagrimas de dolor. Eres madre y quieres lo mejor para tu hijo, pero estoy un poco cansada de que la liga de la leche (cuyo presidente es un hombre dicho sea de paso) nos haga creer que si a nuestro hijo le damos leche de fórmula le estamos dando veneno puro. Nadie habla de lo duro que es el destete, de lo que duele un pecho hinchado y de que ha de ser muy progresivo. En esta vida las cosas no son fáciles, pero no hay que martirizar a la gente si no puede dar pecho o si se quiere destetar al niño antes de que cumpla 6 meses.

    4) En España una madre trabajadora a los 3 meses y medio tiene que dejar a su hijo o bien a cargo de una cuidadora o bien en una guardería. No hay ayudas (bueno en la Comunidad de Madrid te dan 100 euros al mes,..lo cual no cubre ni guarderías ni cuidadora (dicho sea de paso estamos generando empleo y nadie nos lo agradece)). A partir de ese momento tenemos que ser supermujeres, rendir en el trabajo más que cualquier hombre (porque si bajas la guardia aparecen comentarios jocosos o incluso cambios a otros puestos de trabajo peores..), buscar ratos para sacarnos la leche a escondidas claro, porque si no, puede parecer que no estas centrada (por muy modernos que sean los extractores, creo que nadie le gusta tener los pezones escocidos: aquí invito al presidente a que se extraiga leche durante 3 meses todos los días varias veces en un cuarto de baño a ver qué siente). Sí, puedes pedirte reducción de jornada (que levante la mano quien quiere cobrar la mitad de su sueldo cuando tus gastos se cuadriplican y tal y como está la crisis en España ahora mismo) o dejar de trabajar( venga todas a depender de nuestro hombre, como en antaño, así si el matrimonio se fastidia nos vamos a vivir debajo de un puente cuando no tengamos ni pensión ni ingresos, porque no hay amparo legal en estos casos, verdad?). Quien diga que hay una conciliación justa en este país, es que no es madre.

    5) si le damos leche de fórmula a nuestro hijo, todo el mundo se vuelca para recordarnos lo malas que somos.. cómo si les estuviésemos intoxicando. Cada día tenemos que escuchar como los yogures nos ayudan a bajar el colesterol y nadie censura, ni regula nada (a saber cuánto daño han hecho esos anuncios al fomentar el abandono de tratamientos crónicos en poblaciones con riesgo de infarto). En serio, que las leches de fórmula están muy conseguidas y los niños las digieren bien. En antaño los bebes chupaban cuscurros de pan o bebían biberones de cebolla, y crecían bien. Ahora si la silla del bebe no es de diseño y el colchón no es de fibra de plancton submarino, lo estas haciendo mal.

    6) Vivimos en un lugar donde se fomenta la libertad de expresión. En serio, ¿por qué este hombre no puede presentar su libro? si no te gusta no le escuches.

    Mientras los permisos de maternidad sean así de escasos, las ayudas tan parcas y la conciliación tan mala, me parece perfecto que alguien valiente diga cuatro cosas: que la leche de fórmula esta diseñada para que el bebé esté sano, que no pasa nada si tienes que trabajar, ya has cumplido con 4 meses y por fín puedes tratar de dormir más de 3 horas al día y dejar que tu pareja te ayude con las tomas nocturnas, que puedes recobrar tu sexualidad (si, porque que comente alguien lo sexy que es que un hombre te acaricie los senos escocidos), tu regla, tu esencia, tu cuerpo,tus hormonas, sentirte mujer de nuevo, sentirte tu.

    ¡Por dios que estamos en el siglo 21, y somos mujeres no somos vacas!

    • Ariodante febrero 8, 2015 at 1:01 am - Reply

      Totalmente de acuerdo contigo.

    • Maricarmen febrero 9, 2015 at 8:53 am - Reply

      El problema lo has descrito muy bien: malos permisos de maternidad, malas ayudas, mala conciliación. Y qué hacemos las mujeres? En lugar de luchar para cambiar el sistema, en lugar de reclamar cambios sociales y laborales que tengan en cuenta la maternidad, nos sometemos: biberón. No cambiamos nada, ni mejoramos nada, solo le damos más pasta a Nestlé y empresas similares.

      En cuanto a la sexualidad, pienso que la maternidad pertenece también a la vida sexual de la mujer, al igual que la lactancia, pero no entendida desde el punto de vista exclusivamente masculino (es decir, coito). Para mí la lactancia es igual de sexual que mi regla, en ambos casos mis órganos sexuales y mis hormonas sexuales están implicados, solo que no se corresponde con la idea masculina de sexo, y a la sociedad le molesta esa relación sexualidad-maternidad. Nosotras las mujeres hemos caído también en ese menosprecio a nuestra sexualidad integral. Si mi pareja no es capaz de dejar de manosearme las tetas cuando le digo que me molesta, es que está poniendo su sexualidad coital por delante de la mía integral. Es decir, más patriarcado, más sumisión, porque la sexualidad desde el punto de vista masculino está por delante de la maternidad, que también pertenece a la vida sexual de la mujer.

      Yo lo que veo es que nos sometemos sin cesar al punto de vista masculino, y no somos capaces de luchar por integrar nuestra sexualidad y maternidad en la sociedad. Y no, no es que yo odie a los hombres y los considere un enemigo, es que nos falta valorarnos a las mujeres, solo copiamos los valores masculinos sin cuestionarlos ni enriquecerlos. Culpa nuestra, también.

    • Diana febrero 9, 2015 at 10:52 am - Reply

      Somos mujeres, no vacas?? Solo las vacas dan leche y amamantan a terneros?

      Tener una grieta, una mastitis, o una perla de leche, no es indicativo de sufirmiento. Si los pediatras tuvieran los conocimientos necesarios, sabrían diagnosticar un frenillo que provoque grietas, o una mala postura al pecho… Perdona pero no puedo estar más en desacuerdo contigo…

      Este señor dice que el destete debe ser paulatino o TOTAL a los 4 meses de edad.

      No se dice que si a ti te da la gana de alimentar a tu hijo con leche de fórmula, no lo hagas. Se está pidiendo que se respete a las madres y niños que desean lactar el tiempo que les de la gana…. y no se diga que estos niños tendrán “complejo de edipo”.

      Me avergüenzo enormemente de que mujeres como tú, profesionales, digan semejantes locuras, no crean en sus cuerpos, y piensen que las grietas o perlas de leche son lo normal, y alguien dice que hay que aguantar el dolor… lo aguantas porque te da la gana, porque no buscas ayuda cuando hay que buscarla… porque conviertes la lactancia en un sufrimiento…

      No digas que conoces la lactancia… no vayas de profesional. Conoce tu trabajo y será suficiente. Y si además te interesa el tema de la lactancia materna, estúdialo a fondo.. porque por lo que leo no tienen idea más que de lo básico…. y afirmas mil y una cosas mala…. y nada más que una buena… vamos, de verdad que me abruma tu conocimiento del tema…

      Lo dicho… tu última frase me ofende bastante como mujer….

      No somos vacas? de verdad que no?? me acabo de enterar. Señora Marga, no no soy una vaca. Son una mujer, tengo dos tetas y doy leche, cuido de mi hijo, amamanto porque es lo normal, alimento a mi hijo lo mejor que puedo en el resto de facetas, y eso señora farmacéutica, no me convierte en una vaca…

      Un saludo y buenos días

      • Maricarmen febrero 9, 2015 at 11:16 am - Reply

        Lo curioso es que en su punto 3 menciona algunas de las cosas que precisamente afectan negativamente a la lactancia, cosa que además está probada de sobra: – partos excesivamente medicalizados que dejan a las mujeres destrozadas y destruyen el equilibrio hormonal necesario para la lactancia y el puerperio (la solución es que los profesionales de la salud se conciencien de que un parto debe ser respetado) – dar de mamar no debería doler, si duele es que hay un problema, y puede corregirse (pero claro, para esto hace falta un profesional de la salud bien formado e informado, que sepa detectar ese problema, solucionarlo, y ayudar a una lactancia exitosa). Como la sociedad no sabe detectar ni solucionar las necesidades y los problemas de las madres, arreglamos esa carencia con biberón. Qué triste.

        Además, la necesidad de que los hombres, los padres de esos bebés lactantes, se impliquen en la crianza. Cómo? Dando biberones? No. Tomándose también el permiso de paternidad/lactancia que la ley debería reconocer, porque tener hijos es cosa de dos. Así mientras la madre amamanta y descansa cuando el bebé duerme, el padre puede hacer todo lo demás que sea necesario en la casa, cuidando de los dos. Así una madre lactante puede dormir más de tres horas al día. Trabajo en equipo. Es otro fallo social que sigue sin corregirse, es desigualdad. Pero mientras haya biberones, para qué nos vamos a molestar en intentar cambiar una realidad socio-laboral que no funciona para la mayoría. Es el círculo vicioso en el que hemos caído.

        • Marga febrero 9, 2015 at 1:19 pm - Reply

          CAROLINA ha dicho algo muy positivo, ojalá las mujeres no apyásemos mas entre nosotras.

          DIANA justo lo que critico es lo que has hecho, has personalizado mi comentario ofendiéndome con mensajes como “señora farmacéutica”…

          Critico al sistema, no a las mujeres que dan lactancia exclusiva, ni mucho menos a las bloggeras que ayudan regalando su tiempo en post para ayudar al resto de mujeres. Libertad de expresión.

          Me parece fantástico que existan bloggeras que se dediquen a facilitar el mundo de la lactancia, no he dicho lo contrario, tampoco he dicho que se elimine la lactancia.

          Hay matronas encantadoras en los centros donde te asesoran y te ayudan, sólo digo que tal y como está el sistema es difícil conciliar el trabajo con la lactancia exclusiva. No creo que Nestle haya pagado a este señor para que las ventas de leche de formula aumenten, no creo en esas conspiraciones tan rebuscadas.

          Si la expresión “que no somos vacas” te ofende, lo lamento mucho. Somos mamíferos al igual que las vacas, pero nuestra vida es más complicada. Si te ofende el leer que hay mas opciones, caes en el título del libro de este señor.

          Si te molesta que sea farmaceutica, no es por parecer mejor, simplemente estudié durante 5 años, anatomía, fisiología, nutrición, dietética, bromatología, e inmunología, luego creo que, cuando hablo de opciones, lo hago con conocimiento de causa.

          Simplemente defiendo la libertad de expresión. Aquí hay mucha gente que se lo toma personal y a pecho, y así nos va…parece que se crea una guerra.

          MARICARMEN, me hubiese encantado que la recogida de firmas fuese para conseguir una mejor conciliación laboral en vez de para censurar un libro. También creo que la vida sexual de cada pareja es eso: de cada pareja. No creo que el coito sea estrictamente algo masculino.

          Mientras podamos elegir opciones, compartirlas y debatirlas, seremos mejores madres, no por dar la mejor nutrición a nuestros hijos, sino por darles una educación basada en el respeto, democracia y libertad.

          • Maricarmen febrero 9, 2015 at 4:13 pm

            Ojo, que no he dicho que el coito sea estrictamente masculino, sino que la sexualidad de la mujer, precisamente por la maternidad, es mucho más amplia que eso. Tú has interpretado lo que te ha dado la gana, erróneamente.

            Por otra parte, al libro ya lo han criticado los colegas pediatras del autor, desde la web de la AEP (Asociación Española de Pediatría), así que si sus propios compañeros se han desvinculado del libro, la cosa está clara.

          • Maricarmen febrero 9, 2015 at 4:42 pm

            Por cierto, a propósito de las “teorías conspiratorias”, mi tío es médico, y es especialmente conocido el concepto de “biberón pirata” entre el personal de neonatología y pediatría, que no se da por casualidad (a una amiga mía se lo colaron, a pesar de haber declarado expresamente que quería dar pecho, y casi le arruinaron la lactancia porque el bebé no quería engancharse al pecho después de haberlo tomado). También recuerdo un escándalo hace un par de años porque la revista de la AEP metió en su revista publicidad de leche de fórmula (publicidad = dinero). El Comité de Lactancia de la Asociación dimitió en bloque al saltar la liebre, como protesta. Es decir, sí existen esas “conspiraciones”, que no es más que el capitalismo haciendo mercado, comprando a aquellas personas que se dejan (por ejemplo, ahora recuerdo el caso de una experta en nutrición infantil que recomendaba un cierto aceite vegetal para los primeros purés del bebé, y si una leía la letra pequeña de créditos de su libro, resulta que la edición estaba en parte patrocinada por una asociación de productores de ese aceite. Qué casualidad, no?)

    • Jennifer febrero 9, 2015 at 11:15 am - Reply

      Bueno acabas de corroborar que hay muchas mujeres víctimas del sistema y que aunque la Lactancia materna sea el alimento óptimo para el bebé cuando hay problema s no sabes para donde tirar. Yo respeto profundamente la decisión bde cada mujer pero lo que no respeto es que la mujer queriéndolo hacer no tenga el apoyo e información suficiente por parte de los agente s sanitario s porque vosotros debéis vender salud. Tu Debed recomendar lo saludable y apoyarla y la persona decide. En cuanto a la sexualidad no estoy de acuerdo, por tus palabra s debe ser que no amamantaria s más allá de los 4 meses porque todo mejora con el tiempo by tu vida sexual puede ser incluso mejor, a mi pareja que mis pechos estén lllenos de leche y alimente a su hijo le gusta bastaaante. Así que igual que el embarazo no está exento de malestares y a nadie se le ocurre decirte de hacer una cesara para que pase los último s meses en una incubadora pues así recuperas tu vida, con la Lactancia es lo mismo se nos debe dar nuestro tiempo

  9. Sara febrero 6, 2015 at 1:14 pm - Reply

    He estado leyendo vuestras opiniones y tengo que decir, que yo soy una de las madres que se ha sentido acosada por las “las talibanes pro-lactancia”. He sido una de las victimas de la lactancia materna, a las que hace referencia este señor en su libro, el que por cierto, yo si me he leído en dos días.
    Es muy fácil criticar sin conocimiento de causa y en los tiempos que corren, subirse a un titular populista, resulta mas fácil todavía.
    Este señor no esta en contra de la lactancia materna, ni muchísimo menos, sino lo q hace es respetar todas las decisiones, las de teta y las de biberón, y respeto significa eso, respeto, en el momento que se te intenta convencer o se te dice que “estas desinformada y necesitas ayuda”, eso ya no es respeto. Si necesito ayuda o consejos, los pediré, gracias, no hay nada mas ruin que recibirlos de quien no se le han solicitado, pienso.
    En cuanto al destete a los cuatro meses, bueno, el tiene sus razones para pensarlo y 30 años de experiencia en los que me consta que cierto es que ha visto anemias y otras patologías en niños de pecho, por lactancias mal gestionadas, que señoras, aunque no se lo crean, también las hay.
    Pues no todas tenemos la misma sangre, tampoco la misma leche. Hay casos y casos y eso es lo que apunta él, nada mas.
    En cuanto a la OMS, me hace mucha gracia. Entras en foros, en las redes y todas las “pro” se escandalizan de ¡como se puede ir en contra de la OMS, por Dios! pues bien, por poner un ejemplo, la OMS dice y recalca, lo importante que es vacunarse de la gripe estacional sobre todo y en primer lugar, para las embarazas (en cualquier etapa del embarazo), pues bien, a todas estas defensoras a las que he preguntado, insisto, a todas NINGUNA se vacuno durante el embarazo (por cierto, yo si). No serán tan pro-OMS como dicen.
    Yo estoy embarazada de mi segundo hijo, y la experiencia con el primero en la lactancia, fue fatal. No quiero, no deseo, no me apetece ni me siento con fuerzas de volver a pasar por ahí. NO y es mi decisión. Pues bien, estoy harta, cansada de matronas, pediatras, amigas que se creen mas amigas de lo que son…que me hagan comentarios como “chica que pena, piénsatelo, no sabes lo que vas a hacer”, “tendrías que pensar en tu hija y no en ti”, “haz un esfuerzo”…como si fuese a alimentar a mi hija con hamburguesas del McDonald’s.
    Por favor, ya esta bien, exijo respeto. Son mis motivos y no le importan a nadie y no tengo por que explicarlos si no me apetece, tan simple y llano.
    Existe un talivanismo por parte de las pro-lactancia que no respetan a quien no es como ellas y pienso, insito, después de haberme leído el libro, que van en contra de este señor por este tema, porque él respeta a quien quiere y a quien no, en contra de lo que ellas piensan que es “si o si” a modo de dogma, incuestionable.
    Espero haberme explicado, muchas gracias.

    • Marga febrero 6, 2015 at 1:27 pm - Reply

      Totalmentede acuerdo Sara, es mas otro punto que no hemos comentado es el siguiente:si en tan desacuerdo estais,por qué en vez de censurar la presentación no vais alli y discutis los puntos de desacuerdo con el propio autor?no hay nada mas enriquecedor como un buen debate donde se puedan conpartir todos los puntos de vista..al fin y al cabo eso es lo que se hace en los paises democráticos.

  10. Ariodante febrero 8, 2015 at 1:10 am - Reply

    Creo,además,que tenemos ciertos problemas de comprensión lectora.A este pediatra se le acusa de afirmaciones que no ha hecho.Hay que tener un poco de cuidado.
    Y por esa norma,aquellas mujeres que no puedan o elijan (por la razón que sea) no dar de mamar a sus hijos ,son personas horribles a las que habría que obligar a hacerlo.
    Censurar libros como este en pleno siglo XXI en España ,me parece muy triste.Cada madre tiene derecho a ELEGIR qué hace con su cuerpo,su vida y qué quiere leer.

    • Maricarmen febrero 9, 2015 at 11:33 am - Reply

      Creo que no hay ningún problema de comprensión lectora. La Asociación Española de Pediatría (sus propios colegas pediatras) ha hecho un comunicado oficial al respecto, y han dicho que la asociación está en total desacuerdo con el contenido del libro. Está en la página web de la AEP, publicado para todo el que quiera leerlo.

      Los pediatras españoles del CML de la AEP han analizado las afirmaciones de este pediatra en su libro y las han desmontado una por una, aportando bibliografía científica. Más claro, blanco y en botella

      Aquí, el texto completo: http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/noticias/comite-lactancia-materna-en-desacuerdo-con-libro-victimas-lactancia-materna-

  11. Botella de lejía febrero 8, 2015 at 1:45 am - Reply

    He entrado a esta página web por casualidad, y considero que opinar acerca de un libro que no se ha leído es, como mínimo, osado. Ya pedir su censura o modificación supera mi capacidad de entendimiento. Considero que se ha formado un revuelo excesivo por un libro que es muy posible, hubiera pasado desapercibido en las librerías y grandes superficies.

    Pero… parece ser que hemos tocado un punto flaco, un nódulo en la piel de cualquier mujer que quiere ser madre: el ser buena o mala madre. Hace veinte años, se hacían cesáreas porque sí, indiscriminadamente. Ahora hay mujeres que quieren parir sin epidural y sin nada, para sentir de forma más intensa el “ser madre”. Las hay que quieren parir en casa; las hay que quieren y pueden dar el pecho; las que quieren y no pueden y las que ni quieren, ni pueden. ¿Y qué?

    ¿Dónde está la libertad personal? ¿Dónde está el poder elegir si quieres o no dar el pecho a tu hijo, sin que te venga ningún plasta bienintencionado a darte consejos que no has pedido y que no quieres?

    Todas esas personas que citan la OMS como si fuera un texto sagrado, quisiera recalcar que la OMS se ha retractado o ha dicho justamente lo contrario que ha venido defendiendo durante años, porque sí; porque ha cedido a las presiones de las farmacéuticas o porque ha habido avances que han dejado al descubierto un tratamiento erróneo. Lo que hoy es bueno, mañana no lo será más. Y lo que era malo, será la panacea.

    Ignoro si este caballero dé alguna solución razonable a esas mujeres que no quieren o no pueden dar el pecho a sus hijos, pero creo que ya es suficiente de creerse mejor madre por dar más pecho que otra. Basta. No sé si en ese libro rompa una lanza a favor de esas madres que dan el biberón por el motivo que sea, pero creo que ya va siendo hora de que se escriba uno.

    Cada cual es madre como sabe y puede. Parir con dolor, con epidural, por cesárea; dar el biberón o el pecho son circunstancias; a veces, opciones. Pero no se es mejor madre por amamantar a tu hijo durante dos años, seis meses o doce años. Máxime teniendo en cuenta que todos los niños son diferentes y se crían de formas distintas.

    Personalmente, antes de tirarme a la yugular de cualquiera, esperaría a leer el libro de forma serena y sin prejuicios que me nublen el entendimiento. La contraportada de un ejemplar no es indicio de nada, sino un gancho comercial, y como tal, debe tomarse.

    • Ana febrero 10, 2015 at 2:57 am - Reply

      No entiendo porque todas las que habeis dado biberón y leído el post lo tomáis como un ataque, en ningún momento se ha dicho que si das biberón es mala madre, cada uno sabe lo que ha querido hacer. Aquí lo que se critica es decir que el pecho a los 4 meses tendría que ser eliminado, y que si se continúa con la lactancia es peor para el bebe, si tanto defendéis que os han atacado por no dar pecho no entiendo cómo podéis apoyar algo así.

      Referente a lo mal que lo pasáis por la presión social, dar el pecho también tiene su presión social, dar el pecho en público por ejemplo, mucha gente te mirara muy mal por sacar el pecho en un sitio publico ( o Dios mío un pecho!, luego lo vemos por la tele y es como el que ve el agua). Hay sitios en los que directamente te piden que no des pecho y otros en los que te presionan hasta que te vas. Cuantas veces conocidos me han dicho, es que si le das el pecho y no el biberón estas excluyendo a tu marido, mi marido me ha ayudado para que descanse, ha cogido a sus hijas y se las ha llevado a pasear mientras yo descansaba, las ha bañado, les ha cambiado el paquete y un largo etc… Si vosotras mismas decís que dar el pecho no es un todo como es posible que el padre se quede excluido…

      No querer ponerte la epidural no es solamente porque quieras sentir mas tu parto, es que la epidural tiene efectos secundarios para ti y para tu bebé.

      No eres mejor madre ni peor por dar el pecho, pero es cierto que lo que el recibe al darle el pecho no es solo leche, hay mucho mas, una conexión, una seguridad, y por no hablar por todo lo que está demostrado científicamente que le aportas, tanto en salud para toda la vida, como en independencia e incluso a nivel intelectual.

