mujer_emprendedora

Hace unos días estaba hablando con Teresa (creadora de tutete.com) sobre la capacidad y las destrezas de las mujeres emprendedoras. Resulta que ella ha quedado entre los 5 finalistas de los Premios a los Jóvenes Empresarios de la Región de Murcia y es la única mujer en la final.

No es algo que nos sorprenda, porque normalmente en el mundo empresarial destacan más los hombres, hay muchos más hombres en puestos directivos, los hombres son los que dan los premios y también suelen ser los que se los llevan.

Además, las mujeres (y las madres especialmente) tenemos cierta tendencia a pensar que valemos menos de lo que valemos.

«Sólo soy madre» decimos, cuando ser madre es el trabajo más difícil al que tendremos que enfrentarnos durante toda nuestra vida (entiéndeme, no es que sea un trabajo, pero estamos hablando sólo desde el punto de vista empresarial).

Sólo por el hecho de ser madres somos expertas en el trabajo multitarea, la gestión de conflictos, la resolución de problemas complejos con soluciones simples, la organización, etc.

Y por eso cada vez más madres se dan cuenta del plus que supone ser madre para el trabajo remunerado y se convierten en mamás emprendedoras, para conseguir trabajar en su sueño y al mismo tiempo, seguir siendo madres.

Muchas mamás emprendedoras trabajamos en casa, lo que supone una enorme comodidad (por el ahorro de desplazamientos) y un ahorro importante (nada de alquilar oficinas, una mesa y tu portátil y a por todas), sin embargo también supone que el día a día es un tanto caótico (y muy entretenido).

He escogido un día al azar (el viernes pasado) para contarte todo lo que hice en mi trabajo multitarea de ser mamá y emprendedora desde mi casa:

7:00 AM: suena el despertador. Me levanto, preparo la ropa de mis hijas, ayudo a la pequeña a vestirse, peino a las dos y bajamos a desayunar.

7:20 AM: suena nuestra segunda alarma de aviso que indica que debemos estar YA desayunando si queremos llegar a tiempo.

7:45 AM: el autobús del cole recoge a mis hijas en la puerta de casa, me preparo un café con leche calentito y me siento delante del ordenador. Preparo la una colaboración para Mujeres y Madres Magazine, compruebo que el post que estaba programado para hoy se ha publicado, respondo varias consultas de mis alumnos del curso de EDULACTA, respondo comentarios de artículos que he publicado, preparo el material para los artículos de la semana que viene, reviso/leo y/o respondo varios e-mails (muchos sobre trabajo y otros sobre el cole), etc.

9:00 AM: primer descanso. Doy mimos a mi gato, hago las camas, pongo el lavavajillas y una lavadora, pongo la alfombra nueva que compramos ayer, me maquillo un poco y voy a grabar un vídeo en el que hablo de por qué debes confiar en tu cuerpo para amamantar a tu bebé (para el Fin de Semana de Maternidad Online que se celebrará pronto).

10:30 AM: grabo el vídeo y dos segundos después llaman a la puerta (¡uff menos mal!), es el repartidor de Mercadona que me trae la compra. Así que coloco la compra y ya que estoy en la cocina, preparo una crema de calabaza para comer.

11:30 AM: Termino mi presentación para la Feria de Todo Papás Loves en Madrid en la que voy a hablar sobre simplificar la lactancia materna, hablo con mis compañeras de Mujeres y Madres Magazine y me convencen para que haga un vídeo hablando de lactancia materna y cáncer de mama para el lunes (19 de octubre) así que me pongo a preparar el guión y las notas que voy a necesitar para hacerlo.

12:30 PM: grabo el vídeo, lo reviso y no me gusta cómo queda, así que lo grabo otra vez 😛

13:00 PM: hablo con mi suegra para quedar este fin de semana, quedo con una alumna que tiene una tienda preciosa para ir a visitarla la semana que viene y comentamos que estaría genial organizar un grupo de apoyo a la lactancia materna allí mismo en su tienda, respondo otro par de dudas de mis alumnos y otro porrón de e-mails.

14:00 PM: tutoría con la profesora de mi hija Alejandra.

15:00 PM: Como rápidamente y aprovecho que todavía tengo tiempo para ir a comprar unas cosas que necesitan mis hijas.

17: 00 PM: Mis hijas salen del cole y están cansadas para ir de visita a casa de los abuelos, así que les llamamos y quedamos con ellos mañana. Llegamos a casa, merendamos un poco y mis hijas se ponen a jugar (yo a sacar las cosas de sus mochilas: el babero sucio de mi hija pequeña, la botella de agua de mi hija mayor…).

19:00 PM: Nos preparamos para hacer una sesión de cine en casa: buscar peli, pizza, palomitas, etc.

21:00 PM: un poco más tarde de lo normal (pero no pasa nada porque es viernes) mis hijas se duchan, pijama, dientes y a leer un rato en la cama.

22:00 PM: mis hijas se duermen y los adultos de la casa aprovechamos para ver nuestra serie favorita.

23:30 PM: a dormir todos: niñas, gato y adultos.

Como ves, un día en una madre emprendedora es un día de lo más completito 😉