barbie

En nuestra sociedad nos creemos que somos modernos, avanzados, que no tenemos prejuicios sexuales y que mucho menos somos sexistas, pero la realidad es bien distinta.

No hay más que ver los catálogos de juguetes de los grandes almacenes para ver que desde bien pequeñitos, los niños son aleccionados para jugar a las construcciones, con los coches, las pelotas, etc. y las niñas a las cocinitas, los bebés, etc. ¿y nos pensamos que esto no tiene consecuencias?

Lo cierto es que no es nada raro escuchar frases como “no juegues con eso que pareces una niña” o «si juegas con muñecas te puedes volver homosexual» porque parece que los niños no pueden querer jugar a juegos simbólicos del hogar o a juegos que tengan que ver con los cuidados porque están reservados para las niñas. Y muchísimo menos si los juguetes son rosas.

Este tipo de comentarios tienen muchas consecuencias. El primero (y muy grave) es hacer creer a los niños que los juegos de niñas son vergonzosos y por lo tanto mete el mensaje de que lo femenino es automáticamente «peor».

Y lo segundo (también gravísimo) es que los niños que quieren jugar a este tipo de juegos, disfrazarse de princesa o pintarse las uñas, se sienten cohibidos en su libertad de juego, no se sienten respetados y creen que «algo está mal» en ellos.

Tal es el miedo de la sociedad de que los niños se hagan afeminados que incluso hay un niño británico (Romeo Clark) al que se le ha prohibido la entrada en Club de juegos por ir vestido de princesa:

romeo-clark

Afortunadamente hay casos bastante conocidos que me devuelven un poco la fe en la humanidad.

Como este padre (Paul Henson) que publicó esta foto en su perfil de facebook hace unos nueve meses con este comentario:

O la cantante Adele que  disfrutó de un fantástico día en Disneylandia paseando a su hijo vestido de la princesa Anna de Frozen:

Adele_niño

O el actor Seth Menachem que publica fotos de sus hijos en su perfil de instagram y su hijo suele ir vestido de princesa porque le encanta (y a él le parece perfecto):

nino-vestido-princesas

O este padre que publicó este vídeo cuando su hijo le pidió una princesa para su cumpleaños:

O Angelina Jolie y Brad Pitt que respetan a su hijo Jhon (antes su hija Shiloh) y le permiten escoger su ropa:

pitt

En definitiva, yo creo que cada niño tiene que poder escoger lo que le gusta y lo que no y los adultso debemos intentar olvidar nuestros prejuicios que lo único que hacen es complicarnos la vida.