      Hay muchas cosas que son buenas ahora que serán malas el día de mañana, sin duda las habrá. Pero la lactancia no es una moda! La lactancia es lo que ha hecho que estemos donde estamos…

      Si al plasta de turno te refieres a la gente del hospital que te dice los beneficios etc, quizás nos tengan que vender la lactancia porque durante muchísimos años se nos vendió la formula ( y eso no era mal visto!), se nos informa porque antaño tu veías y escuchabas a mujeres dar lactancia, eso ya no pasa, ya no aprendemos de nuestra familia, aprendemos investigando y con gente que nos lo comenta y si llegado el momento lo necesitamos nos ayuda.

      Yo con todo esto no critico que no des el pecho, pero lo que no entiendo es que se ataque ( cosa de la que os quejáis, sentiros atacadas) a algo tan natural.

      Por cierto no has leído el libro pero también opinas ;).

      • Botella de lejía febrero 11, 2015 at 9:55 pm - Reply

        En ningún momento he dicho que yo haya dado el biberón… ni el pecho. No he afirmado ni una cosa ni la otra. Por lo tanto, no me siento atacada. Eso sí, creo que queda demostrado que cada quien lee lo que quiere y entiende lo que le parece. Eso se aplica a comentarios en un blog o a libros… o a cosas más graves y de más enjundia. A mí eso me preocuparía.

        Dar el pecho es una moda. Nos guste o no. Hace sesenta años todo el mundo daba el pecho o se alquilaban una nodriza, porque era lo que había. Luego se puso de moda dar el biberón y era el no va más, y ahora vuelve la lactancia. Después volverá el biberón, hasta que se invente otra cosa y nos la metan por los ojos, porque no tenemos criterio ni fuerza moral para resistir a lo que nos dicen en el momento en el que nos toca. Las cesáreas fueron una moda y las epidurales, también. Ahora están intentando algunos ginecólogos locos darle la vuelta a los bebés que vienen de nalgas, dentro del cuerpo de su madre, por ahorrarse una cesárea. Y eso es peligroso y doloroso, pero es una moda y somos los conejillos de indias de las modas médicas y farmacéuticas. Cuanto antes lo asumamos, mejor, porque así podremos poner en cuarentena las cosas que nos dicen y formarnos una opinión propia e independiente y lo que es mejor: informarnos a conciencia antes de tirar a matar a ciegas, arrastradas por la multitud.

        Las personas son plastas cuando dan consejos a gente a quien no conocen y de quien no saben sus circunstancias personales. Por muy bueno que sea el consejo, hay algo mejor: la libertad de elección y el saber dejar en paz y no insistir cuando alguien no está por la labor de hacer algo que a nosotros nos parece el no va más. Informar es una cosa; insistir y decir barbaridades es otra muy distinta. Censurar y pedir que alguien deje de ejercer su carrera es incluso, otra más. Eso es lo que no me parece bien de todo este jaleo: que se mezclan las churras con las merinas. Se empieza por pedir unos derechos y se termina coartando los de los demás.

        Tal y como afirmas (y afirmo yo en mi respuesta), no me he leído el libro. Por eso mismo, no opino acerca de él. Ni a favor, ni en contra. Opino acerca del revuelo que se ha organizado; opino acerca de las barbaridades que he leído por ahí (y por aquí), y opino acerca de las posturas irracionales que toma alguna gente, amparándose en la multitud. Opino acerca de que se tiene derecho a discrepar o no seguir la moda y a leer aquello que es conforme a las opiniones y vivencias de cada cual. Opino que a veces es necesario escuchar una voz discordante, para plantearnos si lo que hacemos es lo correcto o no. Cuando lea el libro, diré “es un bodrio” o “qué razón tiene” o “no estoy de acuerdo con lo que dice”, o, lo más probable, “no era para tanto, ni en un sentido, ni en otro”. Mientras tanto, seguiré defendiendo el derecho de libre expresión (y de libre elección), y la necesidad de plantearnos dudas razonables y tener al alcance otras voces que no concuerden con la mía. Y seguiré abogando porque la gente dé pecho o biberón sin tener que justificarse ante nadie, ni tener que escuchar a plastas “vender” su maravillosa vivencia, sea cual sea.

  12. Virginia A. C. febrero 8, 2015 at 11:09 pm - Reply

    Esto es una contestación a los numerosos comentarios que acabo de leer…
    Yo os invito a todas las que comentáis que este señor tiene razón a que os leáis el comunicado que la Aeped, es decir, la Asociación Española (no mundial) de Pediatría, ha hecho hacia el sr. Cano. Creo que con lo que dicen, os quedará todo un poco más claro.
    Las que damos el pecho también escuchamos barbaridades… ¿O acaso no habéis leído el libro de este señor?
    Aquí no hay bandos. Somos mujeres y sobre todo madres.
    Mi lactancia no ha sido para nada un camino de rosas, pero ha sido mi elección, y no puedo culpar a nadie de ello. Y desde luego que no soy ni mejor ni peor. ¿Sabéis por qué? Porque ser madre es mucho más que todo esto… Y si no somos capaces de verlo las únicas que salimos perjudicadas somos nosotras. La alimentación es una mínima parte de la maternidad. Los padres no amamantan y no por ello son de segunda categoría… Son nuestro 50%.
    Para terminar os recuerdo que los pediatras NO saben sobre lactancia. Solo los que después se interesan y aprenden porque en la carrera dan poco más que una clase. Y gracias a personas como Pilar cuando una se pone a dar el pecho y le surgen dificultades puede seguir amamantando que es lo que desea. La que no quiera me parece fenomenal, yo lo respeto, pero a mi también me gusta que me respeten…
    Y si todos colaboramos a erradicar mitos falsos sobre la lactancia y a que haya información verdadera todos tendremos una mayor capacidad de decisión. Y eso nos beneficia a todos.
    Un saludo.

  13. Ariodante febrero 8, 2015 at 11:16 pm - Reply

    Mi pregunta es : ¿ Cuáles son los mitos falsos? ¿Cuál es la verdad absoluta ? ¿Quién la posee?

    • Marga febrero 9, 2015 at 5:45 am - Reply

      Cada lactancia es diferente,así como cada bebe es diferente. Estuve en un foro de lactancia donde participaron madres, pediatras y matronas para llegar a un condenso, el consenso fue: no hay consenso. No es una ciencia exacta, y este señor es lo que comenta: no publica un estudio en una revista científica, sino un libro con su experiencia para dar mas opciones a las madres y mostrar otro punto de vista diferente. Tal vez el título haya sido algo polémico pero eso no es excusa para censurar a este señor…

      • María Berrozpe febrero 9, 2015 at 1:23 pm - Reply

        Este señor no da su opinión simplemente, sino que publica como verdad lo que es mentira. Y eso desde su posición de pediatra. Por supuesto que es razón suficiente para denunciarlo, faltaría más.

  14. Carolina Aguilera febrero 9, 2015 at 9:50 am - Reply

    ¿Por qué las mujeres nos lo ponemos tan difícil? ¿Por qué hemos dejado que nos enfrenten? Leo los comentarios y leo sufrimiento. Leo soledad, leo culpa. Ojalá todas estuviéramos juntas en esto. Ojalá todas nos ayudáramos en esto. El mundo sería diferente. ¿Os imagináis a mujeres de un tribu africana culpándose las unas a las otras por cómo crían a sus hijos? Al contrario, se ayudan. Se acompañan. Se sostienen.
    Ojalá un día nosotras podamos hacer lo mismo, ojalá un día nos liberemos de esa culpa tan pesada que llevamos a cuestas. Ojalá algún día no nos enfrentemos.
    Si has querido dar el pecho y te han mal asesorado hay que denunciarlo, porque no es justo. No es justo que madres que quieran dar el pecho se sientan obligadas a no hacerlo porque su pediatra les diga que sólo deben hacerlo hasta los cuatro meses. Se llama mala praxis.
    Eso no significa que las mujeres que no hayan querido dar el pecho deban sentirse atacadas. No es el fin del post de Pilar, ni de las personas que quieran firmar la petición. El fin es conseguir que un profesional se forme antes de asesorar a madres que van a creerle fielmente.
    Sueño en un mundo en que las mujeres nos apoyemos, nos respetemos, nos ayudemos. Sueño en un mundo donde ante un post como este no nos sintamos atacadas, sino que sintamos curiosidad y preguntemos, preguntemos sobre todo lo que no sepamos, nos informemos sin sentirnos culpables, para poder tomar una decisión libre. ¿Soñamos juntas?

    • Uve Ese. febrero 9, 2015 at 10:49 am - Reply

      Qué bonito. Sería genial.

    • Leticia febrero 11, 2015 at 7:50 pm - Reply

      Totalmente de acuerdo contigo Carolina Aguilera, yo sueño con lo mismo

  15. Elvira febrero 9, 2015 at 10:01 am - Reply

    Me parece que aunque un libro no se haya leído del todo se puede comentar su reseña, que es lo que ha trascendido entre las redes sociales.. Prohibir el libro no tiene sentido, ahora invitar a este hombre a dimitir de su cargo pues sí…porque contradice las recomendaciones de varias asociaciones pediátricas (española y norteamericana), no solo de la OMS. Algún comentario que he leído opinando que la lactancia es sacrificada, que las que dan teta o pretenden parir en casa lo hacen por querer demostrar ser mejor madre me parece que rayan la ignorancia más absoluta. Y las que hacen esos comentarios si opinan así es porque alguien le has cuestionado sus decisiones y les han hecho dudar, puede ser. Pienso que la lucha no es posicionarse por ser mejor o peor madre por dar de mamar o dar el biberón, son conceptos tan subjetivos. La lucha se centra en llevar la información científica y fidedigna a todas las madres/padres para que ellos mismos puedan elegir más libremente. La decisión que tomen, si es informada conscientemente, será válida para esa familia. El trabajo que se hace desde este blog es exactamente ese, dar información contrastada científicamente. No busca enfrentar a madres por elegir tal o cual alimentación. Y, por favor,las que habéis tenido problemas con la lactancia o simplemente habéis decidido dar biberón no os sintáis ofendidas cuando se defienda la lactancia materna, vosotros tendréis vuestros argumentos, nosotras los nuestros. Solo buscamos ayudar a aquellas madres que por desconocimiento,malos consejos o informaciones erróneas dudan sobre si podrán lactar a sus hijos. En ningún momento se pretende cuestionar la decisión de una madre informada.

  16. pebeimage febrero 9, 2015 at 10:12 am - Reply

    Premisa número uno…. Yo les di biberón a las dos. Dicho esto te diré que me arrepiento enormemente de no haber tenido la ayuda indicada para intentarlo.

    Creo que lo que ha dicho este pediatra es una sandez!!!! Pero de las gordas y solo,por eso debería por un lado pedir perdón a las madres porque es una falta de respeto además de una mentira y de paso dimitir.

  17. Uve Ese. febrero 9, 2015 at 10:46 am - Reply

    A mí me da igual, que cada cual haga y opine lo que quiera. Pero lo que de verdad me saca de quicio es leer que las mamás de bibe se sienten víctimas de las “talibanas de la lactancia”. ¿Qué? Yo nunca he visto que una madre se esconda para darle el biberón a su hijo. Tampoco que oído que les suelan echar de las tiendas. Ni sé de ninguna que tuviera que luchar contra su entorno para alimentar a su bebé con leche de fórmula. Seguro que tampoco han tenido que lidiar con el ” ay, ¿pero esta niña sigue con con el bibe?” desde bien temprano. No creo que sufran las miradas de desaprobación, ni las de asco…y sus hijos seguro que les solicitan el alimento que desean sin ningún tipo de vergüenza ni reparo.
    Víctimas ¿de qué?.
    Cuando se habla de lactancia, de colecho, de porteo, de crianza respetuosa…siempre aparecen ellas, sin que nadie las nombre,sin que nadie las llame, dando lecciones a la defensiva, sintiéndose tremendamente ofendidas. ¡Pero nadie les ha dicho que sean malas madres!
    Por ende, quizás sea un sentimiento de culpabilidad latente lo que les provoca sentirse víctimas. Víctimas de ellas mismas, en todo caso.

    • Marta Biberon febrero 9, 2015 at 11:18 am - Reply

      Si, victimas de las talibanas de la lactancia, si y si.
      Y no me refiero a las mamas que dan pecho, me refiero sobre todo a las “pro liga lactancia”. Yo con mi hijo intente darle pecho, pero por circunstancias personales, no pude. Y tuve que aguantar casi que me llamaran mala madre en la cara. Venían a la habitación a decirme cosas como “vaya, ya te has rendido, que pena que no lo hayas intentado mas por tu hijo”…y no solo entonces, ahora estoy embarazada y la matrona ya me lo esta diciendo, “chica, sacrifícate, que es por tu hija”… perdona???? Creo que se meten en terreno personal y no dicen, pero si insinúan y eso depende de a quien, puede hacer daño. Y si, existen mamas a las que se les intenta agredir moralmente por elegir lactancia artificial y SI SON VICTIMAS DE LAS TALIBANAS PRO LACTANCIA. Lo siento por quien se sienta aludida. Yo también pienso asi.
      No se respeta muchas veces, insisto, siempre me refiero a las radicales, a las madres que decidimos lactancia artificial.

      • Ana febrero 10, 2015 at 3:13 am - Reply

        Hay tantas maneras de decir las cosas y de buscar palabras no hirientes, que me quedo sin palabras cuando leo esta frase “TALIBANAS pro lactancia”, me parece increíble que una palabra como esta se use con tanta naturalidad… ¿Habéis pensado alguna vez que sentiríais si alguien os llamara talibán?. Sinceramente me parece horrible.
        Como has dicho tu tienes tus circunstancias, si no has podido o querido es cosa tuya. Al igual que cuando das el pecho. Lo que vengo a decir es que si tu estas bien con tu decisión poco te importara lo que te digan.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies