¿Cuándo debe terminar la lactancia materna?

 

Una de las preguntas que más escucho en mi trabajo como consultora de lactancia materna es ¿cuánto tiempo debo seguir dando el pecho? ¿cuándo debe terminar la lactancia? ¿pasa algo si sigue tomando teta a los XX meses o XX años? ¿es malo continuar con la lactancia tanto tiempo?

Y es que hay muchos prejuicios y mitos alrededor de la lactancia materna y uno de los más extendidos es que a partir de cierta edad la lactancia debe terminar.

Los motivos más habituales son:

  • La leche ya no alimenta lo suficiente
  • Si toma leche materna no come otras cosas que son más importantes
  • Si la lactancia dura mucho el niño va a ser demasiado dependiente de su madre
  • Si el niño es mayor y sigue mamando va a confundirse sexualmente
  • Si la madre no lo desteta pronto es porque quiere infantilizar a su hijo y no lo deja crecer

Y lo cierto es que todos estos motivos son absolutamente FALSOS.

Hace unas semanas estalló la polémica en Facebook porque una madre asesora de lactancia (y ex-alumna mía de EDULACTA) publicó esta imagen tan preciosa de su hijo siendo amamantando con cinco años:

Los prejuicios y la incomprensión a la que se ha tenido que enfrentar esta madre son tremendos y básicamente ocurren porque en general no sabemos nada de biología, ni de cómo funciona la lactancia materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación española de pediatría (AEPED) recomiendan que la lactancia materna se de en exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé, a partir de ese momento se recomienda continuar con la lactancia combinada con otros alimentos al menos hasta los dos años y después de ese momento hasta que la madre y el bebé lo deseen.

Hace tres años el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría publicó un documento que hablaba expresamente de lactancia materna prolongada en el que dejaba clara la postura que deberían tener todos los pediatras (y por extensión el resto de personas):

La lactancia materna es una fuente de salud presente y futura. A mayor duración mayor es su beneficio potencial. Se recomienda mantenerla hasta los 12-24 meses y posteriormente todo el tiempo que madre e hijo deseen. Es importante que las decisiones y necesidades de cada familia se vean respetados, sea cual sea la opción que elijan.

La principal dificultad a la que se enfrentan las madres de lactantes mayores es el rechazo social. Por ello, desde el Comité de Lactancia Materna de la AEP queremos apoyar a todas las mujeres que han decidido amamantar, sea cual sea la edad de sus hijos, con el fin de contribuir a normalizar la lactancia materna más allá del primer año.

En muchas ocasiones he hablado de que la mal llamada “lactancia prolongada” no sólo no tiene ningún inconveniente sino que tiene numerosos beneficios tanto para la madre como para el niño.

No existe ninguna evidencia de que sea perjudicial para el niño y sin embargo hay muchísima evidencia que demuestra lo contrario.

En cuanto al tema emocional y psicológico hay un artículo de la Dra. Isolina Riaño Galán en el que se aporta numerosa evidencia al respecto y se pude ver que lo que dice la ciencia es lo contrario de lo que piensan los mitos.

En general, los niños que son amamantados durante más tiempo tienen mejores datos en:

  • Menos morbilidad infantil por diarrea, infecciones respiratorias agudas, otitis media e infecciones del oído y otras enfermedades infecciosas
  • Menos mortalidad infantil por diarrea, infección respiratoria aguda, y por todas las causas
  • Mejor desarrollo infantil
  • Menos incidencia en enfermedades crónicas, en especial, obesidad, diabetes y cáncer
  • Menor presión arterial
  • Menor colesterol total
  • Mayor rendimiento en pruebas de inteligencia
  • Mejor lenguaje y desarrollo de la musculatura orofacial
  • Mejor inteligencia social y emocional
  • Menor ansiedad en la juventud y la vida adulta

En cuanto a sus madres:

  • Efectos en la salud materna, es especial, cáncer de mama y cáncer de ovario
  • Menos incidencia de depresión postparto
  • Mejora el apego con el niño
  • Menos riesgo de osteoporosis
  • Beneficios económicos

Sin embargo cuando una madre publica una fotografía en la que su hijo de cinco años está tomando teta, todavía recibe comentarios hirientes, amenazas, insultos y mucha mala leche por parte del personal ¿por qué?

Porque todavía vivimos en la era del biberón y es mucho más normal ver a una madre dando un biberón en público (y nos parece tierno) que ver a una madre amamantando a su hijo y mucho menos si tiene dientes y anda.

Cada madre y cada familia debe hacer lo que considere oportuno, hay madres que no quieren alargar la lactancia y me parece perfecto, hay bebés que se destetan solos de pequeñitos, hay casos de todos los tipos.

Pero si una madre y su hijo quieren mantener la lactancia lo que debe hacer la sociedad es apoyar y callar, porque esa decisión no es suya.

¿Qué opinas? ¿te parece raro ver a una madre dando el pecho a su hijo de cinco años? ¿lo criticarías si lo vieras? Te leo en los comentarios.

2018-04-11T09:58:29+00:00 13 Comments

13 Comments

  1. Marilu Alvarez abril 11, 2018 at 1:24 pm - Reply

    Yo apoyaría claro está… Es un momento donde el bebé se está llenando de oxitocina… De amor y a quien le puede dañar sentir amor desde los primeros años de su vida??
    Todas las personas estoy segura que necesitamos una infancia amorosa…
    Felicidades a esta mamá y su hijo y a todas las personas que deciden hacerlo…
    Soy Marilu… Psicóloga Prenatal… Yo amamante a mi hija 3 años y por imposición del pediatra la destete… Si regresara el tiempo atrás no lo hubiese hecho sino hasta que mi pequeña decidiera dejarla por si sola…

    • Pilar Martínez abril 11, 2018 at 1:37 pm - Reply

      Me encanta tu frase ¿cómo puede dañar sentir amor desde los primeros años de tu vida? es exactamente eso.

  2. shirley camis abril 11, 2018 at 5:46 pm - Reply

    La apoyaría llevo 2 y 4 meses y todo el tiempo me dicen lo mismo q cuando se la quitaré

    • Pilar Martínez abril 12, 2018 at 9:14 am - Reply

      Genial, así debe ser, apoyar lo que la madre decida hacer

  3. Norka abril 11, 2018 at 7:03 pm - Reply

    Soy madre primeriza, mi hija tiene 2 años 1 mes de edad, nunca aceptó un biberón, no tomó leche de fórmula y hasta el día de hoy tenemos lactancia a libre demanda, obviamente acompañada de sus alimentos. Es una niña pequeña y delgada por genética pero muy sana, habla demasiado bien para su edad, arma rompecabezas recomendados para niños de 3 años, en fin. Pero hace meses que venimos enfrentando críticas veladas o directas sobre nuestra lactancia. Es molesto, no entiendo por qué se meten, si es un asunto solo nuestro.

    • Pilar Martínez abril 12, 2018 at 9:13 am - Reply

      Exactamente…es un asunto vuestro y de nadie más, sin embargo la gente opina constantemente.

  4. Sanasport Clinica abril 12, 2018 at 12:42 am - Reply

    estupendo este post!!!

    • Pilar Martínez abril 12, 2018 at 9:13 am - Reply

      Gracias!

  5. Nekane abril 12, 2018 at 11:56 am - Reply

    Como que superamos los cuatro años de lactancia sin un futuro proximo al destete … Aunque hay mucha presion por parte del papi porque dice que es adicta a la teta

  6. madre inquieta mayo 18, 2018 at 1:27 pm - Reply

    Saludos! muy interesante artículo: como siempre, la decisión es de la madre (o los padres). No somos nadie para decirle a nadie qué debe hacer con su hijo. Pues estoy de acuerdo: es una circunstancia amorosa: ¿por qué deberíamos perseguirla? Te leo con atención, enhorabuena por la página.

  7. Andrea agosto 2, 2018 at 9:07 am - Reply

    Amamanté hasta 3 años 8 meses y puedo observar los maravillosos efectos de aquello. Comprendo que solo pude persistir en esto por mi formación y mi cercanía a la evidencia científica. Por desgracia en el mundo occidental industrializado ha desaparecido el destete fisiológico y éste es solo modulado por la funcionalidad social o laboral de la madre o nodriza, por lo que hemos perdido la referencia de cuándo ocurría el destete “natural”.
    Hay que persistir en la estimulación de la lactancia en forma más sistemática y explícita. Hay mucho profesional atornillando al revés y es una lucha difícil.
    Saludos!

  8. Vaneleyita agosto 2, 2018 at 11:44 am - Reply

    Hola, claro que molesta cuando te preguntan hasta cuándo vas a seguir con la lactancia, “que ya es mayorcito” ni que tuviese 18 años por favor!!! Llevamos 22 felices meses y sólo sé que mi niño está perfectamente, está sano, fuerte, en casi 2 años no hemos pisado ni una sola vez urgencias por enfermedades y sólo ha pillado 2 mini resfriados, mientras veo a otros niños cercanos a nosotros casi todo el tiempo enfermos. Que nos dejen en paz que es decisión de la mami y el niño-a. Enhorabuena a esas mamis que aunque bajo la presión social habéis seguido con la lactancia prolongada.

  9. Gloria septiembre 16, 2018 at 8:16 am - Reply

    Muy buenas. He aprendido a hacer oídos sordos cuando alguien juzga y sentencia que le dé aún teta a mi hija de casi cuatro años.
    Una asesora una vez hace unos años atrás me dijo que NO VALE LA PENA PERDER EL TIEMPO DISCUTIENDO CON QUIEN YA HA JUZGADO Y SENTENCIADO. Así es.
    Cierto es que para mí comodidad por la ropa y el clima, fui reduciendo las tomas a medida que crecía (a partir de los 18 meses)y el lugar de ellas, hasta que de normal solo son en la intimidad del hogar. Pero como dije porque llegó un momento que no quería pasar otro invierno con la teta paseando por la calle. Lo hice de forma gradual y ahora ya solo me demanda en casa o casa de algún familiar muy cercano. Las dos somos felices con ello.
    Es increíble cómo hasta mi madre lleva más de dos años diciendome A ESTA NIÑA YA LE VA SOBRANDO LA TETA. En vez de sentirse orgullosa de mi por mi decisión y dedicación.
    Recientemente han nacido dos bebés en mi familia, mi marido que siempre me ha apoyado y ha estado a mi lado asesorandose también, se da cuenta el gran trabajo que realizamos las mamás que queremos llevar una buena lactancia hacia delante. Es más, me sorprende ver cómo sabe dar consejos y reconocer problemas de agarre; y como se le parte el corazón como a mí al ver un bebé llorar por hambre o porque necesita consuelo de su mamá y sus progenitores lo ignoran o consuelan de otra manera para que no se acostumbre porque ES QUE ESTA TOOOODO EL DIA EN LA TETA ; y si es cierto que es la experiencia más bonita que compartimos en esta familia y que te dicen la importancia de la lactancia, lo cierto es que nadie te avisa de que durante unos meses te vas a sentir como un objeto o una vaca lechera convirtiéndolo en algo muy duro psicológicamente. Pero no darle a demanda a un recién nacido o en su primer mes, sumado a no pedir ayuda a profesionales de la lactancia (A MI EL PEDIATRA ME HA DICHO…) y no querer formarse en temas de lactancia materna solo ha conseguido terminar por un lado en una mastitis y por otro lado en grietas en el pezón (en este caso si están intentando que se les ayude). Así que ante cualquier problema durante la lactancia, hoy en día hay asociaciones y profesionales de la lactancia PIDAN AYUDA A LOS PROFESIONALES ADECUADOS.

Leave A Comment