stop_ninofobia-r

El fin de semana pasado, nos encontramos con este desagradable tuit de Laura Caballero (la directora de la serie «la que se avecina» por si no la conocías):

tuit_l_caballero

La aversión por los niños en los lugares públicos no es nueva. Hace ya tiempo que se anunciaron a bombo y platillo los vuelos sin niños, los restaurantes sin niños y los vagones del tren «en silencio» donde los niños tienen prohibida la entrada.

Y no me digas ahora que es porque hay muchos niños maleducados que molestan y sus padres no hacen nada porque son minoría.

Pero en este tuit el tema es tan irrespetuoso que ha hecho saltar a la blogosfera maternal (gracias a la iniciativa Stop niñofobia de Orquidea Dichosa) por varios motivos:

1. No hay nada más cobarde, rastrero e irrespetuoso que fotografiar a alguien y subir la foto a las redes sociales para mofarse. Aquí estamos hablando de bullying en toda regla.

2. Además la fotografía es de un menor y la ha publicado sin el consentimiento de la madre por lo que es un delito (ojalá la madre lo hubiera visto y le hubiera puesto una denuncia como se merecía).

3. El «angustioso viaje» de cuatro horas ni siquiera había comenzado, osea que la niña no tiene ni el beneficio de la duda, sólo por el hecho de existir molesta a esta señora.

4. Se trata de un bebé que ni siquiera tiene asiento asignado (bravo por Renfe, sí señor), así que el viaje de este bebé seguramente será mucho peor que el de esta señora adulta (que puede distraerse en twitter y moverse a su antojo sin que nadie la mire mal).

Nadie se pone en el lugar de la madre que además de tener poco espacio para el carro y para cuidar de su hija durante cuatro horas, tiene que ingeniárselas para distraer a la niña o hacerla dormir en un entorno extraño y ruidoso como es el tren.

Mucho menos se pone en lugar de la niña que no podrá moverse ni hacer ruido durante mucho más tiempo de lo que puede soportar.

Sólo se piensa que los niños «molestan» si se quiere trabajar o leer.

Sociedad adultocentrista a todo trapo.

Pues yo no sólo quiero denunciar esta niñofobia y quejarme en las redes sociales.

Yo quiero hacer una petición a Renfe y a todas las compañías de transporte: necesitamos espacios familiares.

vias_tren

¿Por qué espacios familiares para viajar?

1. Porque los niños tienen derecho a viajar cómodos y a gusto igual que los adultos. En los trenes se ponen películas y música para distraer a los adultos ¿verdad? pues yo pido juguetes, películas infantiles y un espacio para jugar (y por supuesto, asientos para todos, incluido los bebés).

2. Porque no quiero estar cerca de personas como Laura Caballero ni quiero que mis hijas tengan que aguantar su mala educación. No es que los niños no estén permitidos en el vagón del silencio…es que los adultos SIN niños no estarían permitidos en el vagón familiar (que no es lo mismo ni parecido).

3. Porque no se nos debe olvidar que todos fuimos niños y en su momento nosotros también hubiéramos agradecido esta inciativa.

4. Porque no es justo que para que los adultos intolerantes vayan cómodos, dejemos a gran parte de la población sin el placer de viajar.

5. Porque estos niños que hoy «molestan tanto» son los adultos del futuro que a su vez educarán a sus hijos y yo quiero que lo hagan desde la empatía y el amor, no desde la represión y la discriminación.

6. Porque las familias estarían encantadas de viajar juntas si cuentan con un espacio adecuado (y seguro que venderían más billetes).

¿Qué te parecen mis propuestas? ¿añadirías alguna más?

Otros blogs que se han sumado a la inciativa Stop niñofobia: