Podcast: ¿Por qué dejo a mis hijas escoger su ropa?

La semana pasada, Clara del blog Saquito de Canela hablaba sobre el tema de dejar o no a los niños escoger la ropa con un post en su blog y un debate muy interesante en su Fanpage de Facebook.

Lo que yo veo en mi entorno es que generalmente la ropa de los niños la escogen sus madres así que hoy he querido aportar mi granito de arena para explicar por qué yo sí dejo a mis hijas escoger su ropa y no sólo eso, es que me parece fantástico que lo hagan porque tiene  muchas ventajas y me ayuda en mi estilo de crianza.

Aquí te dejo con el episodio, espero que te guste:

¡Me encantará leer tus comentarios al respecto!

Si no tienes mucho tiempo de escucharlo, aquí te dejo un resumen de lo que he dicho en el podcast (no es una transcripción palabra por palabra pero sgeuro que te sirve):

Hace unos días, mi querida Clara del blog Saquito de canela nos preguntaba en su fanpage de Facebook sobre este tema de si nuestros hijos debían escoger su ropa.

La mayoría de las respuestas que yo leí decían que la ropa la escogen los padres(bueno, en realidad las madres, para que nos vamos a engañar) y los razonamientos tenía mucha lógica: porque ya tendrán tiempo, porque ellas saben mejor la ropa apropiada para cada momento, porque saben combinar ropa y colores y los niños no, etc.

En realidad esta es la opción mayoritaria para todo el mundo, o por lo menos entre mi entorno y sin embargo yo soy un poco la oveja negra porque mis hijas escogen su ropa desde siempre (vamos, cuando tenían dos meses obvio no, pero en cuanto ya empezaron a tener opinión sobre eso y os aseguro que fue muy pronto, ellas ya escogían su ropa).

Antes de explicaros los motivos que me llevaron a esto, creo que debo contaros que aunque ellas escojan la ropa, tenemos algunas limitaciones o normas a la hora de hacerlo:

  1. La ropa debe estar acorde a la estación y a la climatología: no se puede ir en tirantes en invierno ni con un abrigo de lana en agosto. Este límite es muy sencillo de hacer entender porque ellos mismos se dan cuenta de que tiene todo el sentido del mundo
  2. La ropa debe estar acorde a la situación. Este límite es algo más complejo de entender, pero poco a poco se va explicando y se comprende perfectamente. Por ejemplo, al cole no se puede ir en bañador (aunque sea junio y haga calor) ni tampoco disfrazado de Elsa (a no ser que estemos en Carnaval), pero por ejemplo para ir al parque puedes ponerte un disfraz que no pasa nada (siempre que no se rompa y esas cosas). A casa de unos amigos o de los abuelos, puedes ir como te de la gana porque hay confianza, etc.
  3. En eventos importantes yo tengo la última palabra: porque si no, mis hijas irían en zapatillas de deporte hasta a una boda jaja

¿Y qué pasa con las combinaciones imposibles de colores y estampados?

Pues sinceramente me da lo mismo jaja

Obvio, si tú eres una persona muy preocupada por la moda y te duele la cabeza de ver flores combinadas con rayas, entonces esto no es buena idea para ti, pero yo que soy una mujer muy relajada con la moda no lo he pasado mal.

Sobre las normas que he comentado antes, te cuento que cuando eran muy pequeñas había que repetir muchas veces estas normas para que las fueran integrando (os invito a repasar el podcast de la semana pasada sobre límites) y además, era importante sacar de su alcance la ropa de otras temporadas.

Pero ahora con 12 y 7 años mis hijas saben perfectamente todo lo que tienen en el armario y escogen su ropa libremente.

Bueno y ahora el por qué ¿por qué dejo que escojan su ropa? de hecho, no sólo las dejo escoger, es que me parece muy positivo que lo hagan.

  1. Autonomía: yo creo que esto fomenta su autonomía y responsabilidad, porque ellas se hacen responsables de sus decisiones
  2. Estilo propio e individualidad: ellas pueden escoger lo que les gusta y lo que no, cosa que me parece muy importante no sólo para definir su estilo de ropa, sino también para elegir su estilo de vida, su personalidad. Son personas únicas e individuales y esto también se traduce en la ropa. Y no sólo eso…conforme van evolucionando como personas, su ropa cambia con ellas: mi hija Pilar cuando era pequeña adoraba ir en chándal por la comodidad y ahora que ya es más mayor y se preocupa un poco más de su estética, lleva vaqueros (y antes odiaba los vaqueros porque le parecían incómodos), pero eso está bien, porque ella misma ha decidido perder un poco de comodidad pero ganar en imagen. Lo que no me hubiera parecido bien es que YO la hubiera obligado a vestir con vaqueros porque le quedaban muy bien aunque ella no quisiera.
  3. Autoestima y seguridad en sí mismas: todo esto que he comentado anteriormente ayuda a que tengan mejor autoestima, n sólo mi opinión es escuchada es que me dejan tomar las decisiones. Esto es importante porque generalmente los niños no toman muchas decisiones importantes que afectan a su vida: no escogen su casa, ni los muebles de su cuarto, el cole…a veces no escogen ni las extraescolares a las que van. Por eso, en todo lo que les podamos dejar escoger, yo creo que debemos hacer un esfuerzo y darles la opción

Y nada más, estos son los motivos por los que mis hijas escogen su ropa. Espero que te hayan parecido interesantes y por supuesto me encantará leer tus comentarios y lo que tengas que decir.

También te invito a leer el post de Saquito de Canela que está fenomenal.

2017-10-27T13:26:55+00:00 0 Comments

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies