Consejos para comer mejor y ahorrar con Batch cooking

Hace un mes, tuve la suerte de asistir a un taller ofrecido por Cristina Ferrer y organizado por Caldo Aneto y Madresfera, en el que me explicaron con todo detalle cómo organizar las comidas semanales de la familia en un par de horas (y por supuesto utilizando los caldos Aneto que están buenísimos y te sacan de un apuro).

Siempre he pensado que hacer eso de cocinar toda la comida de la semana en una tarde era muy complicado y no estaba segura de poder lograrlo, pero con los consejos de Cristina me estoy animando a hacerlo y tengo que decir que estoy muy contenta.

Nos dio unos consejos generales que sirven para todo el mundo pero especialmente si vas a hacer batch cooking:

Planifica primero el menú y luego la compra

¿Nos os pasa que a veces queréis cocinar algo y os falta un ingrediente? En el batch cooking es fundamental que esto no ocurra, así que primero nos sentaremos con un calendario y planificaremos los menús semanales en función de nuestros planes.

Habrá semanas que comeremos en casa todos los días, otras sólo tendremos que preparar cenas, etc. lo importante es planificar bien para no tirar comida.

Una vez hecha la compra cuanto antes nos pongamos a cocinar mucho mejor, así que si vas a la compra el viernes es perfecto que dediques la mañana del sábado a preparar toda la comida.

Usa todos los electrodomésticos que tengas/puedas

Piensa que para optimizar tiempo puedes estar cocinando lentejas en la Thermomix, mientras haces estofado en la cazuela y pescado con verduras en el horno.

Si ti casa lo permite (sin que salte la luz) cuanto más optimices aquí, menos tiempo tardarás en cocinar.

Usa productos de temporada

Los productos de temporada siempre van a ser más sabrosos y más baratos que el resto.

En primavera puedes cocinar con alcachofas, calabazas, pimientos, calabacines, espáragos, berenjenas, etc. y tus platos saldrán deliciosos.

Puedes consultar los productos de temporada aquí.

Intenta que el menú sea variado

A todas nos pasa que al final terminamos cocinando y comiendo lo mismo cada semana ¿verdad? pero con este sistema, al planificar las comidas y la compra con antelación puedes permitirte el lujo de variar.

Esto hace que la comida no sea aburrida y que no se quede en la nevera sin utilizar.

Usa tuppers de cristal

Los envases de cristal permiten conservar mejor los alimentos tanto si lo vas a tener en la nevera, como si lo quieres congelar.

A veces hacemos mucha cantidad de algo y sabemos que no lo vamos a consumir en los próximos días, en ese caso lo mejor es congelarlo y tenerlo allí para un día en el que no tengamos nada preparado.

La comida aguanta bien para tres o cuatro días, pero por ejemplo, si tienes platos de pescado es conveniente consumirlos los primeros para que no haya riesgo de intoxicación.

Invertir en unos buenos tuppers vale la pena si toda tu comida depende de ello ¿verdad?

Purés, guarniciones y salsas son bien

Un puré es un primer plato estupendo y se preparar en un momento.

Mi favorito es el puré de calabaza pero con las verduras que tienes en la nevera, puedes preparar un puré y seguro que está buenísimo.

La guarnición, tanto si es de verduras como de arroz blanco o pasta, ayuda a completar un plato sencillo: un filete, un pescado, etc.

Con una misma salsa puedes preparar platos diferentes si la usas con la pasta, con arroz o para hacer carne en salsa.

Yo por ejemplo suelo hacer bastante cantidad de salsa boloñesa porque me sirve para estas combinaciones (o para comerla directamente que a mis hijas les encanta jaja).

Ejemplo de menú

En el taller de batch cooking nos dieron varios ejemplos fantásticos de platos que podíamos preparar para nuestro batch cooking: puré de calabaza, garbanzos con chorizo, sopa de ravioli, etc.

Yo lo he adaptado un poco a mi casa y a mis necesidades porque mis hijas comen en el colegio, entonces yo tengo que pensar en cenas más que en comidas.

Si quieres muchos más menús, ideas de recetas y trucos para el batch cooking puedes entrar en esta página que es genial.

Os pongo un ejemplo de lo que preparé la semana pasada:

  • Puré de verduras
  • Pisto de verduras
  • Arroz blanco
  • Salmón al vapor con hierbas
  • Pollo al chilindrón

Luego compré alitas de pollo para una cena (mi hija pequeña las devora) y las cociné al horno sin nada de aceite, pechuga de pollo para hacer a la plancha (para usar de segundo plato), huevos, etc.

Tengo que decir que todavía soy muy novata en esto del batch cooking, pero me está gustando lo de no tener que pensar qué hacer de cena ni ponerme a prepararlo.

¿Qué te parece mi menú? ¿practicas el batch cooking?

2019-05-27T08:44:12+00:00 2 Comments

2 Comments

  1. Shelena mayo 27, 2019 at 3:34 pm - Reply

    Pues me parece genial. Yo me lo estaba planteando para el curso que viene que mi peque ya comerá con nosotros en casa y quiero hacer cositas más sanas y planeadas. Quiero que coma bien jeje no sabia que ese método tenía nombre 🙂
    Nosotros iremos a comprar el sabado los alimentos necesarios para toda la semana siguiente y el domingo por la noche prepararemos las comidas de olla. El resto sobre la marcha por que como bien dices hay cosas que no aguantan mucho tiempo echas, como el pescado y tal. Muchas gracias por la aportación!

  2. Violeta Jaén junio 10, 2019 at 12:44 pm - Reply

    Me encanta la idea. Para mí es un «problema» la comida… siempre falta algún ingrediente, o se me olvida planificar y acabamos comiendo pasta. Me pongo a ello. Gracias por compartir tanto!

Leave A Comment